Que no nos turben los malos tiempos



Pues  en este sábado dedicado a María, sigo honrándola, con la oración cantada, tomando de nuevo el disco de Mina  "Dalla terra". Esta vez con un precioso canto del Siglo XII, titulado Omni die dic Mariae

   

 Cada día, alma mía, 
canta las alabanzas de María,
 honra sus fiestas y su vida tan rica de enseñanzas
Toda hermosa, sin el signo de ninguna mancha.
 Haz que también yo te cante alegre puro, y alegre.
Haz que sea casto y
modesto, dulce, bueno,
blando, sobrio, pío, recto,
 templado y al mismo tiempo sencillo
Sabio en la mente de la sabiduría donada por Dios,
 también el corazón y el obrar estén llenos de la gracia divina.
Virgen Santa, mira cuantos peligros tenemos siempre cerca,
 y sosténnos para que nos mantegamos fuertes.
 Se el auxilio y la defensa del pueblo cristiano. 
Obtennos la paz, para que no nos turben los malos tiempos

3 comentarios:

  1. AMEN

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Preciosa canción Angelo, qué haríamos sin la ayuda de María.. quien se acoge a ella va seguro en la vida, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Un canto precioso ¡¡¡cómo me gustaría poder cantar así!........María ya sabe esta limitación de mi voz y hasta se alegra de que no le cante, prefiere que tan sólo le hable:-)
    Saludos

    ResponderEliminar