PARA VIVIR EN ADVIENTO

11 comentarios:

  1. Buen consejo para el Adviento, si no haces las paces haces daño y te lo haces a tí mismo.
    Un beso, Ángelo

    ResponderEliminar
  2. Tan facil...y tan complicado a la vez.

    ResponderEliminar
  3. Si Adviento es conversión, la conversión pasa por esta palabra que hoy nos brindas...
    Hacer las paces con alguien de quien me sienta lejos y creo que también, en algunas cosas, conmigo misma.
    Gracias Angel: esta casa es para mi siempre fuente de paz y de compromiso.
    Un beso.
    Balbi.

    ResponderEliminar
  4. Querido Angelo:

    No debería dejar este comentario aquí, pero hoy entro en tu blog escuchando la música que has puesto, bien sabes que no suelo hacerlo, siempre bajo el volumen o quito el sonido porque me distrae de leer profundamente. Pero hoy, hoy no. Y esta música invade mi intranquilidad, y me dejo llevar por ella. Así que dejo mi pobre comentario aquí.

    "Haz las paces busca un momento de encuentro con esa persona de la que te sientes lejos". ¡Caramba! Para vivir el Adviento tengo que comenzar por eso...

    > Aunque Él sé que está cerca... yo le "siento" lejos: buscaré un momento para encontrarme con Él, con calma y sencillez, desnudando el alma. Me reconciliaré con Dios (ya lo dice san Pablo: "Reconciliaos con Dios").

    > Aunque soy yo misma... me encuentro que no soy yo, no me reconozco, no veo a la Piccolina que era: buscaré un momento para encontrarme conmigo. Me reconciliaré con mi historia de salvación.

    > Aunque no puedo escribir aquí mas cosas...: buscaré a esa persona o personas de las que me siento lejos. Me reconciliaré.

    Hoy, no tengo suficientes "gracias" para agradecer tu sencillo post. Hoy ha llegado la salvación a mi casa.

    Un abrazo muy fuerte, espachurrado.

    Patricia (Piccolina), uno de los tres ángeles de Charlie.

    ResponderEliminar
  5. Me extraña que hoy no hagas el post largo. Espero y rezo porque estés bien. ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  6. Breve pero contundente. Un beso. Pilar

    ResponderEliminar
  7. Reto dificil. cada vez que he tenido que pedir perdón por algo sintiendolo de verdad ha sido como desgarrarme, yo no lo veo nada facil. pero luego te quedas en la gloria y sientes esas alas que te elevan y te alivian de tanto peso.
    Pones siempre el dedo en la herida, por eso me gustas tanto. Espero como Arcen que no te pase nada. Yo con esta entrada ya me he quedado hecha polvo. Ahora tendré que reconciliarme con aquellos que acabo de ver claro. Has hecho tanto por mi ahora en tan brebe entrada.
    Sin embargo espero ver una de las tuyas y ver que todo va bien.
    Un bezaso guapo.

    ResponderEliminar
  8. "El odio paraliza la vida; EL AMOR LA LIBERA.
    El odio confunde la vida;EL AMOR LA ARMONIZA.
    El odio oscurece la vida;EL AMOR LA ILUMINA."

    Martin Luther King.

    ... ¿Todo bien Angelo?...¡Que la paz del Señor este contigo!.
    El Guardiàn.

    ResponderEliminar
  9. Querido Angelo:

    Coincido con Fiat Mihi en "Aunque Él sé que está cerca... yo le "siento" lejos: buscaré un momento para encontrarme con Él, con calma y sencillez, desnudando el alma. Me reconciliaré con Dios (ya lo dice san Pablo: "Reconciliaos con Dios")."

    Por lo demás, gracias por el consejo... es más ya he empezado y es una alegría!!!!

    Que el Señor te guarde,

    Un abrazo,

    Inés María

    ResponderEliminar
  10. Yo también me extrañé anoche de ver sólo la frase (aunque es esencial).

    ¿NO ESTARÁS MAL, VERDAD, ÁNGELO?
    No he sabido de ti, pero pensaba que estarías muy ocupado para contestar.

    ¡¡¡UN GRANDÍSIMO ABRAZO DE VUESTRA HERMANICA!!!

    ResponderEliminar