Algo pequeñito


En un pueblito de zona rural en los años 50, se produjo una larga sequía que amenazaba con dejar en la ruina a todos sus habitantes, debido a que subsistían con el fruto del trabajo del campo.

A pesar de que la mayoría de sus habitantes eran creyentes, ante la situación límite, marcharon a ver al cura párroco y le dijeron: -

-"Padre, si Dios es tan poderoso, pidámosle que envíe la lluvia necesaria para revertir esta angustiante situación." 

-"Está bien, le pediremos al Señor, pero deberá haber una condición indispensable."

- "¡Díganos cuál es!", respondieron todos.

- "Hay que pedírselo con fe, con mucha fe, contestó el sacerdote."

- "¡Así lo haremos, y también vendremos a Misa todos los días!"

Los campesinos comenzaron a ir a Misa todos los días, pero las semanas transcurrían y la esperada lluvia no se hacía presente.

Un día, fueron todos a enfrentar al párroco y reclamarle:

- "Padre, usted nos dijo que si le pedíamos con fe a Dios que enviara las lluvias, El iba a acceder a nuestras peticiones. Pero ya van varias semanas y no obtenemos respuesta alguna."

- "¿Han pedido ustedes con fe verdadera?", les preguntó el párroco.

- "¡Sí, por supuesto!", respondieron al unísono.

- "Entonces, si dicen haber pedido con Fe Verdadera... ¿porqué durante todos estos días ni uno solo de ustedes ha traído el paraguas?"

"...de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible".
Mt. 17,20

A veces, nos complicamos y sufrimos, porque creemos que nuestra fe tiene que ser"muy grande". Jesús nos pide muy poca, tan poca que hasta nos muestra el tamaño : "¡Como un grano de mostaza!"

Un grano de mostaza es una semilla con un diámetro de 1 o 2 mm . No nos perdamos, buscando la medida de nuestra Fe. Se trata de tenerla, aunque sea pequeñita. Una vela no se apaga, hasta que se consume el último milímetro de su mecha. Así nuestra Fe. Seguirá iluminando mientras la tengamos. Aunque sea diminuta como un grano de mostaza...
¡Alabado sea Jesucristo!

5 comentarios:

  1. Un bonito relato y me quedo conque Jesús nos pide que tengamos tan solo un par de milímetros de Fe...........es muy reconfortante saber lo mucho que nos quiere y que a la vez nos pida tan poco.Saludos

    ResponderEliminar
  2. Como digo en mi perfil,cultivar la Fé es mi interes,mi necesidad...porque una vez la perdí y el caos fué total y no quiero vivir eso de nuevo...me alivia muchísimo saber que por pequeña que sea nuestra Fé,Él nos ama inmensamente.
    Gracias Angelo,por la parte que te toca...que no lo dudes es muchísima.

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar
  3. Fé es vivir en comunión permanente con Dios que se esconde detrás de todo y habita el corazón del universo y de las personas,gracias por su compartir.

    ResponderEliminar
  4. Si que es verdad, he visto esta semilla y es un puntito de boli......y es verdad que solo nos pide esperar en El con todo el Corazón, con toda el alma y con todas las fuerzas.....y ante esto El en medio de nuestra limitacion, fragilidad, desconfianza, cansancio, debilidad, incapacidad....ACTUA!!
    A cada momento vemos aparecer su Providencia que no nos deja Nunca! Bendita sea.

    ResponderEliminar
  5. Hace poco publicaron un caso de conversión en Religión en Libertad, de un ateo que pido con descaro algo a Dios, SIN CREER EN ABSOLUTO, y Dios se lo dio al instante. Se convirtió.

    Me hizo reflexionar que Dios, con tal de convertir a una persona es capaz de hacer miagros sin ninguan fe de la persona, con tal de que la persona esté dispuesta a creeer después de ver el milagro y no justificarlo de mil maneras antes que creer una vez sucedido. Dios que sabe lo que hay en los corazones, sabe si procede dar un milagro a alguien que carece por completo de fe, o si no merece la pena. Lo que está claro y no es baladí, es que es posible ese milagro en AUSENCIA TOTAL DE FE.

    A mí por lo menos me da mucha moral porque a veces tengo muy muy muy poca fe. Pero sé que Dios me lo puede dar al igual que se lo dio al que carecía de ella.

    Un saludo Ángelo!

    Bruce.

    ResponderEliminar