PUERTAS


En casa, durante la semana, hay siete horarios diferentes; sí, cada uno de nosotros tiene uno. Ya se acabó la época, en que los cinco niños, iban y venían juntos al cole, y en las que las comidas se hacían en familia. Las distintas etapas en las que se encuentra cada uno,exigen horarios y lugares distintos. Los dos mayores,están en la universidad, pero no en la misma, así mientras uno la tiene cerquita, la otra necesita una hora y media para llegar a la suya. Han tenido libertad para escoger el sitio donde querían ir.

Otra, ha empezado el Bachillerato y ha tenido que escoger turno de mañana o tarde y su elección conlleva , salir de casa la primera , a las 6.45 de la mañana. A las 8.20 le sigue, la que cursa 4º de ESO; el peque sale con mamá a las 7.30 y sobre esa hora, llego yo, para meterme en la cama, después de mi noche de trabajo.

Nadie come en casa al mediodía . Los mayores se llevan su taper, los otros en el cole. Por la noche, la llegada también se produce de forma escalada , desde las 6 de la tarde que asoma el pequeño, hasta las 9.30 que llegan los últimos. En ese intervalo se produce la cena, según apetito de los que llegan.

Confieso , que el primer año de este volar por libre, me turbó, y me invadió la sensación de caos, pero el tiempo, me ha hecho comprobar, que el orden sigue, esta vez de forma individualizada .Y toda esta introducción, para decir que el sábado y el domingo son los únicos días que en tiempo escolar, logramos comer juntos. Si ya digo yo que eso de la brevedad... no me ha sido concedido.

Y claro está, menudas comidas…. Bla,bla,bla, sería poco, ¡menudo jaleo se forma! Las anécdotas de la semana, las broncas, las bromas, alguna vez los enfados, las risas, y los temas que surgen, adornan nuestra mesa familiar. Y este domingo, la mayor de mis hijas, planteó algo, que dio para un buen rato de debate. 

Estábamos hablando de la libertad, del bien y del mal y con toda sencillez dice: “¡pero es muy difícil ir al cielo! y además cuando lees el evangelio diciendo que pocos son los que entran, pues la verdad… es que te desanimas, es que es muy fácil cometer un pecado…”

El debate fue largo e interesante . Cuando mis hijos sacan estos temas, a veces tengo la impresión de que no ofrezco la respuestas adecuadas, así que me gustaría conocer vuestra opinión. Creo que todos podemos aprender. Voy a usar las palabras exactas, que planteó mi hija. "¡Es muy difícil ir al cielo!" ¿Qué pensáis?...

Inés se refería al versículo de Mateo 7.14
"Entrad por la puerta estrecha: porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva á perdición, y muchos son los que entran por ella.
Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva á la vida, y pocos son los que la hallan". 
¡Alabado sea Jesucristo!

28 comentarios:

  1. Yo no soy ningún teologo, pero sólo el comienzo " Entrad" es una invitación, un consejo para la vida.
    El camino de la perdición es ancho porque no necesitas caminar con Dios. Te haces un dios menor, todo vale, no hay justicia, sigues tus instintos más básicos( ira, egoismo, venganza,)... Borrando cualquier rasgo distintivo de hijo de Dios.

    El hombre por si sólo no puede salvarse, pero según su fe y su humilde petición Dios le ayudara a subir ese angosto y duro camino, a pesar de sus constsntes caídas.

    Creo que la clave de este pasaje está en la humildad depositada en Dios. En reconocer que por ti mismo, sin su asistencia y gracias divinas, jamás podrías ir por ahí.

    ResponderEliminar
  2. Hola, ángel. Me habría encantado estar en vuestro debate... Vuestros hijos han crecido muy deprisa.
    A menudo pienso: "si yo fuera Dios, eliminaria la libertad"... De hecho, un día estaba muy enfadada y me encaré con Él, y le dije: "yo no quiero ser libre. Quédate tú con mi libertad!" Y, sabes qué me contestó? Pues si no eres libre no puedes ser hija mía: puedes ser una muñeca, o un robot... Pero no mi hija". Así que nunca más se Lo he pedido.
    Con respecto a Lo qe dice Inés, es verdad: es muy fácil pecar. Pero también Lo es levantarse: ahí está nuestra Madre, qe nos toma en brazos, nos pone ropa limpia, nos besa... Nos dice: "no pasa nada, sigue caminando, despacito". Y no nos pierde de vista, porque sabe qe podemos volver a caernos...
    Dios no espera a que cometamos un pecado para llamarnos a Su presencia y castigarnos con un "yo ya te Lo avisé". No... Dios no deja de mirarnos, y piensa: "mira cómo Lo intenta", "cómo lucha, cómo quiere agradarme...".
    Ojalá estemos siempre rodeados de gente que, si presenciara una caída nuestra, a las puertas del infierno, deje todo lo qe más le importe para ayudar a levantarnos, y llevarnos, aunqe sea a rastras, a la puerta del cielo.

    ResponderEliminar
  3. Es difícil para quien piense que se logra por los propios méritos, pero fácil si pones esfuerzo y te fías de la misericordia de Dios. La puerta estrecha ya nos la abrió Jesucristo, lo que hay que evitar es cargarse de vanidad y vanalidad que engordan el alma y no cabe por esa puerta.
    Muy interesante vuestro coloquio y ese desorden ordenado, me ha recordado a mi propia familia hace algun tiempo. La vida de familia siempre se puede vivir, aunque varien los horarios.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  4. Hola Angel!, me encanta que nos cuentes un poco de tu familia!...bueno, yo pienso que si es cierto que no ha de ser facil llegar al cielo, puesto que el premio es tan increiblemente, inimaginablemente maravilloso, que tiene que tener su trabajo de amor y fe conseguir este premio que es vivir en presencia de Dios para la eternidad :) jajajaj...si te soy sincera, pienso que no merezco ir al cielo de la misma forma que por ejemplo Juan Pablo II o la Madre Teresa, pero por lo menos espero que pueda entrar de "pansazo"...jajaja...asi decimos en Mexico cuando pasamos un examen con el minimo de puntuacion. En fin, yo creo que la clave es siempre pensar en positivo, que pensemos mas bien en que no podemos limitar ni imaginar la infinita misercordia de Dios, de que la Fe y la Esperanza consisten precisamente en eso, estar animosos de que podemos lograrlo...de que a cada persona Dios les pide diferentes cosas para poder llegar al cielo, es decir las cruces son diferentes tamanos y para cada quien hay una que podemos cargar con ayuda de Dios...y si el Evangelio nos dice que es dificil, lo cual obviamente no niego, no es para desanimarnos, sino para que estemos vigilantes de nuestras acciones de cada dia. Y como ya lo escribieron en otros comentarios...no es dificil llegar al cielo, si cada dia nos encomendamos a la Virgen para que nos ayude. Claro, este tema da para mucho, porque tambien esta el Purgatorio... Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  5. Angelo,vaya caos mas ordenado :D
    Bendito desorden :D

    Ines,yo me lo cuestiono casi todos los dias,por tambien sé que Jesús tiene mucha paciencia...que me ayuda a levantarme,tendiéndome su mano,escuchando mi perdón.
    No se explicártelo con palabras técnicas.
    Dificil,claro que es dificil...sino rezamos,sino nos confesamos...es como una carrera universitaria,por muy dificil que sea,con trabajo y estudio y esfuerzo al final conseguimos licenciarnos.

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  6. Pues tambien en mi Casa hubo debate con mi hijo mayor...está receloso con todo lo que se refiere al pecado y demas.....uf....claro si pone todo en sus razonamientos y en sus fuerzas todo es imposible...pero si ves al crucificado, atado y clavado de pies , manos y cabeza....solo se me ocurre que mirandolo fijamente El te dá la respuesta: Yo he ganado el Cielo para TI, asi que no dejes de mirarme.
    Ines querida, mirando a la Cruz no hay infierno que valga y el camino se hace apasionante porque es El el que te lleva siempre en brazos.un beso fuerte preciosa.
    Angelo, tenias que ver a mi marido dandole la experiencia de la "paralisis"..del cuerpo y del alma....me llegó a estremecer....Pero gracias a estos debates me mantengo en PIE y agarrada a la Misericordia, todo es Gracia.

    ResponderEliminar
  7. El otro día ví un video que me dio mucho en lo que pensar:

    http://catholic-link.com/2011/10/28/entrevistas-en-giro-por-la-ciudad-%C2%BFque-es-la-libertad-%C2%BFque-tiene-que-ver-dios-con-la-libertad-2/

    Naturalmente las respuestas que puedan dar tus hijos ante todos estos "temas calientes" afortunadamente sé que estarán más ajustadas a la VERDAD más que ninguna otra de las vistas en ese vídeo... Porque a pesar de que tu creas que no, yo sé que tu influencia y la de tu mujer es poderosa y tus respuestas siempre son las más adecuadas porque están bien cimentadas en DIOS.

    Sin embargo, te agradezco mucho este post en el que, a parte de la diversidad de horarios, compartimos tantas cosas.

    ABRAZOS de los GORDOS.

    ResponderEliminar
  8. Creo que hay muy pocas almas en el Cielo. Tu hija tiene razón, por mucha buena intención que pongamos las tentaciones nos vencen en casi todas las ocasiones. El sufrimiento de esta vida terrenal, por mucho que sea, no es garantía de pasaporte para el Cielo, y somos muchos los que, aparte de nuestro sufrimiento cotidiano, poco más podemos añadir como méritos.

    "Muchos son los llamados y pocos los elegidos", no lo olvidemos.

    ResponderEliminar
  9. Por lo que veo estais en nuestra misma situación, sólo en las cenas coincidimos todos....y son estupendas las conversaciones que a veces salen...ésta que nos traes hoy es el mayor punto de reflexión que tenemos que tener todos los que seguimos a Xto. Porque está al alcance de todos, el Cielo nos espera Angelo, no hay que verlo como algo inalcanzable, algo que sólo los santos llegan...no está en nuestras fuerzas sólo le tenemos que dejar a él que lleve el Timón de nuestra vida, nuestra voluntad ya no es nuestra, esa es nuestra meta: la Vida Eterna, y para ella sólo hay que vivir. Somos unos pobres cacharros de barro que encerramos un Espiritu infinito. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Pues yo pienso que no es tan difícil ir al cielo, siempre que uno no se haya apartado del camino de la Iglesia, ya que la misericordia de Dios es infinita. Además si fuera tan difícil ir al cielo, entonces ¿para que habría muerto Jesús?. Jesús murió para que nos salvaramos. Si eres buena persona, quieres a Dios por encima de todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo, cumples los mandamientos de la ley de Dios y de la Iglesia y rezas, pues irás al cielo, aunque tengas que pasar primero por el purgatorio. Por eso a mi no me parece que sea tan dificil ir al cielo.

    Un abrazo Angelo y como siempre muy interesante tu post por las reflexiones que originan.

    ResponderEliminar
  11. Hola Ángel:

    Este sábado fuí a la presencial de las 3 asignaturas de segundo de Teología, y en una de ellas el profesor de Antropologia Teologica, nos preguntaba ¿de verdad sentimos la necesidad de ser salvados? Así que muchas felicidades porque tus hijos se hagan esta pregunta, porque diariamente vean en el pecado la necesidad de Dios, de su perdón en el sacramento de la confesión debido a nuestra debilidad humana. Y me gustaría contestarle a Inés que el mayor atributo de Dios es la Misericordia así que no tenemos que temer nada, debemos actuar con rectitud y cuando no lo hayamos hecho acudir a nuestro Padre que a través del sacerdote nos espera para abrazarnos y esperar que el momento del Juicio Final Él siga a través de su Misericordia abrazandonos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Pues yo creo que entrar en el cielo debe de ser facil, más en la presencia del Amor. Solo arrepentersise de corazón. Lo realmente dificil es vivir el cielo aqui en este mundo, que no imposible, porque los Santos lo viven aqui y ahora en sus vidas mortales.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Buenas tardes Ángelo. Me es imposible. Un abrazo.

    Categórico, pero si digo nos es, entonces he de confesar que nos es muy fácil si nos fijamos bien con quién contamos al decir nos. Y creeme que allí también estás tú.

