EL ORIGEN


Una muy querida amiga, lectora fiel a los post que cada día se publican en este blog , me envía un e-mail con una petición. Es la primera vez que alguien lo hace, así que no me queda más remedio que satisfacer su demanda. Me escribe: “ Quería hacer una petición, ya se que has comentado alguna vez que otros amigos tuyos se encargan de escribir post teologicos, pero me gustaría pedirte que me dedicaras uno. Se acerca la noche del 24 y mi petición es que nos cuentes porque los cristianos católicos la celebramos el 24 y otros cristianos el día 6 de enero u otras fechas. Si te apetece y puedes ya sabes.Un abrazo".

Pues pasándome el día buscando información sobre ello, aquí  ofrezco a ella y a todos, lo obtenido. Tengo que confesar una vez más, que el beneficiado he sido yo, porque tenía un conocimiento muy vago sobre el tema. Una lección más aprendida.

Como otras tantas fiestas litúrgicas cristianas, éstas tienen su antecedente en fiestas paganas, generalmente romanas y éstas, a su vez, de orígenes griegos.

Se tiene conocimiento histórico de que los romanos celebraban con grandes festejos a sus diferentes deidades en los días del 17 al 23 de Diciembre, abandonando los negocios y ejercitando (entre otros) el arte de la cocina. El 25 de dicho mes celebraban la fiesta pagana del Sol.

El 19 de diciembre era el día más importante, ya que se celebraba una gran fiesta en honor a Saturno, dios de la agricultura. Con una duración de siete días, de banquetes y bebidas, los romanos le pedían bienestar a su dios. Eran las llamadas Saturnalias.

Nadie está absolutamente seguro del porqué el día de Navidad se celebra el 25 de diciembre. Probablemente sea porque el solsticio del invierno y el festival romano pagano llamados Saturnalia ocurrían en diciembre. El solsticio del invierno es el día donde se produce el tiempo más corto entre el amanecer y el anochecer, y ocurre entre el 22 y el 25 de diciembre. Para los paganos esto significaba que el invierno llegaba a su fin y pronto llegaría la primavera, por lo que adoraban al Sol por vencer la oscuridad del invierno haciendo fiestas para celebrarlo.


A estas fiestas paganas, los primeros cristianos le fueron dando un cariz acorde a sus creencias. La tradición situaba el Nacimiento de Jesús por el solsticio de invierno; y ya desde el siglo II se celebraba en los primeros días de enero la Teofanía, fiesta de la manifestación del Salvador, en la que se agrupaban su nacimiento, su bautismo y su adoración por los Magos. Pero como unos días antes -el 25 de diciembre- los paganos celebraban el "Natalis Invicti" (=Nacimiento del Invicto, que era el Sol), la Iglesia desglosó la Teofanía (actual fiesta de la Epifanía), la conmemoración del Nacimiento se comenzó a celebrar el 25 de diciembre, a fin de que el "Nacimiento del Invicto" pagano cobrara su sentido pleno al significar el Nacimiento del Único Invicto, Jesús, a quien La Biblia se refiere como "Sol de Justicia".

Por otro lado, en las mismas fechas, se celebraba en el norte de Europa una fiesta de invierno similar, conocida como Yule, en la que se quemaban grandes troncos adornados con ramas y cintas en honor a los dioses para conseguir que el sol brillara con más fuerza.


Es por tanto más que probable que las primeras comunidades cristianas, que vivían inmersas en una tradición cultural de celebraciones festivas alrededor del solsticio de invierno, “cristianizase” dichas tradiciones comenzando a celebrar el Nacimiento de Cristo, máxime cuando los evangelios no mencionan fechas. De hecho, el día de Navidad no fue oficialmente reconocido hasta el año 345 en que, por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianzeno, se proclamó el 25 de diciembre como fecha de la Natividad. Entre los años 354 y 360, el papa Liberio (352-366) fijó como fecha inmutable la de la noche del 24 al 25 de diciembre, día, precisamente, en que los romanos celebraban el nacimiento del Sol Invencible.

