DEMASIADO FUERTE PARA MIS OÍDOS


Salía esta mañana del trabajo y en el camino de salida, oigo a una compañera, soltar un taco más grande que ella. Y eso que eran las 7 de la mañana, no quiero ni imaginar la magnitud de los que saldrían de su boca al atardecer, porque pasaron pocos segundos, para vomitar otros dos, con la fuerza de un trueno , al encontrarse con otra  amiga . ¡Eso que era un saludo! ¿Qué soltará cuando esté enojada? Tiemblo al pensarlo…

Lo siento, pero me chirrían los oídos fuertemente,cada vez que una mujer, suelta un taco sin ningún pudor ante los demás . Me desmonta, escuchar a una mujer, con un vocabulario que destroza toda la belleza y el encanto, que rodea al género femenino. Seamos sinceros ¿a quién le gusta?... Es cierto que se puede decir lo mismo de los hombres, pero digamos que la belleza y el encanto de ellos, queda … bastante lejos del de ellas. 

Disfruto con los buenos modales, no puedo evitarlo. Me cautiva oír un lenguaje limpio, pienso que el mensaje, adquiere más fuerza cuando viene adornado con bellas palabras, que en el caso de nuestro idioma  se encuentran variadas, abundantes y bellísimas.

No quiero herir sensibilidades…Hablo de mujeres, diciendo palabrotas propias de Vikingos con almorranas o de marineros en tormenta .No de  esas que de vez en cuando soltadas en privado,digamos que  relajan tensiones.

No soy un hombre que suelta groserías. Aunque de vez en cuando …  como he dicho antes, hay que ver lo que desahoga alguna, precisamente por eso, porque no  se abusa de ellas. Algunas mujeres, se empecinan en implantar un feminismo masculinizado para enarbolar la bandera de la igualdad, creo que se equivocan. 



Algunas parecen esforzarse en parecerse más al hombre, que en defender su propia identidad . Otras,parecen estar enfadadas consigo mismas y quienes les rodean,  rozando la misantropía. No es lo mismo que se maquille una mujer que un hombre, no es lo mismo ver a una de ellas con falda ,que a un peludo varón, no es lo mismo unos elegantes tacones en ellas ,que en ellos…. 

Tanto el hombre como la mujer, desempañamos distintos roles, y a mí, personalmente no me gustan las medias tintas. Me gusta la masculinidad bien entendida en él, y la feminidad en ella, y dejémonos de lo que el marketing publicitario, nos quiere hacer tragar, con tal de vendernos cualquier cosa.

Me encanta la cultura  china y japonesa. El cuidado en todos los gestos, las reverencias, la delicadeza en el hablar, en el moverse, en el vestir , en el actuar. Basta ver la ceremonia del te japonés, para quedarse embelesado con ella. Creo que por eso disfruto con su cine, porque sabe plasmar muy bien el encanto  que nuestro cuerpo también transmite.


Hace poco leí “Requiem en Nagasaki”  os lo recomiendo, como testimonio de una conversión a la fe. Pues bien, en él, disfruté con la descripción de Midori, la mujer del protagonista; el autor va describiendo minuciosamente todos los detalles femeninos, que estoy convencido atraerían a cualquier hombre, y  en esos detalles encontré una gran belleza que además me transmitían una gran paz.

Gracias a Dios, la mayoría de mis días, se ven alegrados  por el encanto, gracia, gusto, distinción y buenos modales, que embellecen aún  más a las mujeres.
¡Alabado sea Jesucristo!

17 comentarios:

  1. Lo que más me gusto es tu apreciación de la mujer.
    Me caen muy mal los hombres que maltratan a una mujer, y ellas que se dejan.
    Pero el respeto se gana.
    No me parece correcto decir groserías. ¿Para qué?

    Dios te dé una hermosa semana!!
    SL2!!

    ResponderEliminar
  2. Cuestión de educación y cultura.

    Un cariñoso saludo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Acertadísimo. 100% contigo. ABRAZOS.

    oFF TOP. Como era de esperar The artist se llevó casi todo..., y no me parece mal.

    ResponderEliminar
  4. Il genere femminile, purtroppo, ha subito una fortissima caduta di stile! La femminilità è preziosa, incanta, rende affascinante qualunque donna. Complimenti per le foto scelte, mi piacciono molto. Un abbraccio e buona giornata
    Come volevasi dimostrare: il film The tree of life, che io ho trovato stupendo, non ha vinto nulla!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Pues no estoy de acuerdo contigo, por una sóla vez.

    Que el hombre y la mujer somos distintos, es obvio: tenemos diferentes maneras de usar nuestro cerebro, y somos distintas en el físico: nuestra identidad sexual se ve ( a no ser que lleves un burkha, claro).

    El resto, son convencionalismos sociales.

    Que chirríe que una mujer suelte tacos, es igual que, cuando la mujer empezó a fumar. Parecía menos mujer. O cuando la mujer empezó a trabajar, o cuando las mujeres nos metimos en política.

    Se nos pide ser modosas, como las japonesas. No señor.

    Soy igual de mujer en chándal, en vaqueros y zapatillas, o con tacones y a lo loco.

    Esto me recuerda cuando estuvimos en Colombia.
    Allí las mujeres son tal y como tú las describes: bien preparadas, tacones, maquillaje, suaves, todo sonrisas. El prototipo arcaico de la feminidad.
    Las españolas, en piratas y zapatillas debíamos parecerles muy poco femeninas. Pero, claro, nosotras optamos por la comodidad.

    Cierto que los hombres, también iban bien vestidos, de punta en blanco. Y los hombres españoles, con el pirata y la mariconera (no sé cómo se llama de otra manera ese trasto, ya lo siento).
    Debían de parecer amanerados, imagino.

    El decir o no palabrotas, no es cuestión de educación. Conozco catedráticos que sueltan cada una, que se levantan los muertos.

    Cierto que queda muy mal, en ambos sexos decir palabrotas. Ni más ni menos.

    Pero...cuando yo estoy más que saturada.....un buen taco y como nueva, ché. Ya lo siento. Otros métodos son más prolijos.

    Un beso, y, ya me perdonarás que, por una vez, no esté de acuerdo contigo

    ResponderEliminar
  6. Aunque soy de las que cpomo dice mi madre tentria que lavarme la boca con jabón del lagarto. reconozco que tienes toda la razón y estoy totalmente de acuerdo contigo.
    Buen proposito el qie me llevo de aqui.
    un bezaso.

    ResponderEliminar
  7. Creo que es cuestión de educación, de saberse respetar a uno mismo y por lo tanto a los demás.
    No se trata de no decir tacos nunca sino de saber cuando se pueden decir y eso... no es tan fácil, pues se hace costumbre y.... "como todo el mundo los dice pues..."
    Me ha hecho sonreir el comentario de M. Carmen Herranz al hablar de "el prototipo arcaico de la feminidad".
    Me parece que ese grupo de españolas y españoles dejaron en mal lugar a su patria yendo vestidos como cuenta M. Carmen, parece que iban a un congreso o a algo así. Y si, cuando vas a una reunión de esas, vas en piratas y zapatillas, estás diciendo a gritos que poco te importan los de tu alrededor.
    En cuanto al catedrático diciendo tacos, sencillamente es un maleducado. No confundamos educación cívica (que sirve para relacionarse con los demás) y educación cultural o sea los estudios que pueda tener cada cual.
    Se puede ser igual de maleducada en chandal que con tacones, siendo agricultora o abogada del estado.

    ResponderEliminar
  8. Hola Ágelo no conocía tu blog, he llegado desde el de un amigo. Pero puedo decirte que lo primero que me ha llenado el alma, es la cita que tienes al comienzo de él...¡ si no tengo caridad...! en ella intento basar mi forma de vivir. Luego tu entrada sobre los "tacos que se dicen" es un básamo encontrar a personas que piensen como tú. Trabajo con chavales, y me duelen los oídos y el alma, escuchar ciertas frases acompañadas de gestos obcenos, y por más que intento que sean un poquito más educados, las respuestas suelen ser similares...¡ que están de moda los tacos, que no pasa nada por hablar así, que quienes no los dicen somos palurdos... todo un caos de poca educación y menos cerebro.

    Gracias por esta maravillosa entrada. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Hay que reconocer que decir palabrotas no es educado aunque las diga el mismo rey. Puede haber quedado muy certero en un momento dado pero no habrá sido educado.
    En cuanto a las mujeres, oigo a algunas jóvenes que pueden incluso hablar peor que los chicos.
    Eso no es ya que salga un taco por sorpresa, es una manera de hablar habitual (que debe ser la de tu experiencia matutina) que quizá se corresponda con ese querer equipararse a los hombres en la burrería (con perdón de los que no son así, quiero decir algunos que son bastante maleducados) Pero lo peor es que, ya, ni eso, piensan que es la moda y hacen lo que hace el grupo en el que están pensando que les da carácter y fuerza.
    Pero, es verdad, que hay cosas que quedan peor según si es en un hombre o en una mujer. Y decir "peor" es "más mal".

    ResponderEliminar
  10. Pues si Angelo....la mujer ha de ser Femenina y eso encierra muchas cosas que se pierden con tanta confusion. Tengo el privilegio de haber tenido a mi madre que no soltaba tacos ni hacia gestos soeces, una señora y llena de naturalidad...sencilla y acogedora ademas...nada cursi ni haciendo protocolos...tenia clase humana....creo que eso se lleva dentro, se nace con ello...Yo he tenido mis tiempos que me decian pirolo a cada momento por no pintarme las uñas .....tocando el piano con uñas pintadas...aichsssss...donde se ha visto.....y si, he dado con un marido con clase porque le pasa como a ti.....y si, he de ir aprendiendo a ser una MUJER con todo lo que conlleva....la Fé me está iluminando mi ser mujer muchisimo, pues la Virgen es mi referente y me encanta fijarme en ella....pues ademas tenia una Gracia especial que atraia.....por su femeneidad...verdad?

    ResponderEliminar
  11. Gracias me ha encantado!!!

    Es cierto, era de las que soltaba tacos cada dos por tres...; ahora y con trabajo de mi parte uno de cuando en vez por situaciones extremas!!!

    En cuanto al feminismo no me gusta en extremo, es más...acompañaré a una prima a unos cursos de feminismo en la universidad, quiero enterarme bien de que va la cosa.

    Ya os contaré al respecto!!!!

    Un abrazo en Cristo,

    Inés María

    ResponderEliminar
  12. Ja,ja,ja, Ya veo que único hombre que se ha atrevido a comentar ha sido mi buen amigo Arcendo.

    Mª Carmen Herranz Me encanta que no estés de acuerdo. Tienes todo el derecho a manifestar lo que piensas, y como lo haces con respeto , pues ¡bienvenida tu aportación!
    Un abrazo

    Angeles Bienvenida a esta casa. No quería detenerme en las mujeres, lo que pasa es que la escan vivida en el trabajo me entristeció viendo a una chica guapa, soltando ese trueno sin pudor alguno. No fui el único que quedó sorprendido. ¡ Gracias por tu comentario y aquí tienes tu casa! Un saludo

    Gracias a todas las habituales de este blog. Vuestra aportación es fantástica. ¡Un gustazo leer lo que habéis querido transmitir! Un beso a cada una.

    ResponderEliminar
  13. Estimado hermano. gracias por está reflexión, la educación hacer hermosa a una mujer , estamos en una socidad dónde los valores sobre todo en las mujeres ya no tiene sentido, cuándo la mujer es una de las obras más hermosa que Dios ha creado son portadora de vida de gracia,Dios sea con usted .

    ResponderEliminar
  14. Este post me encanta!! Ser femenina me hace sentir bien, es como amarme a mi, por se mujer. La verdad es que se puede vestir cómoda y no dejar de ser femenina. En cuanto a vocabulario soez no lo tolero en nadie.

    ResponderEliminar
  15. Hola Angel!, yo tambien tuve la enorme suerte de que mis papas dijeron malas palabras y asi creci sin sentir la necesidad de usarlas. Claro, se sufre mucho socialmente cuando no dices malas palabras, porque la gente, tus amigas y amigos, todo el mundo te discrimina en cierta forma...cuando trabajaba en oficina, mis companeros me decian, por ejemplo, "a ver Ale, tapate los oidos porque vamos a decir una cosa"...pero poco a poco me fui acostumbrando, nunca di mi brazo a torcer y al final, hasta me sentia orgullosa de ser diferente a todos. Estoy leyendo la novela de Requiem por Nagasaki y es cierto, que la esposa del protagonista era un "estuche de monerias", y me inspira mucho leer como era con su esposo...saludos!!!!

    ResponderEliminar
  16. Creo que la riqueza de nuestro lenguaje es tanta que nos permite expresar cualquier cosa sin tener que recurrir a expresiones burdas y soeces.
    A mi personamente me agrede ese tipo de vocabulario y si, tal vez sea por la costumbre, pero más agresivo me resulta cuando es utilizado por una mujer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Donde se ponga una mujer femenina ...

    ResponderEliminar