VA DE GATOS


Para que luego digan que la ópera es muy seria y no arranca risas. Rossini, lo consiguió con este dueto de los gatos.¡Ojo al rubio!No se le escapa ni una leve sonrisa. ¡Profesionalidad ante todo! Se lo dedico a Camino.


G. Rossini tenía un gran sentido del humor y no le hacía ninguna gracia que los cantantes modificaran las partituras de sus óperas en beneficio de su propio lucimiento, osadía en la que, a principios del siglo XIX, las sopranos eran auténticas virtuosas. Se desconoce con certeza si algo de lo segundo tuvo que ver en la composición de esta pequeña pieza para piano y dos voces femeninas, generalmente soprano y mezzosoprano, pero lo cierto es que llamó poderosamente la atención que el gran Rossini hiciera cantar a dos gatos. La compuso el maestro en honor de un par de gatos que todas las mañanas venían a visitarlo a su ventana en su casa de Padua.

¡Alabado sea Jesucristo!

11 comentarios:

  1. Que maravilla es el buen humor!!! Refrescante, gracias Angelo. Es cierto la seriedad del "catire" es de tomar palco. Me has alegrado la noche.

    ResponderEliminar
  2. Estoy llorando de tanto reirme,que maravilla de voces "gatunas".
    ¡¡¡GRACIAS!!!por este buen ratito y otros muchos ;)

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  3. Miaaaaauuuuu, ¡Me encantó!
    Firmado... Un gato -de Madrid- ;-D

    ResponderEliminar
  4. Este vídeo me encanta, cuando lo vi por primera vez no podía parar de reír.
    Gracias por volver a sacarme una sonrisa.
    Dice Simba -mi gato- que "miau, au au, mi mi miau... miau", alto y claro, ¿verdad? Pues eso, que gracias.
    Un abrazo fuerte.
    Reza por la Piccolina.

    ResponderEliminar
  5. Ah! Se me olvidaba, "tengo a Tote en el colegio" jajaja. Charlie, menos mal que te/os quiero con todo el corazón porque si no... A cada instante me acuerdo de vosotros cuando veo a ese niño del cole que encima, es el portero jugando al fútbol. Oye, clavao clavao jajaja.

    ResponderEliminar
  6. Buenos días Ángelo. Cuando nuestras obras son buenas están en comunión con la naturaleza y las integramos en la misma ofrenda, desconocía la historia, gracias a tus variadas entradas vamos aprendiendo mil cosillas.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Lo conocía. Es maravilloso. Lo puse en el blog en alguna ocasión.

    Un beso y feliz día.

    ResponderEliminar
  8. Jajajajajajajja!!
    Me gusto mucho!!

    ResponderEliminar
  9. Angelo, me ha gustado mucho amigo. Nunca hay que perder el sentido del humor. Gracias por acernos sonreir. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. ¡¡¡Qué detallazo, querido Angelo!!! Muchísimas gracias. Anoche me reí un montón –desconocía esta pieza- y cada vez que la he oído después, igual.

    Como a ti, el rubito me ha dejado asombrada, un “profesional” de arriba abajo: impasible, oye, qué gravedad… ¡Ni que estuviera cantando una teoría filosófica en alemán! Yo también tengo “una morena y una rubia”, pero no se dedican al Arte: mi Cali no sabe cantar como los angelitos del vídeo, pero controla la impresora que es un gusto, ya veis en la foto del perfil: hoja que no sale no hay peligro… ¡¡¡ella la sacará a poco que se retrase: una de dos, o sale la fotocopia o su patita se imprime!!! Animar a la lavadora también se le da muy bien: la primera fase fue pasar ratos interminables mirando girar el bombo. De vez en cuando se volvía y me buscaba con una mirada inquieta, interpreto que buscando en mí respuesta a tamaño misterio (creo que yo para ella soy el Oráculo de Delfos o algo así, por algo lleva conmigo desde que tenía sólo quince días…).

    Como veis, si babeo así con mis gatas, ¿qué no voy a sentir con mis sobrinos y mis sobrinos-nietos?

    Fiat Mihi, a ver si un día de estos tu Simba conoce a “mis chicas”…

    De Chiss no suelo hablaros, pero es que muy suya. Es mi gata “en acogida” y ya adoptada oficialmente, cosas entre sobrina-mamá, tía soltera y esta gatita con carácter. Si la llamas, se vuelve y contesta “¿Eeeeemm?” e incluso con tono interrogante, pero si está enfadada (es muy faraona ella y se ofende con facilidad) y me acerco a decirle algo por la izquierda, gira muy digna su cabeza a la derecha, y si rodeo por la derecha, se vuelve totalmente hacia la izquierda. ¡Ay, Mi Chiss, me parece que no vas a poder entrar directamente en el Cielo de las mascotas, tendrás que purificar esa soberbia!!!

    Bueno, querido hermano Angelo, ya has logrado que me ría mucho y que me enternezca todavía más con las muestras de cariño que nos das; Dios te bendiga y proteja como al hijo predilecto que eres para Él.

    Y, dicho sea de paso, ¡la verdad es que mis gatas se portan muuuucho mejor que mis alumnos!

    Besicos y me voy a poner otra vez el vídeo para ver cómo logra Chiss mantener la pose de “emperaora” a la vez que se mosquea un montón con esos gatos que no logra localizar desde su trono en un brazo del sofá.

    ResponderEliminar
  11. Camino: no suelo leer los comentarios, pero hoy... sí. Acabo de ver tu comentario para mi, así que te respondo: pues seguro que Simba estaría encantado no, encantadísimo, aunque aviso, es un poco arisco con las desconocidas, aunque si le gustan... Un abrazo

    ResponderEliminar