Le toca Amar


Uno de los propósitos que nacieron durante el Camino a Santiago, fue el de asistir a misa a diario. Sabía la “teoría” desde los inicios de mi conversión. ¿Teoria?... Las palabras de Jesús , ¡son verdad! , y la verdad, tiene la fuerza de mover y removerlo todo . "Quien come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna y yo le resucitaré en el último día." Juan 6, 54.

Tengo un amigo , ex - ateo, a quien estas palabras le cambiaron su vida. Cuando ofrecía su testimonio, las repetía con una fuerza especial. Sintió con una certeza irrefutable, que lo que acababa de leer en un folleto, era verdad y que él, tenía que entrar en ella.

Los que llevamos años,intentando caminar en pos de Cristo , sabemos también, de forma indiscutible, que si la fe , no está sustentada con la Eucaristía, agoniza, rozando la muerte. Se entra en la tibieza, donde todo se excusa, adentrándose en la oscuridad y apagándose la alegría. Uno, se convierte en un zombi espiritual, vivo por fuera, pero muerto por dentro. Y yo, me he sentido así.

Pero le he costado mucho a Jesús, ha pagado muy caro el amor que decidió darme, y aunque yo me canse, El, nunca se rinde, y sus brazos nunca se cierran. Basta fijarse de nuevo en ellos, y volver a dejarse abrazar, para que todo se renueve, y la vida vuelva a brotar.

La Misa es un acto de amor entre dos. El que se entrega y el que recibe, y cuando eso se experimenta…¡ ay amigos!… cuando uno  lo percibe aunque solo sea por un instante…¡ no puede resistirse! Pero de eso hablaremos otro día…


Aprovecho que en casa, los despertadores empiezan a sonar pronto, para poner también el mío, con el que antes madruga, que siempre es mi esposa. Y sí, me levanto para ir a misa temprano, así que suelo ser el primero en llegar a la Iglesia. Me encanta entrar en la capilla del Santísimo, y no encontrar a nadie en ese momento. Percibo que Alguien me espera… y esa soledad, resulta especial.

Tengo media hora antes de que empiece la Misa, lo que me permite hacer un rato de oración. Y en ese instante, siempre puede pasar cualquier cosa. Dios, se sirve de todo para hablarnos. 
   
Hace días, distinguí, los pasos inconfundibles de una persona anciana. La oí acercarse, arrastraba los pies de forma muy lenta. Cuando pasó ante mí, verifiqué que no me equivoqué, en mi identificación, solo que aparentaba mucha más edad de lo que imaginé. Era una mujer, iba toda encorvada, su mirada solo podía dirigirse hacia el suelo. Apenas pudo inclinarse ante el Santísimo y se sentó dos bancos delante de mí. Todos los movimientos que estaba presenciando en ella,  transcurrían en una dulzura y reverencia, que me atraparon  por completo.

Tenía ante mí, su pelo canoso, y bien peinado, su espalda jorobada…  De repente, un pensamiento me asaltó: “¿Qué le puede pedir a Dios una persona que ya ha vivido, quien sabe, cuantas experiencias?”¿Qué le estará diciendo,  a Jesús, quien ni siquiera puede alzar la mirada para fijarla en el tabernáculo?¿Qué puede cambiar en su vida a estas alturas?...

Parecía que mi ángel de la guarda me contestara: “Aquí, solo hay amor” Ella, pide por los demás, ya no pide nada para sí. Ya no piensa en ella,  simplemente ama, tiene todo el tiempo, para presentar ante el Señor  a sus hijos, sus nietos, esta intención o aquella que le han encomendado, … Ahora , en estos últimos años de su vida, le toca AMAR".

Uff… Pues no sé si eso, era una moción interior, pero yo tenía ganas de llorar, ante el eco que me parecía  oír de forma real: “le toca  amar, amar, amar”... Y  la resonancia, se convirtió en oración. 

Una anciana, seguía sembrando  en el campo del Señor, y yo recogí la semilla. Ojalá sepa hacerla crecer.

¡Alabado sea Jesucristo!

7 comentarios:

  1. El otro día te decía que me sentía pequeñita al leerte,pues hoy añado...y a años luz de tu espiritualidad y entrega al Señor.

    Gracias emocionadas te doy Angelo.

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días, estimado Ángel... siempre, Dios se acerca a nuestro corazón y con tanto barullo en nuestra alma; muchas veces no identificamos su cercanía... Te puedo asegurar, Él, se encuentra tan cerca de ti, te ama y eso es suficiente.
    Un abrazo y recuerda: A quien madruga Dios le ayuda.

    Mt 6, 7-15 Cuando recéis no uséis muchas palabras...

    Solo poned mucho amor, dejaos amar por mí, que os acaricie mí mirada, y poned en mí vuestra vida, en silencio, en la oscuridad del mediodía.


    ResponderEliminar
  3. Igual le estaba diciedio al Señor "gracias por no ser como este".
    Es una broma eh!


    Muy profundo lo que dices Ángelo, el alma me pide SAGRARIO,SAGRARIO, SAGRARIO! a gritos, ya no puedo decir que no. Tengo que ir todos los días aunque sea solo unos pocos minutos,lo necesito.
    Lo necesito además URGENTEMENTE.

    Así que te entiendo. Que Dios te bendiga!

    (Br)

    ResponderEliminar
  4. Solo el Amor es el que nos ablanda el corazón...y este viene tantas veces con sufrimiento y dolor y grande. Cuando oigo en mi interior: Que quieres hoy? El me lo pregunta cada dia...y le digo : Tu Espiritu para amarte!!!! solo eso ....y El me pone todos los ingredientes para poderlo hacer. La Misa, el Rosario , el ayuno.....y veo que mi sonrisa es un Don que a nadie puedo negarla, puesto que es Suya!...a veces creo que solo me pide eso. un abrazo. Disfruto con tus entradas ya lo sabes.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Ángelo, pensé que sólo a mí esa imagen de las ancianitas, yo también lo soy, encorvadas, apoyadas en su bastón, me emocionaban y llevaban a la oración...

    Ese "Ahora la toca amar," ojalá me hubiese llegado ya, pero será cuando Dios lo determine.

    Un beso y gracias por esta hermosura de post tan lleno de intimidad y amor, me ha emocionado, lo necesitaba

    ResponderEliminar
  6. Estimado hermano, gracias por este compartir, gracias por su experiencia de Dios,es verdad la misa es un encuentro dón de ÉL se nos da y nos hace uno en ÉL, gracias, que Dios ilumine siempre suu caminar.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por compartir estas experiencias espirituales Angelo.
    Yo voy a tratar tambien de compartir más cosas personales en mi blog, porque creo que es importante, aunque me cuesta. Porque en general soy una persona reservada y tímida.
    Saludos.
    Dios te acompañe.

    ResponderEliminar