Lo que un día viste en la luz


Escribía hace unos días en Facebook : Me cuesta mucho entender que la fe se pierda, cuando se ha experimentado en el alma tantas veces, los frutos de ella. Me entristece profundamente, cuando me llega la noticia, de que alguien querido, ha dejado de creer. Es cuando me pregunto "¿Que he hecho yo, o que he dejado de hacer, para que esto ocurra?"...

Respondía a esta reflexión, una querida amiga, diciendo:” quien ha tenido experiencia de Dios, no pierde la fe así porque sí” Y comparto con ella la afirmación.

En la mayoría de los casos la fe se pierde por problemas de conducta: vida superficial, lecturas poco recomendables, indiferencia… Decía Tolstoi en su libro Confesión: “En la mayor parte de los casos, (perder la fe) esto sucede de la siguiente forma: se vive como viven todos, y todos viven, basándose sobre principios que nada tienen que ver con la fe profesada”.

Incumpliré el mandamiento de amor a Dios si, voluntariamente, mi fe flaquea, se hace vacilante o la pongo en peligro de perderla. El primer pecado contra la fe es el pecado de apostasía. Un apóstata es aquel que abandona su fe. La forma más común de apostasía es, en la sociedad de hoy el postcristiano : aquel que dirá que fue un cristiano, pero que ya no cree en nada. Muchas veces la apostasía es consecuencia de un mal comportamiento.

Una manera de inclinarse a la apostasía es la laxitud, o “manga ancha”. Puede haber un católico laxo que cumpla con el precepto dominical sólo esporádicamente. El origen de su descuido será, ordinariamente, pura pereza. “Trabajo mucho toda la semana y tengo derecho a descansar los domingos”. Si le preguntáramos cuál es su religión, contestaría: “Católica, por supuesto”. Generalmente se defenderá diciendo que es mejor católico que “muchos que van a misa todos los domingos”.

Uno no puede ir viviendo de espaldas a Dios, mes tras mes, año tras año; uno no puede vivir indefinidamente en pecado mortal, rechazando constantemente la gracia de Dios, sin que al fin se encuentre sin fe, o por lo menos, con la fe muy menguada.

La fe es un don de Dios, y llegará el tiempo en que Dios que es tan infinitamente justo como infinitamente misericordioso, no permita que su don siga despreciándose, su amor rehusándose. Cuando la mano de Dios se retira, la fe muere.

Un hombre no puede vivir en continuo conflicto consigo mismo. Si sus acciones chocan con su fe, una de las dos partes tiene que ceder. Si descuida la gracia, es fácil que sea la fe y no el pecado lo que arroje por la ventana.

Los problemas de fe son, en la mayoría de los casos, problemas de conducta: se arreglan con un buen lavado en el sacramento de la confesión.

Leí una vez un frase que decía : “ No dudes en la oscuridad, lo que un día viste en la luz”, urge por parte nuestra, llevar esa luz a quien haya apagado su vela.
Fuentes: Ricardo Sada Fernández , León Tostoi

29 comentarios:

  1. Gracias por iluminar tantas veces mi oscuridad.
    El tema que tocas hoy me hace sufrir terriblemente pues soy responsable de tanta oscuridad como veo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja, no sé quien ilumina a quien. Creo que mientras más encendida está nuestra lámpara, más nos muestra donde hay oscuridad, así que ... vamos a intentar llevar parte de nuestra luz.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola hermano Angelo la Paz !!!

    mientras leìa su entrada tan valiosa puès se habla de la fè ! se me vino a la memoria esa frase justamente ! no dudes en la oscuridad, lo que Dios te hizo ver en la Luz !

    Usted lo dice hermano ! la Fè es un Don dado por Dios ! por El Espiritu Santo ! tenemos que suplicarla que crezca cada dìa màs ! nunca es suficiente ! es fàcil tener fè en dìas de Alegrìa, pero la verdadera Fè se pone a prueba en los momentos de pena ! de oscuridad !

    Pero sea lo que sea que nos toque sufrir ! de algo estoy segura ! sin Fè ! se sufre muchisimo màs ! puès la Fè es el brazo de Dios que nos sostiene !. Amèn

    Por favor disculpe lo extenso de mi comentario !

    Què los siete en familia hermanito Angelo tengan una semana muy feliz y colmada de bendiciones !

    de todo corazòn *

    Paz y Bien * * *

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julieta, San Ignacio lo dice de otra forma : «En tiempo de desolación nunca hacer mudanza, mas estar firme y constante en los propósitos y determinación en que estaba el día antecedente a la tal desolación»
      Un abrazo y gracias por tu aportación

      Eliminar
  3. Yo no creo en las casualidades,para nada,ÉL sabía muy bien lo que hacía...cuando me acercó a este Santo blog ¡¡¡Gracias Angelo por ser cada día luz para mi Fé!!!

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Belén: Tú lo has dicho: "Él lo sabia muy bi" y mientras más avanzamos en el camino de la fe, más descubrimos que "Él nos amó primero" y nos llamó...
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Yo creo diferenciar que una cosa es creencia y otra conversión. Necesitamos convertirnos, hacernos hombres nuevos. Tantas personas dicen creer y bautizan a sus hijos, pero no viven convertidos al Señor.
    Y una vez tenemos la conversión, si la perdemos, es así como dices: por nuestra negligencia.
    Pero qué locura ¡tener un tesoro y dejarlo perder!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así tendría que ser. Si la fe se pudiese materalizar y pesar, descubriríamos el valor incalculable que tiene, pero no.. dejamos que se pierda, porque muchas veces se esconde y nos olvidamos donde la pusimos....nos atraen tantas cosas, que lo exigente se queda para lo último. Estamos en un tiempo de hedonismo , cada vez más poderoso, y él se encarga de arrastrar a quien no pone aceite en su lámpara.
      Gracias por tu aportación. Un beso

      Eliminar
  5. Que buena frase final: urge por parte nuestra, llevar esa luz a quien haya apagado su vela.

    ResponderEliminar
  6. La oscuridad nunca vuelve a ser lo mismo una vez que hemos visto la luz. Siempre se nos queda un pequeño chivato como el vigía que ponemos en los dormitorios de nuestros hijos de noche.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que lo digas. Yo también lo pienso. Creo que nunca se acaba de extinguir esa llama, que un día se encendió, y eso ... hace que la esperanza permanezca.
      Muchas gracias. Un beso

      Eliminar
  7. Señor sólo aumenta mi FE, gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es una excelente jaculatoria y petición para repetirla durante el día, todos los días.
      Gracias anawin. Un abrazo

      Eliminar
  8. Uy Angelo me das de pleno.....mi hijo segundo de 25 años parece que la Fé no le dice nada....No pierdo la Paz interior porque esta situacion- aunque los laudes los reza en familia y le pide al Señor la humildad...- me mantiene en tension y alerta sabes? Tengo la Esperanza de que Jesus se encontrará con él....ahora como Sta Monica a no dejar por nada la oracion y Amarlo como es.....tu que me dices?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo te contara... Hay que confiar, estoy seguro que como decía Mento, siempre queda un pequeño chivato que les avisa... Yo creo que lo recibido no se perderá, lo construido no caerá del todo, así que empecemos a recosntruir con nuestra oración y sacrificios. Un beso y con la alegría de tenerte de nuevo por aquí.

      Eliminar
  9. Fe, es lo que todas las mañanas me impulsa a levantarme, a seguir adelante. Fe en que está presente que nos toma de la mano, Fe en que saldremos adelante, fe en que conseguiré lo que hace falta, Fe en que seremos el país maravilloso, unido, alegre y sin rencor que eramos antes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "No tenemos más que esta vida para vivir de fe. No hemos de desear ver nada". (Santa Teresa de Lisieux)
      Gracias. Un beso

      Eliminar
  10. Fuí catequista durante bastantes años y duele mucho ver cómo han abandonado toda relación con la iglesia esos jóvenes, ahora adultos, en los que yo creía que estaba trasmitiendo la Fe en Cristo....... siempre me digo que no lo hice bien, que les fallé ¡¡¡y claro que duele!!!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está la libertad , ese precioso don que Dios nos ha dado. Jesús nos dejó la parábola del sembrador. ¿Sembramos?... pues eso es lo importante, que la semilla fructifique, depende de cada uno. Encomendar cada día a quien hemos pasado parte de nuestra luz, es lo que podemos hacer sin que nos cueste nada.
      Muchas gracias Charo. Un abrazo

      Eliminar
  11. Yo mantengo la esperanza en que sea parte del proceso. Que es lo mismo que te dije cuando lo publicaste en FB.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. Respuestas
    1. Nos unimos en oración por aquellos que están tentados de abandonar. Gracias a ti.

      Eliminar
  13. Digo lo mismo que Boss, tal vez lo que llamamos falta de fe, es simplemente parte de un proceso, que tardará más o menos en cuajar en un encuentro vivencial con el Señor resucitado, pero se dará, nosotros no somos quien para ponerle tiempos a Dios. Y como "la mano de Dios no se reira nunca, la fe no muere", puede que estés sepultada por mil y una cosa, pero ahí está y llegrá un día...no podemos dudar, "los dones de Dios son irrevocables", si hubo DON, lo habrá paar siempre.De todos modos, oremos sin cesar por aquellos que han perdido el norte de su vida, en aquellos que la luz de la fe se ha eclipsado, para que llegue el momento feliz del reencuentro con Cristo el Señor.
    Un abrazo en Cristo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias, gracias. Me ha encantado esa chispa de esperanza y confianza. rezaremos con insistencia para que ese reencuentro se produzca siempre.
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Luz, luz..., es mi constante petición para todos. Sé que algun día Él nos la dará.

    Oye Angelo ¿qué pasó con la encuesta que hiciste? ¿Vas a dar resultados o me los he perdido?.

    Que tu fe nos siga alumbrando a todos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada día estoy más convencido del popder de la oración, así que... manos a la obra
      En cuanto a la encuesta, fue muy bien y me ha servido de mucho, gracias a ella, he rectificado algunas cosas, como por ejemplo dejar reposar un día más mis post, aunque la mayoría votó por que lo hiciera a diario, pero creo que es bueno que por la diferencia de horarios, todos tengan la oportunidad de leerlos más actualizados. No pensaba publicarla, porque pienso que no es de interés para los demás, pero ya que me lo pides, la pondré en mi sidebar en cuanto pueda. Muchas gracias. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  15. La influencia de las lecturas es mucha, muchísima, y hay todavía quien no se ha dado cuanta o no quiere dársela. He visto derrumbarse la fe de personas que se creían "vacunadas", o que simplemente pensaron que no era para tanto, por culpa de lecturas inapropiadas.

    ResponderEliminar
  16. Tienes razón, pero también las amistades, los lugares de ocio, los medios de comunicación... si es que no es fácil luchar con tanto, por eso Jesús nos advirtió "Orad para no caer en tentación" Todo está en la oración. Un beso

    ResponderEliminar