Un ángel en la mili


Hoy es una de esas fiestas que me gustan, y por ello, me animo a escribir un post , realzando algo que creo firmemente. Sí, creo en los ángeles, y creo que Dios ha puesto uno, a cada una de sus criaturas, para que le custodie, desde que nace hasta que deja este mundo. No sé cómo queda la cosa una vez que estemos en el cielo. Si alguien sabe algo sobre el tema, se lo agradeceré.

Pues no hay nada mejor que hablar de mi fe en ellos, que contar una anécdota que había mantenido en silencio hasta hace un par de meses. Lo cierto es que la tenía un poco olvidada, pero fue la obsesión y preocupación por algo, que hizo me acordara de lo que sucedió una vez, haciendo el servicio militar. Y de nuevo volví a realizar lo que entonces hice.

Era el año 1982, sabía que las primeras noches en un cuartel donde se hace la mili, los más antiguos gastaban algunas bromas a los recién llegados. Hay que decir que disfrutaban “amenazándonos “con lo que tenían preparado. Siempre había algún impaciente, que acababa revelando en qué consistirían los numeritos nocturnos.

Pues bien, nos enteramos de lo que nos aguardaría en nuestra tercera noche en el cuartel , y me preocupé. Habían ideado una representación de tipo sexual. No entro en detalles, pero realmente a mi me resultaba de todo, menos bonita y graciosa. Todo lo contrario, era humillante y vergonzosa. Así que intentaba ingeniármelas, para no ser elegido a participar, y como no se me ocurría nada, pensé en encomendarme a  mi ángel de la guarda.

La noche llegó, tocaron retreta, apagaron las luces, dejando al imaginaria y empezaron a oírse los primeros susurros, que anunciaban que la fiesta comenzaba. Me vino a la mente mi ángel de la guarda, y le insistí en mi petición de no participar en algo tan denigrante. Empecé a rezar y en ese momento, llegaron los veteranos al departamento de literas en que me encontraba. Fueron levantando a todos uno a uno, indicándoles que formaran una cola, se acercaron a mi litera, pero pasaron de largo, llamaron al que estaba debajo de mí, y al resto de compañeros.

Cuando me di cuenta, vi que todos estaban en el pasillo, menos yo. Era al único que no habían molestado y me quedé estupefacto. Parecía que nadie me hubiese visto y cuando se acabó la escenificación obscena, nadie me hizo un comentario de que me había librado. Nadie se dio cuenta de que no participé.¿Qué pasó?..

No soy mucho de explicar estas cosas, pero como me han aconsejado hacerlo, allá va. Mientras los trasnochados soldados iban despertando a cada recluta, yo experimenté la presencia de un ángel sentado en mi cama,no lo veía, pero notaba su presencia. Intentaba imaginármelo de forma física. Mientras lo hacía, la certeza de que no participaría en lo que habían preparado, se afianzó en mí, con paz y consuelo. No me vieron, pasaron de largo. Imaginaos lo que experimenté, sabiendo que mi ángel de la guarda, actuó.

Poco resta añadir al post. ¡Yo sí creo en mi ángel de la guarda! Muchos ya sabéis que se llama SEF  

los ángeles existen, e interactúan en nuestras vidas. Hazte amigo del tuyo y lo comprobarás. 

36 comentarios:

  1. Feliz día mi querido Ángel.
    Es apasionante tu historia. Yo le pido muchas veces que se ponga en contacto con el ángel de otra persona y le proteja especialmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias y también por ser tú otro ángel que siempre me inspira y me guía. Un beso

      Eliminar
  2. Los ángeles están en la tierra.

    En algún lugar, aún por descubrir,

    hay un ángel disfrazado por cada suspiro,

    sólo hay que saber mirar...

    Felicidades!!
    Un abrazo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Toñi, por esas bellas palabras. Un abrazo

      Eliminar
  3. ¡MUCHAS FELICIDADES ÁNGEL! DTB!!
    Yo si creo que los Ángeles existen y que nos protegen.
    Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María. Me alegra muchísimo tu felicitación en casa. Un beso

      Eliminar
  4. En primer lugar, querido amigo, mi felicitación por tu santo. ¿Sabes que siento? que no está Arcendo para dedicarte una de sus especiales y cariñosas felicitaciones. Aunque seguro que te llega de algún modo especial. Espero que sea un buen día para vosotros, pues Rosa también tendrá algo que celebrar, felicítala de mi parte.

    Lo que cuentas de tu ´Santo Ángel es milagroso, imagino como te quedarías, de impresionado, por eso no me extraña que tengas esa fe tan fuerte en los custodios. Yo también creo en ellos ciegamente, cuando se tienen hijos los sientes palpablemente en muchas ocasiones.
    Besos, felicidades y una oración especial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por la doble felicitación. Trasladaré a Rosa tus augurios. Te escribiré contándote algo. Un beso

      Eliminar
  5. Me has dado la solución a problemas que se han presentado en mi vida y que yo no actué como tu...
    Espero ponerla en práctica para el futuro y que mi angel de la guarda me ayude. Yo lo que si hago es enviarlo a darle un mensaje a algún santo o a Dios como decía el padre Pio. También lo he enviado a pedirles a los angeles de la guarda de mis hijos que los cuide cuando van de viaje o en algún peligro.

    Por cierto, una curiosidad que me ha llamado la atención. ¿Como sabes que tu angel de la guarda se llama SEF?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no dudes en probarlo. HAy que pedirle a nuestro ángel que nos enseñe a ser amigos, a contar con él, por eso enlazo con tu pregunta. Nustros amigos tienen nombre, así que existe la tradición de poder elegir el que queremos ponerle, y yo elegí SEF, porque un día meditando sobre él, me dí cuenta, de que su misión era mantenerme Siempre En la Fe y sentí que debía llamarle a sí, pero es que otro día me dí cuenta de que el nombre también tenía las mismas palabras que las primeras de Siete En Familia. Cosas de allá arriba... Un abrazo

      Eliminar
  6. Felicidades al mejor papi ! Y viva a SEF !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya sorpresaza! (ala nueva palabreja). Ya veo que la clase de historia te está aburriendo y has dicho, pues voy a por papá. ¡Me ha encantado! ahora a seguir con la historia que es muy interesante. Un abrazo y un besazo

      Eliminar
  7. Sabes que para mí fuiste siempre un ángel que puso Dios entre nosotros.
    Un millón de felicidad para ti y para toda la familia que habéis creado entre los dos, con la ayuda del Dios y los ángeles que el Señor os ha asignado a cada uno de vosotros.

    ¡¡¡Besazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Capuchino. Tus palabras son halagadoras. te doy las gracias. Lo he dicho muchas veces y así lo siento: ¡Yo soy el primer beneficiado de todo este lío! Un beso

      Eliminar
  8. Muchas veces pienso en el dolor o sufrimiento de los Custodios, cuando no pueden proteger a sus custodiados. Yo al mío le puse Antuan, era el "novio" de Bernardet Soubirou, me imagino que es Antonio en francés... ¡Felicidades Angel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, así debe ser. La libertad es el don más grande que Dios nos dió y a veces debe ser un sufrimiento para esos seres llenos de luz, viendo como nos la pegamos... Pues genial por el nombre de Antonio a tu custodio.Un beso

      Eliminar
  9. Sta. Teresita tiene una oración de consagración a los ángeles muy bonita, es así: "Yo me consagro solemnemente a vuestro servicio. Yo prometo, en presencia de Dios y de la Santísima Virgen, ser fiel a vosotros y esforzarme por imitar vuestras virtudes, principalmente vuestro fervor, vuestra humildad, vuestra obediencia y vuestra pureza; quiero honrar con una particular veneración a los santos ángeles y a María, su Augusta Reina. Trabajaré con todas mis fuerzas para corregir mis faltas, para alcanzar las virtudes y para cumplir todas mis obligaciones de cristiana."

    ¡¡Feliz día!!

    Abrazo grande, en Jesús!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh Sol. Muchas gracias por haberla compartido. Ya me la he copiado y va derecha a mi panel que tengo en mi escritorio. A ver si me la aprendo pronto de memoria. Un beso

      Eliminar
  10. Interesante. No hay duda de que SEF hacía guardia. ¡Y qué mal gusto el de los veteranos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso que por entonces no era muy amigo suyo.... El gusto de los otros... era lo habitual en esa época, con el teimpo lo prohibieron y cuando a mí me toco gastar las bromas, fuí la espina de mis compañeros, ya que en mi presencia no dejé hacer ni una sola. Me alegra mucho verte por aquí. Un beso

      Eliminar
  11. Angelo, il tuo racconto è impressionante! Spero che qualcuno leggendolo possa non avere più dubbi sull'esistenza degli Angeli Custodi. Credo che il tuo Angelo custode davvero ti ha preservato dall'impudicizia, grazie a Dio. Ma oggi festeggi l'onomastico?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ma anni dopo lo aveva dimenticato. Da alcuni anni che sono ritornato a capire la sua vicinanza e protezione. Si oggi è il mio onomástico. Baci

      Eliminar
    2. Carissimi ed affettuosissimi auguri! Con stima, amicizia ed affetto.......

      Eliminar
  12. Genial la historia....Yo es que sabes que desde chica mi madre me hablaba tanto de gosspi....que entiendo perfectamente lo que te pasó...Tendré en cuanta a Sef...tambien a veces va Gosspi a avisar a alguien por medio de su angel lo sabias?....son tan obedientes.....
    Pues si, espero que hayas animado al personal a tener mas comunicacion con su angel..estan pegaditos a nosotros y nos conocen muy bien!! No sé que haría sin el mio.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya no sabía que era el nombre de tu ángel. Y eso que lo has puesto desde siempre en tu icono. ¡Me alegra saberlo! Un beso

      Eliminar
  13. Felicidades tocayo!

    ¿Cómo sabes lo de SEF? ¿Se lo pusiste tú? ¿algún tipo de revelación? Supongo que no lo dirás pero por probar que no quede.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicidades a ti también. En cuanto a lo de SEF, se lo he explicado a Javier. Un abrazo fuerte, aunque creo que mis brazos no llegan...

      Eliminar
  14. Feliz día, Ángel! Luego de leer la biografía de San Pío de Pietrelcina, aprendí que, cuando vamos a dormir, podemos pedirle a nuestro Ángel de la Guarda que vaya a adorar a Jesús Sacramentado en nuestro nombre. ¿No es hermoso? Cuando te despertás, sentís una Paz inconmensurable!!! Mi Ángel se llama Juan, y a veces me acaricia la mejilla, otras veces me canta las canciones que me gustan (mejor dicho, no me las canta, no sea que piensen que estoy loca!, sino que las recuerdo al levantarme o las tarareo durante el día...). Yo, la verdad, lo tengo 'trabajando' 24x7 a mi amoroso Juan. Que hablá con el Ángel de X persona (si es que luego debo ir yo a hablarle de algo arduo), que cuidá a mi hija (que, dicho sea de paso, me contó que ella tiene 2 Ángeles de la Guarda!), que andá a adorar... pobrecito! Un día de estos se va a pedir la baja de servicio angélico =)
    Gracias, Ángel, por la compartida de hoy. Hacés honor a tu nombre, sos un verdadero Mensajero, siempre nos traés buenas nuevas. Muchas gracias!!!
    Que el Ángel del Señor te acompañe! (como saludaba San Pío)
    Bendiciones,
    Laura

    ResponderEliminar
  15. Desde este sábado que vi una película en la que salían los ángeles custodios, más el día de hoy donde se conmemora su fiesta y el remate de tu reflexión, me están acercando mucho a tenerlos más presente. No tengo costumbre de invocarlos, ni de rezarles, pero creo que a partir de hoy comenzaré una nueva relación con mi angel de la guarda, también voy a ponerle un nombre así la comunicación se hace más cercana y familiar.
    Gracias por todo lo que compartes.
    Un beso! FELICIDADES!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues algo te querrán decir, así que atenta al toque. Pídeselo cada día al tuyo y verás que gran amigo tienes. Un abrazo

      Eliminar
  16. Pues es una asignatura pendiente, no me suelo acordar nunca de mi angel de la guarda pero trás leer tu historia voy a ver si cambio en este aspecto............Cuando pienso en la existencia de los ángeles lo veo cómo un gran misterio muy dificil de comprender.Saludos

    ResponderEliminar
  17. Qué experiencia tan bonita. Yo desde siempre le he tenido mucha devoción a mi ángel (al que por cierto le puse de nombre Ángel) pero la verdad es que en general se me suele olvidar que existe, salvo cuando tengo miedo. Un día ya tardecillo vi a un niño pequeño corriendo por la calle y medio llorando, me dio tanta cosa y no podía hacer nada que solo se me ocurrió decirle a mi ángel que lo acompañara hasta que llegara a donde fuera, bueno pues fue pensar eso y me entró un desasosiego de sentirme sola... Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me produce más impresión hoy al recordarlo que el día que me pasó, porque por entonces me pareció algo muy normal y seguramente lo sea, pero noto una sensación de piel de gallina al pensar lo evidente que se puso en esa ocasión. Ya veo que tú si tienes bien pegadito a tu ángel. Un beso

      Eliminar
  18. Apreciado Angel,Me encanta tu relato, particularmente tengo muchas también con mi ángel de la guarda es supeeer,le quiero mucho y le debo otro tanto , así ayer se hizo una misa solemne en mi parro y también te encomende por tu santo,que tengas un estupendo día ,año con tamaño Angel,Un abrazo fraterno de parte también de mi ángel
    Nerea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Nerea. Eres un sol. Un beso

      Eliminar
  19. Así es, ese Ángel de la Guarda que nos contaban nuestros padres cuando éramos niños, está con nosotros, estoy seguro. Hay ocasiones, como lo que te ocurrió en la Mili, en que las "cosas" pasan de largo y nos "libramos". En otras ocasiones no nos libramos, pero cuando el "hecho" ha transcurrido, nos damos cuenta de que lo hemos superado sin saber de dónde hemos sacado la fuerza necesaria para hacerlo; ahí también está nuestro Ángel de la Guarda.
    P.D.: Yo hice la Mili en la Legión, allí nadie se libraba de nada, ni de lo bueno ni de lo malo, pero lo llevé bastante bien y me gustó haber estado ahí; en algunas ocasiones pedí fuerzas y gracias a Dios, las tuve. Un abrazo amigo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar