Lo encontré


Ya presenté al P. Segundo Llorente (enlace) en esta bitácora. Una gran amiga bloguera italiana, me lo dio a conocer. Me cautivó profundamente. Su vida y escritos, son un oasis espiritual, donde puede beberse y recibir la energía necesaria para seguir caminando.

He buscado el libro "40 años en el círculo Polar" durante mucho tiempo, sin poder conseguirlo. O estaba agotado, o no me lo servían, o no era el momento de adquirirlo "según los planes divinos".

Hace unas semanas mi amiga bloguera, me sorprendió con un regalo. Me mando en Pdf, el libro ,y claro está , yo a saltar como un niño con zapatos nuevos (aunque hoy eso de estrenar zapatos, haga saltar a pocos niños...).

Y me llega la noticia, de que una librería lo ofrece como libro recomendado. Me voy enseguida a su página web y zas... ahí lo encuentro, con la etiqueta "disponibilidad inmediata". Ha sido acabar de leer la reseña del libro y ponerme a pedirlo. Ahora estoy deseando recibirlo.

40 años en el círculo Polar se presenta como una antología de los mejores escritos del P. Segundo Llorente, español que fue misionero en Alaska, durante cuanrenta años y que falleció en Washington en 1989.En el libro se aúnan calidad literaria y aventuras espirituales con la anécdota chispeante o el dato de buen humor, reunido todo ello en relatos de profundo interés humano. Con estilo directo y vivaz, el autor transmite su alegría de ser sacerdote y misionero.

Si os interesa, os dejo el enlace de la librería donde lo he encontrado (aquí).

Para despertaros las ganas de devorarlo, os dejo otra joya, contenida en este libro ,que mi amiga Flavia ha vuelto a enviarme. En ella, el P. Lorente se dirije a las Carmelitas,  de Mancera de abajo (Salamanca):

"Para entrar en la vida de unión íntima con Él, en vida de intimidad en la que abundan las caricias divinas y la comunicación de secretos divinos…. a esas alturas no se llega así como así; no basta con rezar un Avemaría o darse dos golpes de pecho y llamarse pecadora, indigna y cosas por el estilo. A esas caricias divinas no se llega así como así; no basta para ello con ser buenas; hay que ser muy buenas, hay que despegarse de todo amor terreno sin aspirar a cargos, oficios, empleos, ocupaciones, tratos con estos o aquellos, idas, venidas, vueltas y revueltas. Hay que desnudarse de todo eso. Hay que aspirar sólo a esto, a saber: dar a Dios el gustazo enorme de poderla manejar a una como a Él se le antoje sin preguntarle jamás por qué lo hace así. Eso es todo. Dejarle maniobrar con una sin chillar ni gritar cuando aprieta, antes al contrario, decirle que se muere una de gozo porque Él hace con una lo que quiera. No hacemos más que quejarnos secretamente, planear por nuestra cuenta, querer esto y aquello, y claro cuando no lo logramos vienen quejas secretas y a veces a voces".
¡Alabado sea Jesucristo!
Quizás también le interese:

12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Deseo que puedas leerlo. Gracias a ti. Un beso

      Eliminar
  2. Confieso que leyendo por encima su vida, no tiene nada que envidiar a ilustres aventureros que además de arriesgarse, necesitaban reflejar ese vértigo en sus escritos. El primer nombre que me vino fue a lo Jack London en sacerdote. La diferencia fundamental es que los primeros fueron por quimeras, sueños, egos, desengaños, adrenalina y el Padre Llorente fue a endeñar el Evangelio a los más olvidados y lejanos de su época. Que Dios le diera la gracia de amar las nieves perpetuas, no quita de la rudeza de su vida.
    Un Bendito de Dios que seguro que subió muchos niveles la Comunión de los Santos.


    Gracias Angelo, un verdadero descubrimiento.

    A Jesús por María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no fue nada fácil. Creo que te entusiasmará, y te servirá en esta nueva etapa de tu vida. Un fuertísimo abrazo.

      Eliminar
  3. Eres un cielo Angelo,ahora mismo lo pido,gracias :)

    Un cariñoso saludo.

    PD: La entrada de ayer tenía que haberse colapsado en agradecimientos...me entristece ver solo siete comentarios...¿donde estais?...lo siento Angelo,pero tenía que decirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Te va a encantar! Lo que levo leído es apasionante, y si encima intentas ponerte en su lugar, ya ni te cuento. ¡Madre mía, lo que hace el amor a Dios!...
      En cuanto a la P.D: ¡¡¡ Me encanta el número siete!!!ya ves que lo llevo en mi cabecera de blog y es el que Jesús más usa en el evangelio... Ja,ja.
      Después de leer tu comentario he rezado laudes y me topo con la lectura del día :
      "¿Quién podrá apartarnos del amor de Cristo? ¿La aflicción? ¿La angustia? ¿La persecución? ¿El hambre?¿La desnudez? ¿El peligro? ¿La espada? En todo esto vencemos fácilmente por aquel que nos ha amado". ¿Quién podrá apartarnos del amor de Cristo?... Esa es la verdadera pregunta en nuestra vida.
      Luego intento escribirte. Un abrazo lleno de gratitud por tu fidelidad.

      Eliminar
    2. Sobre la PD: Belén, es que parecía un anuncio de Coca-Cola.

      Eliminar
  4. Un pasito más y te veo con Jack London. Ya falta menos...

    ResponderEliminar
  5. precioso tiene que ser el libro Angelo, lo tendre en cuenta, abrazos

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la recomendación, trataré de conseguirlo.Saludos

    ResponderEliminar
  7. Otro loco de Dios, esta mañana estuve en la librería dicocesana y me traje un par de libro y encargué otro. Tomo nota de este para otro cargamento.
    Thanks!

    ResponderEliminar