La convicción de lo que no se ve


Encontré la semana pasada en la red, una noticia que me hizo esbozar una sonrisa. China ha creado una nueva atracción turística.Sobre una montaña, a 1.430 mts. de altura, han construido un pavimento de cristal, para ser atravesado a pie. Dicen que la vista es impresionante, y caminar a 1.430 mts. de altura, teniendo bajo tus pies, un suelo de vidrio, donde se percibe  el vacío, tiene que ser algo que  despierte la  adrenalina. 


¿Y sabéis como han llamado a este nuevo reclamo? … : “La Caminata de la Fe”. ¿Te atreverías a caminar por ella?... Creo que para mí, resultaría imposible, mi vértigo, tiene la medida de  esta montaña.

Pero que queréis que os diga.... Intento ver a Dios en todo, así que contemplando,  en las fotografías de la noticia, a los intrépidos visitantes, atravesando ese trayecto , no pude más que pensar ,en nuestro caminar en la fe." ¿Me fío de Dios?¿ Siento que alguien me sostiene, aunque vea el abismo, bajo mis pies? , ¿Camino?"...


Mi fe, puede ser grande o pequeña, débil o fuerte. Todo depende del conocimiento personal que tenga de Dios y de mi unión con Él. ¿En qué se fija Dios al mirarme?...¿ mis cualidades, mis logros, las debilidades, las caídas?..., a Dios lo que le importa de verdad ,es mi fe.

Jesús no cesaba de alabarla, cuando la encontraba en los que se cruzaban en su camino. Y el evangelio ha querido hablarnos, constantemente de los que han creído. María , la Madre de Jesús, el gran ejemplo de Fe, la que se fió, la que no dudó : ¡Fiat! San José, los Magos, la hemorroisa, el centurión, el ciego de nacimiento… 

Me llama la atención , Mt.13,58 : “y no hizo muchos milagros allí a causa de la incredulidad de ellos”. La única condición, para que Dios pueda actuar en  mí,es la Fe. Y si no la tengo... ¡la pido! Alguien muy cercano, me confesaba hace años: "Cada noche, antes de acostarme, me dirigía a Dios y le decía : "Si existes dame la fe. Años después... llegó".

La fe en Dios , es creer en Él, basándome en su palabra, con la certeza de que Él no puede mentir.  Hace que me apoye en Él, que ponga toda, mi confianza,… ¡Toda!... En Él.

Algunos rechazan la fe en Dios, porque les resulta humillante, admitir la existencia de alguien superior al hombre. Otros niegan la existencia de un Dios bueno, a modo de protesta pacífica, contra el mal en el mundo. Otros solo quieren creer, en lo que pueden palpar , negando aquello que no acarician; supongo,  que encontrarán un lugar para situar  los sentimientos y emociones que salen de nosotros.

No nos engañemos. La Fe , es un regalo. Se nos ha dado, sin ningún mérito por nuestra parte, y no podemos jactarnos ante quien no la ha recibido aún. Algunos, no han aceptado este obsequio divino; voluntariamente lo han rechazado, prefieren vendarse los ojos, para decir que no ven.  Otros, han decidido quedarse en casa, abriendo puertas y ventanas, para que  cuando la luz asome, pueda entrar.  Y otros, viendo el valor del regalo y sus frutos, se ponen en camino para buscar al dador, y pedirlo también.

La Fe es  el resultado de dos libertades. La de Dios, que da gratuitamente este don, y la del hombre, que lo acepta.

"Es pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan".(He 11.1, 6)

“ La Caminata de la Fe” ¿Te atreves a caminar por ella?...
¡Alabado sea Jesucristo!

26 comentarios:

  1. ¡¡Que vértigo!! :)

    La Fé...sin ella,el mismo vértigo me produce la vida.

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. querida Belen: ¿Cómo avanzar sin ella?... ¡Feliz día! Un beso

      Eliminar
  2. Lo mio no es vértigo, es miedo. Así que no creo que pudiera caminar por ahí. Lo curioso es que cuanto mas alto está algo menos sensación de miedo tengo y puedo superarlo. Recuerdo cuando subí por primera vez a la Torre Eiffel que en primer piso me daba miedo asomarme y mirar abajo, pero cuando subí al segundo el miedo desapareció y lo podía hacer sin problemas.

    Con mi fe pasa lo mismo, cuanto mas cerca estoy del suelo (apegado al mundo) mas miedo tengo, pero en cuanto me elevo hacia el cielo acercándome a Dios y alejándome de los problemas mundanos, se me quitan los miedos y puedo ver los problemas desde lo alto sin miedo y con confianza. Dios me sostiene ¡Que miedo voy a tener!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Javencina: Mi gozo de nuevo al verte por aquí. ¡Qué bella reflexión nos ofreces tú también!Así tendría que ser. Cuando la Fe está viva ¿Qué vamos a temer?... Te agradezco mucho tu aportación. Un abrazo

      Eliminar
  3. Uf Angelo...que vertigo..pero sabes? no perderia la oportunidad de pasar .....seria impresionante!!! Pero la Fé me hace pasar por sitios todavia mas vertiginosos..no te quepa duda....Ante las salidas que tiene mi hijo mayor planteandome sus dudas de Fé....solo mi Fé hace que no pierda la calma ni deje al miedo hacer sus locuras...Solo le digo : Tu tienes Fé porque yo que soy tu madre la tiene" y punto final..a rezar y entregarme en mi Casa...ese es mi caminar...Ya le dí a mis hijos.....son Suyos y El cuenta conmigo como un puente.....La Fé lo puede todo porque hace que no desespere Nunca!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Gosppi. Parece que nuestros hijos mayores, no lo tienen muy claro en algunas ocasiones. Creo que podemos vernos reflejados en ellos, si miramos atrás. Nuestra fe, será siempre la seguridad que pueden encontrar para seguir adelante. Nuestra forma de vivir la fe, será la garantía de que pueden caminar sin miedo. Un beso

      Eliminar
  4. Mi piace che i Cinesi abbiano chiamato quest'opera la 'passeggiata della fede'. Anche il cammino della fede in fondo è un guardare attraverso ciò che si vede ed un fidarsi di ciò che non si vede. Esiste però una grande differenza: di ciò che non si vede possiamo fidarci anche ad occhi chiusi, perchè abbiamo la certezza che il Signore è con noi. Per quanto riguarda la passeggiata sospesi nel vuoto è meglio, prima e durante il percorso, affidarsi al Signore e tenere gli occhi ben aperti...
    Un caro abbraccio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cara Martina: Mi piace sempre leggere e meditare sulle parole di Gesù a San Tommaso: "Beati quelli che credono senza vedere" ... Basta pensare alla forza che tiene la parola di Gesù cuando dice : "Beati"...
      Grazie per condividere con noi il tuo pensiero. Un bacio

      Eliminar
  5. Vertiginosas imágenes, ¡Vaya sitio!, yo tampoco me atrevería... Pero tu post..., enorme, amigo, enorme. Me ha hecho llorar. “y no hizo muchos milagros allí a causa de la incredulidad de ellos”, más de una vez, y más últimamente, me interpela a mi también esa frase... ¿Será que no creo suficiente???... Señor, tu lo sabes todo tu sabes que te amo, que te quiero amar, pero por favor aumentame la fe, dame más fe...., necesito mover montañas y no son precisamente las de los males físicos que me aquejan. Sino las montañas que me apartan de la confianza TOTAL en tí, SEÑOR.
    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qurido Arcendo. Cuando leí el otro día ese pasaje, también me sentí interpelado por las palabras de Jesús. Que sencillo sería todo, si nuestra fe, no tuviera ninguna rotura. Cada palabra de Jesús, resultaría gozosa, consoladora, reparadora...
      ¡No cesemos de pedirla unos por otros! Un abrazo

      Eliminar
  6. ¡Hola Ángel!
    Pues hasta hoy nada me da vértigos he transitado por pasadizos estrechos y muy altos sin nada a un lado y a otro, así que yo si me atrevo a ir por ese lugar, lástima que queda muy lejos.
    Pero la fe para mi es otra cosa.
    Tendré muchas dudad en la forma, pero en el fondo no. Casi no he hecho nada, para creer, para mi es un Don Inmerecido de Dios.
    Transitaré lugares oscuros y áridos, pero sé que voy por un camino cierto y seguro.
    De eso no tengo ninguna duda.

    Gracias por esta estrada tan "Espectacularmente desafiante" en la FE y en los retos humanos.
    DTB!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María del Rayo:¡Da gusto encontrar esa seguridad! Gracias por compartirla. Un beso

      Eliminar
  7. Lo que pienso de tu entrada ya lo he manifestado al compartirla en g+.
    Ahora te diré que si tuviese que probarme con que confianza me agarro a la fe recibida; te diré que pasaría ese pasadizo de cristal aunque para ello me tuviese que ir arrastrando. Porque de pie por mi, no podría.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Mento: Vaya aún no me he pasado por g+. Ja,ja, lo de arrastrando me ha encantado, pero es que algunos se tiraban a los pies de Jesús, le decáin arrastrando : ¡quiero!...
      Un beso wapa

      Eliminar
  8. "La fe es un regalo" que razón tienes. A mí esto del precipicio me ha hecho recordar un momento en mi vida, en el que le di a Dios algo que Él me estaba pidiendo, cuando todo alrededor me gritaba lo contrario, yo sabía que se lo tenía que entregar. Recuerdo ese momento como un momento de vértigo, como un momento en el que todo, todo mi mundo se iba a derrumbar y pensaba que no iba a poder con ello. Por eso, en ese momento de entrega, en el que la sensación era de vértigo, tuve FE, me fié de Dios, se lo entregué. Fue como cerrar los ojos y decir , allá voy, Señor, Tú sabrás, en Ti confío. Y no pasó nada de todo lo malo que yo me había imaginado. Dios me había regalado la libertad, la fuerza, la entereza para hacer lo que en el fondo de mi corazón a mi me hacía feliz.
    Saludos, cris.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cris: Me ha emocionado tu testimonio. Te agradezco profundamente que hayas compartido con nosotros una experiencia tan personal. Me ha encantando, y me hace alzar una alabanza a Dios por tanto testimonio de Fe.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Ayyyy Angelo que post tan refrescante,tan delicioso,tan hermoso,tan lleno de amor,de fe.
    Y al comentario de Arcen me uno a su bella oracion...AMEN.

    Mil bendiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Puro y eterno amor. Gran amante de la belleza y sencillez.Un abrazo

      Eliminar
  10. No pasaría por el sitio de las fotos, si no hay necesidad no me juego la vida, mejor reservo la prueba de valor para algo más práctico para mí o los demás. En cuanto a la Fe ya es más difícil definirme; es difícil definirse para quien vive, desde hace tiempo, en una casi continua 'noche oscura'; pero suscribo el segundo párrafo de Javencina, creo que con Fe, y por ella, subiría hasta lo más alto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me das pie a un futuro post, sobre algo que pienso, cuando uno pone su vida en peligro. Una vez un sacerdote me dijo que la mayoría de los cristiano vivimos la fe en la oscuridad, Dios da consolaciones especiales a quien quiere. La mayoría de santos han pasado por largas noches oscuras... ¡muy oscuras! Pero seguimos adelante ¡por algo será!...
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Preciosa entrada, querido angelote.
    A pesar de que tengo un vértigo atroz me pasa lo mismo que a Javiencina.
    Soy consciente de que si estoy de pie es porque Dios me sostiene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno madraza, me alegra verte por aquí. He tenido el gozo de ser testigo de lo que me dices.Y no sabes lo que me ayuda.... Un besazo

      Eliminar
  12. Hermosisimo dar el salto al vacio teniendo la certeza del ESTOY CONTIGO, ESTAS CONMIGO, cuanta FE se necesita Danosla Amado Padre, en TI CONFIO.
    GRACIAS ANGEL por tus aportaciones a nuestros corazones. Bendiciones mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patricia por tu aportación. ¡Menudo nivel de comentarios el de hoy, todas las reflexiones me hacen ver que unos a otros nos ayudamos a caminar!Un beso

      Eliminar
  13. Sentí vértigo al contemplar la fotografía de la mujer atravesando aquel camino de cristal y más vértigo al leer la reflexión que nos presentas y al recordar mi propia fe... creo Señor pero aumenta mi fe, no es fácil, sobre todo cuando intentamos cruzar aquel camino con solo nuestras fuerzas... la fe se liga al abandono, y en ese rendirse a Aquel en quien se cree se haya la fuerza que vence todo vértigo... bendiciones, un saludo desde Bogotá colombia, me quedo siguiendo tu blog...

    ResponderEliminar
  14. Bienvenido Oscar a esta, tu casa. Muchísimas gracias por compartir tu caminar en la fe. Un abrazo

    ResponderEliminar