Distorsiona la verdad - (Pornografía II)


(continúación post anterior)
Me he enterado de la existencia de esta plaga por mis hermanos sacerdotes que la enfrentan regularmente en el confesionario; por los orientadores que la tratan por medio de nuestras varias instituciones católicas de servicio social; por los maestros de las escuelas católicas, los ministerios de los jóvenes y los maestros de educación religiosa que enfrentan sus efectos en la vida de nuestros jóvenes; por los padres de familia que hablan de la dificultad de criar a sus hijos con modestia en nuestra cultura; y por mi participación en la Alianza Religiosa en contra de la Pornografía, una coalición de líderes religiosos de distintos credos.

Con todo, esta plaga se propaga más allá de los límites de la Iglesia o de la escuela. Sus víctimas son innumerables. Hoy en día, quizá más que en cualquier otra época, el ser humano se da cuenta de que su don de la vista y, por lo tanto, su visión de Dios se han distorsionado por el mal de la pornografía.

He estimado necesario en este momento abordar los graves peligros morales, sociales y espirituales de la pornografía. Al hacerlo, pido a los católicos y a quienes no lo son que se detengan un momento y se unan en mis reflexiones en esta carta pastoral 

En el mundo del arte a menudo se ha mostrado el cuerpo humano, vestido y desnudo, en varias representaciones y poses. Si bien el peligro de la inmodestia existe aun en relación con las obras de arte, el mal de la pornografía es mayor y más insidioso. La pornografía muestra al cuerpo solamente de una manera explotadora y las imágenes pornográficas se crean y se ven únicamente con el fin de despertar impureza sexual. Por ende, la producción, visualización y propagación de la pornografía constituyen una ofensa contra la dignidad de las personas, actos objetivamente malos, y deben condenarse.

En una cultura que ve la pornografía apenas como una debilidad privada o aun como un placer legítimo que debe protegerse por ley, es preciso repetir aquí la enseñanza constante de la Iglesia Católica. En palabras sencillas, el Catecismo de la Iglesia Católica condena la pornografía como una falta grave (CIC 2354).

La inmoralidad de la pornografía proviene, en primer lugar, del hecho de que distorsiona la verdad sobre la sexualidad humana. Desnaturaliza la finalidad del acto sexual (CIC 2354), la entrega íntima de un cónyuge al otro. En vez de ser la expresión de la unión íntima de vida y amor de una pareja casada, el acto sexual se reduce a una fuente degradante de entretenimiento y aun de lucro para otros. La pornografía también viola la castidad porque introduce pensamientos impuros a la mente del espectador y a menudo conduce a actos impúdicos, como la masturbación o el adulterio.

La pornografía es también una ofensa contra la justicia. Atenta gravemente a la dignidad de quienes se dedican a ella (actores, comerciantes, público) pues cada uno viene a ser para otro objeto de un placer rudimentario y de una ganancia ilícita (CIC 2354).



Se usa y se manipula a los "participantes" de una forma incompatible con su dignidad humana. Todos los participantes en la producción, la distribución, la venta y el uso de pornografía cooperan y, hasta cierto punto, hacen posible esta degradación de otros. En realidad, la pornografía se ha convertido en un sistema y en una industria de degradación mutua. El hecho de que algunas personas estén dispuestas a participar, de ninguna manera reduce la culpabilidad de quienes se dedican a la producción y al uso de la pornografía.

Por lo tanto, me permito recordar a todos los fieles que el uso de pornografía, es decir, su fabricación, distribución, venta o visualización, es un pecado grave. Quienes participen en esa actividad con pleno conocimiento y consentimiento cometen un pecado mortal. Tales actos los privan de la gracia santificante, destruyen la vida de Cristo en su alma y les impiden recibir la Sagrada Comunión hasta cuando hayan recibido la absolución por medio del Sacramento de la Penitencia.

La gravedad de este pecado se aprecia con mayor claridad cuando se considera el profundo daño que causa el uso de la pornografía a la sociedad. En primer lugar, perjudica a toda la familia, la célula básica de la sociedad, y a la Iglesia, porque destruye el vínculo conyugal. Puesto que introduce a unos y a otros en la ilusión de un mundo ficticio (CIC 2354), el uso de la pornografía por un hombre desvía su atención y afecto de su esposa. Le crea en la mente expectativas irreales y a menudo inmorales para su vida íntima. Él comienza a acercarse a ella solamente como medio de gratificación propia y ya no como "compañera apropiada".

Los sacerdotes y los orientadores conocen muy bien la gravedad de la amenaza que presenta la pornografía para el matrimonio y saben cuántas familias ya han sufrido una triste división debido a sus efectos.

La disponibilidad e intrusión de la pornografía perjudican el bien común al producir una imagen consumista y licenciosa de la sexualidad, particularmente de las mujeres. Es cada vez más difícil inculcar y proteger la inapreciable virtud de la castidad cuando la pornografía infecta a la mayoría de los medios de comunicación. El interés de la sociedad en la preparación de los hombres y mujeres jóvenes para el matrimonio también sufre cuando los medios de comunicación presentan el sagrado acto de intimidad que es propio del sagrado vínculo del matrimonio como un juguete mercantil.

Sin embargo, quizá lo peor de todo es el daño que causa la pornografía al "modelo" de la visión sobrenatural que tiene el ser humano. Nuestra visión natural en este mundo es el modelo de la visión sobrenatural en el otro mundo. Una vez que hayamos distorsionado o dañado el modelo, ¿cómo podremos entender la realidad? Nuestro Señor nos ha dado el don de la vista con la intención de que, en definitiva, podamos verlo a Él. El uso pecaminoso de esta facultad distorsiona nuestro entendimiento de ello y, peor aún, paraliza nuestra capacidad de lograr su satisfacción en el cielo. Lo que el ser humano debe usar para recibir la verdadera visión de Dios y la belleza de su creación, lo utiliza más bien para consumir imágenes falsas de otros en la pornografía.

¿Cómo podemos entender la visión sobrenatural que Dios desea para nosotros, es decir, la contemplación de Dios en la visión beatífica, una vez que nuestra vista natural se ha lesionado y distorsionado? (sigue mañana)

23 comentarios:

  1. Una valiosa información para nuestros jóvenes, padres de familias, y educadores. Me animo a opinar sobre esa perla escondida que es la pureza del alma, cuerpo y mente.
    El valor de la pureza, virtud tan desconocida en este mundo, virtud considerada un daño para la libertad humana… Sin embargo, la pureza es la joya más exquisita que engalana el alma de un esplendoroso esplendor que atrae el Corazon de Dios… las almas puras… ¡qué diferencia!!... ¡qué grandeza el alma pura!! Contemplarla es ver una luz que nace en el interior saliendo al exterior con tan fuerza, tal suavidad, tan brillante, que las almas que la han perdido no pueden mirarlas sin sentirse incómodos.
    Comparto la entrada en mi grupo Somos Iglesia, Iglesia de Cristo en face… gracias por tan valiosa información.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Sor Maridel. Le agradezco mucho la aportación hecha en esta entrada y que comparte con todos nosotros. Gracias por sus enlaces. Un saludo cordial.

      Eliminar
  2. Ciertamente es una lucha. El maligno nos tiene cogida la medida por ahí. Sin embargo no debemos caer en el error de cologar el 6º ó el 9º mandamiento antes que el primero.
    Lamentablemente la pornografía hoy día forma parte inclusive de la cultura popular. Personalmente tengo por norma no comprar nada que se anuncie enseñando más de la cuenta. No por hacer boicots ni nada por el estilo, sino porque está demostrado que es tan mal producto que tiene que recurrir a los mas bajos instintos para llamar la atención y venderse, mientras que un buen producto con poca publicidad que se le haga, si es bueno de verdad y funciona, se trate de lo que se trate, el boca a boca terminará por hacer el resto.
    Hace ya tiempo que no sale, pero recuerdo un anuncio que ponían a todas horas aunciando un champú en el que una mujer en la ducha gritaba como si tuviera un orgasmo cuando solo se estaba lavando la cabeza. No había restpeto de horas infantiles ni nada. ¿De verdad hace falta eso para vender un champú? Me resultaba ofensivo y molesto. Veo poca tele, muy poca, como mucho una hora diaria incluyendo dentro de esa hora la media hora de telediario. Pero me era molesto que saliera ese anuncio. Se oía tanto que debían pensar los vecinos que estaba visionando una película pornográfica. Cambio de canal y punto. Y como digo, no compro el producto, garantizado que es malo.
    Gracias por tocar este tema Ángelo, cuánta falta hace.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, querido Boss. ¡Esto es otra cosa y no el puntito!Gracias por complacerme. Pues yo, cuando me siento ofendido por la publicidad, acudo a lo que tenemos al alcance de la mano, aprovechando las oportunidades que internet nos da. Me dirijo al servicio de atención al cliente y le hago una reclamación. Puedo asegurarte que no es en vano el esfuerzo.

      Conozco a un señor que trabaja en este departamento , en una marca comercial conocida y preguntándole sobre la eficencia de las reclamaciones, me contestaba: "la gente no sabe el efecto que produce una sola reclamación" tienen unas estadísticas, donde trasladan la queja realizada. Creo que me dijo, que cada agradecimiento o reclamación correspondía a 10.000 aplicado a todo el país, así que no dudo en hacerlo, casi siempre me contestan agradeciendo mi aportación.

      Ya hemos conocido que la presión sí obtiene resultados, como ocurrió con el programa La Noria, donde varias empresas abandonaron su publicidad ene se programa basura, por las reclamaciones que los usuarios le habían hecho.
      Me alegra que hayas tocado ese punto. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  3. Carissimo Angelo, bel post! Sono d'accordo con te, in tutto. Credo che noi cattolici abbiamo il dovere di parlare anche di questi argomenti scabrosi e disgustosi. Abbiamo il dovere di proclamare ciò che è peccato, disordine morale e sociale, proprio per amore verso Dio, i fratelli e per rendere un servizio alla Verità. Un grande abbraccio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cara Martina. Permíteme que esta vez te consteste en español,por atención a los demás lectores. ¡Tú lo dominas perfectamente!
      Claro que tenemos el deber. Olvidamos fácilmente el pecado de omisión.Y no es fácil...

      Ayer mismo, recibí un anónimo, que me tumbó para atrás. La blasfemia era tan grande, que me entristeció profundamente, hasta me hizo dudar de si había hecho bien sacando este tema.

      Pero claro... el padre de la mentira, se pone a trabajar de forma más intensa,(porque éste si que no descansa nunca) cuando invaden su terreno.

      Tú los has dicho muy bien : "Ofrecer un servicio a la Verdad". Gracias por tu aportación. Un beso

      Eliminar
    2. Angelo, mi dispiace molto per il disgustoso messaggio anonimo che hai ricevuto(non ha avuto neanche il coraggio di scrivere il suo nome, a riprova del fatto che chi frequenta il peccato sa che è peccato, ma se qualcuno glielo ricorda si arrabbia, forse perché si vergogna?). Hai visto su Twitter che anche il Santo Padre viene costantemente offeso? La malvagità di Satana si scatena ancora più forte contro coloro che sono al servizio della Verità. Ti chiedo scusa se non commento nella tua lingua (prima di poterlo fare ho bisogno di studiare ancora). Un grande abbraccio e 'Ave Maria e avanti!' come diceva sempre san Luigi Orione.

      Eliminar
  4. Gracias Angelo,estas haciendo mucho bien.
    Dios te bendiga,y un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Belén.Te doy las gracias por tu fidelidad diaria. Estás batiendo el record de mis comentaristas. Conociendo nuestra historia, el comienzo de nuestra amistad en este blog, no puedo más que emocionarme ante lo que Dios hace, cuando cruza caminos de personas. Tu apoyo diario, me da una energía que tú misma no alcanzas a ver. Por eso te doy las gracias de corazón.

      Como le decía a Martina. Recibir comentarios, como el que me llegó ayer en forma de anónimo, cargado de odio y con una blasfemia bestial, te tira al suelo y te deje en él un buen rato, por eso es tan importante el apoyo y la oración.Un beso

      Eliminar
  5. Me ha gustado lo que he leído, hay que seguir buscando la cura para esta "epidemia"...un buen antídoto se va a necesitar pero esto y segura que con lo que estás haciendo se puede lograr mucho.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Charo. Lo dices muy bien. Realmente es una epidemia que avanza sin piedad, arrastrando a muchos y cada vez más jóvenes, por eso hay que gritar la VERDAD y no dejar que el Padre de la mentira gane la batalla. La oración es nuestra gran arma. Muchas gracias por tu comentario. Un beso

      Eliminar
  6. Que bueno Angelo todo lo que escribes...es un cáncer de nuestro tiempo, la degradacion de la persona en este punto.....
    Viendo el programa de Lagrimas en la Lluvia de los domingos por la tarde de J Manuel Prada hablaban de la Fé, y me llamó la atencion lo que dijeron a cerca de Lutero...un hombre debil y esclavizado por la lujuria....eso lo ensoberbeció tanto que acabó como lo hizo atormentado por su debilidad y sin querer verse perdonado...fijate la que montó el maligno a ytraves de él....tremendo. Pero se habló de la fuerza de la Oracion...hay que rezar mas y mejor porque una Oracion bien hecha puede cortar de raiz este engaño que sufren tantas y tantas personas....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Gosppi: Gracias a Dios, hay muchos que rezan, que ofrecen..., pienso en las almas consagradas, que rezan por este mundo. La oración siempre fructifica y cada vez mas, podemos ver también en internet, testimonios de gente atrapada que rompe sus redes y se libera, cuando Dios aparece en sus vidas. Cada vez son más los que se atareven a denunciar el daño que la persona sufre, con lo que se consume.
      Un beso y mi gratitud por tu comentario

      Eliminar
  7. Como te dije he leido el segundo capitulo de la saga...me voy a tener que ir a confesar...

    A que os he asustado??
    No! me reviero a las lineas que dice sobre el arte y la vision...ejem, cualquiera que sepa de dibujar la figura humana tiene que saber que ha de hacerlo con modestia, y no es facil. En mi caso siempre me ha gustado pintar la expresion de las caras, de la postura...como representacion del alma y siempre he preferido representar humanos antes que paisajes, etc..

    pero estoy de acuerdo con lo que dice este post, una cosa es el ARte , por muy sensual que sea, y otra el uso cada vez mas exageradadmente ilicito que se hace de el..algunos comics Manga se las traen..

    En cuanto a las pelis o revistas pornograficas, no se , nunca he visto el sentido a hacerlas y no se por que algunos actores se prestan a ello..esta visto que da mucho dinero y ahora en internet te pueden saltar a la minima...No es solo desnudo, es explotacion de una idea viciada de la sexualidad humana. Cada vez mas programas de la tele y anuncios la tienen sutilmente (como dice Boss)y hay peliculas no clasificadas como tal pero que deberian estarlo..Una de ellas, os aviso, es la saga de American Pie (de la que habia oido hablar hasta que un dia la echaron por la tv y tuve que cambiar el canal en la primera escena para no vomitar, solo del dialogo).

    Como saber cuando te van a dar gato por liebre? Si hasta las peliculas infantiles , para mi gusto, cada vez contienen mas escenitas y dialoguitos fuera de tono.
    No digamos determinadas revistas aparentemente de 'MODA' ..Angelo, esto se esta colando por todas partes..

    me preocupa la frase que dice el obispo de que ni aun confesandolo y recibiendo la absolucion, este pecado se puede perdonar porque entonces muchos nignos estarian condenados aun siendo inocentes. Supongo que se referira a cuando uno consiente y acepta (o busca ) la pornografia...no cuando se la encuentra o se la ensegnan. Quien tenga hijos , al loro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mrs. Wells. no veo la frase que dices. Lo único que leo sobre la confesión de este pecado es lo que creo . "Tales actos los privan de la gracia santificante, destruyen la vida de Cristo en su alma y les impiden recibir la Sagrada Comunión hasta cuando hayan recibido la absolución por medio del Sacramento de la Penitencia.
      Muchas gracias por tu comentario

      Eliminar
    2. Si, a esta frase me refería. Yo creía que una persona que había recibido la absolución mediante el Sacramento de la Penitencia (aunque sea por un pecado de asesinato o uno grave) podia recibir después, si la confesión había sido valida, la Sagrada Comunión...Que piensas que quiere decir? Es que la gente que ha caído en lo pornográfico no puede confesarse? Y si son nignos ?

      Eliminar
  8. Haces muy bien en exponer este tema Angelo.. no hay como sacar a la luz la oscuridad para que desaparezcan los fantasmas. Un abrazo y ánimo.. que vas por buen camino..que no te turben los malos comentarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mª Teresa. Hace tiempo que los comentarios ofensivos, he aprendido a cargarlos sobre mi espalda, pero cuando blasfeman de forma violenta, me duele profundamente. Un beso

      Eliminar
  9. Hola Angel!, Este tema es importantisimo, todos tenemos que tener mucho cuidado porque la tentacion de la pornografia en sus 1001 presetaciones se nos muestra a todas horas,no nada mas en la television, si no tambien en libros y anuncios graficos. El diablo sabe muy bien que es un "boton" muy facil de activar para que muchos caigan en pecado. Saludos! Ale

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes que nada agradecerte tu e-mail que rersponderé lo más pronto posible. Que verdad dices. Se cuela sigilosamente por la menor rendija que se abre. "Sed de espíritu sobrio, estad alerta. Vuestro adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar." 1 Pedro 5.8
      Un fuerte abrazo y mi gratitud por compartir con todos

      Eliminar
  10. La frase bien traducida es "Hasta que hayan recibido la absolución por medio del sacramento de la Penitencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por responder a mi duda UMadre Agradecida. Mira que yo acostumbrada a manejarme en dos idiomas no haber caido en las posibles ambiguedades de traduccion! (que falta de sentido comun, perdonad) Creo que tienes razon!

      Sabes que me ocurre un fenomeno curioso..que ahora entiendo ciertas cosas mejor leyendolas en Ingles, sera por peculiaridades del idioma?..

      Eliminar
  11. Quizá muchos se lleven las manos a la cabeza cuando diga que soy partidario de que es conveniente que los padres empiecen a hablar de sexualidad a sus hijos a la edad de unos 4 años.
    Vivimos en un mundo, en el que se nos intenta manipular ideológicamente, son muchas las organizaciones que toman la iniciativa para esto, y están increíblemente organizados, por ejemplo.
    La UNESCO, tiene un programa de educación sexual, que se divide en varios grupos según la edad.
    A partir de los 5 años se inicia a los niños en la masturbación.
    A partir de los 9 se les introduce sobre los efectos positivos y negativos de los afrodisiacos.
    A partir de los 12 se les habla sobre las razones para abortar.
    Y a partir de los 15 se les habla sobre el derecho al aborto, y el derecho al acceso al aborto seguro.
    A través de páginas de Internet, fácilmente salen imágenes pornográficas, y los niños navegan por la red desde edades muy tempranas.
    Por eso es preciso tener con los hijos charlas sobre estos temas(adecuadas a su edad), no hablarlo y ocultarle esta realidad(por desgracia, a muchos padres les pasa), es dejarle desprotegido, ante un mundo en el que fácilmente le llegará información de este tipo desde una perspectiva no deseada.

    ResponderEliminar