DOMINGO DE CINE


De las películas que he visto esta semana, destacaría una: "¿Y ahora adónde vamos?"Creo que es una buena película para el debate. Comedia y drama puro y duro se entremezclan en esta cinta. Todo ello para hablarnos, sobre la necesidad de buscar puntos de encuentro para la convivencia de musulmanes y cristianos.


Sinopsis:
Cristianos y musulmanes se enfrentan día a día en una guerra protagonizada por hombres que se mueven con un sentimiento ferviente de unidad y de protección de lo que más aman. Las mujeres, en cambio, padecen el desmembramiento y pérdida de sus familias. Madres, esposas e hijas de ambas religiones caminan en procesión portando fotografías y recuerdos de aquellos que se dejaron llevar por los prejuicios y el odio. Ellas deciden unirse para demostrar a los hombres que, alejados de la realidad y de los medios de comunicación, en su pueblo es posible la convivencia entre cristianos y musulmanes.


En un campo desierto, terreno muerto, tumba de montones de cuerpos de hombres, hijos y padres enfrentados en una guerra eterna de religiones y culturas, ¿hasta dónde tenemos que ir ya transportando más cadáveres?. Ésta es la pregunta que plantea en su última película la directora y actriz libanesa Nadine Labaki, una artista muy aplaudida por los numerosos éxitos de producciones en su país y que ya destacó internacionalmente con Caramel. Ella se declara cristiana y como bien observamos en su película ¿Y ahora adónde vamos?, vive aprisionada en un mundo que respira el constante conflicto entre cristianos y musulmanes. La directora pretende ofrecer un mensaje de esperanza, donde la convivencia entre dos culturas y religiones diferentes es posible.


Nadine Labaki demuestra en el largometraje que el odio racial y religioso siempre es arrastrado y avivado por los hombres. La película obtuvo el premio a mejor película en el Festival de Toronto y mejor película extranjera en Critics Choice Awards. Nadine Labaki ofrece una visión de la situación desde una perspectiva amable, cálida y maternal, como una respuesta y movimiento de todas las madres de ambas religiones al conflicto entre sus hijos. Ellas son las protagonistas de la cinta, que avanzan en procesión arrastrando tras de sí polvo, sufrimiento y lágrimas por las numerosas pérdidas que deja la guerra. Las madres se entregan y hacen lo imposible por lo que más aman, y este mensaje de fortaleza y valor, que anima a una sensata reacción a la guerra es el que presenta la directora Nadine Labaki, protagonista de su cinta y de la situación conflictiva de su país. (Marta Gª Otón- Cinemanet)

2 comentarios:

  1. Gracias Angelo.

    Un cariñoso saludo en el Señor.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué ganas de ver esta peli!
    Buona domenica, caro!

    ResponderEliminar