Lo que de verdad vale, cuesta


Una  oportunidad para que pasemos del saber al sentir, porque saber, sabemos muchas cosas; sabemos que Dios nos ama, sabemos que nos ha rescatado, sabemos que piensa en nosotros con cariño, sabemos muchas cosas, pero necesitamos una experiencia de Desierto para que esas cosas que sabemos bajen del cerebro al corazón.

Vivimos inmersos en una sociedad cada vez mas pagana y hedonista, que rechaza el esfuerzo, el sacrificio y el dolor, una sociedad que esconde a los moribundos, a los ancianos y a cuanto nos recuerde que lo que de verdad vale, cuesta dolor y sacrificio. Una sociedad que venera como iconos a  los que  son famosos por no hacer nada,  que busca el placer a costa de lo que sea y que tiene como dios al dinero y el poder. 

Encontrarse con el Señor, aceptarle y seguirle de todo corazón, significa situarse al margen del mundo que nos ha tocado vivir,  implica ser un paria en muchos sentidos.Encontrarse con el Señor es sentirse urgido a  amar hasta que duela, somos urgidos a una entrega total, absoluta, sin reservas, somos urgidos a amar hasta el extremo y siempre ese extremo tiene forma de cruz.

Ojalá, no olvidemos nunca que el Señor puede abrir sendas donde no las hay, que el Señor puede herir la roca y hacer brotar agua fresca en el desierto mas árido que nos podamos imaginar. No importa lo mal que lo estemos pasando, y esto hay que repetirlo hasta aburrir: No importa lo mal que lo estés pasando.

La esperanza nos sostiene en la tribulación, la esperanza y la certeza, sí, la certeza de que aunque mi vida sea un apestoso estercolero, el Señor puede hacer brotar un rosal cuyo perfume borre la peste del estiércol en descomposición. 

Esto es el Evangelio, esta es la Buena Noticia;   Aunque tu corazón sea un estercolero, lleno de inmundicia, Cristo puede y quiere acampar en  El,  quiere y puede con su suave olor, borrar la peste de tu basura, el quiere y puede convertir tu estiércol  maloliente en compost fértil que sirva para abonar los campos. ¿Te lo crees? ¿crees de corazón que esto puede ser verdad? ¿Crees que Jesucristo quiere hacer su obra en ti? ¿Crees en su Amor Redentor?

Abramos el corazón, sin miedo, dejémonos conducir al desierto,  si, dejémosle, porque muchas veces nos revolcamos como los cochinos en nuestro propio cieno y no queremos salir de la charca por nada  del mundo,  parece como que si no tuviéramos problemas hay que inventarlos, hay algunos que siempre tienen alguna desgracia de la que quejarse y el día que no la tienen se la inventan. 

El Señor quiere morar en nuestro corazón, quiere hacer en el su nido, quiere limpiar nuestra inmundicia, quiere trasformar el estiércol en abono, para que de nuestro corazón brote savia nueva. (Terlengiz-gratuidad.com)

¡Alabado sea Jesucristo!

                                                                                                             

10 comentarios:

  1. No hay otra manera, solamente abriendo el corazón al amor del Señor, podremos ser felices.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy cierto. Ten la seguridad que el Espíritu Santo te ilumina a la hora de escribir.

    La Iglesia Católica siempre ha defendido la dignidad humana hasta que ha ido calando y aceptándose civilmente. Por ejemplo en los derechos humanos, tan deudores del cristianismo. Observemos como era tratado el ser humano en la Antigüedad. Pero no solo eso, la Iglesia sigue defendiendo al ser humano en toda su vida. Sin embargo en las fases más débiles el hombre es reducido (en el nacimiento- aborto) o en la (enfermedad-eutanasia). Cada ser humano es único e irrepetible.

    Y acerca de que muchas veces nos lamemos las heridas, acrecentamos los problemas del día a día, con nuestro pesimismo, con nuestro derrotismo... esa actitud lastimosa de recrearse en lo malo, que paradójicamente encontramos a veces justificador de nuestras debilidades... abramos las puertas de par en par a Cristo.

    Por último es una oportunidad fantástica para el ayuno esta Cuaresma 2013. Aunque muchos lo desaconsejan, lo ven antiguo o la mayor de las veces, creen que es un sacrificio vano, que no sirve de nada y que encima puede atentar contra nuestras salud... nada de eso. Muchos estudios avalan los grandes beneficios para la salud. El ayuno purifica siempre que se haga desde la humildad, no eres ayunando que otra persona que no lo haga. El ayuno es un encuentro en el desierto. Encuentras tu fragilidad y el poder de Dios. Te hace valorar más cada pequeño detalle que te regala Dios, como una casa, una familia, alimentos, seguridad... Y además hay muchas fórmulas para ayunar, pero yo recomiendo el ayuno que recomienda la Virgen en Medjugorje. Todo el pan y agua que necesites. Es un ayuno realmente de los sentidos. Te privas del gusto, pero a la vez te hace mantener un ritmo normal de vida.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Angelo,por tus Santas palabras,me hacen mucho bien.
    Dios te siga bendiciendo.

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  4. Precioso texto para el inicio de Cuaresma
    Que esta Cuaresma nos lleve a un encuentro especial con el Señor
    Abrazo
    Miriam

    ResponderEliminar
  5. Empezamos con el corazón de par en par para que entre y Limpie a su antojo..
    Llenas de Luz tu entrada Angelo...de Esperanza con mayusculas ..la que nunca desespera....y sabe porqye lo tiene tatuado dentro que El siempre viene...y Pronto y por eso está en tension y gozosa de encontrarse con su Amado....El es la Vida y dejarse seducir por El...es simplemente mi Vida. un abrazo y Feliz Cuaresma...El quiere hacer Pascua con nosotros!!!!!
    La Noticia del Papa me ha conmovido..que valiente y sencillo ha sido.....no sabemos cuando lo llamará el Señor pero siempre pienso que lo mismo antes de lo que esperamos....
    El nos tendrá el Papa mas conveniente para todos. Llevar el Timon de la Iglesia es un Reto para Hombres de Dios....

    ResponderEliminar
  6. No me importa situarme al margen del mundo y ser una paria por ser seguidora y creer en Cristo ¡¡me siento orgullosa de ello!! Además quiero que brote savia nueva en mi corazón.Saludos

    ResponderEliminar
  7. Que el Señor entre en mi corazón, en todos los corazones.
    Gracias Angel por ayudarme a reflexionar en esta Cuaresma

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo, es como aquel que escala una montaña muy difícil, requerirá de muchos sacrificios, pero si se sigue adelante, al final llegará a la cima, y sentirá orgulloso del camino que ha recorrido, y su recompensa es la cima (el cielo), al que ha llegado, pero lo más importante de todo, a pesar de ese sacrificio, pensará que habrá valido la pena.

    ResponderEliminar