UN DÍA A LA SEMANA


Pues, si ayer hablaba de callar, hoy me inclino por hablar.
Hace unas semanas, leí una iniciativa, que seguramente también habéis tenido la oportunidad de conocer, navegando por la red. En esta Cuaresma donde, el Papa nos ha invitado a vivir con mayor intensidad la caridad, me parece muy oportuno, presentarla, para aquellos que no la conozcan.

Quien busca en el diccionario la palabra «benedicencia» advierte que no está registrada. Y al colocarla en un programa informático (por ejemplo «word») aparece subrayada como error.

¿Y qué con su antónimo? La maledicencia –el hablar mal del otro– no tiene problemas: no sólo está recogida en el diccionario sino lo que es aún peor: parece ser parte integrante de la vida del ser humano. Bastaría echar una mirada a alguna revista de famosos, deportes o política, para darse cuenta qué fácil es hacer correr chismes y críticas hacia las personas. Las redes sociales también se han convertido espacios «aliados» de esta anti-virtud.

Por ello, Buenas Noticias les quiere invitar a una campaña que se lanzó primero en Twitter (con el hashtag #benedicencia) y que ahora da el paso a Facebook.

¿En qué consiste? Se invita todos los jueves (aunque puede ser cualquier otro día) a hablar bien de alguien y a evitar críticas concretamente en esos medios. Escogimos el jueves como día para unirse a Cristo Eucaristía en reparación por todas las ofensas recibidas durante la semana (el jueves se tiene tradicionalmente en la Iglesia la Hora Eucarística delante del Santísimo expuesto). Los tuits y mensajes pegados en el muro de cada quien quieren ser como una canción que se le entona al Señor para que sienta nuestro cariño de modo especial ese día.

Pueden entrar a nuestra página (enlace)y darle "Me gusta". ¿Se suman?
¡Alabado sea Jesucristo!

10 comentarios:

  1. Me sumo, por supuesto que sí. Gracias por la invitación. ABRAZOS GORDOS.

    ResponderEliminar
  2. Esta es una de esas situaciones en las que toca hablar y no callarse.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Ya lo he puesto en el grupo de Facebok, aunque no sé si lo he hecho bien. Ya me dirás, Angelo, ¿eh?

    Off topic. De paso, a algunos que conozco os he hecho una petición de amistad en facebook (aunque no me muevo mucho por redes sociales). Aparezco con mi nombre original; por si no recuerda alguien, mis iniciales son IMG.

    Besicos y buen día. Yo no he empezado tan bien como desearía: el tiempo no es de chicle y no me ha dado tiempo a corregir lo que quería. ¡Soy como los críos, me despisto con cualquier cosa!

    ResponderEliminar
  4. Muy buena iniciativa.

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  5. Una idea estupenda que deberia ser todos los dias.....un abrazo Angelo!

    ResponderEliminar
  6. Ciao Angelo, bel post! E' vero quante volte la nostra lingua si muove senza essere collegata al cervello! Perchè per dire 'male' non c'è bisogno di molto sforzo, è per dire 'bene' che il nostro cuore e la nostra mente devono essere pieni di amore.....
    Un abbraccio, ti ricordo nelle mie preghiere....

    ResponderEliminar
  7. HECHO.....espero que esta iniciativa esté presente en mi toooda la Cuaresma...sentirme y saberme Amada es lo que me lleva a la benedicencia....un abrazo Angelo, sabes que de ti no podria hablar mal!!!

    ResponderEliminar
  8. Ángelo, la iniciativa es muy maja. Dicho lo cual, pregunto: ¿qué ha pasado con los números? ¿A dónde ha ido a parar la entrada de los números? Y los pitagóricos, ¿qué hacemos? ¿Tienes algo contra los niños de San Ildefonso?

    Un abrazo bien fuerte y QDTB (para hacerme eco del propósito de esta entrada)

    ResponderEliminar
  9. Hola Angelo, Que Dios sea tu fortaleza.
    Me uno gustosamente.

    ResponderEliminar