Hoy Cine - El Violinista en el Tejado


Mi recomendación de hoy, va a ser aquella, en la que si me preguntaran cual es mi película favorita, respondería sin pensarlo : ¡El violinista en el tejado! Película que hay que ver varias veces ( yo casi me sé de memoria los diálogos). Un espectacular musical  con una excelente banda sonora de tres horas de duración, donde la comedia y el drama consiguen atraparte sin distracciones.

Hay que usar los subtítulos en español,si no se sabe inglés, para apreciar la profundidad de las letras de las canciones.

Drama porque nos habla de la historia de los judíos en Rusia, donde se vivieron también momentos muy duros. Lo más interesante de la película es la importancia que se da a Dios.  el diálogo continuo que tiene el protagonista con Él llena de ternura todo el metraje.

Narra la edificante vida de Tevye, un humilde lechero que a base de amor, orgullo y fe consigue salir adelante con su familia en la opresiva Rusia zarista de principios de siglo. Su preocupación principal es buscar los maridos ideales para cada una de ellas, y mejor que sea rico o, por lo menos, con una herencia que les permita vivir más allá de su capacidad actual.



Por tradición, es al padre a quien pertenece el derecho de elección y de cerrar el trato para el casamiento; pero los tiempos están cambiando y una tras otra, le van rompiendo los esquemas: la primera se casa con un pobre sastre, casi sin previo acuerdo con el padre; la segunda, se enamora de un judío revolucionario que será exiliado a Siberia en los sucesos de 1905; y la tercera se casa secretamente con un ortodoxo. Las tradiciones en esta aldea –las tradiciones judías– son muy fuertes y, aunque va aceptando poco a poco estos cambios, no puede ni aprobar ni bendecir lo de la tercera hija, porque hace violencia directa contra la religión.

El diálogo continuo que tiene el protagonista con Dios, que,  parece que es una relación fraternal con el Altísimo más propia del cristianismo que del judaísmo

Topol consigue hacer presente a un Dios muy amigable, a quien se puede dirigir para pedir aunque sea un poco de riqueza –”a small fortune”–, o una máquina de coser –siendo muy consciente de que suficientes problemas tiene con las guerras en el mundo–, o cuidar de que siempre tenga abrigo lu hija que se va a Siberia por amor…


Efectivamente, no creo que haga falta ser muy creyente para darse cuenta de que es esta fe en un Dios cercano –el diálogo que es oración constante– el que hace que estas familias que acabarán siendo echadas de su querida Anatevka, lo vivan todo con optimismo. Un optimismo que impregna al espectador y que lleva a querer ver –y escuchar– de nuevo esta genial película.( Fuente: Cinemanet.)

Os dejo con una de mis escenas preferidas






Título Original: Fiddler on the Roof
Año: 1971
País: EE.UU.
Duración: 181m.
Dirección: Norman Jewison
Intérpretes: Topol , Norma Crane, Leonard Frey, Molly Picon, Paul Mann, Rosalind Harris, Michele Marsh, Paul Michael Glaser, Ray Lovelock, Vernon Dobtcheff, Shimen Ruskin, Neva Small

4 comentarios:

  1. Si es tu favorita tiene que ser preciosa,gracias Angelo,la veo si o si. :)

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Aunque parezca increíble no he visto esta película y eso que tengo unas ganas tremendas de verla......esto lo tengo que remediar así que voy a tratar de conseguirla para verla.Saludos

    ResponderEliminar
  3. Pues ya la he visto y es ...genial!!! Aunque parezca mentira...yo tampoco la había visto.

    Un cariñoso saludo. :)

    ResponderEliminar
  4. Hola, Ángel:

    Esta película representó para mí, en cuanto al cine, la caída del caballo. Recuerdo que la vi, por primera vez, durante las vacaciones navideñas del curso 71-72. A partir de ahí comprobé que el cine era algo más que simple diversión y me aficioné a él casi con locura.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar