Virgen Hodigitria



Entre los 250 motivos conocidos de representación de la Virgen, existe uno muy extendido que es el de la Virgen hodigitria, o “la que muestra el camino”. En él aparece la Madre de Dios con el Niño en brazos y una de sus manos señalándolo. La tradición cuenta que fue el evangelista san Lucas quien pintó este icono por primera vez, incluso existen versiones del mismo en las que aparece el evangelista delante de su caballete pintando este motivo.

En otras versiones aparecen escenas de la vida de la Virgen rodeando el icono. La Virgen hodigitria suele aparecer representada con la cabeza inclinada hacia su hijo; con su mano izquierda toma al Niño, a la vez que lo muestra con la derecha, recordándonos las palabras del evangelista Juan en las que Jesús dice “Yo soy el camino, la verdad y la vida”.


En algunas versiones de este motivo, las manos aparecen no tanto como señal de súplica sino como gesto protector. Las estrellas en el manto de la Virgen, llamado maphorion, simbolizan su virginidad antes, durante y después del parto. La tercera estrella está oculta por el cuerpo del Niño. El niño levanta la mano derecha en señal de bendición, mientras que en la izquierda lleva el rollo de las Escrituras. Sus piernas aparecen cruzadas, dejando entrever la planta descalza y llagada del pie derecho, anunciando la muerte que ha de sufrir.

La técnica de pintura del icono es compleja y solemne como un rito. Hay una serie de leyes en los manuales de iconografía que todavía hoy se siguen con gran escrupulosidad, sobre todo en los ambientes monásticos. Se escoge una tabla de madera noble (ciprés, encina, castaño...) que sea lisa y sin nudos; se prepara la superficie para que quede completamente lisa y suave, de modo que se pueda encolar una tela fina que se adhiera totalmente a la madera.

Con una solución de polvo especial se consigue un fondo duro y estable que se pule perfectamente hasta conseguir una superficie perfecta. Se marcan entonces los rasgos esenciales del icono y se ponen las hojas de oro en toda la superficie que va a quedar dorada, reservando para el momento posterior la ejecución de los rasgos del vestido, de la cara y de las manos. Poco a poco se van sacando los rasgos de la imagen, usando colores naturales mezclados con clara de huevo, o pintura al temple, que el tiempo dará un color sombrío a todo el icono.


Una vez terminado el icono se le da una mano de aceite de lino y resinas mezcladas, que forma como una capa protectora de los colores que se conservan perfectamente durante mucho tiempo. La técnica del iconógrafo trata de iluminar el icono en algunos lugares como el rostro o los ojos; un halo de ligereza envuelve incluso a los vestidos a través de una técnica especial que se llama “assist” y que da un toque de nobleza y de belleza, haciendo que las finas estrías doradas o plateadas simulen la impregnación divina de toda la persona. El fondo de oro luminoso indica la realidad resplandeciente del icono y del misterio que representa.

Una vez terminado, el icono recibe la bendición de la Iglesia y puede ocupar su lugar en la iglesia o en la habitación de los fieles. Existe una bendición especial para los iconos, aunque es suficiente ponerlos sobre el altar mientras se celebra la sagrada liturgia, para que el contacto con el misterio eucarístico los santifique.



Regina caeli, laetare, alleluia.

24 comentarios:

  1. Artisticamente estos iconos marianos son de una belleza extraordinaria, junto con la música que hoy nos traes, este es un espacio ideal para permanecer y agradecer, para meditar en la suerte que tenemos, por esta MADRE tan hermosa, por este regalo divino inigualable.
    ABRAZOS AGRADECIDOS siempre por la cantidad de emociones y sentimientos que siempre me despierta tu blog.

    ResponderEliminar
  2. No conocía la imagen. ¡Qué belleza! ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  3. ¡Que hermosura de nuestra Madre!
    Recien estoy entendiendo a esto de los íconos orientales.
    Te dejo una página que he visto http://www.crestinortodox.ro/

    GRACIAS!!
    DTB!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por el enlace. Me apasiona

      Eliminar
  4. Qué interesante! oye! Ángelo, acabo de caer ... LO QUE TE DEBE QUERER LA VIRGEN A TÍ !!!

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho tu entrada de hoy. En parte tambien por lo que me toca. El icono de la Virgen del Camino precide nuestras liturgias y celebraciones.Conocer sus significado a veces no esta en conocimiento de todos. Tú enseñas de ese modo tan especial que tanto nos gusta.
    Nos vemos en el rezo del rosario.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Siempre aprendiendo contigo,gracias Angelo,eres una bendición :D

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  7. Para triunfar en la vida, no es importante llegar el primero. Para triunfar simplemente hay que llegar, levantándose cada vez que se cae en el camino. ¡Feliz Fin de Semana!♥♥

    ResponderEliminar
  8. Gracias por enseñarnos tantas cosas bonitas Angelo, muy interesante lo de los iconos, lo desconocía, un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Qué preciosa Virgen y qué bonito post.
    Feliz Sábado mariano, Ángelo
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Me ha parecido muy interesante Angelo, yo tampoco conocía esta imagen... es muy linda. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Me encantan los iconos. Hay técnicas específicas para rezar ante ellos. Tengo la suerte de tener uno en casa que es una maravilla, en el centro aparece la Virgen con el Niño y a su alrededor una serie de iconos más pequeñitos con diversos santos. Rematando el icono esta la SAntísima Trinidad, en estilo bizantino, en oro y plata.

    Por cierto, ¿por qué aparece herida y sangrando la mejilla de la Virgen en el icono que traes al blog? Tengo curiosidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andy, estoy en ello, aún no lo he encontrado; también yo tengo curiosidad.Un abrazo

      Eliminar
    2. ¡Hola!

      Sólo un momentico para deciros lo que a mí me dijeron al respecto, aunque no recuerdo si era exactamente con este icono mariano o era con otro.

      Ocurrió que robaron en una iglesia ortodoxa y, entre lo que se llevaron, estaba un icono de la Virgen con el Niño. Más tarde lo recuperaron, pero en la cara de la Virgen había aparecido una herida como si de una rasgadura humana se tratase.

      Se lo voy a preguntar al monje que me lo dijo en su momento (el que está en Marruecos con el superviviente de Tibhirine). Antes era comercial, viajaba mucho y ya tenía una sensibilidad especial hacia todo esto.

      ¡Besicos y feliz domingo! Ah, ayer estuve en el Pilar y le di un besico a la Virgen de parte de todos. Como está siendo lo habitual últimamente por lo que dicen unos y otros y yo vivo, el Pilar olía a flores, a esa "mezcla" especial característica de "La Mamá". Y otra cosa, tengo una sorpresa para ese "andariego" de la derecha.

      ¡Me voy a ver a mis peques, que han venido de visita este finde, y luego a pasar el domingo en el monasterio, así que "Ta la noche". Cuidaos en este Gran Domingo de la Misericordia!

      Eliminar
    3. Andy, Ya ves que Camino es un ángel. Me encanta esa explicación. Muchísimas gracias querida hermana. ¡Es que tienes muy buenas fuentes!Seguiremos indagando. Un beso

      Eliminar
    4. Verdaderamente lo es. Muchas gracias Camino por tu amabilidad. Un abrazo.

      Eliminar
  12. Los iconos son autenticas catequésis, no son una pintura cualquiera....
    se reza antes y durante se realiza la obra
    gracias Angelo
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito ese matiz, de rezar mientras se pinta. Gracias

      Eliminar
  13. No me salió el comentario que te dejé anoche. Bueno, quería decir que la Virgen te debe de querer mucho a tí Ángelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tampoco me ha llegado al correo.
      Claro que me quiere, como a todos sus hijos. Mi respuesta, ya es otro cantar por desgracia...
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Maravilhosa sua postagem, gostei imenso. Parabéns!
    Abraço e ótima semana.

    ResponderEliminar
  15. ❀◕‿◕❀...Besos Eternos.
    Gracias por hacer que mi mente soñadora tenga sentido.
    ★MaRiBeL★

    ResponderEliminar
  16. En la Santa Biblia hay dos pasajes remiten a la mejilla herida de la Virgen. Uno se encuentra en Miqueas, cap. IV: 8-10) pensando en que los sufrimientos de Jesús los habría de padecer también su querida compañera. La segunda está, obviamente, en el libro de Salomón: El cantar de los cantares” , cuando se lee: Los guardias golpearon y me hirieron...

    Este detalle lo capté extrañadísimo, porque siempre se me había explicado que una rotura en la mejilla derecha de la imagen de la Mare de Déu del Claustre, Patrona de Solsona, mi ciudad natal en el centro de Cataluña, que es de color negro, se debía a su profanación. Quizá sí, pero ya me permito dudarlo, y no sólo por las dos menciones que encontré en la Biblia.
    La Virgen de Czestochowa venerada en Polonia, aunque según la tradición proviene de Bizancio (Constantinopla), presenta en su mejilla una fea hendidura que la muestra como si estuviese “herida”.

    Curioseando por si descubría más dibujos y pinturas de la Virgen con el Niño mostrando algún defecto en la mejilla de la madre, encontré la huella de una herida similar en un lienzo de Simone Martini (1284-1344), pero lo pintó al presentar el rostro de María Magdalena. Quizás lo copió de otra de tiempos antiguos, porque dicha herida en realidad también está pintada en las mejillas de algunas Vírgenes de la iglesia ortodoxa. Este detalle de una herida en la mejilla aporta mucho a mi inquietud investigadora en este tema. Y añadiré algo, para que se vea claro que la cultura da alegrías, y nunca nos ha de defraudar. Dicho lienzo para mí resulta interesante, además porque en la vestimenta de María Magdalena se muestra un trazo egipcio muy simbólico, cual es la Cruz de san Andrés, o aspa (X).
    http://webspace.webring.com/people/or/ramonetriu/magdalena.html

    ResponderEliminar
  17. http://webspace.webring.com/people/or/ramonetriu/magdalena.html
    En la Santa Biblia hay dos pasajes remiten a la mejilla herida de la Virgen. Uno se encuentra en Miqueas, cap. IV: 8-10) pensando en que los sufrimientos de Jesús los habría de padecer también su querida compañera. La segunda está, obviamente, en el libro de Salomón: El cantar de los cantares” , cuando se lee: Los guardias golpearon y me hirieron...

    Este detalle lo capté extrañadísimo, porque siempre se me había explicado que una rotura en la mejilla derecha de la imagen de la Mare de Déu del Claustre, Patrona de Solsona, mi ciudad natal en el centro de Cataluña, que es de color negro, se debía a su profanación. Quizá sí, pero ya me permito dudarlo, y no sólo por las dos menciones que encontré en la Biblia.
    La Virgen de Czestochowa venerada en Polonia, aunque según la tradición proviene de Bizancio (Constantinopla), presenta en su mejilla una fea hendidura que la muestra como si estuviese “herida”.

    Curioseando por si descubría más dibujos y pinturas de la Virgen con el Niño mostrando algún defecto en la mejilla de la madre, encontré la huella de una herida similar en un lienzo de Simone Martini (1284-1344), pero lo pintó al presentar el rostro de María Magdalena. Quizás lo copió de otra de tiempos antiguos, porque dicha herida en realidad también está pintada en las mejillas de algunas Vírgenes de la iglesia ortodoxa. Este detalle de una herida en la mejilla aporta mucho a mi inquietud investigadora en este tema. Y añadiré algo, para que se vea claro que la cultura da alegrías, y nunca nos ha de defraudar. Dicho lienzo para mí resulta interesante, además porque en la vestimenta de María Magdalena se muestra un trazo egipcio muy simbólico, cual es la Cruz de san Andrés, o aspa (X).

    ResponderEliminar