VESTIDO PARA LA OCASIÓN

Se acercan las fiestas de Navidad, una buena ocasión para tener claro algunas normas y consejos sobre el vestuario. Esta vez dirigido en especial a los hombres, ya que suelen estar menos pendientes de estos detalles.
El saber vestir distingue a una persona elegante, por eso vamos a empezar viendo qué es exactamente la elegancia:

Si concretamos mucho más, veremos que una persona elegante es aquella que está dotada de gracia, nobleza y sencillez, que tiene buen gusto y distinción que vestir.

La elegancia es sobria: hay que ir elegante sin llamar la atención.

La elegancia es pulcra: hay que ir bien aseado, bien afeitado, bien peinado, dientes cepillados, uñas limpias, etc. Ropa limpia, bien planchada, zapatos relucientes.

La elegancia es práctica: hay que vestir según la ocasión: a una fiesta hay que ir arreglado y al campo hay que ir informal.

La elegancia es pudorosa: si es usted grueso no vaya con ropa señalada, si tiene varices no vaya con minifalda o pantalón corto. Evite que se le señale la ropa interior.

La elegancia tiene personalidad: tenga su propio estilo personal.

Reglas del buen vestir masculino y femenino :
  • El chándal se utiliza exclusivamente para hacer deporte.
  • Los calcetines blancos (o tonos pastel) se utilizan exclusivamente para jugar al tenis o practicar algún deporte.
  • Las camisas interiores de tirantes son para personas ya mayores.
  • No se debe llevar el móvil colgando del cinturón, ni el manojo de llaves asomando por el bolsillo.
  • Ni gafas de sol en invierno cuando parece que va a llover.
  • En lugares cubiertos, ni gorras ni gafas de sol.
  • No se debe ir exageradamente perfumado, el perfume debe notarse pero de forma discreta, al igual que el maquillaje en las mujeres.



  • Tampoco se debe basar el vestuario exclusivamente en grandes marcas, ya que denotan la ausencia de iniciativa y de personalidad.
Vestuario masculino (Algunas normas a respetar del vestuario masculino)
  • Con traje azul marino se debe llevar zapato negro (de cordones, aunque también son aceptables los mocasines) y calcetín azul marino o negro.
  • Con traje gris, el zapato debe ser marrón o burdeo y el calcetín del mismo color.
  • Traje beige o verde-caqui: zapato y calcetín burdeo.
  • El calcetín siempre debe ser más oscuro que el traje.
  • Las camisas más elegantes son las de doble puño, para llevar pasadores
El color de la camisa debe combinar con el del traje:



  • Traje azul marino: camisas lisas de color celeste o blanco; camisas blancas con rayas finas de color azul marino.
  • Traje gris: camisas lisas de color celeste, blanco, beige claro, rosa pálido; camisas blancas con rayas finas de color burdeo.
  • Traje beige: camisas lisas de color celeste o beige claro.
  • Traje verde-caqui: camisas lisas de color beige claro o rosa pálido.
  • La camisa siempre debe ser de color más claro que el traje.
  • La corbata es el elemento más personal de la vestimenta masculina y donde uno se puede permitir un cierto toque de atrevimiento, teniendo siempre en cuenta que debe combinar con el color del traje y el de la camisa.
  • Hay que ir renovando la colección de corbata y ésta debe estar siempre super limpia.
  • La corbata debe llegar hasta el cinturón, ni que cuelgue mucho ni que quede corta.
Hay tres reglas de obligatorio cumplimiento:
  1. No llamar la atención.
  2. Evitar excentricidades
  3. No ser presuntuoso

Estoy seguro de que con estos consejos, romperemos el refrán : "Aunque la mona se vista de seda mona se queda" Y nos quedaremos con aquellas palabras de Balzac :"El bruto se cubre, el rico se adorna, el fatuo se disfraza, el elegante se viste".
¡Alabado sea Jesucristo!

20 comentarios:

  1. Pondría el meme like a sir pero no sabría como. Sorprendente entrada cuanto menos. De todo el artículo, resaltaría dos palabras como resumen: "sentido común".

    Ya que somos católicos, o luchamos todos los días al menos para conseguirlo, estaría bien un artículo sobre como comportarse en la Iglesia y si me apuras en Misa. Y todo sentido común, sin ofender tampoco claro. Nada de estar con bolsas de plástico moviendolas y haciendo ruidos, no tirar papeles de envoltorios de caramelos o clinex, en la medida de lo posible no llevar taconazos a la Iglesia ( lo siento chicas, pero haceis mucho ruido jeje), pararse hablar y no dejar rezar ni meditar.... y un largo etc. Todo lo que creas que puede molestar a los demás, un respeto simpatico.


    También hay que decir que un talento es saber recibir bien a la gente nueva de tu parroquia ( a veces pasa).


    * Y siguiendo la línea del Papa, aunque esta aceptado de las dos formas, comulgar con la boca, porque ya de rodillas para muchos es pasarse (no se porque la verdad)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta! Completamente de acuerdo contigo.

    Hablando de otro tema:

    GRACIAS!!

    Ya sabes la razon. Que gusto volver oyes!! Bueno, a ver si me pongo al dia con todos porque no veas...

    Un abrazo enorme!!!

    ResponderEliminar
  3. Angelo,yo la elegancia la veo en el caracter,en el comportamiento,en la actitud,en las formas...no quiero decir que la ropa no sea importante,pero para mi es totalmente secundario.

    Parecerá un poco cursi pero la elegancia está en el corazón de las personas.Yo que colaboro en Cáritas,veo muchas veces mas elegancia en un mendigo que viene a pedir,que en un ejecutivo que viene a donar.

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Eres genial! Nos aconsejas sobre tantas cosas... El sábado voy a una Ordenación y estaba dándole vueltas a la ropa y... qué gracia... pones esta entrada. No es que no lo tuviera claro, pero es la coincidencia sobre el tema de la dignidad que se merecen los momentos y la misma dignidad humana.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja, me encanta. Hay Angelo, no sabes lo mucho que me ha recordado tu entrada de hoy a mi abuela Cayetana, era una mujer con mucho gusto para esto del buen saber estar. Siempre andaba dando consejillos de como vestir, de lo que entraba en la etiqueta, del comportamiento en los sitios. Y eso que era una mujer de clase obrera. Pero tenia una clase, una sabiduria, y un sentido exquisito del saber estar bien en cada situación. Madre mia, que me he emocionado hoy recordandola al leer tu entrada.
    Un beso guapetón.

    ResponderEliminar
  6. Buenos días Ángelo.Una entrada muy práctica. Gracias especialmente por: "también son aceptables los mocasines" ufff! Un abrazo


    Che dire della cravatta?

    ResponderEliminar
  7. Tomo nota.

    Me gusta ir bien vestido, como a todos me imagino. De modo que tendré esto muy presente para estas fiestas.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué bueno! jajaja me ha hecho gracia lo de los calcetines blancos. Tienes toda la razón.
    Te ha faltado la ropa que debe llevar el sacerdote, porque hay veces que consagran en ropa de deporte y patalón corto sin estar en la playa, y es una vergüenza.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Vuelvo para decir que estoy en total acuerdo con Pepe.

    Feliz día a todos.

    ResponderEliminar
  10. Os dejo una fàbula para la ocasiòn.
    "EL GRAJO ADORNADO CON PLUMAS DE PAVO REAL".

    Como los pavos reales andaban en època de muda,un grajo tuvo la idea de aprovechar las plumas caidas.
    -¡Me adorno con estas plumas y me convierto en pavo real!.
    Asì dijo e hizo.Se adornò con las lindas plumas de ojos azules y saliò pavoneàndose por allì,rumbo al campo de los grajos,seguro de que producirìa un efecto maravilloso.
    Pero el triunfo le saliò al revès.Los grajos advirtieron el embuste,se echaron a reìr del jactancioso y le echaron de su lado a picotazos.
    Corrido asì de allì se dirigiò al lugar donde estaban los pavos reales,pensando para sì:
    -Fuì loco.Desde que llevo plumas de pavo real,soy pavo real y sòlo podrè vivir entre pavos reales.
    Mal calculo.En la morada de los pavos reales le aconteciò lo mismo.Los pavos reales de verdad reconocieron al pavo real de mentira y le corrieron de allì sin miramientos.
    Y el pobre,picoteado y lesionado,quedo solito en el mundo,Dejò de ser grajo y no llego a ser pavo real,consiguiendo el odio de unos y el desprecio de los otros.
    ¿Porque querer ser lo que no se es?.
    Saludos.
    (Fuente las Viejas Fàbulas de Monteiro Lobato).

    El Guardiàn.

    ResponderEliminar
  11. Hola Angelo, creo que ya había visto tu blog en una anterior ocasión aunque no creo que comentara.

    Leo tu entrada de hoy y la comparto en su casi totalidad (como la mayoría de los comentarios). Sin embargo discrepo de aquello de traje gris-zapato marrón.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  12. Pepe Hace tiempo hice unos post sobre ello, aunque volveré, porque me parece muy interesante tu propuesta. Muchas gracias. Un abrazo

    Belen Comparto al cien por cien lo que dices, pero si le añadimos un poco de adorno exterior con gusto, es ya.... un abrazo guapísima.

    Camino Digamos que comparto lo que aprendo y que intento aplicarme. Un besazo

    Mento Como siempre dejando tu valiosa anécdota familiar que tanto me gusta. Te lo agradezco. Un beso fuerte

    Nip A mi también me van los mocasines. Un abrazo

    Andy Pero no te me encorsetes. La ropa juvenil de hoy está muuuuuuu bien. Un abrazo

    Capuchino Pues yo los llevé en una época que se pusieron de moda y yo como borrego a ponérmelos aunque no me gustasen. ¡Ayyyy la moda, cuanta libertad nos quita!!!Un beso

    Anónimo Apropiada y oportuna la fábula que nos ofreces. Muchas gracias. Un abrazo

    paterfamilias Muchas gracias por entrar. Bienvenido. Veo que usas de la elegancia al responder enseguida a mi visita. ¡Me ha gustado! No soy experto en protocolo, así que alguien me pasó esas normas, y aquí las he compartido. Yo suelo ir más de sport que de gala, pero reconozco que me gusta la estética en el vestir. La verdad es que tu apreciación sobre el traje gris me parece acertada, porque a mí también me choca esos zapatos marrones, pero claro los expertos son otros, pero eso no quita que les hagamos caso o no. Lo importante es sentirse bien con uno mismo ¿o no? De nuevo mi gratitud por tu visita y comentario. Un abrazo.

    HOY ÚLTIMO DÍA PARA RECIBIR LAS FELICITACIONES PARA EL PAPA, se aceptan hasta las 23.59 h.

    ResponderEliminar
  13. Sorprndida me quedo de tu sabiduría, Ángelo, hacía tiempo que no leía nada sobre normas de urbanidad, en el colegio si teníamos un libro sobre estos temas.
    Intentaré que mi cónyuge se dé una vuelta por aquí y me vaya descargando de ese trabajito de escogerle la ropa, jajaja... es más bien algo descuidadote, acostumbrado a ir siempre de uniforme, ahora no se encuentra con nada, jaja....

    De todas formas mi opinión es que no hace falta demasiada exigencia, sí tener muy en cuenta la ocasión para la que te vistes y echar mano del buen gusto que hoy tiende a desaparecer.

    Un beso agradecido por esto y por tu iniciativa de incluirme en la felicitación.

    ResponderEliminar
  14. Gracias otra vez, Ángel, por tantas cosas...

    ResponderEliminar
  15. Me quedó una pregunta en el tintero: ¿Es necesario tener todos esos trajes, camisas, zapatos, corbatas...?

    Un beso, caballero

    ResponderEliminar
  16. Militos Nada de sabiduria, leo mucho sobre ello nada más. En cuanto a los trajes, ja,ja, muy buena tu observación. Yo solo tengo uno, unas dos camisas para ellos y 8 corbatas que me van regalando de vez en cuando. Así que ....Un beso

    una madre agradecida Gracias a ti . ¿Pudiste ir a la sesión de hoy?
    Espero noticias. Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Por favor, Angelo, en una esquinita de tu felicitación Navideña al Papa dile de mi parte que la familia Acevedo Monar le desea feliz Navidad. Se me han pasado los dias pero si llego a tiempo.... (no pasa nada si llego tarde). Besos. Pilar.

    ResponderEliminar
  18. Desde la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea, te deseamos de todo corazón Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo, con la felicitación que hemos creado en nuestro blog.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  19. Bueno como voy por libre, hoy me he leido la entrada y todos los coemtarios, y realemte me he sorprendido. Aunque casi siempre nos fijamos en los detalles de la vestimenta a al hora de catalogar una persona. sin embargo conincidiendo con el Cometario de Belen, que dice lo mismo que aquel refrán que dice:" El Hábito no hace al monje" o el otro que dice: aunque el mono se vista de seda...Por cierto a alguien se le ha ocurrido pensar cual es el vestido de gala que pide Jesús para axitir al Benquete??? Elpidio

    ResponderEliminar
  20. Me gusta la sencillez, y no soporto ir de marquitas de arriba a abajo.Un poco vale.
    Saludos!

    ResponderEliminar