Obreros en la Basílica


Me apetece empezar oficialmente,  mi primer post temático  del 2013, con un homenaje a lo escondido, a lo que pocas veces reparamos, cuando  podemos recrearnos  ante verdaderas obras artísiticas.

Acabamos de contemplar, hermosas ceremonias litúrgicas , con motivo de las fiestas de navidad, transmitidas por televisión. Algunos, habrán sido privilegiados, pudiéndolas vivir in situ.


Soy  uno de los afortunados, que ha podido visitar la basílica de San Pedro en el Vaticano. No solo como turista,  o peregrino, sino como fiel, asistiendo a varias ceremonias importantes, como la clausura de un sínodo de obispos, o los días del triduo Pascual, o haciendo oración ante el  Santísimo en una de las capillas de la basílica. Una de las cosas que más me impresionaron, era la rápidez con la que la basílica se transformaba, ante cualquier acontecimiento importante. Otra, era la impecable limpieza y cuidado, que todo el conjunto ofrecía. ¿Quién lograba darle todo ese esplendor?...

Durante más de medio milenio de historia, numerosos albañiles, carpinteros, herreros, yeseros, pintores, fontaneros, electricistas, albañiles, decoradores y otros obreros especializados, han trabajado y continúan haciéndolo para  la Basílica de San Pedro.


En Roma son conocidos como “sanpietrini” y el nombre, nos ayuda a entender, como  su papel, les lleva a identificarse totalmente  con la basílica de la que se ocupan. Son ellos los que la mantienen con vida, y se puede decir, que detrás de cada centímetro cuadrado de esta inmensa obra, existe la dedicación de trabajadores anónimos, pero cualificados. La basílica, es un organismo vivo que necesita continuos cuidados.


Los sanpietrini, nacen como un grupo reconocido en el setecientos, por obra de un obrero, Nicola Zabaglia, dotado de una particular capacidad inventiva, ideando técnicas de intervención, máquinas y andamios, cada vez más audaces. Es en ese período, cuando los obreros de la basílica, vienen equipados con un uniforme que acrecienta el  espíritu de equipo.


No podemos imaginarnos, el trabajo necesario, para mantener de forma eficaz, un lugar tan grande y tan bien utilizado, a menudo como teatro de importantes ceremonias.

Las competencias técnicas, a menudo de altas precisiones, van a la par con la creatividad y la valentía, porque para alcanzar ciertas alturas, se requiere dotes de acróbata, estando prohibido sufrir de vértigo. Desde la puesta en marcha de las campanas, al funcionamiento de los relojes, de la colocación de las estatuas, a la preparación de los altares, del transporte de los candelabros y otros objetos litúrgicos, a la colocación de enormes tapices y ornamentos. Los sanpietrini, están siempre en movimiento.


Son los primeros en entrar en la basílica, antes de que lleguen los visitantes del día, y los últimos en abandonarla por la tarde, tras inspeccionarla de arriba abajo, desde la  cúpula, a las grutas vaticanas, en colaboración con la policía vaticana. Además se ocupan de la preparación de la plaza, para las celebraciones en abierto, a menudo llenándola de flores y plantas ornamentales.


A los sanpietrini se les pide también colaborar con los técnicos y especialistas externos, de forma especial, en casos de restauraciones particularmente delicadas.

Fuente: Aldo Maria Valli, Piccolo mondo vaticano

Aviso para Rafa: A ver si a estos, los colocas en alguna página...

23 comentarios:

  1. Interesante tu entrada de hoy.
    Los pequeños detalles, que en este caso no son tan pequeños, son realmente importantes.
    Es un privilegio llegar a ser un sanpietrini ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso lo mismo que tú. Cualquier aportación que podamos hacer para embellecer todo lo de Dios, es un honor de privilegiados. Tenemos la oportunidad de hacerlo en nuestras iglesias, con nuestro ofrecimiento, desde la lectura, pasar la cesta, decorarla... ¡¡¡ todo es para Dios!!! y realizarlo es todo un honor... Un fuerte abrazo, gran privilegiada.

      Eliminar
  2. Un gran trabajo la de estas personas...desconocía todo este "movimiento" que hay en la Basísilca.Tuve la fortuna de visitar Roma hace ya unos cuantos años y la verdad que quedé totalmente impresionada con el Vaticano.Una sierte la tuya haber podido asisitir a esas celebraciones que dices.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que hay todo un mundo, en este pequeño estado, y hay cosas curiosísimas que llaman mucho la atención. Seguiré compartiéndolas. Un beso Charo.

      Eliminar
  3. Todos unos acróbatas. Me imagino el cuidado para que lo que utilizan como herramientas no cause daño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tendrías que ver, cuando les tocaba encender un montón de velas, alrededor de la cúpula de la Basílica en el exterior. Cosa que hacían en las grandes solemninades. No apto para los que padecen vértigo. Todo un espectáculo.
      Un beso M. auxiliadora

      Eliminar
  4. Este es uno de los motivos por los que hay que pagar por entrar allí, estos señores tienen que cobrar su trabajo ya que viven de él. He oido críticas a cerca de lo que se cobra, bah! lo de siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso como solo protestan en sitios como éste, y no en espectáculos que se esfuman en poco tiempo, a veces pagando cantidades escandalosas. Pero los sanpietrini, además de su trabajo, tienen una vocación y la respuesta a ella es poner todo su amor en lo que hacen.
      Gracias Bruce. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  5. Gracias Angelo,era una total y absoluta desconocedora de este oficio.

    Que afortunado has sido Angelo,yo espero algun dia conocer el Vaticano.

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá sepa responder a tanta bendición, cuando miro hacia atrás, con todo lo visto y vivido, solo me queda una opción.¡Dar gracias a Dios por tanto bien que me ha hecho! Si Dios quiere, este año volveré a Roma, pero con mi familia. Me hace muchísima ilusión y el año de la Fe es una gran oportunidad para hacerlo, así que ya nos hemos puesto a hacer hucha... Un beso fuerte, querida Belén.

      Eliminar
  6. Trabajan desde el silencio. Cuánto bonito lo que hacen!
    Feliz lunes!
    Un cariño grande, en Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sol, me alegra mucho verte de nuevo por aquí. Pues sabes... a mi me encantaría verlos en acción, pero claro, todo esto se hace a puerta cerrada.
      Un beso

      Eliminar
  7. Me ha encantado la entrada! Sobre todo ver a tanto hombre con plumero en mano..anima mucho a las amas de casa a valorar la limpieza domestica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, me ha encantado lo del plumero en mano. A mi me ha llamado la atención hasta el spray que usan. Gracias a Dios, a estas alturas creo que ya hay muchos que valoran el gran trabajo que realizan las amas de casa. ¡Mi admiración por todas! Un beso Mrs.Wells

      Eliminar
  8. Gran trabajo fotográfico! Menudas Navidades Angelo!

    Pues tenemos que ser como ellos, imitarlos en nuestras vidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Pepe: Disfruto con estas imágenes. Fíjate la proporción y las dimensiones, es algo bellísimo. ¿Que será el cielo?.... Unidos siempre. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  9. Tomo muy, pero que muy buena nota. Ya lo creo que sí.

    Muchas gracias y un abrazo bien fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta a mi me entran ganas de escribir....Un abrazo Rafa

      Eliminar
  10. Son unos artistas en lo suyo que es también todo un arte aunque sea un arte de limpieza. Yo doy gracias por tener operarios así.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Angelo ¿Sabes algo de Arcendo? No puedo con esta angustia, aunque no paro de rezar, pero ya es muy tarde.
    Un beso, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo estoy igual querida Militos. Pedí que su hija nos dijera algo, pero todos sabemos que un día de tantas tensiones uno acaba agotadísimo, así que confiemos que que todo ha ido bien y que seremos informados en cuanto descansen. ¡Mucho ánimo! Un abrazo. No dudes de que cuando sepa algo te lo comunico por e-mail, en caso que seas tu la primera en tener noticias, por favor, transmitelas. Muchas gracias. Un beso

      Eliminar
  12. A mi me dijo Arcendo que iba a convencer a su hija Guadalupe para que hiciera lo que hizo tu hija cuando te operaron a tí, si mal no recuerdo. Pero no sé si la convenció.
    Supongo que Dios quiere que pasemos esta vigilia de oración, sea lo que Él quiera.
    Gracias, Angelo por contestarme.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Buenos días Angelo. Sorprende sobre todo la escala y riesgo de la labor.Un abrazo.

    ResponderEliminar