PARA VIVIR EN ADVIENTO

3 comentarios:

  1. Bien orgullosa de EL,con todo el amor y devoción.

    ResponderEliminar
  2. A veces, no es cosa de verguenza el proclamar a nuestro Señor,lo digo porque muchas veces nos topamos con una comunidad cristiana que tiene sus tradiciones y costumbres que traban lo que es esencial, me refiero a las enseñanzas de Jesùs,ya que no hacemos ningùn esfuerzo por entrar en el espìritu,somos creyentes pasivos y cuando hay cristianos mas abiertos les nace un odio y se aferran a sus ritos e ideas, y es mas se aferran a sus posiciones tradicionales,por buenas que estas sean,son cosas de hombres.
    Saludos.
    El Guardiàn.

    ResponderEliminar