AVENTÚRATE


Para los que vivimos en cualquier parte.En el mundo o fuera de él, más allá de todo mundo y en cualquier tiempo.

Tienes la oportunidad de dejar este mundo y seguir al Señor. No dudes un instante. No permanezcas observando lo que queda atrás, en el camino, ni sueñes con tu fantasía, gestando fantasmas en un futuro que no es y que, seguramente, nunca será.

Deja. Aventúrate, en cambio, por las sendas de la Eternidad, que ya están a tu disposición. No sólo no están lejos sino que en este mismo instante se abren para ti.

Tal vez pensabas que alcanzarías una vida mejor mudando de lugar o escapándote a tiempo. Nada de eso. Aquí hallarás una pequeña senda para horadar el instante y el lugar en que te encuentras y pasar del otro lado. Más allá.

No te turbe tu pasado. No te angustie el mañana. Simplemente estás aquí y ahora con el Señor. Es Él quien te llama. No quieras saber otra cosa. No te pierdas en vericuetos ni te distraigas en tu propio laberinto. No te justifiques buscando razones para escapar de la senda del Señor. Que no te deslumbren los espejismos de un mundo que perece. (Reglas para eremitas... y cualquier cristiano)

¡Alabado sea Jesucristo!

16 comentarios:

  1. Me ha llegado directo. Sin palabras.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. El presente es lo que cuenta, el futuro esta en Dios.
    Ángel te quiero compartir la petición de un amigo mío, es un joven padre que esta sufriendo mucho, para que lo pongas en tus oraciones.
    Te dejo lo que él escribió: "Hoy es un día muy triste para mi porque mi niña se puso grave y tuvo derrame cerebral y el dignóstico definitivo es muerte cerebral en estado de coma y no lo puedo aceptar porque nunca tuvo sintomas de eso y lo que esperamos es un milagro de Dios y a todos mis amigos les pido que me ayuden a orar por ella...muchas gracias."
    Él se llama José Guadalupe y su niña Nohemí.
    Gracias!!
    DTB!!

    ResponderEliminar
  3. Me entristece lo de María del Rayo, que cuente con mis oraciones para Nohemí.

    Otra gran entrada. Siempre podríamos hacer más y mejor para Gloria de Dios si tuviéramos presente el ahora... pero hay tantas trampas y nos creemos muchas veces eternos...

    ResponderEliminar
  4. María del Rayo, rezamos por Nohemí y sus papás, no lo dudes. Yo me alegro de haber entrado esta mañana tan pronto para tenerlos presentes a lo largo de todo el día; esta noche, durante la retransmisión de Iván de Medjugorje, los tendré ahí en mi corazón, para que la Virgen los bendiga de un modo especial, y a todos los buenos amigos.

    Y respecto a la entrada de hoy... pues que sí, claro. ¿No os ha ocurrido que, tras un buen rato de oración personal o la Eucaristía, estáis más centrados en el presente y menos agitados por los fantasmas interiores? El Amor reconstruye, y el Silencio también: nos reparan, son sanadores de por sí, nos devuelven a nuestro ser, nos centran, frente a un mundo que quiere "descentrarnos", dispersarnos, alejarnos de Nuestro Centro, Dios, y así quitarnos nuestra identidad y nuestra fuerza, que es Él. Dios no nos da más de lo que podemos llevar, y si nos da mucho, nos va a dar mucho más de Él para llevarlo; suele ocurrir que sucumbimos a la tentación de que, en esos momentos, en vez de acercarnos, nos alejamos de Él por nuestro dolor, nuestra impotencia, nuestras expectativas, ay las expectativas..., qué traicioneras son...

    Me voy a preparar para ir al trabajo. Besicos para todos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Angelo,cuanto bien me haces.

    Maria del Rayo,cuenta con mi humilde oración por Nohemí.

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  6. Ojala las pudiera recibir sin que mi cabeza quisiera analizar cada frase.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Me gustó Angelo, como también la pregunta de Camino: ¿No os ha ocurrido que, tras un buen rato de oración personal o la Eucaristía, estáis más centrados en el presente y menos agitados por los fantasmas interiores?
    Mientras leía, releía pensaba en la pequeña Nohemi... el Señor obra siempre y ya recibió mis intensiones.
    Un abrazo cumpa

    ResponderEliminar
  8. María, estoy contigo en las intenciones tuyas, por esa familia. Las hago mias. ABRZOS.

    ResponderEliminar
  9. Angelo, estas palabras me llegan al corazón. GRACIAS por ser instrumento de Dios para muchos.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hoy, pensaré mientras vivo en Noemi...en su familia..para que no pierdan el AHORA y la PRESENCIA que como está en Presente es todo un Regalo......
    Es una aventura este Camino eh?..una aventura apasionante donde el sufrimiento se convierte en Esperanza. No temas, ten solamente FË esto me dice hoy mi Señor.

    ResponderEliminar
  11. Estimado ermano , gracias es verdad es Dios quien llama y es ÉL quienos elige para darle una respuesta a esa aventura , que es ser seguidores de Cristo jesús, Dios sea con usted.

    ResponderEliminar
  12. Convendría vivir aferrados al momento presente y vivirlo “en el otro lado” como dice aquí, en ese otro nivel, en presencia de Dios, cada instante del día (ese único instante que tenemos) con lo que sea que estemos haciendo.

    Cuantas cosas nos pueden deslumbrar y cuantas veces nos vamos por vericuetos que nos apartan de lo verdadero, de esa senda de eternidad, la única que nos da la felicidad.

    Camino, también rezaré por Nohemí.

    ResponderEliminar
  13. Angelo no sé en qué tiempo se habrá escrito este texto pero parece perfecto para el ahora que estamos viviendo, me gustó mucho, a ver si lo medito bien.
    Mis oraciones por Nohemí y su padre.

    ResponderEliminar
  14. He de reconocer que la música habla tanto como el texto, y no dice poco.

    (Ángelo, un fuerte abrazo desde el ordenador gorroneado de mi hermana)

    ResponderEliminar
  15. Me uno a vuestra oración por la pequeña Nohemí y su familia.

    ResponderEliminar
  16. El pasado no existe, el futuro tampoco. Sin caer en la hipertrofia del presente, que también es un error, hay que vivir el hoy, aquí y ahora.

    Ya he rezado por Nohemí.

    ResponderEliminar