FUERA DE TI


Cuando esperas ansiosamente correo; cuando esperas que tus amigos se acuerden de ti; cuando quieres ser alguien excepcional; cuando deseas que se pronuncie tu nombre; cuando buscas una atención especial; cuando esperas un trabajo más interesante o cosas más estimulantes, entonces te das cuenta de que ni siquiera has empezado a crear un pequeño espacio para Dios en tu corazón.

Cuando ya nadie te escribe; cuando nadie se acuerda de ti o se pregunta qué estás haciendo; cuando te limitas a ser uno cualquiera de los hermanos, haciendo las mismas cosas que hacen ellos, ni mejor ni peor; cuando has sido olvidado por la gente, puede que entonces tu corazón y tu mente estén ya lo suficientemente vacíos como para darle a Dios una oportunidad real de hacerte sentir su presencia. (Henry Nouwen)

17 comentarios:

  1. es buenisima y muy cierta toda esta reflexión!! (igual nosotros siempre nos acordamos de vos)
    un abrazo a los 7

    ResponderEliminar
  2. Gracias Angelo,sabia reflexión para completar mis oraciones.

    Dios te bendiga y un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y si probásemos a hacerlo al reves...?... darle a Dios su lugar, el primero, y luego... dejar que Él haga...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Que Buen comienzo para este Dia Angelo....Asi me vi un Dia y entendí que Dios me queria solo para El......y solo desde ese dolor ...apareció ante mi la Verdad, y es que NO estoy SOLA pues El entró y se instaló dentro de mi. un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Grazie, questo post sembra scritto apposta per me......
    Un caro abbraccio

    ResponderEliminar
  6. En la parroquia toledana de mi amigo, a la entrada de la iglesia tienen un letrero que dice: "apaga tu móvil, Dios quiere hablarte".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Mañana me voy, pasaré casi cuatro días haciendo ejercicios espirituales en un pueblo de Toledo.
    Os llevaré a todos en mi corazón.
    No os olvideis de mi.

    ResponderEliminar
  8. ¡Me encanta, Angelo! ¿De qué libro es?

    Me ha hecho gracia que alguien ha dicho que en algún momento estuvo así; en mi caso... ¡¡¡si sólo hubiera habido uno!!!

    En fin, que me voy a Rehabilitación. Ya estamos acabando los exámenes y correcciones... ¡por ahora! Combinados con migraña y unos cuantos problemillas inabarcables... también son ingredientes perfectos para dejar que Dios tome Su Lugar en nuestra vida; ¡¡¡"sólo" hace falta sentirse impotente, superado por la realidad y con la evidencia palpable de que "solicos no somos ná."!!!

    Besicos.

    ResponderEliminar
  9. Mmmmmm, ¿es de "Diario desde el Monasterio"?

    Que descanséis bien. ¡Ta mañana!

    ResponderEliminar
  10. Camino. Lo he sacado de un texto de la red.Gracias por el interés. ¡ Cuídate! Un abrazo a todos y por supuesto la oraciones para la que se va de ejercicios.

    ResponderEliminar
  11. ¡¡¡LLLLEEEENNNNNNAAAAAMMMMEEEE DE
    TI SEÑOOOOOOOOOOOOR!!!
    Gracias!!

    ResponderEliminar
  12. Debemos poner a Dios en primer lugar en nuestras vidad, luego cada cosas se irá encajando en el lugar que le corresponga, pero Dios lo primero, porque entonces, no habrá, ni paz, si alegría, ni futuro.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por ser una proyeccion del AMOR DE DIOS

    ResponderEliminar
  14. Me ha encantado esta bella reflexión.
    Me pasa tantas veces...
    Pero realmente el Señor nos esta buscando, nos espera en cada momento.
    Cuándo nos sentimos solos, olvídados de quién nos rodea. El Señor se nos acerca con un amor incondicional y eterno. Si le dejasemos hacer...y sobre todo confiando en que todo lo que nos viene, es para ser más feliz.
    Para llenar el Plan de Dios, con lo que Dios ha pensado para cada uno de nosotros.
    Que el Señor sonría cuando nos mire, por qué estamos haciendo lo que Él nos pide.

    A una madre agradecida, le encomiendo en esos bellos días que va a disfrutar sólo y exclusivamente con el Señor!! Qué gran regalo para nuestra alma...Enamórate y no le dejarás!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar