Señor... ¿porqué no hoy?


Si en vez de mi mirada
tan sólo por tus ojos contemplara...

Si en vez de mis caricias
tan sólo con tus manos bendijera...

Si en vez de mis palabras
tan sólo con las tuyas consolara...

Si en vez de en este amor
tan sólo en tu Amor recibiera...

Si ya en mi corazón
tan sólo, Cristo, a ti se te encontrara...

Si ya, Jesús, a ti
te vieran confundido en mi persona...

Si fuera todo Cruz
de tanta cruz amada...

Si ya no fuera yo...

Si ya no fuera nada...

Será algún día, Señor,
lo sé, lo sé, mi Amado.
Será cuando decida
no ser ya más yo mismo.
Será cuando, vacío,
me inundes con tu gracia,
me empapes, como esponja, de ti mismo,
me quemes como a un tronco
que ya no quiere ser
más que calor y llama.
Señor... ¿porqué no hoy?
... pues tú lo puedes todo...
¡concédeme esta gracia!


8 comentarios:

  1. Preciosura que hoy nos comparte. Gracias por estar en la red. Bendiciones

    ResponderEliminar
  2. Precioso :)

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me uno a los agradecimientos por recordarnos estos versos.

    ResponderEliminar
  4. Que poema tan hermoso, al leerlo es cómo si nos acercara más a Dios.......y esa mirada tan morenita con esos ojazos negros me ha recordado a una pequeña muy especial en mi vida.Saludos

    ResponderEliminar
  5. Para vivir y hacer nuestros estos pensamientos tan ungidos, será necesario que el Espíritu Santo obre en nosostros una gran transformación pàra asemejaranos a Cristo, como decia S. Pablo:" No soy yo quie vive, es Cristo quien vive en mi" .
    Elpidio.

    ResponderEliminar
  6. Ángelo, ¿es tuya? Es impresionante. En serio.

    ResponderEliminar
  7. Gracias...vivirlo es el mejor antídoto!
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar