Otra que destruye


Hace tiempo, que quiero dedicar un post, a los daños que la pornografía produce a quien llama a su puerta. Necesito ordenar lo recopilado para prepararlo, así que hoy, os dejo con un vídeo, a modo de introducción al tema, encendiendo una alarma , a quien se adentra en ese túnel. Será el inicio, de una serie de entradas ,que iré desarrollando a lo largo de este año.

 

8 comentarios:

  1. Muy interesante Angelo,gracias.

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar
  2. En los COF (Centros de Orientación Familiar) se está empezando a tratar este tipo de adicción. Según parece se necesita más tiempo para salir de esa adicción que de la droga por ejemplo, porque implica lo más íntimo de la persona.
    Gracias por tu entrada, hay mucha más adicción a la pornografía de lo que podamos pensar.

    ResponderEliminar
  3. Como bien se dice en el comentario anterior, es una adicción. Cuando hace años vi en TV que un actor norteamericano tuvo que someterse a un tratamiento por este motivo, me parecía ciencia ficción. Desgraciadamente hay muchos casos, más de los que creemos, y si no se hace nada el final es catastrófico, pues destruye a la persona y a lo que le rodea. Os cuento por qué. Soy voluntario en un comedor social, donde algunas de las personas que allí acuden, a veces, cogen confianza, se desahogan y te cuentan sus cosas, sus problemas... cómo llegaron hasta allí. Pues bien, existe más de un caso cuyo motivo ha sido la adicción al sexo, gastándose en ello más de lo que tenían, quedando destruida su familia, y ellos en la calle. De ahí, algunos de ellos han pasado al alcohol. Evidentemente, hay que remangarse y echar una mano en lo que haga falta, y lo último que hay que hacer es recriminarles. Por eso, esta entrada me parece una buena iniciativa. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Lamento no pensar que esto que estais escribiendo pueda ser verdad. ... ¡ESTAMOS LOCOS!

    ResponderEliminar
  5. Santos Plagio, no estamos locos.
    Nuestra asignatura pendiente es conocernos a fondo y saber hasta donde podemos llegar en el camino del mal.
    Nada del hombre me es ajeno. Veo mi debilidad y puedo caer en lo mismo que otro. Puedo llegar a matar, torturar, robar, drogarme, suicidarme, prostituirme y si no lo hago es por la gracia de Dios.
    El conocimiento propio es la ciencia de los santos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo dudo, pero prefiero ahondar en el camino del bien, en el amor, en la educación, en la ética. Todos podemos caer, no hay duda de ello, de otra forma no seriamos humanos, mas conocerme a fondo no para buscar lo negativo que sino lo básico del ser humano en sus relaciones con los demás y con Dios : AMOR. No creo en la adicción a la pornografia sino en carencias de autoestima, falta de cariño, de educación o de cultura, más nadie soy para contradecir lo que desconozco y lo que ni he estudiado ni he investigado, solo que los extremismos me resultan ...., ¡ESTAMOS LOCOS!

      Eliminar
    2. Prefiero el conocimiento del ser humano y el mio propio desde el positivismo del AMOR, eso que se nos encomendó como básico entre los mandamientos y no de ahondar hasta donde puedo llegar en el mal.

      Todos podemos caer, no somos perfectos y es el amor de Dios el que permite que nos levantemos, no me cabe duda, mas despues debe ser el amor el que prevalezca no ahondar sobre el mal

      El conocimiento propio es una necesidad del hombre, hasta los ateos lo practican, solo que el mismo podemos enfocarlo desde el bien o desde el mal, El conocimiento y la busqueda de Dios quizás sea mas la ciencia de los santos.

      Mas como no soy doctor de nada, ni nadie para poner en duda lo que se escribe o dar lecciones, me reitero en mi pensamiento que ¡ESTAMOS LOCOS", porque considero que mas que una adicción, la pornografia es una falta de autoestima, cariño, educación, etica, sociabilidad,...

      Aunque sea pecado, creo que es una respuesta humana, puntual, a otra carencia y no "adicción", no la tildaría personalmente como al alcohol, el tabaco, la droga u otras adicciones que son una necesidad vital para el discurrir del que la padece y sin ella no puede vivir:

      Como puedo estar equivocado al respecto del tema o simplemente no ser radical al respecto de ciertas consideraciones, me reitero en lo dicho al inicio, prefiero la busqueda del AMOR humano y espiritual al conocimiento de mis posibilidades de fallar, que esas, nunca dudare que son inmensas y prefiero pensar que el que hace uso de la pornografía es porque puntualmente tiene una caida y una carencia que convertirla en una adicción.

      Eliminar
  6. Madre mía, después de estar varios días sin poder meterme en el ordenador, me encuentro con un montón de entradas por leer, menos mal que tengo tiempo y que merecen la pena.
    Me encanta esa iniciativa de la pornografía, efectivamente hay mucha desinformación y manipulación sobre esto y viene bien pensar sobre esto, ¿conoces la revista hacer familia?, está genial, trata sobre temas de familia,no está expresado con un lenguaje técnico, por lo que también tus hijos (si no son muy pequeños), pueden encontrar atractiva su lectura.

    ResponderEliminar