    ResponderEliminar
  14. Jesús murió por todos nosotros, sin excepción. La entrada al Cielo (salvando las distancias) podría compararla al profesor que, el primer día de clase, promete a todos sobresaliente. Lo difícil será mantener esa nota con el comportamiento,los trabajos, esfuerzos y exámenes que se desarrollarán a lo largo del curso. Dependerá del alumno. Otro ejemplo podría ser el siguiente. ¿habéis visto el programa de "Atrapa un millón? que presenta Carlos Sobera? De ser así, el concursante empieza con un millón. Dependiendo de los conocimientos (formación), y en consecuencia, saber elegir lo correcto siempre, podrá mantener ese millón o perderlo todo. Así, en función de nuestra libertad, podremos mantener ese entrar en el Cielo, o dejarlo perder todo.
    No sé si me explico, pero son los ejemplos que siempre pongo, porque Dios nos ha dado la Libertad de elegir su camino o el que no lleva a Él.
    Un abrazo,
    Rafa

    ResponderEliminar
  15. Angelo:

    Me has cautivado con tu desorden familiar y con el cuestionamiento de tu hija, mi tocaya!!!

    Gracias a todos los demás por sus comentarios que ayudan tanto como el propio post!!!!

    Si contamos con nuestra fuerza jamás lo lograremos, por propia experiencia se cae con tanta facilidad, unicamente sujetos a la misericordia de Dios es posible!!!

    Muchas gracias,

    Inés María

    ResponderEliminar
  16. Yo creo que sólo es posible desde el Amor. ¿A que los casados y padres nunca hubierais pensado que ibais a encontraros en determinadas circunstancias, y vuestra respuesta fue muchísimo más grande, sólida y natural de lo que se puede pensar si no se vive? ¿Cómo mantenéis vivos vuestros matrimonios con ilusión y novedad tras tantos años? Amáis, amáis, amáis... y del amor surge, y si se cuida el amor, que si no, hasta lo más hermoso se muere.

    Recuerdo a San Rafael Arnaiz, sus escritos hablando de la santidad, de sus dudas, de su "incapacidad". A veces, nos santificamos "gracias" a los demás, pero siento que lo que más empuja a actuar"en santidad" es saber de quién estamos enamorados. Éste es uno de los sentidos de contemplar a Jesús, hacer Lectio con Su Palabra, meditar Su Pasión...

    Sólo actuando y viviendo desde el amor podemos mirar hacia adelante pensando que vamos a llegar a la Santidad, y eso "sólo" porque nuestra vida es caminar hacia "El Santo".

    Inés, querida Inés, no sé si te sirve; yo soy muy simple. Te mando un grandísimo abrazo y que sigas con esas preguntas mucho tiempo. Mira la cara de Jesús, míralo... y estarás más cerca de la forma única que tiene tu santidad.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  17. Supongo que lo importante no es sólo llegar al Cielo, sino de vivir el Cielo en la Tierra... de eso se trata ¿no? La Eternidad comienza aqui... pero no es tan complicado como parece... Debemos ser SANTOS, sin hacer cosas extraordinarias, simplemente en lo cotidiano... en las palabras, en los gestos, en las miradas! Quizás lo hacemos más difícil de lo que parece... Debemos "vivir en la tierra con los ojos puestos en el Cielo..."

    (pd: dejé un regalito para tí en mi blog, cuando tengas un ratito, date una vuelta por allí... abrazo grande!)

    ResponderEliminar
  18. interesante!... mi hija de 8 años me pregunto el año pasado ... mami, como saber si me voy a ir al Cielo? y tu y mi papá como van a llegar alla?... mi respuesta para ella fue la siguiente:.. la verdad es que no sabemos si iremos al Cielo o no, pero lo que si es seguro es que debemos de hacer todo lo posible por ganarnos ese pedacito alla arriba con nuestras obras aca abajo, en el mundo...que es facil caer en pecado? Pudiese ser , pero si piensas que eso puede ofender a Dios seguro estaras mas conciente de no caer. Ella quedó contenta , por el momento , con esa respuesta y nos dibujo a su papá y a mi en el Purgatorio, esperando que Dios nos abra la puerta para entrar... y ella en el Cielo esperando reunirse con nosotros...

    ResponderEliminar
  19. Yo estoy con Militos. Ir, lo que se dice ir, es imposible. Aquí se trata de dejarse llevar, como los niños. El niño pequeño, que apenas se tiene en pie, y pretende ir andando de la guardería a su casa, no llega (cae, lo arrollan, se pierde), el que deja que su papá o su mamá lo cojan aúpa y lo lleven, llega sin problemas.
    Claro que el amor propio...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Creo que este texto de Mateo que traes se complementa muy bien con Mateo 18, 2-4:

    8:2 Jesús llamó a un niño, lo puso en medio de ellos

    18:3 y dijo: "Les aseguro que si ustedes no cambian o no se hacen como niños, no entrarán en el Reino de los Cielos.

    18:4 Por lo tanto, el que se haga pequeño como este niño, será el más grande en el Reino de los Cielos.

    La puerta tiene el tamaño ideal para que entre un niño, aquel que se deja en manos de Dios :)

    Ten encuenta que nosotros no nos salvamos. El hombre es incapaz de alcanzar por sí mismo la salvación, he ahí que es Jesús quien nos salva, es por Él y no por nuestros méritos por quien entramos en el cielo.

    Fíjate que el Señor nos dice "Yo soy la puerta" (Jn 10,7)

    Es cierto que el camino es estrecho, porque seguir a Jesús implica compartir su suerte, y ya sabemos lo que le ocurrió a Él, no pretenda el discípulo ser mayor que su Señor.

    Por eso, sintonizando con la mayoría de comentarios, ir al cielo es tan difícil... que es Dios mismo quien nos lleva ;)

    Él nos ha creado por un único motivo, para amarnos y que le amemos, para que compartamos su misma vida divina eternamente.

    ResponderEliminar
  21. Creo que realmente son pocos los que sean tan puros como para ir derechos al cielo. Es verdad que es fácil que al morir llevemos todavía a cuestas algo de nuestro egoísmo. Nosotros mismos, delante de Dios, sabremos bien en qué fallamos, qué nos aleja de Él. Pero Dios se mostrará en yoda su misericordia. Tendremos que aprender un poco más (unos más otros menos) antes de ese encuentro eterno con Dios. Lo podemos llamar purgatorio, santificarse, purificarse. Solo los que no quieren estar con Dios se alejarán de Él.

    ResponderEliminar
  22. Me habría hecho mucha ilusión que nos hubieras podido contestar a todos, aunque fuera sólo una frase cortita.

    Que voy a dormir. Que descanséis.

    ResponderEliminar
  23. Camino. Tenía la intención de hacerlo, pero no he podido.Lo lamento
    Un beso

    Muchas gracias a todos por las estupendas reflexiones que habéis ofrecido.

    ResponderEliminar
  24. Caro Angelo, bellissimo spaccato di vita familiare, condiviso con noi! Credo che non esista la ricetta perfetta che possa andare bene per tutti. Sono sicura che tu, da buon padre, avrai insegnato ai tuoi figli il metodo per poter camminare sul sentiero della fede accanto a Gesù. Basta questo, tu hai seminato, spetterà ai tuoi figli mettere a buon frutto, con i propri tempi e le proprie capacità gli insegnamenti ricevuti. Un abbraccio

    ResponderEliminar
  25. Felicidades Angel, Aunque voy atrasasdo en el Tema, no por nada especial sino porque en vuestra casa aún se pueden hablar estos temas. En Cuanto la pregunta de tu hija te dire; que por nuestra cuenta es imposible ya que todas nuestros mérítos no valen ni un palmo, si es que se puede medir del Cielo, pero tenemos un Aval, Que es Jesús, te lo explico con un ejemplo un caso que he vivido hoy precisamente con una de mis hijas mayor que la tuya, ella y la pareja querían comprar un piso,
    juntando sus ahorros y sueldos
    no sumaban ni para la puerta,Así que solucion, Aval con el Piso de sus padres, Ahora si, ahora ya tienen la hipoteca, Respuesta a tu hija, como ya han señalado alguno. Entrar en el reino de los cielos para gozar del Amor de Dios" SENCILLO, CONTANDO COMO CONTAMOS CON EL AVAL DE JESÚS, formula, creer que estamos salvados por los MERITOS de Jesús, Condición; conocer Amar y seguir a Jesús, ¿Sencillo no? eL SEÑOR OS BENDIGA
    Elpidio

    ResponderEliminar
  26. Como respuestas, para reflexionar en esta cuaresma, aunque hay varias personas que apuntan,la misericordia de Dios. me quedaría con las respuestas de Gosspi y de Andy teniendo en cuenta que nuestra salvación es "GRACIA DE DIOS" como dice S. Pablo "Lo que nos salva es la Fe en JESUCRISTO" elpidio

    ResponderEliminar
  27. Ayer me encontre con esta frase:
    "Nadie llega al cielo con lo ojos secos..." (San Francisco de Sales), pues eso...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. "Es imposible para el hombre, no para Dios"

    ResponderEliminar