Que bien sienta observar


Realmente en  vacaciones se viven muchas experiencias. Si tuviera que catalogar las mías, las incluiría en una carpeta llamada “Vida”. Podemos darnos cuenta, de que todo lo que nuestros cinco sentidos realizan, marcan el vivir de cada jornada.

Desde hace algunos años, siento la necesidad de contemplar, de reflexionar más profundamente sobre todo lo que acontece en mi vida.Cuando estoy en un lugar abierto, donde la gente pasa, me gusta observar. A menudo me viene a la cabeza, la idea de que todas esas personas que veo , son fruto del amor de Dios, que desde toda la eternidad han estado en su mente, para que gocen de la felicidad. Y no puedo evitar, sentirme "raro", cuando me pregunto, porqué yo, he recibido el inmenso don de darme cuenta de esta realidad. ¿Por qué Dios, me ha regalado el don de la fe, cuando veo a otros que  por sus obras, merecen esa claridad de luz?

Me emocionó profundamente, el testimonio de la madre abadesa del monasterio agustino  i Quatri santo coronati en Roma, que compartí en este blog, hace unos días. Ella, se hacía una reflexión, cuando veía a la gente que se acercaba a la Iglesia del convento para visitarla, la mayoría de veces por interés cultural.

“Si las personas comprendieran ¡Cuánto les ama Dios!... cuánto les está esperando, para darles la alegría, para darles lo que buscan, si pudieran comprender que Dios los quiere muchísimo, porque Dios es amor… Esto hay que hacérselo entender a la gente. Piensan en un Dios que castiga, un Dios que prohíbe, noooooo…. ¡Dios es amor! No hay nada más, Dios es simple, lo importante es entender, cuánto nos ama Él” 

¿Lo entiendes tú?... Como diría nuestro querido papa Francisco, cada uno lo reflexiona y se contesta en silencio.

9 comentarios:

  1. Así lo siento cada día,que me ama inmensamente,a pesar de todos mis pecados y de todas mis miserias.

    Alabado seas por siempre Señor.

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cuando uno siente, que ese amor ofrecido no es correspondido, hay que pedirlo, por eso me encanta el salmo de la cierva en busca de agua. ¡Hay que pedir el deseo de desear a Dios!
      Un beso

      Eliminar
  2. Palabras de gente sabia, las de esta abadesa. A veces, a nosotros mismos se nos olvida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay mucha sabiduría en los conventos de clausura. Quien elige al amor, lo gana todo.
      Un beso

      Eliminar
  3. Yo pienso que es por esta Fuerza del Amor por la que vivo....sin esta Fuerza , que me mueve a hacer todo, por Amor, y que me cansa cada vez menos....estoy segura que estaria muerta...por eso es importante pararse a observar....observando tambien se aprende a entender lo que Dios hace por mi a cada instante...esta tan pendiente.....en cada uno de los mas simples detalles!!!!!....y esto es puro Cielo para mi. Como decia mi madre: Hija, lo mas importante de todo es hacer las cosas para ir al Cielo"...Y esto solo El lo hace en Mi..solo EL....puro Amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tienes más razón que un santo!Cuántas cosas no haría yo, si el amor de Dios no estuviera presente...
      Gracias gosspi. Un beso

      Eliminar
  4. " SI CONOCIERAS EL DON DE DIOS....." Dice Jesús en el evangelio de San Juan a la samaritana. El Señor nos regala su Gracia y quiere hacernos partícipes de ella, pero a veces la cizaña que nos crece alrededor nos impide disfrutar de ella. Hay que podar una y otra vez y quitar esas malas yerbas que nos ahogan, lo tenemos fácil nos ha dado las herramientas para hacerlo..... Su Palabra, la Oración y los Sacramentos, sobre todo el Perdón y la Eucaristía. Vayamos a El una y otra vez sin desfallecer y nuestra vida será mucho más plena.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso lo que compartes con nosotros. ¡Vaya experta te has convertido! Gracias

      Eliminar
  5. Ese es el primer paso, que nada de lo que hagamos y veamos nos sea indiferente, darnos cuenta de la importancia de las cosas. Después, pasar a la acción, compartiendo estos momentos y estas vivencias con los demás.
    Gran entrada.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar