¿Hay respuesta?


Hace unos días, escribí un post titulado ¿Lo comunicas?(enlace) En él quise dar publicidad, al vídeo que se   realizó,  para el encuentro de Pastoral Juvenil, que ayer finalizó en Valencia. Pero es que a mí, el vídeo me interpeló fuertemente. Me llamó mucho la atención, la reflexión de uno de los jóvenes, que aparece ofreciendo su testimonio. Pronunció una frase, que me chocó mucho. Y no logro apartarla de mi pensamiento, cada vez que  entro en un rato de oración silenciosa.

¿Y qué es lo que dice ese joven?, pues lo siguiente:
“Lo Fácil es  creer en Dios…, lo fácil es decir que hay un Dios que te cura, te protege y que le importas. Yo era creyente, y un día… dejé de hablarle, y esperé a que me dijera algo y no hubo respuesta… Hay un vacío que no se llena, porque no hay respuestas…”

Hoy, me gustaría que participaseis en el foro de esta entrada. Lo digo por mí…, me ayudaría saber ¿Que pensáis de su afirmación: “ lo fácil es creer en Dios”? Confieso, que escucharlo,  ha zarandeado mi interior.

Creo que este año de la Fe, debemos ayudarnos, compartiendo nuestros puntos de vista, que pueden servir, para ofrecer a los demás, argumentos a nuestra fe. ¡Cuento con el tuyo!...

Dejo el post unos días, para la reflexión.
¡Alabado sea Jesucristo!

61 comentarios:

  1. La respuesta de este chico, me parece un tanto simple. Pienso que nuestros jóvenes están tan acostumbrados a "ver todo" "a que le demuestren todo", que piensan que Dios debe manifestárseles como si fura una imagen en la televisión.
    No piensan que Dios es mucho más, y que lo tienen que descubrir ellos por sí solos. Dios no se manifiesta en los grandes acontecimientos. No lo digo yo, lo dijo Él. Él se manifiesta a los sencillos, en lo oculto y pienso que si ellos esperan ver a Dios, como a cualquier ídolo de nuestra época, es difícil encontrarlo así.
    Tal vez Dios le habló, y el con el ruido del exterior este joven no lo escuchó. Seguramente esperaba una gran parrafada a modo de esos pastores charlatanes, y no sabe que Su transcendencia, va mucho más allá de la palabrería. Su Fe era una Fe inmadura y monótona y por eso dejó de rezar y de acudir a Dios.
    Espero haber podido ayudarte. Besos amigo, y gracias por hacernos reflexionar a nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de este chaval es un drama. Reconoce un vacio inmenso en su existencia. Además está mal acostumbrado porque mide todo por sus sentidos. Es el pensamiento único imperante, el materialismo filosófico. La fé primera es importantísima, porque si la pierdes es un tren que cuesta mucho coger.
      Cada vez estoy más convencido que la Adoración Eucarística en toas sus vertientes, es una escuela de santidad. Ayuda mucho. Dios está ahí, pero tus sentidos te dicen que no, como diría Pablo VI debes de callar a tu razón. Santo atomás en el Adorote Devote, todos los sentidos fallan salvo el oído para creer. La fe es difícil ara el hombre mas no para Dios

      Eliminar
  2. Lo fácil es creer desde el punto de vista que los creyentes se autoinventan un Dios y eso les da consuelo. Mucha gente que no cree, cuando muere un familiar de alguien si que cree, la mayoría de las veces le dicen, sí la fe si que ayuda en estos casos. Y sino fijaros, con unas u otras palabras... Lo cierto es que creen que somos algo así como unos alineados, como unas personas con alguna tara infantil que necesitamos seguir creyendo en "cosas que no existen". Hasta aquí este raznamiento sé que coincides y lo has pensado.

    Ahora bien, y nosotros? Es fácil? Respuesta corta no, respuesta larga quizás. La fe es siempre difícil pero luchamos para que no se apague la luz. Pero por otra parte no olvidemos que es una Gracia.
    Escribiendote estaba pensando en ese gran campeón, santo de la caridad, San Vicente Paul. En una ocasión se ofreció como victima, para wue una persona que había perdido la fe la recobrara, pero a cambio de tan gran favor el la perdiera. Pues bien, Dios que sondea nuestras profundidas y sabe de que hechura somos, acepto porque conocía a San Vicente de Paul. Fue una de las peores épocas de su vida. Se escribió el credo y lo llevaba siempre atado, leyendo y releyendolo. No sabes cuantas obras piadosas hizo, y pasó un gran desierto...hasta que al final Dios le dió su fe, cuando le inspiró a verle a Él entre los pobres...


    Qué te puedo decir? Que la fe hay que pedirla todos los días humildemente y darle gracias a Dios...

    Y no es fácil tener fe, pero hace la vida más fácil porque cobra otra dimensión la existencia.


    Él habla del gran vacio, la no respuesta...la nausea de la existencia. Pero si lo que quería que Dios en un momento de dudas, le dijera eeeh maniefiestate. Me parece que con Dios así no. Sólo cuando menos te lo esperas, tu corazón está esponjado en amor, puede...

    ResponderEliminar
  3. "Lo fácil es creer en Dios" dice el chico... mmm, quizá fue fácil decirlo, porque creer en Aquel que no vemos, es un salto al vacío!!! Es cierto que la Fe es un don de Dios, que seguramente es Él quien está dándonos ese empujoncito para atrevernos, porque somos humanos y tenemos miedo...miedo de tirarnos a la pileta y que no haya agua...en nuestra cortedad pensamos que no va a haber nada allí cuando saltemos...
    Ángel, la verdad te digo que, apenas leí la entrada, me vino a la mente una cita de la Carta a los Romanos (cap.13), que aparece en la Liturgia de las Horas. Dice así: "Ya es hora que despertéis del sueño. La noche va pasando, el día está encima; desnudémonos, pues, de las obras de las tinieblas y vistámonos de la armadura de la fe. Andemos como en pleno día, con dignidad." Esto último es una orden paulina: ANDEMOS COMO EN PLENO DÍA, CON DIGNIDAD. ¡¡¡Somos dignos!!! Dignos por la Fe que proclamamos, y, sin embargo, caminamos, muchas veces, cabizbajos, lentos, desesperanzados, tristones, sin creernos todavía eso de que "estamos llamados a la bienaventuranza".
    Como docente y catequista, entiendo que en la adolescencia y en la primera juventud, el espíritu crítico, cuestionador, "berkeleyiano" podría decirse (por eso de "soy porque soy percibido") está a la orden del día. Lamentablemente hay muy pocos espacios de reflexión, silencio, escucha, meditación. Todo es Ya, ahora, simultáneamente. Entonces, ¿qué podemos exigirles nosotros desde nuestro lugar de adultos? Yo, lo que hago es abrir esos espacios, que no aparecen a nivel familiar, y, mucho menos, personal. Estoy convencida de que ese lugar sagrado personalísimo (que, si mal no recuerdo, los griegos llamaban "temenos") es donde se produce el encuentro con Dios.
    Es duro el camino hacia el encuentro... Todavía me acuerdo de mis primeros Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola, yo solita frente al Santísimo. Miraba y rezaba mentalmente. Silencio. Seguía mirando y rezando. Silencio. Hasta que esa oración mecánicamente recitada se convirtió en una humilde, balbuceada apenas, adoración. ¡Qué momento! ¡Qué aridez al principio, más bien miedito de no sentir nada y de que no sirviera para nada lo que estaba haciendo!
    Y bueno, Ángel, como siempre, hablé mucho =) Gracias por darme este espacio de compartida amorosa en Jesús. Te mando muchas bendiciones luminosas desde Buenos Aires.
    Laura

    ResponderEliminar
  4. Ay Ángel, no sé ni qué decirte y al mismo tiempo, lo que tengo dentro de mí daría para tres libros, dos ensayos y 20 cartas.
    Me he visto el video completo, he leído tu post de hoy y la pregunta que nos planteas, también me ha quedado zumbando en los oídos y el corazón las palabras del chico. Y lo comprendo perfectamente. Y de alguna manera, concuerdo con sus palabras.
    Si hablamos de la fe, yo tengo una fe que es bipolar :) Vivo continuamente en una montaña rusa y sí, muchas veces me he quedado callada para ver qué me dice Dios, y cuando no hallo respuesta, simplemente me derrumbo. Y yo te puedo decir que creo; que verdaderamente soy creyente, que no me cuesta nada aquello de creer que Dios creó el mundo, que Jesús es Su Hijo verdadero Dios y verdadero hombre. No trabajo nada para creer en el Espíritu Santo y en la Encarnación de María ni en los dogmas de la Iglesia. Pero cuando se trata de ver la mano de Dios en mi vida, cuando se trata de creer en las cosas que me pasan a diario, cuando hay que creer en que me escucha, que me ayuda, y que interviene en todo lo que me sucede, entonces tengo un serio, serio problema. Porque simplemente no "lo veo" y no "lo escucho". He dado saltos de fe, en los que me he dado con la cara en el suelo, porque no ha sucedido nada de lo que se esperaba. He esperado y esperado y esperado y no ha sucedido mas nada. Y sin embargo, yo sigo dando gracias a Él por todo lo que tengo y por las cosas buenas que me pasan, pero el silencio sigue por completo.
    Yo pienso que ésta situación es la que ha ido cambiando mi vida y mi manera de llevarla. Yo sigo tratando de vivir bien, con valores que le inculco a mis hijas, con principios que no son negociables, pero viviendo de esta manera, cada día nos va peor y peor y peor y no recibimos ayuda de nadie, ni de la tierra ni del cielo.
    Tal vez por eso no fui tan elocuente la última vez que, platicando con un alumno que tiene muchos problemas en su casa, cuando mencioné a Dios él me dijo que no creía en Él. En otros momentos hubiera sabido qué decir y cómo actuar, en esta, simplemente no supe cómo continuar, a pesar de que las cosas que hago (y que no hago) las aprendí todas de Él y de todos los años que viví muy junto a Él trabajando para un grupo parroquial. Todas esas cosas las sigo practicando, pero todo lo que aprendí ahí, ya no "embona" con lo que me sucede actualmente y con ese silencio que parece eterno de Su parte.
    "La hoja del árbol no se mueve sin la voluntad de Dios", "Él nos tiene en el hueco de Su mano", "Pidan y se les dará", son apenas unas pocas de las palabras que se me quedaron en la mente y corazón pero que ahora no he sentido que verdaderamente tengan vida.
    Tengo amigos que dicen "Todo me lo ha dado Dios" y yo me pongo a pensar: "no es cierto, tú lo obtuviste porque estudiaste, porque sacaste una carrera universitaria, porque trabajas duro, porque eres responsable" Hay quien te dice: "Tienes que hacer, tienes que moverte, tienes que intentar", sin ponerse a pensar que hay cosas en las que uno no puede hacer nada y que muchas cosas en las que solo un milagro te puede sacar de donde estás, pero ¿qué pasa? . . . . silencio.
    Yo entiendo al chico.
    Y la verdad, comunicar a Dios es mucho muy dificil en tiempos de crisis como estos. Y comunicarlo cuando ha estado tanto tiempo callado, es aún mas y mas dificil.
    Te mando un abrazo fuerte, fuerte Ángel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tere, me ha impresionado tu sinceridad y me gustaría poder decirte, con mucho cariño, que no depende de como nos vayan las cosas para saber sin ninguna duda que Dios quiere siempre lo mejor para nosotros, que ël sabe sacar mucho bien de algo malo. Nuestra vida es una carrera de obstáculos, que a veces saltamos muy bien y otras caemos estrepitosamente, lo importante es llegar a la meta y ganar el premio que nos tiene reservado.
      Todo lo que tenemos y somos es gracias a Dios, siempre gracias a Dios. Él es el que nos mantiene con vida cada segundo.
      En mi experiencia personal agradezco a Dios por las dificultades, por mis caídas, creo que si me las evitara sería un mal muy grande para mi alma, quizá dejaría de pedirLe, de rogarLe, de gritarLe. Le necesito en los buenos y en los malos momentos, le necesito siempre.
      Te mando un abrazo con todo mi corazón, y te aconsejo que dejes que Él sea el piloto de tu vida, cédele todas las palancas de mando.

      Eliminar
  5. Para los jóvenes de hoy, lo digo por experiencia personal y familiar, todo es facilitado o debe facilitarse. Tienen de todo lo que quieren y más. Ya sé que unos más que otros, pero en general es así. Muchas veces se quejan de vicio. Al menos es mi opinión frente a su falta de esfuerzo y responsabilidad. Se dejan llevar mucho por el grupo y el qué dirán. Junto a estos pequeños fallos digamos hay muchísimos otros valores como la solidaridad y el compañerismo.

    Acerca de la afirmación de ese joven en concreto:

    "Lo Fácil es creer en Dios…, lo fácil es decir que hay un Dios que te cura, te protege y que le importas. Yo era creyente, y un día… dejé de hablarle, y esperé a que me dijera algo y no hubo respuesta… Hay un vacío que no se llena, porque no hay respuestas…"

    hay ciertos jóvenes que pueden pensar así porque no han hecho, en el fondo, riesgo de su experiencia como creyentes. Es decir, no se han plantado frente a Dios y no le han sometido las preguntas y las vivencias más radicales de su vida. Lo han hecho de modo superficial, y por eso ese Dios ni les llena ni les puede llenar. Para que Dios te llene has de ir como Él te trajo al mundo, desnudo de pretensiones y así, en ese verdadero silencio radical, si se lo pides (ncluso aunque tu fe sea muy pequeña o casi nula) él te irá mostrando como buen Padre que es, el camino que has de seguir para encontrarle. La búsqueda siempre merece la pena, porque Él no defrauda. Y para decir esto se requiere una experiencia detrás. Pero, querido joven, para ello nadie te puede sustituir, has de ser tú el que se arriesgue personalmente, con su libertad a hacer ese camino. No te va a ser fácil pero si permaneces va a ser lo mejor que te ha podido pasar en tu vida. Haz la prueba.

    ResponderEliminar
  6. La pregunta es, ¿por ser fácil creer en Dios, Dios es menos verdadero?; ¿por ser fácil creer en Dios, Dios no es cierto?; ¿por ser fácil creer en Dios, voy a dejar de creer en Él? Sinceramente, en un mundo como el nuestro, en el que se buscan facilidades, soluciones rápidas para todo y en el que hay tantos problemas, parece que creer en Dios es más fácil y más necesario que nunca... Me parece una tontería inmensa no creer en Dios porque sea "fácil". Estoy seguro de que si se nos ofreciera cualquier producto caro, por ejemplo un coche carísimo con todos los gastos pagados y el mantenimiento incluido, lo cogeríamos sin más, ¡aunque fuese fácil! Todo el mundo nos diría que somos idiotas si no aceptáramos el coche solamente porque nos ha sido fácil adquirirlo. De todas formas, si no recuerdo mal, Jesús nos dijo que teníamos que ser como niños, tener plena confianza en el Padre. Y, seamos sinceros, si esa actitud de confianza le resulta fácil a alguien en este mundo nuestro tan abarrotado de mentiras, o es un santo o es un falso. Y creo que tenemos más posibilidades de convertirnos en lo segundo si dejamos de tratar a Dios porque es fácil... Y añado: si tratar a Dios es tan fácil, ¿por qué hay tan pocos santos?

    ResponderEliminar
  7. Poco puedo aportar yo,ante tanta calidad de comentarios.
    Con esta entrada me voy a limitar a empaparme de todos ellos.

    Un cariñoso saludo y mil gracias.

    ResponderEliminar
  8. A mí también me chocó mucho tal respuesta.., Por un lado me dió pena, por otro pensé que es, lo que hoy en día piensan muchos. Muchos..., que son los que no han tenido la suerte de tener una experiencia de DIOS como la hemos tenido nosotros. Habrá que seguir rezando para que DIOS siga tendiendo puentes y los hombres se despojen de sus soberbias para reconocerlos y cruzarlos.
    Con respecto a "la facilidad" de creer en DIOS...; Creo que depende mucho de su Misericordia, cuánto más fácil lo tengamos..., más responsabilidad tendremos. Lo dificil no es creer en DIOS, lo dificil es seguirle, según su Plan... Para eso, si hay que tenerlos bien puestos. Seguir su VOLUNTAD, no siempre es fácil.. y a veces se hace muy duro. ¿Sería más fácil la vida sin EL?.., hoy precisamente respondo yo en mi blog. Para mí, sin EL, sencillamente sería imposible. No la concibo sin su sostén.
    ABRAZOS ENORMES, QUERIDO ÁNGEL.

    ResponderEliminar
  9. Entiendo por “fácil” como lo natural, aquello a lo que tiende el hombre
    Por ejemplo lo “fácil”, a lo que tiende el hombre, es a casarse, a tener una vida en común hombre y mujer
    Lo “fácil” a lo que tiende el hombre, lo que le “apetece”, es tener hijos.
    Sin embargo todos somos conscientes que mantener un matrimonio requiere un gran esfuerzo
    Educar a los hijos implica no solo sacrifios y renuncias, también, a veces, un esfuerzo en la voluntad
    Supongo que una cosa es el diseño inicial del hombre, lo “fácil” o mejor dicho, lo que nos tendría que ser fácil, y otra como quedamos al estar tocados por el pecado original.

    (Gracias Angel por este debate.
    Otra preguntilla, ¿SAbes algo de Visi? No puedo entrar en su blog dd hace tiempo y no la veo rondando por aquí? )

    ResponderEliminar
  10. Creo que los hechos son testarudos. Si fuese tan fácil creer en Dios, las Iglesias estarían llenas. Además está el Dios del que él habla: ¿es ese Dios o es el Dios que se imagina? Yo no creo en un Dios que me cura. Yo creo en un Dios que me ama, que ama tanto a sus hijos que puede permitir que caigan en el paro, que se les muera un hijo, que tengan un cáncer que acabe con su vida, y todas estas cosas para que nos encontremos con Él, para que le busquemos sólo a Él. ¿Realmente es fácil creer en un Dios que permite esto? Es más, ¿no es uno de los grandes reproches de los ateos la existencia del mal para negar la existencia de Dios? "Si Dios existiera, no permitiría ...".

    Por otro lado, sin intención de juzgar a este chico, me parece una actitud un tanto soberbia lo de callarme para que Dios me hable, y si no lo hace es que no existe. ¿Quién soy yo para exigir nada a Dios? Y por otro lado, ¿cómo habla Dios? Salvo casos contados de revelaciones privadas a santos, Dios habla a través de nuestra vida, nuestros acontecimientos, los acontecimientos de los que nos rodean, o incluso a través de palabras de otros. Dice la Escritura que el Señor nos atrae con lazos humanos. Del mismo modo que el escándalo provocado por un miembro de la Iglesia puede alejar a la gente de ella, el testimonio de santidad puede atraerla. Ahí tenemos a Juan Pablo II. ¿Cuántos millones acudieron a darle su último adiós cuando falleció? Porque su vida fue un grito de Dios al mundo, y los que no se taparon los ojos lo vieron y lo oyeron.

    Respuestas. Claro que las hay, pero no en el mundo. En la sociedad de hoy no es que no haya respuestas, es que ahoga las preguntas. Todo está concebido para vivir sin pensar en nada más. Intentar llenarnos con fiestas, compra de cosas nuevas, infinidad de programas de televisión, viajar a cuantos más sitios mejor, sexo a granel y sin responsabilidad. Todo aquello que nos sature los sentidos y nos inocula la idea de que Dios nos tiene que hablar también a los sentidos. El materialismo del que ha hablado alguno. Tenemos un batiburrillo de empirismo, positivismo, nihilismo, materialismo, que lo fácil, si no se tiene una vida de fe constante, es que acabemos como este chaval. Por eso es tan importante ser asiduos a Misa, a la oración, etc., porque la flaqueza nos llega a todos; todos vivimos momentos de duda, en los que no sólo ayuda lo que he dicho, sino también el que nuestras amistades o familiares (no necesariamente todos) vivan esta misma fe, porque cuando uno flaquea en la fe otros pueden sostenerle. Si uno lo vive solo y todo lo que le rodea es, si no contrario, al menos indiferente a la fe, se le hará muy difícil resistir.

    Alguno hablaba de la fe primera, la que tenía este chico. Si no se cuida como he dicho: Misa, oración, contacto con más personas de fe, etc., "llegan las lluvias, soplan los vientos" y esa fe se hunde. Y es muy difícil de recuperar, porque estas personas ya tienen forjada una idea de lo que es la Iglesia y la fe, que no suelen ser más que prejuicios (no pocas veces provocados por los pecados de los que estamos en la Iglesia), pero que les dificulta la vuelta a la fe mucho más que alguien que no ha conocido esa fe. De ahí la importancia y la dificultad de la Nueva Evangelización y de que los que nos decimos cristianos vivamos como tales. Porque, si se me permite decirlo así, los jóvenes de hoy "escuchan por los ojos".

    ResponderEliminar
  11. Creer nunca es fácil. DECIR que se cree, pero no comprometerse con lo que se cree, sí que es fácil. Pero ACEPTAR que esas verdades influyen en mi vida, que debo amor a Dios y a los demás... eso es muy difícil.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Angelo.....Pues veras, a mi lo que me llama la atencion es que empieza mal.....este chico es cristiano de "fabrica".....y tenia a Dios como "norma"....dice que era creyente...y acto seguido dice ( que es lo que dá la clave y que me ha llamado la atencion)...dejé de hablarle.y esperé a que me dijera algo "....y se encontró con el vacio, claro.....se cerró en si mismo y no vió nada....esperó de si mismo y no habia NADA. Creyó que el sello de "fabrica" estaba el tiket de Dios....pobre. Pienso que hay muchos asi, esperando el derecho a tener a Dios a su servicio, postura diabolica cien por cien no?, y ademas se enfadan cuando ven que no le hace caso.....
    El tema es que sin Dios no SOMOS.....perdemos el SER y entramos en llenar ese vacio con infinidades de cosas y de falsos sentimientos....le pedimos la vida a todo lo caduco y muerto....y se llaga a la desesperacion pues aparecen los idolos y estos caen y de que manera!!!!
    Es dificil verse pecador y asumir la debilidad y la vulnerabilidad y el fracaso diario y la impotencia y tantas cosas que hacen que entremos en la humildad si El está con nosotros y entremos por esos caminos en la VIDA....desprendernos de nuestro proyecto de Fé y adherirnos a Jesus en todo....pues solo Su Fé es la que nos ilumina el Camino y sabes? nos enseña a ESCUCHAR para poder AMAR...ese es el secreto. El cielo está en el corazón de Cristo que en la Cruz nos lo dá y se encarna en el nuestro. Y esa es Su Misericordia.

    ResponderEliminar
  13. Creer en Dios es fácil, después de todo hemos sido creados a su imagen y semejanza, somos de su propia naturaleza. Pienso que hasta el más ateo del mundo, un día descubre que ha salido de Dios. Lo difícil es mantenerse, ponerse en camino, creer es fácil, la voluntad es lo difícil. Mantenerse, actuar, persistir, cuando los resultados de lo que creemos no siempre salen como nos gustarían. Creer en Dios es fácil, tenemos a Jesucristo que nos lo muestra, lo difícil es imitarle.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. HOLA ANGEL, ME ALEGRA QUE TAMBIÉN A TI TE HAYA CUESTIONADO LA FRASE DE ESE JOVEN, EL CUAL DECÍA" YO LE HABLABA A DIOS CONSTANTEMENTE PERO CUANDO YO CALLÉ, DIOS NO ME RESPONDIÓ, YO NO LE ESCUCHABA"
    LA VERDAD ES QUE A MI ME REMOVIÓ TAMBIÉN MUCHÍSIMO, PERO LA EXPERIENCIA EN MI VIDA ME DICE QUE DIOS SÍ QUE HABLA AL HOMBRE, A MI ME HA HABLADO, CIERTAMENTE, EN MUCHOS MOMENTOS DE MI VIDA. ME HA HABLADO AL CORAZÓN Y A TRAVÉS DE LOS ACONTECIMIENTOS DE MI HISTORIA, EN LA CRUZ Y EN EL SUFRIMIENTO. PERO PARA PODER ESCUCHAR LA VOZ DE DIOS TIENES QUE ESTAR EN DISPOSICIÓN, BUSCARLO Y SOBRE TODO HACERTE PEQUEÑO, SER HUMILDE.
    ES NECESARIO QUE SE DEN UNA SERIE DE CIRCUNSTANCIAS EN EL HOMBRE PARA PODER ESCUCHAR A DIOS. DESDE EL ORGULLO Y LA PREPOTENCIA, DESDE EL CREER QUE YO SOY EL DIOS DE MI VIDA, ES IMPOSIBLE ESCUCHAR A DIOS, Y DESGRACIADAMENTE ESA ES NUESTRA ACTITUD Y DISPOSICIÓN LA MAYORÍA DE VECES.
    ES NECESARIO HACERSE PEQUEÑOS PORQUE SI NO NO PUEDES ENTRAR POR LA PUERTA ESTRECHA, Y ESA PUERTA ES LA QUE NOS PERMITE ESCUCHAR A DIOS.

    UN FUERTA ABRAZO A TI Y A TODA TU FAMILIA Y LA PAZ.

    ANTONIO CASADO

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola!

    La respuesta de este chaval es lo que sentimos muchas veces los sacerdotes tras las homilías, catequesis, formación,... Estás hablando de algo y de Alguien que, normalmente, nadie escucha o quiere escuchar. Es muy fácil decir "Dios es Amor", "Dios es Misericordia", "Cristo entregó hasta la última gota de sangre por nosotros", "El Espíritu Santo es el que nos mueve, el que nos santifica", etc. En realidad, es algo tan manido, que llega a cansar y aburrir. En el fondo, no hay fe, puesto que no hay conversión y no me refiero a caerse del caballo, sino paulatina, poco a poco, en el día a día. ¿Por qué? Porque la fe es un regalo, un don, que nos lleva de cabeza a la Gloria pasando por la Cruz. Vamos, que va en contra del mundo en sentido joaneo.

    ¿Por qué el Papa está insistiendo tanto en que se estudio el Credo y el Catecismo de la Iglesia? Porque a través de ellos te encuentras con el Espíritu del Resucitado que habita en la Sagrada Escritura y los Sacramentos. Él te lleva a mirar cara a cara a Cristo, a contrastarlo con la propia vida y así tener la posibilidad de ser hijo del Padre.

    Así de simple (o de complicado).

    (¡Jope! Ya tengo la homilía para el domingo. JEJE)

    Gracias por ser tu y estar ahí. Un abrazo en Cristo, Chiquitín


    Francisco José, alias "Mercuzzio"

    ResponderEliminar
  16. Parte I

    Verdaderamente hay comentarios de mucho nivel por aquí.

    Comprendo a este joven, pero no puedo estar de acuerdo con él. Creer en Dios no es fácil. Vivimos en el mundo, escenario del encuentro con Dios, pero un mundo ambiguo, con claroscuros.

    Muchas veces cuando decimos "fe" inmediatamente pensamos en la esfera religiosa, como si ésta fuera un añadido trabajoso a la naturaleza humana. Se nos olvida que la fe (en general) forma parte indisoluble de nuestra naturaleza. Decía Einstein: “Sin la fe en la armonía interna de nuestro mundo, no podría haber ninguna ciencia”

    Efectivamente, en la base de la ciencia está la fe en la inteligibilidad del mundo. En la base de nuestras relaciones personales está la fe en el otro (pues en las relaciones personales no existen las demostraciones empíricas), en la base del conocimiento universal está la fe en los que nos preceden pues, como decía Newton, "si he visto más lejos es porque me he subido a hombros de gigantes".

    Vemos entonces que el ser humano está íntimamente asociado a la fe, pues ésta es absolutamente necesaria para la transmisión cultural y para las relaciones humanas.

    Con respecto a la fe religiosa, es cierto que es un don de Dios, pero debemos añadir a renglón seguido que también es trabajo del hombre. No nos podemos resignar con un "Dios no me ha dado el don de la fe", porque Dios siempre está dispuesto a darlo (de lo contrario sería injusto). Es el hombre el que tiene que abrirse libremente a la gracia, abrir su mente y buscar la verdad. De este modo podrá ponderar la consistencia de la fe cristiana y sus razones; la credibilidad histórica y las pruebas acerca de Jesús de Nazaret y su pretensiones divinas; podra analizar el cosmos y su complejidad, llegando a la necesidad de un Ser Creador (la vía natural)etc.

    ResponderEliminar
  17. Parte II

    En la Historia, analizando su revelación, la credibilidad de la misma y los signos de los tiempos. En la naturaleza, ascendiendo desde lo creado al Creador. La vida es complejísima, nuestros organismos son una máquina asombrosa formada por miles de millones de engranajes y piezas que funcionan sincronizadas. Si tú, por ejemplo, entras a una fábrica de coches y observas toda la cadena de montaje, cómo las máquinas se coordinan para ensamblar piezas y que éstas queden conforme al diseño, lo primero que se te psará por la cabeza es el asombro, lo segundo, la inteligencia que está detrás de todo eso, pues eres consciente de que aquel sistema tan complejo no puede construirse solo.

    Decía al principio de mi comentario que la fe humana (no la religiosa) es absolutamente necesaria en las relaciones personales. Confiamos en las personas, tenemos fe en ellas, en su amor, sinceridad, honestidad... En esto no hay fórmulas matemáticas. No olvidemos que Dios, aún siendo el Misterio inobjetivable, es un Ser Personal y, por tanto, nuestra relación con Él también se basa en la fe, la confianza, la amistad.

    Sobra decir que, al igual que en nuestras relaciones personales, la relación con Dios es placentera, necesaria, pero también, complicada y no exenta de oscuridades.

    Con Dios,al igual que con la persona que amamos, o con nuestros padres, hermanos o amigos, hacemos, cada vez que comienza un nuevo día, un acto de fe. La fe siempre se renueva, es tarea permanente.

    Finalmente, con respecto a la "facilidad de la fe" yo pienso que la facilidad en todo caso la tendría la fe del carbonero, la que cree porque sí, sin razones. Esta fe puede darse en el ámbito religioso (es parecido al fideísmo protestante, fe sin razón), pero también se puede dar en el lado contrario, pues hay quien tienen fe en la inexistencia de Dios sin planteárse seriamente las razones por las cuáles no creen en Dios. Recuerda, "no hay más ciego..."

    Este no es el caso de la verdadera fe cristiana, ya lo decía el Papa Juan Pablo II, "la fe y la razón son las dos alas que nos llevan a Dios". O, también, "a la parresía de la fe corresponde la audacia de la razón".

    El hombre es un ser que, constitutivamente, está abierto al Otro (Dios) y los otros, en constante búsqueda del Bien, la Verdad y la Belleza. Buscando siempre respuestas, trascenderse a sí mismo.

    Como decía S.Agustín: «Nos has hecho, Señor, para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti».

    PD: Perdona si no he sido muy claro, pero intentar escribir algo que requiere profundida con mi sobrina al lado y sus canciones infantiles... jeje.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  18. Básicamente hace falta tanta fe para creer en Dios como para no creer en él, pero si hace una opción u otra tu vida cambia. Quien elige el sí abre un camino de crecimento, de construcción. Quien decide el no se ve obligado a dar pasos de ciego en el absurdo y el sinsentido. Creer en Dios no es una cosa mágica, creer, como amar, no es una cosa estupenda que un día nace y ya siempre está ahí, brillando y destelleando... Para creer como para amar hay que tirar de voluntad, hay que ensuciarse las manos en la obra, hay que comprometer todas las demás cosas

    ResponderEliminar
  19. Puede resultar frivolo, o infantil. Pero en mi caso no podría no creer. Nada tendría sentido, y no podria ser feliz, ni intentarlo. No entiendo a los que no creen, y creo que muchos que dicen que no creen, si creen pero no les gusta o estan enfadados con Dios o con ellos mismos. La falta de Fé es absoluta soledad

    ResponderEliminar
  20. La verdad es que llego un poco tarde y los comentarios aportan mucho de lo que pienso.

    Por la experiencia que tengo a lo largo de mi vida, dentro y fuera de mi familia, es fácil creer en Dios sin la responsabilidad de corresponder. Para mí siempre ha sido fácil, porque esa creencia la he vivido muy unida a la Iglesia, ella me ha ayudado a no hacer de Dios una idea sin más, sino que la realidad de Él me ha llevado a que mi vida cotidiana, con fallos y caídas, sea la respuesta de Dios a mis preguntas. Los hombres, jóvenes y mayores creen en Dios al que piden cuentas de todo, pero no quieren comprometerse a las exigencias de llevar una vida digna de hijos de Dios. de todas formas más vale eso que no creer en Él.
    Me alegro que hayas dejado el post varios días para hacernos reflexionar, a veces nuestro afan de escribir nos lleva a precipitarnos y no damos tiempo a que se lea lo que Dios inspira, porque nada sale de nosotros sin que el Espíritu Santo nos lo dicte, aunque luego nosotros no sepamos exponerlo bien.
    Un beso y muchas gracias, querido Ángelo

    ResponderEliminar
  21. Por esa frase me parece que ese chaval cree que la fé es algo protector. Algunas personas ven la fé como si los creyentes fueramos con una venda en los ojos y quisieramos que Dios nos apartara las dificultades ¡por supuesto que no es así!. Tener fé es creer en Dios como Divino Amigo pero eso no es excusa para no hacer nuestro trabajo.

    Por otra parte cae en el viejo error del Dios-Genio el "hace oracion" esperando que Dios le obedezca y se desilusiona cuando Dios no le hace caso. ¡Dios no es nuestro esclavo!, Dios es una Amigo al que acudir pero las veces que no nos hace caso debemos preguntarnos ¿lo hemos pedido adecuadamente? ¿quizás no es esto lo que me conviene de verdad? ¿Dios quiere otra cosa para mi?

    ResponderEliminar
  22. A veces no es que Dios no conteste, es que quizá nosotros no podemos entenderlo. ¿Cuántas veces los padres dicen a sus hijos "lo entenderás cuando seas mayor"? Esta historia lo ilustra un poco.
    Dicen que Dios es la respuesta fácil a todas nuestras preguntas: de dónde venimos, a dónde vamos, etc. Pero no nos engañemos. No es fácil llevar una vida espiritual. El que dice creer en Dios tendrá que amarle y vivir sus mandamientos día a día, incluso en aquellos momentos en los que parezca que no contesta, que ha desaparecido. La recompensa viene muchas veces en los momentos humanamente difíciles, pero en los que palpamos a Dios con nosotros.

    ResponderEliminar
  23. Querido Angel: Has titulado la entrada "¿Hay respuesta?" y ya estás viendo como la hay, y en abundancia.
    Depende de que tipo de fe hablemos para responder a la pregunta de si creer es fácil o no.
    ¿Cómo es el Dios en el que creo? ¿alguien que simplemente me soluciona los problemas y cuando no es así, pues dejo de creer? ¿es Alguien a quien amo y que sé que me ama y por eso acepto con paz, no exenta de dolor, cuanto la vida me depara de arduo y duro? ¿Dios es para mí el arreglo fácil a todos mis desaguisados o Alguien con el que me comprometo para intentar ayudar a los otros en sus sufrimientos? ¿creer en Dios que dejó a su Hijo morir en una cruz y, tal vez nos deje morir a nosotros, o a los nuestros en alguna parecida, es fácil? ¿es fácil creer como lo hizo Jesús, que en medio del más absoluto abandono, y puso sus vida en manos de quien le abandonaba?
    No, no es fácil, es imposible para nosotros, pero para Dios nada hay imposble. La Fe es antes que nada un DON pero que exige nuestra colaboración, sin ésta colaboración nuestra, no crecerá y entonces dejaremos de creer.
    Seguiría y seguiría, pero entre todos nos vamos completando. Nosotros como creyentes, deberíamos hacer nuestra esta expresión del Evamgelio: "Creo, Señor, pero ayuda mi falta de fe".
    Pidamos este aumento de fe, los unos para los otros, en este Año de gracia.
    Un saludo en Cristo Jesús.

    ResponderEliminar
  24. Angelo conocia ya el video y tambien me apenó lo que decia este chico, pienso que si realmente eres creyente, con experiencias patentes y verdaderas de que Xto está en todos los momentos de tu vida, sean importantes o no, ¡¡¡¡no puedes dejar de creer !!!! ...es asi, cuando has probado sus mieles ya se te quedan sellados hasta en lo mas profundo del corazón, por eso, creo que su fé seria mas bien religiosidad...y en esos silencios que buscaba respuestas del Señor, quizá los estuviera teniendo pero él estaba en otra sintonia, esto es como una radio, lo coges o no la frecuencia...depende de uno mismo.
    Creo que esto es asi, porque siempre siempre él te da respuestas a través de todos los acontecimientos de tu vida, solo tenemos que verlo con humildad, porque su Misericordia fluye siempre, esta es mi opinión. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  25. En mi opinión si es fácil creer, puesto que lo mires por donde quieras se ve la mano de Dios en todo. Lo complicado es tener fe. Creo que la fe es una gracia de Dios, lo que no entiendo ni pretendo entender es porqué se la da a unos y a otros no. No pretendo entenderlo porque ahora tengo claro que no me puedo comparar a Dios en nada, una vez me pusieron el ejemplo de una hormiga y un hombre, por más que la hormiga lo intente nunca podrá comprender al hombre, ni hacer lo que hace un hombre. Pues el hombre, es infinitamente mucho más pequeño al lado de Dios. Nuestra naturaleza humana quiere saberlo todo, algo imposible, pues ni los más sabios lo entienden todo, como decía Platón “yo solo sé que no sé nada”.
    Estoy convencida de que le importo mucho a Dios, El se tomó la molestia de darme la vida, soy yo la que no corresponde a su amor, ¿De que manera le demuestro lo agradecida que estoy por todo lo que hace en mi vida? Pues igual que no soy capaz de demostrárselo por mas que lo intente, no puedo comprender su manera de actuar, pero esto no me hace rechazarlo ni exigirle explicaciones. Queremos que Dios nos hable, y Dios nos habla a través de la biblia, en ella están todas las respuestas, pero tenemos que dedicarle tiempo a leerla mucho y esto no nos gusta (es mejor ¿ver la tele? por ejemplo). Si quieres escuchar a Dios necesitas la fe, si la tienes de verdad, en tu corazón lo escuchas como te habla y eres capaz de todo, si tuvieras fe…. (Mateo 17,20).

    ResponderEliminar
  26. Hola Ángelo, no voy a leer los comentarios para que no influyan en mi respuesta (los leeré después). ¿Lo fácil es creer en Dios?Para mí SI. Espero explicarme bien y transmitir mi pensamiento. Lo difícil sería no creer en ÉL, es algo que está dentro de mí, es una afirmación profunda y rotunda: Dios existe. Lo sé porque lo sé, no se explicarlo.
    Tanto mi marido como yo crecimos en un familia católica, pero al llegar la juventud "empezamos a pasar de Dios" y al casarnos nos olvidamos totalmente de Él. Con dos hijos y con pensamientos de separarnos Dios apareció en nuestra vida. Fue hace dos años y medio, nos invitaron a un seminario de la Renovación Carismática y cambió nuestra vida. Cuando salí sólo podía decir "Dios existe" a todo el que me preguntaba que qué me pasaba, no podía salir de mi asombro.
    por esto me es fácil: porque sé que existe.
    En la práctica...Pues para mi es lo fácil, recurrir a quién más me ama, aceptar todo con alegría, sabiendo que es lo mejor, confiar en Él,... Ha cambiado tanto mi vida y me siento tan amada y protegida. Me siento , como dice la canción: "como un niño en brazos de su padre". Los niños no tienen problemas porque se lo solucionan los padres, pues así, me dejo llevar...
    Un saludo, Cris.


    ResponderEliminar
  27. Hola Ángelo, gracias por abrir esta ventana a nuestras opiniones.
    No había visto el vídeo ni pensaba que iba a estar 21 minutos atento a la proyección, pero es que en la medida que avanzaba me daba más cuenta de la necesidad que personalmente tengo de comunicarme con este tipo de personas en las que me veo identificadas en algún periodo de mi vida.
    Esa tibieza de determinados momentos de tu vida en la que crees que si dominas tu vida espiritual pero realmente la estás llenando de todo menos de Dios.
    Ciertamente en el momento que te alejas, te sientes más liberado de una serie de cosas que piensas son obligaciones para sentirte unido a Dios.
    Aunque te manifiestes no creyente, echas mucho de menos sentirte de la mano de quien siempre te dio consuelo por muy pequeña y ridícula que fuese tu relación con Él.
    Por eso los chicos dicen estar tan seguros de volver. Quieren creer y esperan razones. Y la razón es el muro que separa nuestro corazón de la fe.
    No obstante quiero meterme en la piel de quien afirma que LO FÁCIL ES CREER EN DIOS y cambiar su palabra. Lo que realmente quiere decir es que lo CÓMODO es creer en Dios. Lo dice desde un punto de vista de quien ha perdido la confortabilidad de sentirse apoyando en Alguien a quien no ves pero deseas sentir y sabes que lo tienes. Deseando escuchar sus palabras, como el chico afirma.

    Pero esas palabras las está buscando en el lugar inadecuado. No le va a llegar en un correo electrónico la interpelación de Dios. Le llegará cuando lo busque con humildad, convencido de que en su tránsito por su mundo de preguntas-respuestas inmediatas, no haya soluciones completas de amor sin ambages.
    No entro en el debate al que tendemos todos los creyentes a acudir. Sobre si es fácil o difícil creer en Dios. No es esa la cuestión. Seguir a Cristo es seguir a alguien que los últimos días de su vida se dirigía a Jerusalen a que lo mataran, alguien que se entregó a una pasión que ni Él mismo deseaba cuando pedía no beber de ese cáliz.
    Eso ya lo sabemos. Seguir a Cristo es transitar por el camino que el nos dejó abiertos... para llegar a una verdad que solo podremos explicar a estos chicos traduciendo nuestro sentir a hechos y entrega de humilde de amor cada día de nuestra vida.

    Saludos para todos.
    Lázaro Hades
    VIVIR EN CRISTIANO

    ResponderEliminar
  28. Hola,
    Para mí la frase: lo fácil es creer en Dios..no estoy de acuerdo con éllo.. para mí creer en Dios es seguir su camino.. y su camino no es un camino fácil..ni un camino de rosas.. aunque sientas consuelos maravillosos..porque Dios es compasivo y misericordioso y no quiere que caigamos en el desánimo, nos ayuda a no desfallecer.. pero Él ya nos avisó.. entrar por la puerta estrecha..porque Ancha es la que lleva a la perdición. No, para mí lo fácil es no tener unos preceptos que cumplir..una conducta que corregir.. un camino difícil que seguir.. pero algo en mi interior me dice que ahí está la Verdad y la Vida.. y quiero seguirlo aunque sepa que yo por mí misma sea incapaz de hacerlo. En cuanto a la juventud son tallos tiernos que fácilmente se mueven a cualquier viento, para eso están las guías que las enderezan. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Querido Ángel:

    He podido estar en el Congreso Nacional de Pastoral Juvenil que este finde celebramos en la Santa Iglesia Catedral de nuestra diócesis, y no ha tenido desperdicio. Como sabes, yo soy bastante proclive al uso de las redes sociales y de información que tan de moda se han puesto últimamente. Y aunque no lo parezca también hay muchos católicos en ellas. Volviendo al CNPJ, pude estar en dos ponencias, la de Mons. Osoro, y la de Mons. Munilla, así como en la vigilia de oración y el musical Alma. Me llamó la atención que al llegar a casa después de la ponencia de Munilla, un miembro de una congregación religiosa puso: "nos falta mas dialogo con los jovenes y nos sobra discurso facil". Para mí fue una clara referencia a la ponencia, que no encajaba. Un congreso es un congreso dónde se exponen y se comentan diferentes métodos y asuntos, en este caso la evangelización en la pastoral juvenil; y que después se pone en práctica en cada parroquia, diócesis o centro pastoral. Y sin embargo, se hacía más hincapié a la facilidad del orador para expresarse que para valorar sus palabras, que bajo mi punto de vista, casi se hacía oídos sordos.

    La ponencia de Munilla, llamó a los cientos de catequistas y jóvenes allí reunidos, a transmitir, que todo lo que en esta sociedad actual está de moda, no es el mejor camino a seguir para ser feliz. Y ése mensaje no se puede dar directamente a los jóvenes en una ponencia solamente. Sino que los sacerdotes deben trabajarla, meditarla, ponerla en práctica en sus parroquias, dar ésa vidilla que en muchos sitios se ha perdido.

    Quizá este tipo de comentarios, respondan más a que no nos gusta que nos cuestionen nuestros métodos, más que a estar abiertos a la Palabra.

    Mucho ánimo.
    Àngel.

    ResponderEliminar
  30. Hola Angel,

    Yo pienso que es todo lo contrario. Creer cuesta aunque amamos con locura Al que no vemos. (PORQUE SABEMOS QUE EXISTE).

    No es facil explicar al que no cree que Dios protege, cura, espera. Hay demasiado dolor, enfermedades, desgracias como para decirles que Dios lo permite porque nos ama.

    Es dificil dejar de hablar a Dios y esperar respuestas.

    El hablar a diario con Dios deja que en nuestras alma fluya el amor, el entendimiento.

    No creo que este chico tuviera una fe firme.

    La fe tiene que alimentarse con la oración diaria, con la filial relacion con nuestro Padre.

    Esta claro el vacío que siente este chico, es porque no tiene a Dios en su corazón y no tiene respuestas porque no AMA.

    Muchas gracias porque me ha ido muy bien para hacer la oración.
    Saludos,

    Montse

    ResponderEliminar
  31. Rima XVII

    Hoy la tierra y los cielos me sonríen,
    hoy llega al fondo de mi alma el sol,
    hoy la he visto..., la he visto y me ha mirado...,
    ¡hoy creo en Dios!

    Gustavo Adolfo Bécquer.

    Bebeto, el que fue gran delantero centro del 'Depor', en una entrevista le preguntaron que porqué todos los futbolistas brasileños eran tan religiosos, a lo que él contestó, totalmente en serio: "Ser brasileño y ser millonario es como para estar seguro de que Dios existe".

    A quien le ha pasado un huracán (fenómeno de la naturaleza) por encima y le ha despojado de familia y bienes (como a Job) ése lo tiene más difícil para creer.

    En fin, que los seres humanos, en la Fe, como en muchas otras cosas en la vida, nos manifestamos según nos va en ella. Aunque en el caso de la Fe, para un creyente, no debería de ser así, claro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Hola,
    nosotros los jóvenes queremos las cosas "de una" y masticadas y este joven simplemente no lo puede tener, así que escogió no creer.
    A mi se me viene a la mente la tercera tentación del demonio a Jesús. El maligno se vale DE UNA PROMESA DIVINA plasmada en un salmo ("a sus ángeles ha dado ordenes... para que tu pie no tropiece") y el Señor se niega con la máxima "No tentarás al Señor tu Dios")
    No es posible que yo pueda exigir al omnipotente pruebas, hechos... es una actitud insolente de parte de la creatura para con Dios... y sería un exceso de Dios acceder a tales exigencias. Date cuenta sin embargo que lo hace. Pienso en Masá y Meribá, en la adoración del ídolo en el Sinaí y en la señal del cielo que pedían a Jesús. "No se les dará una señal..." responde el Señor.

    Dios no es un Dios ordenado a "curarme". Dios es un Dios de amor... y las expresiones de amor prometidas por Dios -"secará toda lágrima de sus ojos" como dice el apocalipsis- están condicionadas a la fe... el que no tiene fe, querido Ángel, aunque sea un poco, no creerá aunque vea prodigios... aunque el sol se caiga en Cova de Iria, aunque se aparezca Jesús con ls puertas cerradas y nos muestra sus llagas, no creerá.

    La fe es un ejercicio plenamente contrario a la más pura razón humana... ¿creer en lo que no se ve? ¡es una locura! ¡no se ajusta a la razón pura! y menos a la racionalidad de un joven, que espera prodigios y grandes hazañas... los niños también esperan prodigios y hazañas, pero a diferencia de ellos, nosotros los jóvenes parece que hemos perdido la capacidad de sosprendernos con las cosas de la vida ¡ya nada nos es suficiente! el vacío en realidad no existe... el hueco puede estar lleno ¡pero no será suficiente!

    "Si no creen a Moisés y a los profetas, no creeran ni aunque resucite un muerto"

    Palabra del Señor.

    ResponderEliminar
  33. eso mismo que dice el joven me lo soltó a mí mi madre cuando le dije que quería largarme a un noviciado a servir para algo .... ella me dijo "ESO ES LO Fácil"
    este chico y mi madre sabían que la fe busca entrar por el camino estrecho y angosto ... que busca lo que no es tan fácil y por eso interpelan sobre la dificultad
    creo Ángel que tienen razón pero si te mueven a querer hacer cosas imposibles es tu soberbia la que te hará caer o peor aún , la falsa humildad ....es difícil para mí luego no lo haré
    este chico y mi madre ejercen una caridad singular sin saberlo .... es verdad lo que dicen y al mismo tiempo no debería serlo .

    ResponderEliminar
  34. A mí también me interpeló mucho el vídeo, y en especial lo que decía este chico. Me interpelaba y me sentía reconocida a la vez.
    Cuanto más descubro que "hay un Dios que te cura, te protege y que le importas", más me asombro, y con el asombro surge la pregunta, la inquietud: "algo tan "bueno" puede ser cierto?. ¿Es cierto que todo lo que mi corazón busca, anhela, tiene respuesta? Demasiado "perfecto", "fácil" como para ser cierto, hay que buscar más..." En ese sentido me siento reconocida...
    Pero precisamente, si la búsqueda es sincera y real, un "salto" en la fe y una búsqueda constante no son nada fáciles, por el miedo a que en el fondo sea mentira... Hay que avanzar sin entender todo, con una confianza que parece un poco locura, con preguntas que no siempre son respondidas como pensamos...
    que al final acaba siendo más "fácil" concluir con resignación que no hay respuesta y dejarse de búsquedas, pero el vacío es tan grande...

    ResponderEliminar
  35. Yo encontré la respuesta en la comunidad. No fue en un solipsismo entre Dios y yo, sino que fue una experiencia en Dios me llamaba por mi nombre, pero no fue a escondidas. Es por ello que la relación tiene que experimentarse en un grupo que ande contigo, que te sostenga. Bien pudiera ser la familia, pero las pequeños grupos de oración suscitan una respuesta a la pregunta de dónde está Dios? Es una acto de humildad el ver que la respuesta de Dios no es algo expectacular, sino en algo sencillo, en su escucha. Pudiera dudar de muchas cosas. Pero de Dios no. Es algo más real que el yo estar presente.

    ResponderEliminar
  36. La verdad es que no había visto el vídeo, y ahora que lo he podido escuchar entero, me ha parecido interesantísimo y una excelente idea que se conozca lo que ven y piensan los jóvenes.
    Yo personalmente, tengo 24 años, he nacido y crecido en el seno de una familia católica practicante, lo que muchos dirían, una familia carca. Gracias a Dios no he tenido ninguna etapa de mi vida en que me haya distanciado de Dios ni de la religión. Estoy en una Asociación que como decía su fundador,el Padre Jose Mª Alba, SI., es "una familia de familias".

    Podría decirse, que no estoy de acuerdo con este chico que hace dicha afirmación, aunque entiendo su punto de vista. Para mí, habiendo nacido y viviendo en una familia Católica, apostólica y romana, no me es fácil creer en Dios. Creo en Dios y creo voluntariamente, no me he sentido nunca en mi vida que me impusieran esta creencia. Puede que ayude el hecho de que vivo en "esta familia de familias" que os nombraba antes, que me ayuda a crecer y ayudar a mis hermanos de Asociación, al igual que ellos me ayudan a mí, a no desfallecer y seguir por el camino de la VERDAD, que es Cristo.

    pero también tengo mis momentos de duda, como los tuvo San Pedro, que aún viendo a Jesús en la orilla, dudó y comenzó a hudirse en el mar. A veces también siento que me hundo e intento sobre llevar yo la situación, resolver mis angustias por mis propias fuerzas, y no hago más que caer y caer, sin darme cuenta que "sin MÍ no podéis nada". Y es en estos momentos, cuando veo la fragilidad de mi fe, de que es una fe muerta, por que la fe sin obras es una fe muerta, de que si creyera no importaría nada ni nadie por que sabría que Él todo lo puede.

    NO, NO ES FÁCIL CREER. Y no es fácil creer cuando has tenido la suerte de nacer con esa formación, que acabas por no valorar. Algo que has tenido desde niño y no sientes como algo nuevo y ansiado.

    Y entonces llegas a la universidad, empiezas a trabajar, y ves lo confundida que esta la gente, que tu mundo, tus amistades, familia y mundo católico sólo es una proporción y que la gente y, concretamente, la juventud está confundida, corrompida muchas veces por un sistema y, sobre todo, una ideología a los que no puedes hacer frente. Y crees eso, que no puedes hacer frente a esa situación.

    Pero luego ves que esa misma juventud, tiene ansia de saber de conocer y que viendo tu modo de actuar, de pensar, cuando tienen un problema grave acuden a ti pidiéndote consejo o pidiéndote que reces por su familiar que está grave porque sabe que tú te tomas en serio esas cosas. La gente quiere coherencia en su vida. Y el mejor ejemplo que podemos darles es esa misma coherencia en nuestras creencias.

    Decía San Jose Mª Escrivá de Balaguer: "¿Te has molestado en meditar lo absurdo que es dejar de ser católico, al entrar en la Universidad o en la Asociación profesional o en la Asamblea sabia o en el Parlamento, como quien deja el sombrero en la puerta?"

    ResponderEliminar
  37. Papi! Aunque quizá llego un poco tarde para contestar esta pregunta, me gustaría darte mi opinión como me has pedido! Yo siendo una joven de tan solo 16 años, confieso que lo fácil no es creer en Dios. Si eso fuera así, no caeríamos tan fácilmente, no nos costaría recomenzar. Si fuera fácil yo no escogería esa opción, porque lo fácil no tiene merito,porque estamos en este mundo para hacer las cosas bien hechas, porque coger la opción fácil es de cobardes. Aseguro una y otra vez más que creer en Dios es fácil solo para aquellos que nunca han tenido la suerte de creer, de poder comprobar que significa.

    ResponderEliminar
  38. Estoy con Alicia, lo fácil es no creer en Dios. No lo es. La fe es un don y si yo lo tengo es por pura gracia. Creer en una mano poderosa en el cielo es fácil, todos por naturaleza somos religiosos, Creer en un Dios que se manifiesta en Jesucristo viene del cielo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  39. Ángel, he tardado en leer todos los comentarios, me he parado en uno que me ha impresionado por su sinceridad y me he atrevido a mandarle un abrazo.
    La pregunta que me hago muy a menudo es ¿por qué para mi es tan fácil creer y a otros les cuesta tanto?
    Para mi es muy fácil porque he sentido su amor en mi, he escuchado sus palabras en el silencio, he percibido su mano guardándome; ahora que parece que me ha abandonado SÉ con seguridad que Él no cambia, no se muda, aparentemente no está, pero mi fe me ayuda a recordar y el recuerdo ayuda a mi esperanza y mientras tanto sigo amando con el amor que Él me da.

    ResponderEliminar
  40. Caro Angelo, il giovane che dice che è facile credere in Dio, secondo me, ha ragione. E' facile credere in Dio quando siamo contenti, quando tutto va bene, quando abbiamo una casa, un lavoro, un amore, soldi per soddisfare tutti i nostri bisogni e piaceri, la salute, ecc......
    Però tutto potrebbe diventare più difficile ed oscuro quando abbiamo dispiaceri, difficoltà e grandi tribolazioni. Allora cominciamo a farci delle domande serie ed importanti e ad interpellare quel Dio che credevamo accanto a noi come un combattente invincibile e cominciano a crollare, ad una ad una, tutte le nostre certezze, i nostri baluardi, la casa costruita sulla sabbia, roccia fasulla che si sgretola al primo acquazzone! Ed ecco che le nostre domande non ottengono più nessuna risposta, perchè non sappiamo fare le domande giuste e non sappiamo capire le risposte giuste! Ed ecco che crolla la nostra debole fede basata sul 'do ut des'. Così diventa difficile credere in Dio. Questo è un Dio capriccioso ed incostante, che non mantiene le promesse: prima mi è accanto e mi rende un dio come Lui, sempre vincitore e poi mi abbandona in balìa di me stesso, dei miei dubbi, delle mie paure, delle mie domande, mi abbandona alle asperità del mondo, solo, sconsolato, perdente ed indifeso.....Sono questi i momenti più duri da superare! Sono questi però i momenti in cui CREDERE deve diventare la nostra forza! Ma credere come? Credere in Chi? Ecco la prima domanda giusta! Ora diventa imperioso e di vitale importanza credere, non in Dio, ma in Dio Incarnato, morto e risorto! E' questa la risposta giusta. E' una Persona; Gesù Cristo è la risposta giusta a tutte le nostre domande giuste o sbagliate che siano, non importa! Ogni volta che abbiamo una domanda, Gesù è la risposta! Egli è la risposta ai nostri dolori, alle nostre infermità, alle nostre debolezza, alla solitudine, all'abbandono, alla precarietà e persino alla morte! Bisogna avere il coraggio e l'onestà di guardare sempre a Lui che con la sua vita ci ha donato un esempio da seguire in ogni istante della nostra vita. Dio si è fatto carne per insegnare a noi come vivere nella carne! Ci ha donato sua Madre, alla quale non ha risparmiato nessun dolore, perchè in ogni momento possiamo affidarci a Lei ed imparare da Lei ogni cosa...imparare a soffrire, a dire 'fiat', ma anche a gioire e saper ringraziare e benedire......

    ResponderEliminar
  41. Yo creo que las cosas son fáciles o difíciles en fundión del lugar en el que uno está. Es fácil ver el sol en mitad del campo, y difícil en un sótano. Es fácil creen en Dios cuando uno es vulnerable, y difícil cuando se siente suficiente. En cierta manera, la creencia en Dios es una medida de nuestra suficiencia.

    ResponderEliminar
  42. Creo que extrapolar la frase y sacarla del contexto general da una idea equivocada del muchachito que la pronuncia… si se escucha el testimonio entero de la persona en cuestión habla de una lucha interior… habla de alguien que ha buscado, que quería creer y que no ha encontrado o no ha sabido encontrar… dentro de esta situación es normal que diga que lo fácil es creer… el esta manifestando que quiere creer… que estando así, como esta él, en la búsqueda se sufre porque no se ven las respuestas… y creo que tiene razón… distinto es que uno no busque, que diga que es fácil creer en Dios como si con eso quisiera tachar de ingenuidad a los cristianos, que es fácil acomodarse a una creencia que muchas veces no es fe sino mera “costumbre” derivada del tipo de educación recibida… eso si es fácil… ¿cuantos hay que dicen creer y no se ve testimonio suyo por ningún sitio, ni ejemplo de coherencia, ni de vida con la fe que dicen profesar?… sin embargo creen… hacen sus oraciones… “utilizan” en muchos casos a Dios como simple ofertor de prebendas y regalos… le piden, le piden y le piden y no le dan…
    Creer así es fácil… es no complicarse… es el “creer” por si acaso que digo yo….
    Pero la fe es un don y como don, como talento recibido del Señor… hay que hacer todo lo posible para que este crezca y llegado el caso de fruto.
    Sin embargo este muchacho no nos esta hablando de nada de esto… yo me pongo en situación… en su piel, y pienso… si me han educado dentro de la religión cristiana … si Dios fue mi “costumbre” , si creí… pero si quise que dejará de ser costumbre para hacerlo verdaderamente mío… si busque mi propio encuentro con el Señor y este … tristemente no se produjo… si he deseado creer ciegamente… y no puedo hacerlo… vale, por inmadurez, por tozudez… o simplemente porque el don no me ha sido dado… pero el caso es que deseando ese encuentro no se ha producido y este vacío me hace sufrir porque no ahoga mis preguntas…. ¿no es lógico que piense que creer es fácil?... si los que creen son felices con su Dios… si los que creen encuentran en Él todas las respuestas… si los que creen se sienten plenos… ¿no es más fácil creer que estar atravesando un desierto?, ¿no es más fácil la vida (digo LA VIDA, no el hecho de poner esa fe a funcionar…) con todos sus sinsabores, sus sufrimientos, sus renuncias para quien creyendo deposita todo esto en las manos de Dios y se abandona?...
    Yo sufro… tremendamente sufro… pero en Dios y en mi fe esta mi fuerza…. El camino se allana… la oscuridad se diluye en Dios, por el amor que le tengo y por el amor que sé que Él me tiene… en Él se soporta todo… pero si no lo tuviera… si careciera de fe… si no pudiera abandonarme en quien me dio su vida…. ¿creéis que sería posible soportarlo todo?... ni pensarlo…. Entonces… llevado al extremo…. ¿es más fácil creer en Dios o no?...
    Otra cosa es sopesar lo que cada uno esta dispuesto a hacer por esa fe regalada… hasta donde va a llevar su convencimiento y su amor a Dios…
    A mi el testimonio de este muchacho solo me produce una infinita ternura… sobre todo cuando escucho como termina una de sus frases: “lo fácil es creer que hay un Dios que te cura, que te protege y al que le importas”… eso último: “al que le importas…” este muchachito esta ávido de amor… de ese amor que solo Dios da...

    ... Un muy fuerte abrazo...

    ResponderEliminar
  43. Ángel,

    al igual que el chico del vídeo, creo que lo fácil es creer en Dios, en el sentido de que cuando creemos en Él la vida es mucho más fácil ya que a pesar de tener dificultades como todos, tenemos un motivo para luchar y hacer las cosas bien. Sin embargo, y ahí es donde se equivocan muchos no creyentes, los que creemos nos esforzarmos por aumentar nuestra fe, porque si no ésta se apaga.

    Desde mi experiencia puedo decir que quizás soy un privilegiada, porque Dios siempre ha estado en mi vida. Y siempre le he querido, pero también he querido huir del compromiso que supone conocerle. Toda mi vida he rezado muchísimo y he tenido una fe muy fuerte, pero no había llegado a conocer de verdad a Dios. Y Él siempre me ha buscado, me ha perseguido; tanto a través de personas de mi entorno por el ambiente en el que me he movido, como en mi interior. De la gente de mi alrededor y de sus peroratas he podido llegar a huir, pero cuando Dios me hablaba en mi interior ha sido imposible.

    Sin embargo Dios no nos habla o nos persigue eternamente, si lo dejamos de lado, se acaba yendo. Nunca había sentido que Dios se fuera de mi vida o dejara de hablarme, quizás porque a la vez que le decía que se callara, le pedía que nunca me alejara de Él ni Él de mi. Nunca he dejado de ir a misa el domingo aunque haya habido épocas en que hubiera deseado que no me diera cargo de conciencia. Nunca he dejado de rezar por las noches aunque la mayoría de ellas fuera por costumbre. Nunca he dejado de tener el oído puesto para ver si escuchaba a alguien decir algo que me ayudara en mi fe. En fin, que creo que si Dios no se ha ido de mi vida, es porque a la vez que quería que no me pidiera más, yo Le buscaba.

    Después de rechazarle varias veces durante varios años, concretamente en mi vida hubo un día clave en el que podría decir que ha sido mi verdadera conversión y a partir del cual le dije a Dios que me comprometía con Él a lo que quisiera. Y desde entonces busqué la forma en que Él quería que mi vocación se materializara a través de una formación concreta. Y me esforcé por hacerme más madura, más responsable, más comprometida, más trabajadora, más amable, más piadosa, menos prejuiciosa, más generosa... Y hablaba con todo aquél que pudiera ayudarme.

    Tengo que decir que después de batallar mucho conozco mucho más lo que significa abandonarse en el Señor, y así me he atrevido a dar el paso en una vocación concreta hace pocos días de hecho, porque ese día Dios me dijo; o lo haces ahora o no lo vas a hacer nunca, y lo hice. Y aunque suene raro, ese día y los dos siguientes, sentí a Dios callado dentro de mí, ni me hablaba ni nada, y sentía un pellizco de vacío. Pero le dije que me daba igual que no me hablara porque yo ya lo conocía a Él de sobra y que yo sabía como conquistarle, que ahora yo le iba a buscar a Él. Y parece que se está dejando de hacer de rogar y me empieza a hablar otra vez.

    Por eso creo que el chico del vídeo está en un error, dudo que haya algún cristiano al que Dios no le haya dejado de hablar alguna vez, así que lo fácil es creer cuando Dios se nos manifiesta; lo difícil es buscarlo, porque todos sabemos que está ahí; y lo cómodo es lamentarse de que no tenemos fe.

    ResponderEliminar
  44. Desde luego tener Fe hace la vida más fácil de entender. Pero no tenemos Fe porque lo hayamos elegido como el camino fácil. No se elige tener Fe. Se elige querer encontrarla.

    Encuentra el que busca. Y buscar no es hacer preguntas y esperar respuesta. Es ponerse en camino, hacer nuestra parte. No podemos poner a prueba una bicicleta si no nos ponemos a pedalear. Así hay que hacer con el evangelio: Practicar las Palabras, llevarlas a nuestra vida y encontraremos que todo lo que nos promete Jesús se cumple.

    Tener Fe no es fácil pero parece que cuando la poseemos podemos tender a pensar que es fácil que otros lleguen a ella. Y no es así. Solo podemos ayudarles demostrándoles qué es Amar, haciéndoles a su vez sentirse amados para que en esta confianza sientan el impulso de ponerse en marcha. Es un camino que a veces se hace duro y falta la luz. Nadie tenemos la seguridad de no necesitar alguna vez ayuda.

    ResponderEliminar
  45. De este vídeo a mí también me llamó sobre todo la atención ese chico, y en concreto esa frase que has puesto en esta entrada.
    Se han dicho muchas cosas ya en los comentarios. Yo diría que la cuestión no es si es fácil o no es fácil creer, a muchos santos creer les ha resultado muy fácil, a la Virgen María creer le resultó fácil, y no por ello son menos santos, por el contrario a otros les costó mucho en algunas èpocas de su vida, muchos han pasado las "noches oscuras del alma". La cuestión no es si es o no fácil sino si es o no verdad, si hemos conocido personalmente o no a Jesucristo.

    A mí no me extrañaría que Dios efectivamente se cayara cuando este chico quiso escucharle, puede ser, no lo sé, a veces Dios obra de modos muy extraños para hacer cosas muy grandes en las personas. Lo grande de esto es que ese chico ha salido en un vídeo que van a ver muchos cristianos y ojalá todos recen por él.

    ResponderEliminar
  46. mira, que si espero a tener tiempo, no lo tendrè nunca. trato de esbozar algo en pocas lìneas.
    en primer lugar, vì todo el video el dìa que lo publicaste, y tambièn a mì, justamente ese chico, me impresionò mucho. pero no en sentido negativo. veo que algunos ponìan en los comentarios: no sabe lo que es la fe, quiere todo fàcil, etc etc...yo a medida que los escuchaba, te aseguro que se me caìan las làgrimas, porque detràs de esas màscaras, de esas bùsquedas, de esas dudas, veìa un deseo grande de Dios, que querìa ser saciado, pero no sabìan còmo. es fuerte, te interpela, porque a mì me hacìa pensar: Dios mìo, que gracia tengo de poder tener fe!!! podrìa no tenerla simplemente. me daba pena por ellos, pero no pena en sentido negativo. sentìa dentro mìo un dolor muy grande porque todavìa no habìan encontrado la fuente de todas las verdades, esa que los saciarà de una vez por todas. pero a la vez, junto con esto, te digo la verdad: sentì una gran esperanza. si, porque si alguien se preocupa en ese modo, si tiene esas inquietudes, yo creo que antes o despuès terminarà encontràndoLo. un poco como san Agustìn. si, no tengo dudas. porque lo importante en la fe es no conformarse, es seguir buscando y buscando, y el que busca encuentra...SIEMPRE.
    ahora, volviendo al tema que preguntabas: es màs fàcil con la fe? siempre recuerdo a mi ex director espiritual, que bromeaba un poco con los carteles de los evangelistas: Cristo la soluciòn! y decìa: no es verdad, Cristo viene a complicarte la vida, no a hacèrtela fàcil. pero bendita complicaciòn, que te da la plenitud interior! por un lado, creo que si no tuviera fe, te lo digo con el corazòn en la mano, estarìa en serias dificultades. hay cosas, experiencias, que si no las vivimos con la fe...pues, nos destruyen. en este sentido, para mì es màs fàcil. pero tambièn hay otro punto de vista: es màs fàcil decir que no creo, y lavarme las manos, y pensar egoìsticamente en mis deseos y aspiraciones...que abrir los ojos y el corazòn, que tratar de ser mejor cada dìa, que buscar el bien de mi hermano antes que el mìo...la fe es exigente, pero es el ùnico camino. yo no encontrè otro, en el encontrè todas las respuestas. a ver, còmo podrìa decir que hay un ser que todo lo puede, y decir a la vez que no creo en la vida despuès de la muerte. es que este ser es medio estùpido, o yo no lo conozco del todo. para mì si chiude il cerchio, todo adquiere un sentido, todo encuentra su lugar. y lo que no lo encuentra, lo dejo ahì a un costado, segurisima que el lugar lo tiene. solo que yo aùn no lo descubrì. tal cual como cuando armas tu puzzle.
    a esa señora que escribiò con mucha angustia, que ya no encontraba motivo, respuestas. que cuando le decìan: Dios me dio todo, ella pensaba: vos obtuviste todo con tu esfuerzo. y yo me preguntaba: y quièn le diò las oportunidades que pudo aprovechar, quièn le diò la inteligencia, quièn le diò la vida? Dios no actùa, a mi entender, resolviendo los problemas. sino dàndoles un sentido. el problema sigue ahì, pero lo vives de otro modo. ayer leì un texto que me encantò sobre esto. te dejo el link porque vale la pena, y con esto te saludo con mucho cariño.
    http://www.pasomv.it/files/mdp_beatigliafflitti.pdf

    ResponderEliminar
  47. Mi opinión creo es mas en la tesis expuesta por Alba que los extremos que parecen más bien repulsa y de incomprensión al joven, que leyendo algunos a poco más es anatomizado, “extrapolar la frase y sacarla del contexto general da una idea equivocada” … , como ha dicho, entiendo que habla de SU lucha interior, SU búsqueda, QUERER CREER, pero no quiere hacerlo por el tradicionalismo familiar, por lo impuesto en la enseñanza, BUSCA mas allá, pero desafortunadamente AÚN no ha sabido ver las muestras o signos que le han sido dadas y que muchos damos o dan por supuestas, naturales, visibles y fáciles de comprender.

    AFORTUNADOS todos vosotros si NO habéis tenido dudas y pensado que lo fácil es lo que hacéis, si vuestra FE es tan fuerte y lo complicado es mantenerse en DIVINA, el estar dentro de las DIRECTRICES ECLESIALES, CUMPLIR, pero ,…, ¡oiga! hablamos de cosas distintas.

    Los nacidos en familias religiosas hemos creído porque SI, porque nos lo han dicho, porque eso es lo normal, es lo bueno, es lo que todos hacen, es…, tradición, costumbre… CREER ES MAS FACIL… claro que lo es, achacamos lo bueno y lo malo a la divinidad, lo que no o si podemos explicar al SER SUPERIOR, quien nos creo, MAGIA, historia a través de los siglos (Nacimiento de las creencias religiosas), pero pensar en porque se cree, querer CREER por tu razocínio, por tu experimentación, por tu interior, por tu vida y tu mundo olvidando lo anterior, buscar tu propia FE, saber que la tienes por ti y no por los demás, eso entiendo que es lo que busca, la negación de la negación de su creencia, es decir CREER, saber que ese SER al que LE IMPORTAS, EXISTE lo quiere descubrir por SI MISMO, no por su cuna, sus costumbres, su tradición, su educación… : “lo fácil es creer que hay un Dios que te cura, que te protege y al que le importas”

    Cuanta gente, simplemente, no se preocupa más que de cumplir, sin plantearse ningún ¿POR QUÉ?, simplemente, DIOS me lo dio, DIOS me lo quitó, EL habrá tenido alguna razón para que ocurra… EL nos ha agraciado o nos pone a prueba con … Vuelve al redil cuando las cosas pasan o mejoran y maldicen si van mal y algunos se alejan porque no han buscado más allá de sus narices aunque son muy buenos practicantes a los ojos ajenos.

    DIOS mío, ¿por qué me has abandonado?, ¿ por que me haces dudar?, ¿por qué no soy capaz de ver tus señales? ,¿por qué no escucho tu voz?,…. ¿POR QUÉ?. Personalmente, a mí me ha pasado creo de casi todo, desde tradicionalismo, vocación pastoral, negación de mi ser, de la religión, …, y entiendo, que la juventud, necesita ver su propio camino, descubrir su planteamiento; su FE, el mayor entendimiento, el mayor conocimiento precisa también de mayores profundidades, que puede que como dice el dicho “que las hojas no te impidan ver el bosque” o “que las lagrimas no te impidan ver la felicidad” . Se debe dar cuenta por si solo que las preguntas más complicadas a veces tienen las respuestas mas sencillas y que a lo mejor las señales las tiene y no las ve, han sido gritadas pero no las ha escuchado, el aún no ha comprendido de la sencillez del AMOR por eso su umbral auditivo queda lejos de lo que DIOS emite y su ángulo de visión esta desenfocado porque mira más lejos de donde está la respuesta.

    Mi FE es débil, mi sentimiento a veces se contrapone, CREO pero caigo, DUDO, BUSCO y ENCUENTRO y…., aún sabiendo que mi balanza es hacia EL, no significa que no tenga dudas y a veces me acomode y CREO porque es mas fácil, porque prefiero continuar pensando que CREO, y eso me ayuda a no distanciarme o levantarme y ver las cosas desde la FE.

    No se si me he explicado bien, pero ¡bendita juventud! Bendita, porque quiere descubrir por si solo, lo que muchos no se han planteado y tienen inquietud como San Agustín y muchos otros hermanos, que aún habiendo llegado a los altares, conocieron de las dudas y tuvieron la misma lucha interior y quizás de forma inconsciente seguían creyendo porque era MAS FACIL aunque a posteriori resolvieran sus DUDAS DE FE.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  48. el vídeo me pareció muy bueno, aunq la primer parte me dió mucha tristeza, es duro ver todos esos jóvenes sin esperanza, viviendo sólo para disfrutar, xq la vida es una sóla, sin fe... en cuanto a la primer pregunta, de si es fácil creer, para mí es todo lo contrario, es mucho más fácil declararse ateo, no creer en Dios y sí creer en la new age, el yoga, etc, creo q todo eso es mucho más fácil y hoy día está mucho mejor visto socialmente que tener fe. Me parece q para creer en Dios hace falta poner mucho de nuestra parte, y esto lo digo a pesar de q para mí sea natural creer, y totalmente necesario. Pero sí, es mucho más fácil no creer en nada, y no tener q dar explicaciones... porq claro creer es también aceptar y aca viene lo difícil, cuando los tiempos de Dios no son los nuestros, entonces a veces pasa eso de "no hay respuesta por parte de Dios", yo creo q siempre hay respuesta, tal vez no sea la respuesta que estamos esperando pero vamos que cada día es una respuesta de Dios, despertarnos cada día, estar vivos, es siempre una respuesta de Dios, una oportunidad aunq parezca que Dios permanece en silencio, yo sé que nos habla de diferentes maneras... otra cosa es que veo últimamente que hay como una necesidad de sentir todo, y con respecto a la fe precisamente, entonces parece q ya estamos como pretendiendo que Dios mismo nos hable literalmente, o nos dé señales concretas de Su presencia, (quienes somos para esperar tales cosas????) nos olvidamos muy rápidamente el "felices los q creen sin haber visto" porq queremos ver, sentir ALGO!!!! Dios tiene sus tiempos y su forma de manifestarse, a nosotros nos falta mucha paciencia que es parte de la fe creo, saber esperar la respuesta, tener más humildad... sabemos que El a veces "juega a las escondidas" porq quiere q lo busquemos y no nos cansemos en el primer intento, no si no es fácil creer, y menos perseverar en la fe, creo q esto en todo caso puede resultar más difícil. Que hay entonces de esas etapas de aridez espiritual q todos pasamos alguna o muchas veces? Dios siempre está, y vale más creer cuando ni siquiera podemos sentir ningún tipo de consuelo espiritual. Y en todo caso de q serviría tener fe cuando lo vemos a Dios (o lo escuchamos), si la fe es justamente creer sin ver... en el Cielo no necesitamos tener fe, más vale, si lo estamos viendo a Dios. Es triste ver q los jóvenes quieren todo servido y por eso se desalientan o se escudan en errores de otros católicos para no acercarse a la Iglesia, cuando tdos somos pecadores y necesitamos de la ayuda de Dios para caminar día a día. y que hay mucha exigencia? sí, no se si mucha o poca, pero Dios nos dá tantooo por medio de la Iglesia, todo!!!
    Perdón, creo q quedó un poco desprolijo esto, espero q me entiendas igual:-) te mando un abrazo

    ResponderEliminar
  49. Es curioso pero a mi tambien me dejó tocadillo esa frase...
    Hace poco se la oí parecida a un sobrinillo mio que me decía eso mismo de que el le habla pero nadie responde... Es dura la frase y no es de fácil respuesta.
    Hay muchos escritos interesantísimos sobre el "silencio" de Dios... a mi me gusta una reflexión de Vittorio Messori (que puse hace tiempo en dos entradas de mi "descuidado" blog) que citando a Jean Guitton dice:
    "Para los cristianos, Dios es necesariamente discreto. Ha puesto una apariencia de probabilidad en las dudas que atacan Su existencia. Se ha envuelto en sombras para hacer la fe más apasionada y, sin duda, para tener derecho a perdonar nuestro rechazo. Es necesario que la solución contraria a la fe conserve siempre una verosimilitud creíble, para dejar libertad total de acción a Su misericordia".
    No creo, que en la tesitura de creer o no creer, lo fácil sea creer... para nada... el camino es estrecho y las persecuciones están aseguradas... Lo que ocurre es que una vez que se cree, que se deposita la confianza en Jesús, la carga se hace liviana y se hace hasta absurda la idea de no creer...
    Pero es que creer en Dios no es sólo creer que existe... es adherirse a su Obra, a sus modos y caminos... no es sólo amar, es amar el amor...
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  50. Hola Angel, gracias por invitarme a expresar mi humilde parecer. No sé por qué la experiencia de este joven te afectó. ¿No es una experiencia típica en la vida de todos nosotros? Cuando Dios nos responde nos sorprende siempre, porque lo habitual es que se esconda, verdad? Hablamos y hablamos como si fuésemos dueños de la verdad, así este jóven... Y lo gracioso de verdad es que "sólo sé que no sé nada" Hasta que lleguemos al Cielo, aquí vivimos de la fe, a veces mas clara, otras mas oscura, verdad? Hasta los santos que tuvieron experiencias místicas muy altas, tuvieron que vivir de la fe. Pienso que por ejemplo este joven no leyó la vida de los santos o Las Moradas de Santa Teresa de Jesús, porque si las leyese se daría cuenta que cuando Dios se esconde, nos está dando la oportunidad de crecer en la amistad con Él.
    Hace unos días, leí unos escritos sobre la soledad y siento que al final nos topamos con el Misterio de un Dios que habla en el desierto, cuando aprendemos a estar solos con Él solo... No es posible perder la fe, cuando se Le busca a Dios de todo corazón y Él se deja encontrar. Entonces el quid es, caminar y volver a ser como niños, pedir la humildad y suplicar a Dios y a la Virgen como Bartimeo: Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí. Que el Señor tenga misericordia de ese joven, para que vuelva a ser como un niño y vea. Que veamos... ¡Bendito sea Dios!

    ResponderEliminar
  51. Hola a todos, os quiero felicitar por todos estos comentarios que seguro, serviran de ayuda a muchos de nosotros y por supuesto a ti Angel por seguir haciendo que trabajen nuestras cabecitas y nuestro interior. He pensado bastante en las palabras de este joven y creo reconocerme en algunos aspectos. Que es facil creer en Dios, creo que si lo es, creo que Dios esta en todas partes y es imposible de no verlo en todas las cosas, otra cosa son las respuestas. En mi opinion creo que Dios siempre responde, aunque no sabemos cuando. Conozco a alguien que esta pasando un momento muy malo, su vida familiar se ha complicado hasta tal punto que siente que no tiene mas fuerzas para pedir ni para esperar, hablo de alguien muy catolico, alguien a quien yo admiro por su Fe pero que en estos momentos se siente abandonado. Llegados a este punto me parece que es cuando tenemos que agarrarnos a la Fe, la unica que nos salva y sin la cual estamos condenados a rendirnos facilmente. Las respuestas de Dios son exactas e inequivocas pero puede ser que no sean inmediatas, durante el tiempo de la peticion y la respuesta de Dios, quizas tengamos que pasar por muchas pruebas, algunas de ellas dificilisimas pero es em eso que consiste nuestra entrega total. Estoy hablando un poco de mi propia experiencia, al principio de mi conversion tenia miles de preguntas y dudas, y no puedo negar que me invadia la ansiadad y el desencanto muchas veces al ver cosas que yo creia que Dios no debia permitir. En mi vida tambien pasaron muchas cosas dificiles de llevar y que ahora entiendo que fueron pruebas que Dios me ofrecio para que me diera cuenta del potencial que mi amor, paciencia, compasiion podia tener mi interior. Dios responde siempre. Aunque a veces no entendamos porque responde tarde, yo se que en ese intermedio crecemos mas como sus hijos. Nadie dijo que fuera facil. Sin embatgo para mi lo dificil ya seria volver a estar sin El. Un abrazo a todos.!

    ResponderEliminar
  52. ¿Creer sin un encuentro con el Dios vivo? ni es fácil, ni es difícil, simplemente es imposible.
    No es fe, es otra cosa. Puede que sea la semilla de la fe, pero no es la fe.
    "Lo fácil es creer en Dios" de eso nada. Si la fe no está construida sobre roca, un poco de viento la echará abajo. La sociedad no te va a ayudar, el propio Señor te probará, la vida es toda una prueba. Ese chico no sabía lo que decía.
    A mí Dios no me responde cuando yo quiero, no lo que yo quiero, no me da todo lo que le pido, a veces tarda tanto que lo daba por perdido...las desgracias, las arideces, el hastío, la rutina, la noche oscura, las inusticias...etc ¿lo fácil es creer?. No hijo no, creer no es hablar a tu amigo invisible.
    Dios está vivo, y tienes que encontrarte con Él, luego ya no habrá huracán que por más que te tambalé te termine por derribar.

    ResponderEliminar
  53. Yo no pienso que sea mas o menos fácil creer en Dios, pero si que si crees tienes "algo " o mejor "alguien " a quien asirte en cualquier momento de tu vida, sea este bueno o malo, para suplicar ayuda o para dar gracias.
    Yo QUIERO creer,QUIERO confiar, QUIERO amar.... entendiendo querer, por DESEAR.... pero no se si
    lo hago... SOLO DIOS LO SABE.

    ResponderEliminar
  54. Un hijo agradecido08 noviembre, 2012

    Buenas tardes Ángel
    Mas vale tarde que nunca. Menudo pedazo de post.
    Como nos dijo san Pablo ayer la fe es un sacrificio.

    Yo no puedo con mis propias fuerzas conocer a Dios. Eso es como han dicho algunos del blog imposible. Es imposible que yo solo consiga conocer no solo a Dios, sino a cualquier persona. Lo primero sera acercarme a ella de alguna manera, saludándola. Dando el increíble salto que nunca es al vacío de tratar de buscarle. Nos parece salto al vacío porque realmente pensamos que él no está con nosotros, que no nos acompaña en el camino, que no nos sale al encuentro como a los discípulos de Emáus; también nos pasa que nos parece salto al vacío, porque como dice san Agustín le buscamos fuera en otras cosas, mientras que él está dentro, mas íntimo que lo más íntimo de nosotros. Nuestra primera tarea entonces será huir de buscar en otras cosas y callarnos para escucharle e ir por donde no conocemos, no podemos, no sabemos, no gustamos, ni siquiera somos, por donde Dios nos acompaña, donde Él nos acaba encontrando.

    La humildad de escuchar de nuevo algo, de aprender de nuevo algo, de escuchar a los demás de nuevo, de abrirnos un poco a que nos vean. La humildad que se empapa de la mirada de Dios es el primer paso. Y luego adelante, la palabra de Dios de cada día, los sacramentos, los demás hermanos cristianos. Hay signos de Dios, por los cuales quizás no oigamos lo que nos gusta que nos digan, sino lo que debemos oir para nuestra salvación, la verdad sobre nosotros mismos no solo como creemos conocernos sino como nos conoce Dios.

    Atreverse a levantar la vista como Abraham y ver al cordero que se entrega por Él. Ver el amor del Padre que en el Hijo nos lo ha dado todo y no solo ver, sino responder. Y este es el final de la fe. Francisco Cerro dice que ser cristiano no es tener "entusiasmo" por Cristo sino en poder llegar a decir Jesus y yo somos amigos. La amistad con Cristo es imposible para el hombre, si Cristo no le acepta en su compañía. Si en Cristo, nuestro Padre no acepta nuestra vida en sacrificio.

    El Espíritu Santo en este año de la Fe nos ayuda a reconocer hasta que punto somos amigos de Cristo y a escuchar a Cristo.

    Espero que al menos haya servido el comentario para completar la homilia de Mercuzzio y eso que lo he escrito a la hora de la siesta... jajaj

    Gracias por todo Ángel. Recuerdos en casa.

    ResponderEliminar
  55. Hola Angel: Yo también creo que creer en Dios es fácil, Pienso que que es un acto de la voluntad y no necesito mas razonamiento, creo en Dios porque yo así lo he escogido. Quizá parezca una respuesta muy simple pero es que no me cabe otro razonamiento. Y no es ser un borrego!. Es que lo divino no se pueden razonar con pensamientos humanos. Yo creo en Dios a pies juntillas y muchas veces cuando rezo Le siento, otras no, pero no por eso me desanimo. Se que está a mi lado. Y ante los momentos de flaqueza, que los tenemos todos, no queda otra que decir: Creo Señor, pero aumenta mi fe.

    PD. No he querido leer los comentarios que te han dejado para que no me influenciaran en la respuesta. Espero que te valga. Un abrazo. Te leo con frecuencia, bueno casi siempre, aunque no deje comentarios. Chus

    ResponderEliminar
  56. Estoy de acuerdo con la afirmación del joven. No es lo mismo creer en Dios que creer en el Dios de Jesucristo: el Padre Creador y Amante de los hombres, el Hijo Redentor, el Espíritu Vivificador... esa experiencia es totalmente distinta, es la experiencia de quien descubre a Dios a su lado. El Papa lo explica bien cuando define la fe en su carta Porta Fidei: "Profesar la fe en la Trinidad –Padre, Hijo y Espíritu Santo– equivale a creer en un solo Dios que es Amor (cf. 1 Jn 4, 8): el Padre, que en la plenitud de los tiempos envió a su Hijo para nuestra salvación; Jesucristo, que en el misterio de su muerte y resurrección redimió al mundo; el Espíritu Santo, que guía a la Iglesia a través de los siglos en la espera del retorno glorioso del Señor".
    Espero que les sirva mi opinión.

    ResponderEliminar
  57. Creer, creer de verdad nunca es fácil. Y más creer en Algo que no podemos ver o tocar, los hombres somos muy físicos y nos domina la razón. Creer en Dios de verdad es, desde mi punto de vista una lucha continua, una lucha que a cada paso que damos nos llena de recompensas. Lo fácil es decir que se cree en un Dios, lo fácil es aparentar creer y autoengañarse a uno mismo diciendo que se cree.
    Para creer realmente en Dios se necesita esfuerzo, dedicación, tiempo y sobretodo ganas. Tener fe y cultivarla. Yo antes decía que creía, pero realmente no tenía a Dios en ningún punto de mi vida, es fácil decir que se cree en Dios, ir a Misa los domingos y los días marcados y dejarlo todo ahí. Lo díficil es vivir como un verdadero cristiano y creyente ha de hacerlo, teniendo un trato de amistad con Dios.
    Cada vez que me meto en tu blog me haces pensar y dar vueltas a asuntos que daba por entendidos y realmente no es así en la mayoría de lo casos.
    Espero que se entienda lo que he querido trasmitir.
    Un abrazo
    Angélica

    ResponderEliminar
  58. hola hno. espero este todo bien. que Dios Padre Todopodero los bendiga siempre; lo facel es creer en Dios, seguro que si, lo dificil es seguirle, lo dificil será es cucharle, porque habria que cayar a mi yo interior, y quedar en silencio. una palabra que me vino a la mente: relativismo, cada quien se hace un dios a su medida si quiere, si lo necesita y cuando no, me olvido, y es porque es facil creer, es natural creer, somos religiosos por naturaleza. lo dificil es tener la aptitud acorde con aquel a quien le creo. saludos. estube muy ocupado el ultimo mes. pero se les tiene presente.

    ResponderEliminar
  59. Muy buenas! Antes de nada, al ver ese video a mi también me tocó mucho esa frase y hizo que mi corazón esté aun mas inquieto por la necesidad de dar a conocer a Jesucristo a toda la gente. Para mi la respuesta que dio es razonable ya que no puedes creer en Alguien que no hayas tenido una experiencia, es decir, lo que le pasa es que el aún no ha tenido una experiencia de Jesucristo. Pero de una cosa que estoy convencida es que el tiene sed y anhela a Dios con todas sus fuerzas y lo esta GRITANDO. La Fe viene a través de algo, es decir, de tus padres, de tu entorno ... de UN ENCUENTRO CON CRISTO. Uno no puede decir de la noche a la mañana, "Tengo Fe". A raíz de ese encuentro la fe va creciendo poco a poco por gracia de Dios, es como un semilla que hay que cuidarla y regarla para que fructifique, igual la Fe necesita de ese cuidado. Hay que pedirlo a Dios que nos de la gracia en decirle "si" todos los días en confiar en el y abandonarnos en su designio, pero todo esto lleva trabajo y oración.
    Un abrazo en el Señor. Con María +++

    ResponderEliminar