¿Multiconfesional?


La semana pasada fui a buscar a mi hermano al aeropuerto. Mientras paseaba por la terminal, vi con sorpresa, que un cartel indicaba que existía una capilla oratorio, me acerqué y me llamaron la atención, los símbolos que aparecían bajo la palabra oratorio. Se podía distinguir una cruz cristiana, una media luna musulmana, un candelabro judío, y la rueda del dharma budista. Me trasladaron, a otro cartel que ví hace un par de semanas en el hospital donde trabajo, en una sala, que estaba en obras, donde hasta entonces, se ubicaba la capilla con el Santísimo.

Creyendo que la reforma estaba terminada, me encontré con el cartel sorpresa. Ya no ponía capilla, sino  “Sala multiconfesional”. Abrí la puerta y me dí cuenta, de que las obras ni habían comenzado, pero lo de “ sala muticonfesional”, ya me indicaba por donde iban a ir los tiros. Así que cuando vi algo parecido en el aeropuerto, con el nombre de oratorio y todos esos símbolos, me alegré de poder al fin comprobar, lo que me depararía, la nueva sala  hospitalaria.


Perdonad mi tono, pero al entrar y encontrarme lo que mis ojos veían, se me cayó el alma al suelo. Me dio la impresión de que los de la cámara oculta, aparecerían en cualquier momento, tras captar mi cara de lelo, e invitarme a sonreír tontamente, mirando a la cámara.  No podía ser que lo que estaba contemplando, se le llamara  oratorio.  En la sala, ¡no había nada!  O era una bufonada, o el creador de la “tolerante y original idea “, no tenía ni puñetera idea, de la grandeza de lo Sagrado, ni de lo que es un lugar para dirigirse a Dios. Al menos en el hospital han puesto “Sala” y te da tiempo a no quedarte sin aliento al entrar.

¿Y qué encontré en ese oratorio “multiconfesional” del aeropuerto? , pues cuatro paredes vacías, una frontal de color crema, donde se supone debía dirigirse la mirada. En medio de la sala, tres bancos a la derecha y otros tres a la izquierda. Y nada más. ¡Allí no había nada!  Qué buena paradoja. Un lugar para hablar con Dios, donde nada de lo que ves y te rodea te habla de Él.



Según la wikipedia , capilla es la denominación de un tipo de oratorio o lugar de culto en la religión católica. Arquitectónicamente, puede ser independiente de formar parte de un edificio mayor, habitualmente una iglesia o un palacio. Las capillas se denominan con los patronímicos del santo patrón o la advocación del culto mariano o cristológico en cuyo honor se erigen.

El diccionario de la lengua española, nos dice que es un edificio contiguo a una iglesia o parte integrante de ella, con altar y advocación particular.

Un oratorio, según el derecho canónico, es un lugar destinado al culto divino, no erigido, en principio, para la utilidad de todos los fieles. En un oratorio en sentido estricto, es decir, legítimamente constituido, pueden celebrarse y ha de estar dedicado a la celebración de la misa y otras funciones sagradas.

The Free dictionary, lo define como un lugar en una casa o un edificio público en el que hay un altar para celebra misa y donde se acude para rezar.

Todos dan una idea clara de lo que es un oratorio o capilla. Podría entender, que el creador de la idea multiconfesional, hubiese buscado un simbolismo, que aunara el sentido de la plegaria a Dios, en las distintas religiones y seguramente lo hubiese aceptado,  pero lo real, es que el objetivo que se  persigue, bajo esa capa de falsa tolerancia, es aniquilar la verdad, y menospreciar a los cristianos.

No caen en la cuenta, que la primera en fomentar el ecumenismo  y el acercamiento a otras confesiones religiosas es la Iglesia católica. No me llegan noticias, de  que los musulmanes, judíos o budistas, fomenten un lugar  o encuentro, donde rezar juntos. Me atrevería a decir, que quien da siempre el primer paso, es la Iglesia católica. Juan Pablo II, lo consiguió en Asís y Benedicto XVI, lo repitió.  Además, en un templo católico, con toda la simbología que Asís representa y ninguno de los asistentes se sintió ofendido. Muchos conocemos, las tristes noticias que nos llegan, de lo que hacen algunos países con las minorías cristianas, donde la tolerancia y  el respeto no tienen cabida en sus vidas.


Entrar en ese “oratorio multiconfesional” me hizo darme cuenta de  que era mucho más fácil, tener presencia de Dios, sentado en un banco de la terminal, donde se ve pasar a tanta gente, y donde se podía rezar por cada una de las que transitan, que sentarse en una habitación, a contemplar unas paredes vacías. A mí me parecía más, estar en una sala, de la exposición Arco de Madrid,(donde hay que romperse la cabeza para saber lo que presentan algunos, osando colocar la etiqueta de arte), que un lugar sagrado para dirigirse al Creador de todo el universo.

La manía que tienen algunos de mezclar churras con merinas. De meter todo en el mismo saco, sin tener ni idea de lo que se mezcla.

No sé cómo acabará la sala “multiconfesional” de mi hospital, sólo sé, que antes había un Sagrario, con el Santísimo y que podía ir a visitarlo, antes de empezar mi jornada laboral. Ahora me da la impresión de que me quedaré “sin nada”. Que bajo la capa de la tolerancia,  y el respeto, lo que harán, es quitarme un lugar donde  visitaba a mi Dios y Señor. 

17 comentarios:

  1. Qué pena Europa vacía y anulada su identidad. Estos oratorios parecen el resultado de la decadencia de los valores más que de una sana tendencia ecuménica. Europa debe ser el único pueblo que autodestruye sus raíces de manera patológica.
    En pro del multiculturalismo renunciamos a lo propio olvidando lo grande y beneficioso de nuestra espiritualidad. Creo que hemos fallado en la educación. Se anula la asignatura de religión y ya ni siquiera recordamos qué herencia religiosa tenemos ni que por ella existen cosas tan valiosas como los derechos humanos.
    Vaya oratorio de porra, parece una caja de bombones, de locos.

    ResponderEliminar
  2. Qué triste. La sala 'multiconfesional' impresiona por su vacío absoluto.

    ResponderEliminar
  3. No sé como decir, pero tal vez algunos me tomen por tonta, pero a mi al ver esta imagen de oratorio vacío, me vienen a la mente muchas ideas que podría hacer. Si hay libertad y multiconfesional...bueno para que le sigo.
    Por lo menos hay una rendija para Dios.
    Saludos Ángelo.
    Gracias!
    DTB!!

    ResponderEliminar
  4. Estimado Angelo, cuando el Padre James Manjakal ( http://www.jmanjackal.net/esp/esp.htm ) entra clandestinamente en paises musulmanes con mini Biblias y Santos Rosarios para las pequeñas comunidades cristianas que se encuentran en dichos paises y que visita para aconsejar, dirigir y celebrar la Eucaristía a escondidas, ya ha sido detenido en varias ocasiones y ...gracias a Dios ... despues de estar largo tiempo en inhumanas carceles musulmanas con la ayuda de Dios sigue evangelizando, ahora está en Austria enfermo, oremos por el.

    A que viene esto, pues en el "descafeinado multiconfesionalismo de lo intolerante" de una Europa a la deriva. Menos mal que a mi no me quitan la compañia de mi Señor en cualquier parte, Rosario en mano o breviario en Metro ... no leen otros cualquier libro o hablan con quien quieran ... pues yo hablo con ALGUIEN MAS CERCANO, com mi SALVADOR.

    Recibe un cordial saludo querido hermano en este Caminar.

    ResponderEliminar
  5. España hace tiempo dejó de ser católica, mejor dicho los españoles hace tiempo dejamos de ser católicos.
    Eso sí, algunos se siguen llamando católicos, pero no lo son. Se casan por la iglesia vaya usted a saber por qué, tras la primera dificultad se divorcian para vivir en adulterio. O ni siquiera se casan y viven amancebados. Algunos bautizan a sus hijos, si es que los tienen, y sobre todo la primera comunión que no falte. ¿En eso consiste ser católico?
    Seamos realistas aunque la realidad no nos guste. No podemos seguir viviendo de ilusiones o antiguas costumbres. Esa es la realidad de la mayoría de nuestros compatriotas, han sido católicos de costumbre y nada más.
    ¿En qué nos parecemos a los primeros cristianos? Ellos no tenían capillas ni oratorios con el Santísimo, pero mostraron al mundo el amor de Dios.
    Querido Ángel, hace tiempo publicaste la carta a Diogneto, por favor, dime ¿en qué nos parecemos a ellos?
    España es tierra de misión y nosotros somos responsables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy la razón en muchas cosas, entre otras lo de los católicos de costumbre, pero me gustaría comentar algo. Una de las razones que dan algunos para desprestigiar el matrimonio es que casi siempre se divorcian después. Luego, ¿para qué? Bueno, pues no nos engañemos y que no nos engañen: gran parte de los matrimonios que fracasan de esa manera tan estrepitosa son los que empezaron mal. Los que saben esperar, que hay más de los que nos quieren hacer ver, aprenden a respetar y duran y duran...
      España es tierra de misión, sí, pero no podemos cerrar los ojos a las cosas buenas que están sucediendo: aumentan y bastante las vocaciones religiosas y sacerdotales, grupos de laicos que hasta hace poco estaban adormecidos en los laureles (hemos tenido mucha culpa, como bien dices) están ahora moviendo el culo, con perdón. Todo esto no sale en los medios de comunicación y pretenden hacernos ver que no existe. Pero si se quita la presencia de Cristo de entre nosotros... no lo quiero ni pensar. Por algo quiso Dios quedarse en cuerpo y alma entre nosotros y ahora le estamos echando. Esa persistencia por quitar de en medio la Eucaristía dice mucho.

      Eliminar
  6. En Valladolid hicieron recientemente una pequeña clínica. No pusieron capilla ni nada. Pero los pacientes la pidieron, y tuvieron que ponerla. La atienden los agustinos, que viven en un convento próximo.
    Y desde luego, tienes toda la razón: se reza mejor en un banco de la terminal abarrotada de gente, que son todas ellas almas y te recuerdan a su Creador, que en esa especie de camión frigorífico.

    ResponderEliminar
  7. A ver como lo digo para que no suene muy bestia?
    Mira... Después de ver la foto que nos compartes me pongo en situación de tener que entrar un momento a pedir sosiego antes de volar y me encuentro con eso y seguro que me voy de cabeza al infierno, ya ni vuelo, ni na...
    No es más que un reflejo de lo que es nuestra vida si seguimos el ritmo impuesto por la sociedad.
    Que asco, así quien puede conocer a Dios si no testimoniamos? Vamos a tener que hacer turnos en las puertas de esas salas multi lo que sean, con la biblia en la mano para ayudar a la gente a entender el sentido de lo que es Dios. Seguro que los testigos de Jehová lo hacen y nosotros no.
    Un besito Angelo.

    ResponderEliminar
  8. Me ha dado mucha pena contemplar esa "sala de espera" mal llamada Oratorio.......más que nunca debemos de dar testimonio de nuestra fe católica.Saludos

    ResponderEliminar
  9. Dos cosas, la primera felicitarte, muy bueno tu post y muy acertado. La Segunda, cuando te encuentres con algo así, pon una hoja de reclamación por el nombre que han puesto a esa sala de reuniones. De todas formas, no podemos exigir en un aeropuerto que nos pongan una capilla, sobre todo si estamos en un estado aconfesional (creo yo). Para eso antes de ir al trabajo o de viaje, o al regresar, podemos ir a una IGLESIA con toda nuestra libertad, aún. Si en tu hospital ponen esa sala de reuniones, que no le pongan oratorio, y aprovecha y lleva una imagen de la Madre y un cuadrito de Jesús de Misericordia, y cuélgalos. Demos vida a la Sala de Reuniones, y reza el Rosario en voz alta, no para lucirte (que sé que eso no lo harás) sino para llenarlo de esa energía que viene de Dios. Reza ahí, y atrae a los Santos Ángeles. Dona una imagen de la Santísima Madre, pon un crucifijo. Si alguien quiere poner una alfombrita y una zapatera en la entrada, en una zona que mire a la Meca, que respete el crucifijo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Vacío... Así quieren que estemos sin Dios, como sus salas, para controlarlos, manejarnos,comprarnos,vendernos,reducirnos...pero, «Nos hiciste, Señor, para ti, y nuestro corazón está inquieto, hasta que descanse en ti».

    Esa sala no es relativista,sino el reflejo vacío del corazón del hombre sin Dios.
    Quizás no esté de acuerdo en algunos puntos del movimiento del Taizé, pero eso que tanto nos desune como cristianos, nos unirá por estos ataques contra nosotros.

    España es tierra de misión,coincido...pero y donde no? Hoy leí una noticia q me dejó mal, otra martir en siria,cristiana,de 15 años,violada...

    Qué podemos hacer? Amor,oración y penitencia. Confiemos en Cristo.

    ResponderEliminar
  11. Esa sala invita a cualquier cosa menos a la oración y estoy completamente segura que los seguidores de otras religiones piensan y sentirán lo mismo al entrar ahí...frío,vacío,nada.

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar
  12. Uf Angelo..imagino el desconsuelo al ver semejante sitio!!!! pero me has dicho entre lineas que realmente el Sagrario es la Presencia!! y que cuando El está en los lugares de oracion...capillas o salas el ambiente es distinto...Ora-"to"-rio...al partir esta Palabra...me ha hecho reir...porque no se trata de meter "to" en el mismo saco...Dios es Uno y para los cristianos es Jesus, el Hijo que aparece en la Cruz y Resucitado en el Sagrario..claro está.
    Me dán ganas de darte mi abrazo animandote!!
    Ah..y de estos lugares inospitos...deserticos...no tenia ni idea!..ya lo sé para pasar de largo...jeje

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola!
    No sé de aeropuertos, pero os cito tanatorios, que es un sitio en el que la presencia y el consuelo de Dios se necesita, no es sólo un espacio importante.
    Hace un año tuve que ir a uno de Pamplona –no sé si hay más- por un primo hermano mío y, después de saludar a mi familia, pregunté a un empleado si había capilla. Más o menos me quiso preguntar para qué y, cuando le dije un poco extrañada que para rezar, me respondió que existía una sala como las que citas, pero me hizo un gesto como diciendo que ese sitio no me iba a servir. Lo decía como con pena y cierto desagrado hacia esa dependencia que no quería ni mostrar, es que era como si le avergonzara al hombre, me figuro que sería parecida a la que fotografías pues me la describió y me vino a decir que rezaría mejor en cualquier sitio tranquilita que allí. Hice como me sugirió y allí recé por mi primo, y me dio mucha pena que no hubiera presencia física de Dios en un tanatorio tan bien montado y “¿completo?”.
    En Soria, sin embargo (como veis, llevo una temporada de despedir a demasiados queridos míos), hay Eucaristía en el tanatorio – que es muy nuevo, no una antigualla- todos los días que está abierto a una hora que sabe todo el mundo, y se celebra por todos los difuntos que están en ese momento en las dependencias. Hay gente que saluda a los allegados, asiste a la Eucaristía y se va, y no tiene que quedarse en conversaciones que, en muchas ocasiones o al menos en mi caso, me resultan vacías, ajenas y-o inapropiadas. En mi pueblo, Calatayud, me metí en la capilla a rezar el rosario mientras velábamos a un sacerdote. Entró gente pensando que era un lugar vacío en que podían hablar o tener cierta privacidad, pero poco a poco se fueron añadiendo personas y muy a gusto. Fue el espacio de encuentro con Dios para un enamorado de Él, como a este sacerdote le hubiera gustado. Creo que tenemos que solicitar estos espacios, preguntar por ellos, y si no los hay, que sepan que hay gente que los echa de menos. En el hospital –que es público-, hay una capillita en la que a veces sólo están el sacerdote y una enfermera, o él y yo, otras veces más… y habrá habido veces en que haya estado el sacerdote solo, pero todos los días hay Eucaristía y todos los del hospital lo saben porque lo anuncia y recuerda por megafonía cada día. Mientras nos dejen… Hay que aprovechar que existan, y que no digan luego que no servía para nada, que nadie acudía. Conocidos que me encuentran en la entrada del hospital rápidamente me preguntan a quién tengo, y se sorprenden bastantes cuando les digo que voy a Misa, no es que tenga a alguien ingresado.
    Bueno, he aprovechado que he acabado el curso, menos mal. Muchos besicos.

    ResponderEliminar
  14. Es una pena, pero hacia esto vamos, y debemos estar preparados, seguir el ejemplo de los primeros cristianos. Independientemente de los signos, que está claro que cada vez se tiende más a que desaparezcan, creo que debemos rezar en esos lugares y dar testimonio como cristianos, al lado de un musulmán o de un budista, etc...Es difícil, lo sé, pero creo que debemos hacerlo. Como dice María del Rayo, por lo menos hay una rendija para Dios, y allí debemos acudir, como cristianos católicos. Llevar el Rosario sería muy bueno. Angelo, cuánto bien me hace el Rosario. Gracias.
    Vivir como los primeros cristianos, transformarse para transformar, dar testimonio en todo lugar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Querido Angel lo primero Bienvenido sea tu hermano a estas tierras despues de cruzar el charco porque entiendo que trabaja en Chile.
    Y sobre el oratorio es verdad así es tal cual como lo describes, pero nosotros los catolicos tenemos nuestros horarios de misa,ahora nose cual es pero si hay un sacerdote que viene a celebrar la eucaristia en el aeropuerto,el verano pasado tuve que hacer varios viajes dentro de Italia y cuando tenia que esperar mi vuelo preguntaba si habia una capilla y en algunas encontraba.
    Un saludo cordial
    Nerea

    ResponderEliminar
  16. Angelo, te entiendo bien. Hace años trabajé en un aeropuerto, y un día recordé que había una "capilla" allí. Así que en un descanso me acerqué, de pequeña había entrado con mis padres y recordaba como era, sin embargo de aquella capilla no quedaba nada, me encontré con un lugar frío como el que has mostrado tú, de hecho el cartel de la entrada era igual y recuerdo que pensé cómo se las habrían apañado para poner un lugar de culto multiconfesional. Todo vacío, eso había. Mi reacción fue similar, pensé que eso no tenía ningún sentido y que rezar en un banco cualquiera de la terminar era mejor que rezar allí.

    Por otro lado están los hospitales. Cuando dí a luz a mi primer hijo, en un hospital antiguo, mis padres pudieron ir a la capilla a rezar e incluso celebraron misa con el capellán. Para ellos fue una gran ayuda y este sacerdote vino a visitarnos luego a planta. Pero las otras dos las he tenido en otro hospital, uno que han hecho nuevo porque aquél tenía muchos años. En este ya no hay capilla, hay un "oratorio multiconfesional" al que ni me he acercado por saber ya más o menos lo que me espera. Eso sí, siguen celebrando misas, lo que no tengo claro es si son en ese oratorio o dónde son.

    Por último, ¿aún no te has enterado que los únicos intolerantes somos los católicos? Vamos, si sólo hay que ver que vamos por ahí martirizando al resto de religiones y en cambio nosotros pasamos felices por cualquier lugar. Nótese la ironía por favor, pero esto tristemente es lo que parece opinar la progresía de este país. Lo peor es el complejo de inferioridad que hay en los gobiernos y cúpulas de poder, que son los responsables de estos "oratorios" y de tantas otras iniciativas "multiculturales" y "multiconfesionales" que sólo sirven para la foto y para hacer creer al mundo que somos muy pero que muy progres y tolerantes.

    ResponderEliminar