Quiero ir al infierno


Hay una cosa que no deja de sorprenderme, cada vez que leo alguna noticia religiosa en la prensa digital, y son los comentarios que la acompañan. Puedo entender y creo es bueno que exista  el debate, porque nos ayuda a ver el tema desde diversas perspectivas, pero lo que no logro comprender, es el odio y violencia de otros, que se declaran ateos u agnósticos. 

A mi me parece una incongruencia, entre lo que predican y lo que practican algunos de ellos.  Los veo en todos los comentarios religiosos, sea el tema que sea, allá están , poniendo su  guindilla particular. Yo soy de los que opinan, que el verdadero escéptico, en realidad lo que hace es buscar incesantemente a Dios, aunque  se equivoca, al explorarlo únicamente en la razón, dejando aparcado el corazón. Aunque reconozco que los que no dejan el corazón, andan por esta vía, de forma respetuosa, y entran en la controversia , con una voluntad sincera de encontrar  lo que buscan.

Por otro lado, están los que no reconocen que llevan una venda puesta en sus ojos, y éstos no paran de gritar, insultar y ridiculizar a los que creen, en lo que ellos , dicen no creer. Y entonces viene mi  ignorancia atea. Nunca lograré asimilar, que alguien pierda el tiempo, entrando en lugares , que sabe, solo se habla de algo en lo que no cree, ni comparte. Y si lo hace , aunque solo sea para dañar y ridiculizar, es porque en el fondo, como dejó escrito San Agustín : “nuestro corazón está inquieto, hasta que descanse en ti"

Pues bien, la semana pasada, aparecía uno de los discursos del papa Francisco, donde nos hablaba de la santidad, y nos decía : “cada fiel se deje contagiar por la santidad de Dios, ese contagio de la santidad no consiste en hacer cosas extraordinarias, sino en dejar actuar a Dios y ayudar a los otros”. Me fascinó el consejo, así que me fui a ver que opinaban los demás, y me topé con un comentario breve, que me laceró el alma. No exagero, me dolió muchísimo leer lo que leí,  saliendo al instante de mi interior : “Perdónale porque no sabe lo que dice”.

¿Y que fue lo que leí? Pues ahí va : “papa Francisco, déjanos  ser como queramos, a ver si te enteras, yo no quiero ser santo, quiero ir al infierno”. Ufff.... me entristeció y paralizó durante un buen rato. Si alguien me abofetea en ese instante, ni me entero. Luego pensé : "Si tan libre te sientes,  sin tan ateo y agnóstico te declaras ¿porqué lees lo que dice el papa?"..."y además, crees en la santidad y en el infierno, solo que no quieres lo primero y deseas lo segundo".Todo esto me suena al estilo del "padre de la mentira". ¡La chulería del mal!

No voy  a entrar a comentarlo, pero sí  compartir un testimonio que un sacerdote explicó en una charla y que me  sobrecogió, creo que ya lo publiqué anteriormente, pero  viene como anillo al dedo al post de hoy.

Una  inmigrante rusa, comunista  activa,  fue a parar de urgencias a un hospital católico para  dar a luz a su hijo. Al entrar en la habitación y ver el crucifijo, se puso a gritar al personal, pidiendo que  lo quitaran de la sala. “No quiero que mi hijo cuando nazca, vea un crucifijo”. La mujer dio a luz  y la llevaron a su cuarto. Estaba deseando tener con ella , al hijo de sus entrañas. Al entrar la enfermera que llevaba al niño en sus brazos , la madre, mostró su sonrisa más grande. Al  entregárselo, le dijo :  “ Felicidades señora, es un niño muy guapo, y se ha cumplido su deseo, su hijo nunca verá un crucifijo” Más tarde el médico le explicaría que su hijo, había nacido ciego.

La historia  de esa mujer ,me  estremeció, por eso no logro quitarme de la cabeza ,las palabras con las que me encontré : “Yo quiero ir al infierno” .Es la afirmación más aterradora que he leído en mi vida.

Cuidado con lo que se pide. La libertad  es el bien más preciado que Dios nos ha dado.

26 comentarios:

  1. ¡Que impresionante Angelo! Pero veo mucha razón en tus líneas. Hay que cuidar nuestras palabras, por eso siempre agrego al final, si es tu voluntad, Señor. En cuanto a comentarios pues recuerdo que alguien señalaba algo sobre una oración que coloqué en una entrada y me regañaba por la versión que yo había escuchado y recitaba. Nunca lo publiqué pues firmaba como anónimo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los anónimos y su escondite....Un abrazo y ánimo

      Eliminar
  2. Impresionante, lo del niño ciego, pero estremece de verdad esa petición del Infierno, recuerda lo que decía S. Josemaría, cuando le contaban que algunos no creían en el Infierno; "Ya lo verán, ya lo verán."
    Siempre me ha parecido incomprensible ese odio exacerbado de los ateos ante lo que no creen. debería traerles sin cuidado. Yo no creo en los marcianos y me da lo mismo que otros crean. ¿Será que el que habla por su boca si cree en Dios y le odia?
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me recuerda un poco al rico Epulón, pidiendo a Dios que avise a los suyos para que no se pierdan. Allí solo alcancaremos, lo que nuestra libertad haya escogido. Un beso

      Eliminar
  3. Angel, cuando puedas pásame por email el nombre de esa persona que quiere ir al infierno, la voy a poner en oración, delante del sagrario, para que el Señor le muestre la salvación, si luego de eso, decide que quiere el infierno, pues que se le hace, libre albedrío...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues siguiendo con la respuesta dada a Mª Auxiliadora, el mal se esconde siempre en la oscuridad, y en la blogosfera a menudo lo hace en forma de anónimo, así que tendremos que poner en nuestra oración a muchos como el que nos ha sacudido. Gracias siempre por tu generosidad. Un abrazo

      Eliminar
  4. Hola Ángel
    Estoy de acuerdo contigo, pues me
    paso algo parecido.

    Mi familia, hermanos hijas, sobrinos
    Y primos, nos escribimos pensamientos de Jesús y la virgen María y de santos con imágenes.

    Gente que se mete en nuestro espació, dice que somos ignorantes
    que por que adoramos las imágenes
    Y más cosas que dicen.
    Esto me molesta mucho, pero lo único que hago le digo" Señor aumenta mi fe.
    Por qué es cruel todo esto y te sientes impotente de no poder ser nada.
    Bendiciones , Martha V.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta, ya nos avisó el Señor, el que le sigue, tiene que imitarle.... Un beso

      Eliminar
  5. Tuve un amigo que una vez hace mucho me dijo muy seguro de sí algo por el estilo. Yo todavía era una pagana... Este amigo quedó en mi recuerdo. Me enteré hace poco que murió, en Argentina. Desde que me enteré sentí el ofrecer una Eucaristía por su alma y lo voy aplazando. No sé qué habrá pasado en su encuentro con Nuestro Señor Jesucristo, pero después de ler tu Entrada, espero hoy mismo ofrecerle esa Eucaristía. Dios se haya apiadado de él y mi amigo este salvado. Amén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo también voy a encomendarlo. Para Dios el tiempo es distinto y seguro que nuestras plegarias serán tenidas en cuenta para quien lo necesite. Gracias Gabriela. Un beso

      Eliminar
  6. Sobrecogida me dejas con la entrada...y que puedo decir yo...si también me bañe en ese cenagal.
    Pedir al Señor que ponga en la vida de estas personas luz...como también me puso a mi.

    Un cariñoso saludo emocionada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Belén, dudo que tuvieras esos deseos.... todos estamos en el cenagal alguna que otra vez. El papa nos lo recordaba hace muy poco en una de sus preguntas. ¿Quién viene aquí sin sus pecados?... Pero desear ir al infierno, solo puede pertenecer al diablo.

      Eliminar
  7. Angelo, la storia che hai raccontato è davvero molto impressionante. Il Signore ascolta ogni nostra parola e non ha nessuna difficoltà a renderla concreta, se è per il nostro bene. Forse la cecità del figlio di quella donna comunista servirà alla sua conversione. Per quanto riguarda tutti coloro che desiderano andare all'inferno, è vero che forse non sanno quello che dicono ma il Signore li prende sul serio perché li lascia liberi di scegliere e per questo dobbiamo pregare molto affinché si convertano. Che tristezza non avere altro scopo nella vita che denigrare ed ingiuriare chi ha capito che solo il Signore è importante e che dona la vera vita e la vera libertà. Un abbraccio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tutto è dono di Dio, siamo fortunati di essere guardati con occhi di misericordia. Grazie cara. Un bacio

      Eliminar
  8. Lo más inquietante es que la razón apunta a un Logos, aunque a veces es el corazón el que se resiste.

    Respecto a la anécdota del recién nacido, ¡caray con la enfermera de marras!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Pues demos rienda suelta al corazón . Eso requiere humildad y sencillez, y ahí es donde algunos tropiezan, caen y no se levantan.
    En cuanto a la enfermera... un ejemplo de lo que es no tener respetos humanos, y eso que que fue prudente en su comentario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Pues mucha gente habla por hablar.....y como decía mi abuelita, que en paz descanse, ...en la boca se pide lo que se quiere!... Un abrazo desde Paraguay !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero a veces lo que se pide es la condenación eterna. El no amor para siempre.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Eso mismo me pasó a mi un dia que en la Tv habia un debate sobre el cielo y el infierno y se levantó una chica toda colérica diciendo " Es que yo quiero ir al infiernoooo ..que pasa????" me quedé pensativa y le decia al Señor en mis adentros Madre mia Señor con la Libertad!!...si uno quiere se condena!!....Y así es....Respecto a la madre del niñito ciego...el Señor te coge los deseos del corazón casi siempre!! y lo que pides se cumple.....así que hay que tener cuidadito con esos deseos diabólicos....para que luego no digan que el diablo está suelto......es tan sutil tentando.....Estupenda la entrada Angelo..estupenda!.... Yo, lo digo de paso...quiero ir al cielo....al cielo sin purgatorio que valga....El Señor me dá todso lo que necesito para eso...y no me gustan los que dicen "humildemente" UYyyy yo creo que seguro tengo purgatorio....yo quisiera pasarlo aqui en la tierra......sup...quiero ir al Cielo directa!!!.......parece intrépido el deseo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces has entendido a la perfección lo que sentí al leerlo. Como digo en el post, el mal tiene mucha chulería, y algunos lo ignoran. No saben que son engañados, por alguien que lleva el título de "padre de la mentira".
      Gracias Gosspi una vez más por tu testimonio. Que tú tampoco te quedas corta en experiencias....

      Eliminar
  12. Angelo, el infierno existe, ya no solamente como dogma de fe sino como opción dentro de nuestra libertad. Eso lo dijo un gran profesor de filosofía y es cierto.... Perdónalos porque no saben lo que hacen.
    La conciencia natural, como último bastión no es suficiente si está aletargada o amordazada... Es una pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decía Gosspi, hay mucha gente que frivoliza con el purgatorio y el infierno, gente practicante, que sigue pensando que son cosas del medioevo. Los últimos papas hablan mucho de estas realidades y el papa Francisco, raro es el día que no nos advierte, sobre el maligno. Debemos pedir permanecer siempre firmes en la fe. Un abrazo

      Eliminar
  13. Angel, pues esto se escucha muy frecuente en muchos sitios, pero Dios es infinitamente Misericordioso y les regale el Don de Él, no importa que sea en el último momento. Sigamos pidiendo por nuestra propia conversión y la del mundo entero.
    Gracias!!
    DTB!!

    ResponderEliminar
  14. Un comentario durísimo el que nos cuentas Angelo.........no entra en mi cabeza que alguien diga algo así pues si es cristiano imposible decirlo y si no lo es se supone que al no creer en el infierno no se puede desear algo en lo que no se cree puesto que sabe de antemano que no lo va a lograr. Si yo no creo en las brujas no puedo desear que me lleve una en su escoba por todo el universo ya que sería absurdo desear algo que sé es imposible que se realice............recemos por esas personas que de verdad no saben lo que dicen.Saludos

    ResponderEliminar
  15. Esto me recuerda a lo que dijo una conocidísima actriz: No creo en el cielo y no temo ir al infierno. Ignorancia pura.
    Lo del niño ciego me ha dejado K.O.

    ResponderEliminar
  16. Que pena! Y que falta de respeto e ignorancia! Yo creo que ese tipo de comentarios se hacen más por hacer daño que por propio convencimiento. Hay un especial interés en fastidiar, criticar y dañar todo lo relacionado con lo religioso.... Fastidia, molesta, probablemente hay una gran dosis de envidia, de rabia contenida porque se nos ve felices, porque nuestra mirada está puesta más allá de nuestro propio yo y porque no se les responde de la misma manera que ellos atacan..... Y todo esto revuelve las tripas.
    Recemos por ellos porque como ya se ha dicho aquí "no saben lo que dicen".
    Un abrazo Angelo!

    ResponderEliminar