Prueba de Fe



Entré en una librería ,con la intención de comprar dos libros que tenía en mente,pero a la hora de pagar, me acordé del título de uno, que ví anunciado en internet. Sentí un impulso incontrolable para adquirirlo, así que pregunté si lo tenían . Una vez que el dependiente me confirmó su existencia, decidí canjearlo, por uno de los que me llevaba. El libro cambiado que compré  fue “Asia Bibi ¡Sacadme de aquí!"

No imaginé en ese momento ,que quedaría atrapado por ella. Imaginé un libro, donde se explicaba el porqué de su cautiverio , que ya conocía por lo publicado en otras webs y blogs cristianos, y como ocurre en otras ocasiones , solemos ver las noticias y el sufrimiento ajeno desde la lejanía, sin entrar de lleno en el mismo. No voy a desvelar nada.


En mi casa se ha formado cola para leerlo, y el efecto en cada uno, está siendo el mismo. Quedar profundamente atrapado y comprometido con la causa de Asia Bibi y de todos aquellos hermanos perseguidos. Yo , decidí llevarla a diario en mi oración y ponerla ante la Virgen; así cada sábado enciendo una vela por ella, ante la imagen de María. Me encontraba en el comedor, cuando mi esposa acabó de leerlo y le oí decir en alto: “A partir de mañana la encomendaré a diario en la Misa”.Mi hija Inés lo terminó ayer, lo leía en el trayecto en tren hacia la universidad, y nos comentaba, lo que le costó reprimir las lágrimas en el vagón, para que la gente no le viera llorar. Ahora le toca el turno a otra de mis hijas.

Asia Bibi está ya en nuestra familia. Qué poco percibo , el sufrimiento de una fe perseguida. Ja,… me río yo de muchas de las cosas, que aquí nos alteran y preocupan, referentes a los ataques que a veces recibimos. .. ¡Nos necesitan! Nuestros hermanos perseguidos , mendigan nuestro apoyo y nuestra oración, y también nuestro compromiso. Hay que implicarse, apoyar a los grupos y movimientos que se alzan, protestando contra barbaries como las que pasa Asia Bibi. A veces sólo se nos pide una simple firma…


El libro termina con un grito de súplica por parte de Asia Bibi : ¡Salvenme! Y cuando se ha leído, lo que nos transmite, ese grito, resuena y resuena en el interior. Al menos conozcamos su historia, escuchemos lo que nos dice, recogamos su petición de ponerla en las manos de María y rogando por su fortaleza. Os dejo con algunos párrafos y os animo a adquirir el libro, leerlo y llevar su contenido a la oración.

 “…puedo escribirles hoy, desde la celda en la que me han enterrado viva. Para pedirles que me ayuden, que no me dejen desfallecer. Les necesito”

"Sí, Dios, justamente: el mío, aquel por el que me hallo aquí hoy. ¿Cuánto tiempo deberá durar aún mi agonía? Yo era una buena cristiana antes de todo esto, y si echo tanto de menos a mis niños es que debía de ser, también, una buena madre. Entonces, ¿por qué se me castiga hoy? Mi marido me halló tan virgen como María el día de nuestra boda. Más tarde, su madre le felicitaba cada Navidad por haberme elegido como esposa. Buena esposa, buena madre, buena cristiana, pero hoy, buena sobre todo para la cuerda..."


" ¡Dios mío, no comprendo nada! ¿Por qué me pones tanto a prueba? Imploro a la Virgen María para que me ayude a soportar un minuto más sin mis niños, que se preguntan por qué mamá ha abandonado el hogar de manera tan abrupta. Dios me da cada día la fuerza de soportar esta terrible injusticia, pero ¿por cuánto tiempo todavía? ¿Unos meses? ¿Unos años, si me es dado el seguir viviendo? Le pido al Señor todos los días sobrevivir a esta miserable existencia, pero siento que me fallan las fuerzas, no tengo ya la misma fortaleza que antes, e ignoro cuánto tiempo puedo aún resistir a tanta vejación y a tan atroces condiciones de vida."

Mas información sobre la causa y Apoyo a Asia Bibi  (enlace)
¡Alabado sea Jesucristo!

27 comentarios:

  1. El libro no me lo he leído pero desde hace un par de años que conocí su historia me conmocionó... Una verdadera mártir...

    Un abrazo y gran post. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepe, pues no debes demorar ni un día más. Estoy convencido de que quedarás enganchado a ella y que la llevarás en tus oraciones. Un abrazo

      Eliminar
  2. Ya la he puesto en mis oraciones.
    Y a los demás hermanos también.
    Gracias.
    DTB!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad María. Hay tantos y tantos hermanos perseguidos a causa de la fe, por eso mantengo una llama encendida constantemente en este blog.Para no olvidarlos. Un abrazo

      Eliminar
  3. No conocía esta historia, acabo de firmar y he pedido MISERICORDIA, hoy en su día. Angelo ¿por qué no has escrito nada sobre la Divina Misericordia? lo pregunto solo por curiosidad, hoy que es SU FIESTA.
    Que El Señor derrame su Misericordia sobre ti y tu familia.

    ResponderEliminar
  4. No conocía esta historia, acabo de firmar y he pedido MISERICORDIA, hoy en su día. Angelo ¿por qué no has escrito nada sobre la Divina Misericordia? lo pregunto solo por curiosidad, hoy que es SU FIESTA.
    Que El Señor derrame su Misericordia sobre ti y tu familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ramón, pues conociéndote sé que te impresionará y te ayudará conocer el sufrimiento de ella y de otros hermanos.
      En cuanto al post de la Misericordia. Sabía que muchos hablarían de ella, así que lo dejé. Me tocó recibir en esta ocasión. Mi vida es pura misericordia. Un abrazo

      Eliminar
  5. ¡Qué horror!, me he quedado sin palabras...
    Compraré el libro y visitaré el enlace.
    Muchas gracias por la información

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya verás como te quedas ante las cosas que Asia explica. No dudes en leerlo. Un abrazo

      Eliminar
  6. Angelo,a mi tambien me cautivo y me emocionó su historia,gracias por hacer tuyas las causas de los mas débiles y traerlas hasta nosotros,Dios te bendice.

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Belén. Solo hayq que intentar ponerse un poco en su piel, para estremecerse. Gracias porque sé que tú la llevas en tu oración. Un beso

      Eliminar
  7. Ya había firmado por ella hace tiempo, pero ahora activaré mi oración por esta gran mujer. Es algo impensable, ángelo que ocurran estas cosas en nuestro siglo ¿quién nos iba a decir tanta persecución, tanto martir contemporáneo?
    bendito sea Dios.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que eres una gran defensora de las injusticias y nunca que te quedas con los brazos cruzados. Como he dicho más arriba, es impensable lo que llega a leerse en el libro. Un beso

      Eliminar
  8. la pregunta de Ramón tambien me intriga a mí. Yo hice un pequeño esbozo del domingo de la Divina Misericordia porque pensé que iba a ser muy publicado en los blogs y luego comprobé que no era así.
    Las cosas de Dios son insondables, particularmente es que tengo mucha devoción a este gran regalo del Señor.
    Un beso, ángelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde que la instituyó JPII, la he vivido en profundidad; A veces es necesario el silencio para resaltar algunas cosas.

      Eliminar
  9. Yo confiaba en que se fuera a salvar y predominara la sensatez y un mínimo de humanidad, aunque fuera por razones diplomáticas. Pero, la verdad, está muy difícil. He leído que las dos únicas personas que la han defendido públicamente en Pakistán, el ministro de Minorías Religiosas y el gobernador de Punjab, han sido asesinadas.
    Lleva ya mucho tiempo con este sufrimiento y necesita mucha fuerza. Gracias a tu alerta me doy cuenta de cuanta falta hace rezar por ella y por todos los cristianos que están en situaciones dramáticas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Fran. Como bien dice Asi, ella sabe que está condenada, que su muerte de una forma u otra (habla de los fanáticos que han puesto precio a su vida,tiene que cocinarse ella misma la comida en su celda porque temen que pueda ser envenenada desde el exterior)le llegará, su lucha está en ser fiel a Dios. recemos por su fortaleza. Un beso

      Eliminar
  10. Estimado hermano, gracias por su aporte, tratare de buscarle para poderle leer, Dios sea con usted, gracias.

    ResponderEliminar
  11. Tienes razón Ángelo cuando dices que los problemas de aquí cuando decimos que somos perseguidos son nada con lo que tienen que sufrir otros hermanos nuestros en otros paises, PERO precisamente por eso, para que no nos veamos como ellos nos tenemos que defender, con la verad, el respeto, la ley ... para que no nos veamos otra vez como antes de la guerra civil española. Cada paso que damos atrás, cada vez que cedemos en nuestro derecho de ser creyente, es un paso más cerca que estamos de que nos pueda suceder lo que cuenta el libro sobre esta mujer.

    ResponderEliminar
  12. El miércoles la autora del libro viene a dar una conferencia sobre ella. Mi hija Inés dice que asistirá. Te recomiendo el libro. Quedarás atrapado. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Puff yo como lo lea seguro que me la paso llorando... Tendré en cuenta la recomendación por si se me presenta poder comprarlo.

    ResponderEliminar
  14. Visité el enlace, gracias por colocarlo a nuestro alcance. Una rosa mas a la Virgen María para que su amor maternal la sostenga.

    ResponderEliminar
  15. Querida aprendiz. Pues espero que se te presente la oportunidas. Se lee enseguida y el beneficio obtenido es mucho. Encima sucede eso. El sufrimiento ofrecido, da frutos y el de Asia es muy patente. ¡Ánimo, búscalo!Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Angelo he puesto el enlace en el correo de todos mis contactos..para que sepan qué pasa allí en la India con los cristianos, creo que cada uno de nosotros puede aportar su granito de arena, sea como sea, no podemos dejar de ayudarles en estos momentos de persecución, también los tendré presentes en mis oraciones, un abrazo en el Señor.

    ResponderEliminar
  17. Gracias. Tomo nota y me lo apunto, para cuando remita la crisis económica de mi bolsillo. ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  18. Me gusta tu modo de publicar. Un dos por una. Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Ya la sigo Angelo...no conozco su libro pero si una carta que le escribia a sus hijos que te dejaba sin palabras...solo salía un: " Señor, ten Misericordia de Bibi" Me haré con el libro...que valga esta situacion para unirnos mas los cristianos en oracion por tantos sufrimientos de Prueba....a todos nos está haciendo un Bien magnifico esta Mujer con su sufrimiento.

    ResponderEliminar