Desde el corazón


Me doy cuenta,  que al finalizar  la semana, son muchas las oraciones vocales que dirijo a Dios. Unas salen de la necesidad del momento, y llevan la fuerza del corazón. Pero hay veces, que descubro mi rutina en la forma de dirigirme  al Creador.

Existen ocasiones, en las que la proclamación de mi fe, solo está dictada por mi boca, de forma mecánica. Antes de iniciar mi plegaria, debería tomar conciencia de lo que voy a decir y ante quién estoy. Lo que va a dar valor al dirigirme a Dios, es la fe con la que pronuncio mis palabras.

Esta mañana en un momento de la misa, me dí cuenta de lo fácil que me distraigo ante las fórmulas oficiales de la liturgia. ¡Qué diferente vivo la Eucaristía, cuando presto atención, y quiero que mis palabras , antes de pronunciarlas, se filtren en mi corazón, y salgan cargadas de sentimientos e intenciones!

Una vez , me pasé toda una misa, mirando a un sacerdote que concelebraba. Su actitud exterior, hizo que sintiera una gran paz y que entendiera mejor el valor de lo que en ese momento estaba viviendo. El sacerdote, tenía los ojos cerrados, cuando escuchaba las diferentes partes de la Eucaristía, en la que él no intervenía directamente. Más tarde, le comenté el bien que me hizo verle tan recogido y me invitó a que le imitase, asegurándome que valía la pena.

Encontré un vídeo hace tiempo, que lo guardé para compartirlo en una entrada de mi blog. Creo que hoy es el día adecuado para hacerlo.

 

¡Alabado sea Jesucristo!

10 comentarios:

  1. Querido Ángel.
    Por fin puedo leerte desde hace un mes.
    He leído todo de un tirón y estoy un poco emocionada.
    Solo quería que supieras que ya estoy de vuelta.
    Magníficos tus kilómetros de Camino.
    Dios os nendiga a los siete.

    ResponderEliminar
  2. Que lindo video.
    Mil gracias Angelo,bendiciones.

    ResponderEliminar
  3. Fabuloso, especialmente ahora que nos preparamos para el Año de la Fe, lo compartiré en FB.Cuando estoy en un país donde no se habla el español,comienzo en inglés pero no logro continuar y sigo con el español, siento mas lo que digo, que tratar de leer de un libro las oraciones en inglés.Procuro hacerlo en voz baja para no molestar.

    ResponderEliminar
  4. Grandísimo vídeo. Necesario. Útil. Un motivo de reflexión y acción. Gracias por el video y por tus palabras que siempre me dan paz.

    ResponderEliminar
  5. Amigo Ángelo, hoy me animo a escrbir un comentario. despues de tiempo sin hacerlo
    Orar desde el Corazón, ¿Muy dificil? no. la cosa mas sencilla. Lo que pasa que nos hemos acostubrado a recitar, oraciones y mas oraciones, textos y mas textos como cotorras.
    ¿es bueno? Si. a veces nos empeñamos en querer entender cada palabra, que decimos, cada frase que pronunciamos ¿es bueno? si. ¿es orar con el Corazón? no. es orar con la inteligencia y esta forma de rezar ya es una distración por que estamos mas pendientes de saber si nos equivocamos, si sabemos es texto de memoria, si pronunciamos correctamente, si entendemos lo que decimos, que de orar. Para hablar con Dios, para orar no necesitamos muchos discursos, muchas palabras, o muchos ritules." Ya sabe vuestro Padre lo que hay en vuestro corazón". Por tanto lo único preciso es abrir el Corazón, no tratar de engañar a quien no podemos engañar. " Hace unos días decías que tu, y tu hija en el proyecto del viaje os entendíais con la mirada. ¿cierto? no había muchas palabras ni muchos discursos ni razonamientos ,eso es hablar con el corazón es lo que necesitamos para orar. " Hablar con Dios, nosotros, necesitamos palabras cierto, pero sobre todo necesitamos permanecer atentos y a la escucha, el Señor nos habla de muchas maneras la lectura del Evangelio, la Palabra. un buen libro una canción , algún hecho de la vida etc. El Señor nos dice muchas veces. "Escucha" "permanece atento." para orar desde el corazón necesitamos estar atentos para entender.. que quiere de nosotros, nuestra respuesta será conocer que quiere de Nosotros. Resumiendo Dios es Amor, ¿que pone en nuestro corazón ? AMOR, que podemos ofrecer, Amor por que Dios nos está amando desde siempre imesa y gratuitamente.
    En la Renovación carísmatica, el Espíritu Santo. me ha llevado a redescubrir que no necesito decir muchas cosas. sino alabar a Dios desde el corazón, con sinceridad, espontaneridad.
    Alabado sea Jesucristo.elpidio

    ResponderEliminar
  6. Hermoso vídeo, el El Credo es la oración donde está todo lo que significa nuestra fe, y me ha encantado el análisis tan claro y a la vez simple de cada palabra.
    Tu entrada muy linda, es muy cierto lo que dices, muchas veces repetimos de memoria las oraciones sin pensar que cada una nos comunica con Jesús o con su Santísima Madre. Santa Teresa decía que se distraía mucho al hacer sus oraciones, que tenía que repetirlas nuevamente.
    Yo me acostumbre desde niña a rezar con los ojos cerrados, y creo que debe haberme visto uno de mis nietos, ya que el que tiene 7 años, cuando bendecimos los alimentos antes de almorzar los domingos, día que estamos todos reunidos, me emociona verlo con sus manitas juntas y sus ojitos cerrados, repitiendo las palabras de la bendición de los alimentos.
    Gracias querido Ángelo, muy bello todo, que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  7. __█________________█
    __██_____________ ██
    _█▒█____________█▒█
    █▒▒▒█_________█▒▒▒█
    █▒▒▒█████████▒▒▒█
    _█▒████████████▒█
    __███████████████
    __███████████████
    __███████████████
    __████▒▒▒██▒▒▒███
    __███▒♥♥▒██▒♥♥▒ ██
    ████▒▒♥▒███▒♥▒▒████
    __████████████████
    __██████=▼=███████
    ██___██████████___██
    ________███████
    _____███████████
    _____█▒███████▒█
    _____███▒█████▒██
    ______████▒▒▒▒███
    _______██████████ MIAO!!

    ResponderEliminar