VIA MATRIS


Entre las tradiciones de Cuaresma,se encuentra la del rezo del Via crucis y hasta hace unos días no he tenido conocimiento de que existe también el Via Matris.

En el Directorio sobre piedad popular y la liturgia , de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos podemos leer:

Así como en el plan salvífico de Dios (cfr. Lc 2,34-35) están asociados Cristo crucificado y la Virgen dolorosa, también los están en la Liturgia y en la piedad popular.[…] Así, según el modelo del Vía Crucis, ha nacido el ejercicio de piedad del Vía Matris dolorosae, o simplemente Vía Matris,aprobado también por la Sede Apostólica. Desde el siglo XVI hay ya formas incipientes del Vía Matris, pero en su forma actual no es anterior al siglo XIX.

La intuición fundamental es considerar toda la vida de la Virgen, desde el anuncio profético de Simeón (cfr. Lc 2,34-35) hasta la muerte y sepultura del Hijo, como un camino de fe y de dolor: camino articulado en siete “estaciones", que corresponden a los “siete dolores” de la Madre del Señor.

I DOLOR: Contemplamos a María recibiendo la profecía de Simeón
II DOLOR: Contemplamos a María huyendo a Egipto con José y el Niño
III DOLOR: Contemplamos a María buscando a Jesús perdido
IV DOLOR: Contemplamos a María en su encuentro con Jesús camino al Calvario
V DOLOR: Contemplamos a María al pie de la Cruz del Hijo
VI DOLOR: Contemplamos a María recibiendo a Jesús muerto entre sus brazos
VII DOLOR: Contemplamos la soledad de María en el sepulcro

En internet podéis encontrar la forma de realizarlo. Basta introducir en el buscador: Via Matris.
Que Ella nos enseñe a vivir en plenitud este tiempo cuaresmal.
¡Ave María!



6 comentarios:

  1. Yo rezo mucho las oraciones de Santa Brígida(recé la de Un Año y ahora estoy con las de Doce) y los Siete Dolores
    Yo creo que es igual. Fue aprobada por el Papa Inocencio X y Clemente XII.

    1) Rezar un Ave María y pensar unos instantes en el dolor de la Virgen al oir la profecía de Simeón (un puñal atravesará tu alma)

    2) Rezar un Ave María y pensar en el dolor de la Virgen al huir a Egipto

    3)Rezar un Ave María y pensar en el dolor de la Virgen al perder a Jesús con 12 años en el Templo de Jerusalén
    4)Rezar un Ave María y pensar en el dolor de la Virgen al Encuentro de Jesús, en el camino del Calvario.

    5)Rezar un Ave María y pensar en el dolor de la Virgen en la crucifixión, muerte, la herida en la lanza y el descendimiento de Jesús de la cruz.

    6)Rezar un Ave María y pensar en el dolor de la Virgen con el cuerpo inerte de Cristo en los brazos de su madre.

    7)Rezar un Ave María y pensar en el dolor de la Virgen con la sepultura de Jesús, las lágrimas y la soledad.

    (Jesús prometió a la santa, que los que rezaran regularmente esta oración y la extendiesen no irían al Infierno)

    ResponderEliminar
  2. Angelo,cuantas cosas desconozco,gracias una vez mas.

    Dios te bendiga,eres mi fuente de sabiduría.

    Un cariñoso saludo en María.

    ResponderEliminar
  3. Una preciosa devoción que no conocía. Tenía pensado hacer uno de estos días un post dedicado al VIA CRUCIS, con tu permiso, haré referencia en el, a esta nueva VIA...
    Una vez más, aunque digas que no eres una buena fuente de conocimientos.
    ABRAZOS AGRADECIDOS por ello.

    ResponderEliminar
  4. Uno no deja de aprender visitando este magnífico blog. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Angelo por la recomendación. Hasta ahora no conocía este rezo.

    Un abrazo hermano!

    ResponderEliminar
  6. GRACIAS QUERIDO APRECIADO ANGEL:
    POR RECUPERAR ESTA BELLA COSTUMBRE NOSOTROS EN CASA HACIAMOS ESTAS ORACIONES CON MI MADRE, Y SIEMPRE ME QUEDABA MEDITANDO Y ME IMAGINABA CADA ESCENA CON MARÍA, ME TOCABA MUCHO EL CORAZÓN DE TAL MANERA QUE SIEMPRE QUERIA CONSOLAR A LA MADRE.
    UN GRANDE ABRAZO,NEREA.

    ResponderEliminar