Por ello, La Navidad fue celebrada como tal en el siglo IV, durante la época del emperador romano Constantino (él fue el primer emperador romano cristiano). Al emperador Constantino se debe también la creación del “domingo” o “día del Señor” uniendo el “día del sol pagano” (el primer día de la semana) y el sabbath (el día santo de los hebreos y de los primeros cristianos). Por tanto, desde fines del siglo IV, en el mundo cristiano se celebraba la Navidad el 25 de diciembre, a excepción de algunas comunidades, como la iglesia Armenia, que pensaban que la Navidad debía celebrarse el 10 de enero, ya que utilizaba un calendario diferente al de los romanos.


En el calendario de la Iglesia Ortodoxa (todavía usado en algunas iglesias en la Rusia del este de Europa) la Navidad aún se celebra el 6 de enero con la fiesta de la Teofanía o manifestación de Jesús como Dios.

No olvidemos que, por un error del monje Dionisio el Exiguo en el año 540 al calcular las fechas, Jesús nació entre cuatro y seis años antes de lo que hoy llamamos el inicio de la Era Cristiana.

San Agustín fue quien introdujo la navidad en el Reino Unido junto con el cristianismo en el siglo IV. Él procedía de los países que utilizaban el calendario romano, así que celebraban la navidad el 25 de diciembre. Poco a poco la gente de Gran Bretaña y de Europa occidental irradiaron esta tradición por todo el mundo.

Con el fin de cristianizar la fiesta de bienvenida al Sol, la Iglesia trasladó a mediados del s. IV al 25 de Diciembre la celebración del "dies natalis" de Cristo.

Como para expresar visiblemente el significado de la "iluminación" obtenida por el nacimiento de Cristo, se introdujo el hábito de encender fuegos durante la noche de Navidad, tradición que ha inspirado el alumbrado extraordinario de los lugares públicos durante estas fechas. Fuente: El lector impertinente


¡Alabado sea Jesucristo!

13 comentarios:

  1. Eres un as, Ángelo, que buena explicación.
    Me he beneficiado también yo.
    SL2!!

    ResponderEliminar
  2. Linda entrada, interesante. Muy preciosas las imágenes.Bendiciones.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena información Angelo. Gracias, refrescas mis conocimientos en Historia de la Iglesia antigua.
    Que el Mesías sea tu Paz.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Angelo,a mi me ha venido de cine,pues no conocía tantos datos.
    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  5. qUE INTERESANTE aNGELO...DE TODO LO QUE EXPLICAS ME NACE UN DESEO Y ES QUE ME TOME LO QUE TENGA QUE ARDER DE MI VIDA Y PUEDA ASI VIVIFICAR Y ALUMBRAR A TODOS LOS QUE TENGA A MI ALREDEDOR....YA SOMOS PARTE DE ESE SOL DE JUSTICIA Y POTENTE....AY, ME DEJARÉ VACIAR PARA QUE SE HAGA CON TODO MI SER Y ASI PODER DAR CALOR Y LUZ .....

    ResponderEliminar
  6. Buenos días Ángelo. Me ha quedado muy claro porqué a Dioni le llamaban el exiguo.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Que gran regalo muchassss gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. QUE BUEN SITIO ESPERO ENTRAR MAS TODAVIA SALUDOS DE MI PARROQUIA

    QUE DIOS VIVA EN TU CORAZON Y QUE ESTA NAVIDAD ESTE LLENO DE ESPERANZA


    FELIZ NAVIDAD

    ResponderEliminar
  9. Buenísima información, cada día aprendo más. Mis mejores deseos para ésta Navidad en compañía de tu familia. Martha.

    ResponderEliminar
  10. Pues nos ha venido muy bien a todos, estamos acostumbrados a aceptar todo sin preguntarnos los porqués, pero también es muy bueno conocer los antecedentes de nuestra historia cristiana.
    me ha encantado saber más.
    Un beso Ángel

    ResponderEliminar
  11. Casualmente yo hace unos días estuve leyendo información sobre este tema, pero leí más sobre cálculos que se han hecho de cuándo pudo haber nacido el Niño; unos dicen que nació para Julio, otros dicen que puede que si coincida para Diciembre... Pero por lo que dices eso es lo de menos porque la celebración en sí tiene su origen en las fiestas paganas.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Estupendo aprender estas cosas.. gracias Angelo, yo no lo sabía..de verdad que es muy enriquecedor, un abrazo.

    ResponderEliminar