Desengaño


Una vez más, ha vuelto a ocurrir. No podía imaginarlo. No, esta persona no. Estaba convencido, hubiese puesto la mano en el fuego, asegurando que no haría, ni diría lo que le he oído decir.

De repente me encuentro ante un extraño… Siempre me ha apoyado, me ha escuchado, me ha defendido, me ha ayudado, y de pronto…  todo parece irreal… Una vez más, las personas vuelven a decepcionarme.

¡Qué  triste!¡Qué difícil entenderlo, aceptarlo, interiorizarlo….! Resuenan en mí, unas palabras del hermano Rafael, que un día anoté, sin imaginar que tendría que aplicármelas: No esperes nada de los hombres, ni aún de los más santos, pues cuanto más pongas en ellos, mayor será el desengaño algún día”

Duele ¡Claro que sí! Alguien con una vida espiritual así, no puede pensar, ni decir lo que me  ha dicho. ¿Dónde se han quedado mis confidencias, mi intimidad, mis obras, mi confianza….? 

Esta es la fragilidad humana de la que nadie se salva. Soy consciente, de que también yo habré defraudado a más de uno. ¡Sí, yo sí! y debo reflexionar sobre ello, porque es dolor que cargo en otros . Sólo Dios no defrauda, sólo Él es fiel, por eso sólo en El, podemos abandonarnos. "El  abandono del niñito, que se duerme sin miedo en los brazos de su padre" decía Santa Teresita del Niño Jesús.El abandono es la manifestación más plena del amor y de la confianza.

"Pues, aunque una madre se olvidara, yo nunca podría olvidarme de ti” (Is 49,15). Dios no puede olvidarse de mi, ni olvida nada de lo que he hecho por amor a El. Por eso, quiero ponerlo en la oración, y  decir convencido: “Dios es mi luz y mi salvación ¿a quién temeré? Dios es el refugio de mi vida ¿quien me hará temblar?... Aunque un ejército acampe contra mí, mi corazón no teme; aunque estalle una guerra contra mí, estoy seguro... Él me dará cobijo en su cabaña en el día de la desgracia; y me esconderá en lo escondido de la tienda (de su corazón)(Sal 27).

Solo Dios es fiel, sólo Él no falla nunca, ¿Cuando empezaré a creérmelo?...
¡Alabado sea Jesucristo!

20 comentarios:

  1. Sí, es duro, muy duro...pero son cosas de la vida. DIOS NUNCA FALLA. Ahí reside nuestra confianza.
    Un abrazo en el Nombre de Jesús.

    ResponderEliminar
  2. Los santos, a base de mucho sufrimiento y mucha gracia divina, aprendieron a depender afectiva y emocionalmente de Dios. Así, cualquier decepción la viven endiosados, sin sentirse en peligro de mengua alguna, como Hermanos mayores que tan sólo buscan el bien del otro.
    Gracias por tu entrada

    ResponderEliminar
  3. Los seres humanos siempre vamos a fallar.
    Pero también es bueno el dialogo, por uno no sabe porque la otra persona reacciona de manera inadecuada.
    Quizá esta pasando por una prueba más dura, y es cuando más necesita de cariño y amor.
    Hay veces que no sabemos como reaccionar ante la vida, y regresamos a lo aprendido, a la agresión, la traición, etc.
    Creo que de los dones más hermosos es la CARIDAD.
    SL2!!
    Gracias!!
    DTB!!

    ResponderEliminar
  4. Así es Angelo, no esperes nada de los hombres porque son-somos imperfectos, y si hay alguien mejor que otro no olvidemos que no es mérito suyo sino por la Gracia de Dios que hay en él. Pero meditando que nosotros mismos somos imperfectos y nos toleramos así toleremos también a los demás porque cada uno es como es con sus defectos y sus virtudes..y nadie puede ser mejor sin la ayuda de Dios. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  5. Así es Ángel, todos defraudamos, nos duele pero es así.Solo Dios es el que siempre nos espera, jamás defrauda.
    Veo que Dios te está trabajando para unirte muchísimo más a El.El te ama
    mucho.¡ Escúchale!
    Un abrazo. Dios os bendiga.

    ResponderEliminar
  6. Siente pena por él, encomiéndale con intensidad y sigue amándole, debe ser muy doloroso lo que le ha llevado a fallarte así
    Un beso, ángelo

    ResponderEliminar
  7. Lo lamento, será algo mas de peso para tu mochila, pero de seguro ese peso lo dejarás en el camino. Luego aliviado el Señor te recompensará. Me despido, por si en los próximos días no tenemos oportunidad, el viernes iniciaré mis vacaciones con un retiro de silencio de 4 dias; así que querido amigo: feliz y dichosa peregrinación, que recojas muchos frutos junto con Alicia, que el Señor los acaricie con una brisa suave y que cada amanecer los llene de su amor.

    ResponderEliminar
  8. No hay fraude en la respuesta del ser humano, hay decepción en la percepción del que espera otra cosa del ser humano. No puedes decir que nadie te defrauda porque el fraude sería que el hiciera lo que yu esperas de él y no lo que e cree que debe de hacer. Muchas veces es necesario que nosotros percibamos un fraude para encontrar una solución o comprender lo que El nos quiere decir: Esperar del prójimo, lo que nosotros mismo no sabemos entregar, no es decepción simplemente es que vemos paja en el ojo y al omejor en el nuestro hay vigas. Intenta entender la respuesta de tu prójim o pregunta el por qué de esa respuesta y verás que a lo mejor es que la contestación es la correcta para que tu encuentres el camino.

    ResponderEliminar
  9. Querido Angelo, mis palabras siempre son inútiles, si dijera algo por mis propios méritos seguro que diría una barbaridad, por eso miro al Cielo y le pido a Dios alguna palabra para ti, y siempre Imitación de Cristo de Tomás Kempis tiene algo que decir:
    TOLERAR LAS OFENSAS ES PRUEBA DE VERDADERA PACIENCIA
    Jesucristo:
    1. ¿Qué es lo que dices, hijo? Deja de quejarte considerando mi Pasión y la de los santos.
    Todavía no has soportado hasta derramar sangre.
    Es poco lo que tú padeces, en comparación con lo mucho que soportaron otros,
    tan fuertemente tentados,
    tan pesadamente mortificados,
    tan frecuentemente puestos a prueba y presionados.
    Te conviene, pues, recordar
    las cosas muy graves de otros
    para que con facilidad lleves tus pequeñeces.
    Y si no te parecen pequeñeces
    mira que la causa no sea tu impaciencia.
    Pero sean cosas grandes o pequeñas
    procura soportarlas pacientemente a todas por igual.
    En la medida que mejor estés dispuesto a la paciencia,
    actuarás sabiamente y más mérito tendrás;
    te pesarán menos
    tendiendo el ánimo y la costumbre preparados sin flojera para esto.
    No digas: no tengo valor para soportar esto de esa persona, ni debo aguantar semejante cosa
    porque me causó grave daño y dice de mí lo que nunca pensé,
    pero de otra soportaré lo que me haga
    según me parezca que se debe sufrir.
    Es desatinada esta idea, que no considera la virtud de la paciencia ni por quién será premiada
    sino que más bien mira a las personas y a las injurias que le hacen.
    3. No es realmente paciente quien no desea padecer
    sino cuando a él le parece y de quien le acomoda.
    El verdadero paciente no se fija qué [sic] persona le molesta
    sea su superior, igual o inferior
    sea bueno y santo o perverso e indigno
    sino que, indistintamente de qué persona reciba
    algo adverso, de cualquier medida y todas las veces acepta todo con gusto de la mano de Dios
    y estima que es una gran ganancia:
    porque nada de cuanto se padece por Dios, así sea poco,
    puede pasar sin mérito ante Dios.
    4. Estáte, pues, dispuesto a la lucha
    si quieres obtener la victoria.
    Sin certamen
    no puedes obtener la corona de la paciencia;
    si no quieres padecer,
    impides que te coronen.
    Si quieres que te coronen
    pelea valerosamente, soporta pacientemente.
    Sin esfuerzo no se consigue el descanso
    ni sin pelea se alcanza la victoria.
    Discípulo:
    5. Quiero, Señor, que se haga posible por tu gracia
    lo que me parece imposible por la naturaleza.
    Tú sabes lo poco que puedo resistir
    y qué pronto caigo cuando surge una pequeña adversidad.
    Deseo que por tu Nombre
    cualquier práctica de paciencia me sea amable y elegible porque padecer y ser maltratado por causa tuya es muy saludable para mi alma.

    ResponderEliminar
  10. Anda... me va como anillo al dedo
    Me cuesta vivir el amor a los demás y a la vez ese desprendimiento que impide la decepción.
    Por otra parte, hace poco he sido testigo de como dos primas, que se querían con locura, se hacían daño por culpa de un tema de desconfizanza y dinero.
    Es tan triste ver a gente buena, perder la cabeza y meterse en una selva de odio, humillaciones, crispación y faltas de respeto.
    ¿Cómo decir a una que perdone y sobretodo que soporte las constantes humillaciones de la otra?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y por qué no le dices a la que no deja de humillar que deje de hacerlo en vez de decir a la otra que perdone?

      Eliminar
    2. ¿Y por qué no le dices a la que no para de humillar que deje de hacerlo en vez de insistirle a la otra que perdone?

      Eliminar
    3. He intentado hablar con la que "pincha" pero no razona.Su conversación es un continuo "yo sufro muchísimo, se siente superior, me siento desplazada, es ella que me trata mal, y yo que le he hecho, lloro todo el día..."
      Para no entrar en culpabilidades, intento hacerle entender (a la que pincha) que mientras esté centrada en "su dolor - decepción", este cada vez ira creciendo más. Que no puede pretender cambiar a la otra, y si no se avienen, que prescinda ya de la otra, que la olvide y viva su vida. Yo puedo hacer de intermediaria para los temas comunes q tengan q hablar, q me los comente a mi y yo le consigo la respuesta
      Pero no puede o no quiere... es como una obsesión, siempre vuelve al trato directo con la prima y a lo mala q es
      Pienso q está enferma... si no no lo entiendo.

      Sinceramente, tampoco veo justo decirle a la otra que aguante y perdone todo...
      Pero no se me ocurre que hacer.

      Eliminar
  11. Lo siento mucho, Angelo. Pídele a Dios que te ayude a perdonar a esa persona, pues humanamente es muy difícil asimilar estas cosas. Yo llevo también una temporada bastante regular con varias cosas así, pero quizás es que tengo mucho que aprender, tengo muchas limitaciones, y Mi Padre Dios lo permite por algo. El día de Santiago tuve un gran sufrimiento en este sentido y no sólo de una persona. Al día siguiente, antes de salir de casa tenía que volver ineludiblemente a esa situación, así que busqué “Prepárate para la prueba” y encontré una canción inspirada en este texto de Eclesiástico 2. La oí varias veces y me ayudó. Ya saliendo de casa, abrí la Biblia y justo me salió ¡¡¡ Eclesiástico, 2 !!!, claro, -

    ”Hijo, si te decides a servir al Señor, prepara tu alma para la prueba. Endereza tu corazón, sé firme, y no te inquietes en el momento de la desgracia. Únete al Señor y no te separes, para que al final de tus días seas enaltecido. Acepta de buen grado todo lo que te suceda, y sé paciente en las vicisitudes de tu humillación. Porque el oro se purifica en el fuego, y los que agradan a Dios, en el crisol de la humillación. Confía en él, y él vendrá en tu ayuda, endereza tus caminos y espera en él.”

    Así que pensé que estaban siendo pruebas para mí en que estaban por medio personas que amo, así que todo tomó otra perspectiva. Esto no ha evitado el dolor ni la decepción ni el enfado, pero ya es distinto.

    No sé si te servirá la frase que te voy a poner, pero a mí sí y lo sigo comprobando. Me la dio alguien que me ha ayudado mucho y que ha sido muy importante para mí, con la que ahora estoy pasando una situación bastante difícil, pero confío en que se pueda curar la herida emocional. La frase es: “Ya sabes que no hay peor cuña que la de la misma madera.”

    Un grandísimo abrazo, Angelo, y mis oraciones.

    ResponderEliminar
  12. Angelo,suscribo totalmente el comentario de Maria del Rayo.

    Un cariñoso saludo y ánimo amigo mio :)

    ResponderEliminar
  13. Que bien viene esta entrada ahora que hay mas movimiento y se está con seres queridos que no vemos habitualemtne...que bien
    Pues si....he sufrido estos desengaños...porque he puesto la vida en los hombres tantas veces......tantas...hasta que me hundí en la noche oscura del alma y amigo mio...que descubrimiento!!!!! Doy gracias por esa experiencia de "infierno y tormento" porque mi vida , mi corazón ..sin a penas sentirlo se UNIÖ al de Jesus...no sé explicarte....desapareció la queja de los fallos del otro.....y entré en la Espera Real....hacer en cada momento lo que El me inspira...aunque sea un crucigrama.....y la norma pasarla por el corazón y estar de verdad en lo que estoy haciendo y si estoy con Alguien verlo a EL......esta Gracia ha hecho que la Paz interior no me abandone y la Alegria fluya desde dentro como de un manantial Angelo...la salvacion vino a Mi como una brisa suave..porque no espero de nada ni de nadie...Ahora sé pedir con paciencia..sin martillear al personal....y el orden del cielo se hace a mi alrededor...todo se aligera y se suaviza...que ha pasado? El vive en Mi y sé que nunca se irá si yo no quiero..." No permitas que me separe de ti...le digo a menudo"...este es el camino, el abandono y entonces se vive DESCANSADO en al Cruz..de la historia, de la persona que no puedes con ella y no salen las predicaciones sino que la Caridad se abre paso y hace del Dia un motivo para dar Gracias...a todas horas!....que no existe el Cielo? si lo tenemos dentro de nosotros!!! verdad? un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Una delle sofferenze più grandi che possiamo patire è proprio questa! E' duro comprendere ed accettare e siccome solo il Signore conosce il nostro cuore è bene affidarsi a Lui, pregare perchè Lui rimetta a posto ogni cosa e chiederGli di non dover mai dare noi una delusione come quella che abbiamo ricevuto! Essere coerenti è la cosa più difficile. Spesso chiediamo al Signore tante cose e invece dovremmo imparare a chiedere proprio la coerenza. Il Signore ti benedica.

    ResponderEliminar
  15. Querido Angelo, lamento muchísimo esta decepción, este desengaño.

    A todos nos ha pasado y nos pasará. PAreciera que esa persona es incapaz de hacernos daño, de abandonarnos, de defraudarnos...pero lo hace.

    Ni siquiera el Señor estuvo exento de la traición. Sólo te digo lo que decía Santa Teresa: Nada te turbe, nada te espante... solo Dios basta.

    Un abrazo enorme, para lo que quieras aquí estoy.

    ResponderEliminar
  16. Estimado Ángel, lo siento profundamente, creo que es muy triste que no podamos confiar en una persona, lejana o cercana. Y, al fin al cabo ¿somos hermanos? es difícil caminar y lo vas a comprobar muy pronto... tu esperado camino, te indicará y llenará de gozo.
    Un fuerte abrazo... lleno de fuerza.

    ResponderEliminar
  17. Es duro pero es así Ángelo, yo te fallaré a tí y tú me fallarás a mí. Solo Dios no falla. Lo importante es rectificar después del fallo.
    De la misma manera que no se puede evitar equivocarnos y que lo importante es arreglarlo o tratar de hacerlo, lo que sea, pues por analogía lo mismo entre hermanos en fallarse uno al otro, es inevitable. La obligación es arreglarlo si se puede o tratar de hacerlo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar