Mi tiempo


Planeo mi jornada ,con mil cosas que me rondan por la cabeza, repaso punto por punto, que no se me olvide nada. Alguien podría preguntarme: “ ¿Lo tienes todo? …” Y seguramente yo respondería “Sí si, sin contar con los imprevistos claro está”… 

Y llega el final de la jornada, donde el silencio vuelve a rodearme y no puedo eludir una pregunta: "¿He dejado que Dios, encuentre sitio en mi?"...Me olvidé de lo más importante, a la hora de organizarme.¿De qué me ha servido todo lo ejecutado hoy?...

¡Cuántas obras, llenas en apariencia, quedarán vacías...! Por no haberlas hecho en unión con Dios, a pesar del trabajo que nos costaron, se desvanecerán ante la luz de la eternidad como sueño que se nos va así que despertamos. (Dom Vital Lehodey)

 ¡Alabado sea Jesucristo!

6 comentarios:

  1. La facilidad de los cristianos es que todo lo que hacemos, cada cosa humana o divina podemos hacerla por Dios.
    "Actiones nostras, quaesumus Domine, aspirando praeveni et adiuvando prosequere ut cunta nostrs oratio et operacio a te semper incipiat, et per te coepta finiatur."
    Sólo hay que acordarse de pedirlo y hacerlo por Dios.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Gracias por recordárnoslo Angelo,nada tiene valor sino lo hacemos por y con ÉL.

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar
  3. Nada mas levantarme le digo" TU COGEME ...POR LOS CUATRO COSTADOS Y HAZ DE MI TU INSTRUMENTO EH?"Y despues me pongo a trabajar.....asi ya te evitas pensar si estaba El o no...El está esperando a que despierte para decirme que me ama inmensamente...soy Unica para El y necesita mi Mirada....y mis sonrisas...entonces me dá la fuerza para en todo poner su Amor...y sabes? que no me canso!!!un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Yo también te doy las gracias por recordarme algo que también olvido con frecuencia.Saludos

    ResponderEliminar
  5. Por eso me gusta encomendarme desde que me lavanto a Dios. Al Sagrado Corazón de Jesús, al Inmculado Corazón de María, al Espiritu Santo, a mi Ángel de la Guarda, a San Miguel Arcángel, y a un santo diferente de los que les tengo devoción. Luego que pase lo que tenga que pasar.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué vergüenza, Ángelo! Mira que planificar tu jornada...

    ResponderEliminar