Rutina de creyente


"El descubrimiento más cruel de Madeleine fue una doble miseria: la miseria de los espíritus humanos hambrientos, anoréxicos de Dios y, paralelamente, la miseria rutinaria de los "creyentes" que, por exceso de costumbre, dejan de sentirse deslumbrados por Dios".  Estas palabras corresponden a una gran mujer, poetisa, ensayista, asistente social, y considerada por algunos como una gran mística de nuestro tiempo. Hablo de Madeleine Delbrêl .

Y  de forma inesperada, me doy cuenta de que su pensamiento, puedo encajarlo en mi experiencia de estos tres últimos meses . Ha bastado una sacudida en mi salud, para lograr que muchas seguridades de mi vida, oscilasen con tanta fuerza, que me ha pillado desprevenido, comprobar su fragilidad.  Qué fácil es, que un edificio se venga abajo, cuando  sus cimientos no han sido los adecuados...

El próximo lunes 27,  me harán  por tercera vez, la embolización de una fístula dural  arteriovenosa cerebral. El proceso está siendo largo, arduo, desconocido  y aprensivo; pero  los antónimos, también están presentes. He dicho que  mi edificio interior, fue zarandeado, pero no derribado.

Inevitablemente, cuando la salud se  rompe, aparecen  otros síntomas que no vienen en los manuales médicos.  La aceptación o el rechazo, el amor o el repudio, la paz o la rebeldía, la bendición o la maldición, los gritos o el silencio... Puedo asegurar, que la lista es mucho más larga; casi como enfermos hay en el mundo, porque esto sí es una vivencia muy, pero que muy personal.

Yo ofrezco mi experiencia,  sin grandes  conceptos. En la sencillez , la misma que he recibido y que  me ha ayudado a encontrar respuesta a mis numerosos ¿ porqué? La  naturalidad con la que muchos de vosotros, me habéis trasmitido, vuestra cercanía, apoyo, comprensión y amistad, a través de vuestros mensajes, comentarios, dibujos, y detalles que han logrado emocionarme.  Y todo ello, con un denominador común: ¡El amor de Dios ! El único capaz de mover montañas. El único, que uno no puede guardarse para sí solo. Quien lo conoce, sabe que es una necesidad vital compartirlo.

Os doy la gracias por hacer, que me haya sentido "deslumbrado por Dios", que haya salido de mi mísera rutina de creyente. Por eso os decía al principio, que podía encajar a la perfección en estos momentos, las palabras de Madeleine Delbrêl, que he percibido, como escritas para mí.

Dice el papa Francisco : "En la vida cristiana son esenciales: la oración, la humildad, el amor a todos. Éste es el camino hacia la santidad". Pues ahí nos movemos y ahí nos encontramos. Os pido una vez más, vuestro sostenimiento. Contad con  aquello que pueda ofrecer, por todas vuestra intenciones.  Estaré un tiempecito ausente en la red.  Hasta la vuelta si D.q. 

27 comentarios:

  1. Querido amigo: Me alegro que te hayas deslumbrado por Dios y espero que te mantengas así, en presente continuo.

    Si el Señor es mi luz y mi salvación ¿a quién temeré?, si es la defensa de mi vida ¿quién me hará temblar?
    Te mando junto a estas letras todas mis oraciones y recuerda que la santidad es personal.

    ResponderEliminar
  2. Querido Ángel: por eso no sabemos cuánto nos ama Dios hasta que participamos de su dolor. Abajarnos es un término adecuado, diría san Pablo...y es que abajarse es duro, difícil, es lo desconocido, lo terrible, pero ahí es donde podemos entender Su gran amor por nosotros. Porque nos quedamos desnudos, nos sentimos un número, una cama, un pijama, pero Él nos abraza y consuela. Se de lo que hablo. Te tengo presente siempre en mis oraciones, pero cuando tú ofrezcas tu dolor, ofrecelo por todos nosotros, pues en esos momentos la gracia del Señor es plena sobre ti. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Querido Ángelo, ánimo y vuelve a confiar en Dios.. mi humilde oración por ti y los tuyos.. un abrazo y besos en Cristo nuestro Señor.

    ResponderEliminar
  4. escribo a medida que te leo:
    - no has construido sobre cimientos débiles, no seas un blando cristiano, el Señor no te quiere débil, El es tierra sólida y buena, no seas tu una casa endeble que al primer viento se cae.
    - si has salido bien de dos operaciones, saldrás bien de la tercera.
    -el tiempito ausente será corto, así que espero leerte en un par de semanas.
    Rezo, y ofrezco mi debilidad, y mis sufrimientos.

    ResponderEliminar
  5. Rezo para que todo salga bien,sabes que estoy contigo y para ti.
    Mi humilde oración ofrezco para que regreses pronto.

    Todo mi cariño a los siete y un abrazo muy especial para ti :)

    ResponderEliminar
  6. Tus palabras son tan verdaderas ... pero sabes, en la horas que me ha tocado estar en la angustia de la enfermedad, en esa soledad incomprendida, dura, es en la que más me he encontrado con Él!!! Ánimo hermano, te llevo en mis oraciones!!!!

    ResponderEliminar
  7. Mi querido amigo: Perdona que haya estado más ausente que otras veces, pero mi vida también ha sufrido in vuelco con las últimas enfermedades, no mías, pero si de personas muy queridas, entre las que ya sabes te incluyo.
    Aunque te haya faltado mi presencia, mi oración y pensamiento han estado constantemente en ti.. Seguirán estando hasta que vuelvas con nosotros, espero que Alicia nos de pronto noticias tuyas, es un sol de hija..

    Estoy con un gripazo tremendo, ya ves que vulgar soy, pero reza un poquito para que mejore y el miércoles pueda ir al funeral de mi sobrina Elisa, no puedo faltar.
    Un beso con todo mi cariño, Ángel

    ResponderEliminar
  8. El está y seguirá estando presente en tu vida. No lo dudes.
    Que su Madre te guarde en estos nuevos momentos.
    Un abrazo en Cristo

    ResponderEliminar
  9. Contigo y los tuyos en estos momentos y siempre.¡ Hasta la vuelta! Con el favor de Dios.

    ResponderEliminar
  10. Dios te bendiga Angel,
    Pido por ti y tu familia, que por la gracia de Dios todo salga bien y confiados en nuestra Madre te esperamos.

    Martha V.

    ResponderEliminar
  11. Querido Ángel, por fin este ya es el último obstáculo!. Como dices, ha habido todo un aprendizaje de todo esto, una lucha, caídas y gracias, amor y preguntas... pero sigue luchando con las armas de Cristo: fe, esperanza y caridad. Debemos de repetir siempre: Jesús confío en Ti!. Salta al vacío con confianza. Dios te cogerá y no te dejará caer. Es el salto de la fe confiada, el salto de los paladines, el salto de los pobres de espíritu, el salto de los que buscan a Dios, el salto de los que le aman... Salta y Dios te cubrirá con sus plumas y bajo sus alas hallarás refugio. Ten presente que cuentas con nuestras oraciones, ahora más que nunca reforzadas. ¡Benditos sean Jesús y María, Ángel!

    ResponderEliminar
  12. Qué quieto está ahora el mundo. Y tú, Dios mío,
    qué cerca estás. Podría hasta tocarte.
    Y hasta reconocerte en cualquier parte
    de la tierra. Podría decir: río,
    y nombrar a tu sangre. En el vacío
    de esta tarde, decir: Dios, y encontrarte
    en esas nubes. ¡Oh, Señor, hablarte,
    y responderme Tú en el verso mío!
    Porque estás tan en todo, y yo lo siento,
    que, más que nunca, en la quietud del día
    se evidencian tus manos y tu acento.
    José García Nieto

    Querido Ángel, tengo confianza que todo irá bien y muy pronto aquí te encontraremos.
    Un fuerte abrazo, lleno de serenidad y el lunes estamos contigo, a tu lado.

    ResponderEliminar
  13. Querido Angelo!
    Es verdad, qué fácil es caer en esa "rutina de creyente" y dejar de disfrutar y percibir ese deslumbramiento de Dios, del que hablas. Pero el Señor sabe rescatarnos de esa "rutina" y de mil maneras, personas y circunstancias vuelve a salirnos al encuentro. Lo más importante es saber leer esos signos y sobrenaturalizar todos esos momentos en los que la debilidad va ganando terreno.

    Tú has sabido verlo Angel y para mi has sido un gran testimonio del que sólo puedo sacar beneficios espirituales. Cuando nos unimos al sufrimiento de Cristo y nos abandonamos en sus brazos, hasta lo más doloroso cobra sentido.

    Gracias por compartir tu experiencia!
    Te echaremos de menos en este obligado tiempo de silencio. Que el Señor te bendiga y te guarde, y te conceda la paz.
    Un abrazo fuerte extensivo a toda la familia. Cuenta con nuestras oraciones.

    ResponderEliminar
  14. No digo ni "mu", ya lo dices tú todo.
    Un beso grande.
    Muchas gracias por compartirlo con todos. Que Dios te bendiga. Te esperamos, ¡mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  15. Querido Angelo...No hay nada como una buena "sacudida" para ver la Mirada Misericordiosa de nuestro Dios. Nos llega a todos tu experiencia personal..y tu descubrimiento en el mar de inseguridades que nuestra pobre naturaleza nos muestra...Ten por seguro que el 27 estamos todos contigo..acuerdate de nuestras cosas y sé valiente, ten animo esperando Todo del Señor porque nada es en vano..te ha escogido para llevar su Alegria a tantisimos como te miramos.....un abrazo fuerte!!

    ResponderEliminar
  16. A partir de este momento, mis oraciones y pensamientos positivos están a tu lado.

    Un fuerte abrazo, mucha fortaleza y miles de bendiciones!

    ResponderEliminar
  17. Ahora Ángel es el momento de cogerte muy fuertemente a Cristo.Con El a mi derecha no vacilaré.El es mi ROCA MI ALCÁZAR..
    EL SOSTIENE MI VIDA...Todo por tu Amor Señor para que seas más amado más conocido, mas Glorificado.
    Cuenta con mis pobres oraciones. Dios y su Santísima Madre te cuiden te protejan te fortalezcan.

    ResponderEliminar


  18. ¡¡Ángel Dios te acompaña!! El nos deslumbra con sus cuidados, estamos confiados en sus amorosas manos.

    ResponderEliminar
  19. Entrio a dejarte mi cariño deseando que ya te encuentres mejor.

    Unidos en oracion :)

    ResponderEliminar
  20. Querido Ángel, me he acordado mucho de ti esta semana esperando que tu operación haya salido bien. Pido en la eucaristía para que tengas una buena recuperación, para que todo obre para el bien y de esta experiencia solo te quede paz.

    ResponderEliminar
  21. Espero y deseo que muy pronto te encuentres escribiendo tu próximo post. Me gustaría tener noticias, Ángel, tengo confianza en verte por aquí.
    Un fuerte abrazo y sigues en mis oraciones.

    ResponderEliminar
  22. ¿Cómo sigues Ángelo? Toma todo con tranquilidad y paciencia, mientras nosotros rezamos a tu lado siempre.

    Con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  23. Hola Ángel, seguro que todo irá bien, ya verás. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  24. ´Querido Ángel: te digo como le decía a Arcendo: Gracias, por moderar los comentarios, aunque todavía no postees ya es señal de que vas mejor.
    Un beso con mi cariño y oración.

    ResponderEliminar
  25. Nada te turbe...
    Un fuerte abrazo y hasta pronto!!

    ResponderEliminar
  26. Angelo,ya extraño demasiado tus entradas!!!
    Dios quiera y pronto nos regales palabras de vida.

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar
  27. Un saludo Angel!!!

    Bendiciones.

    Martha V.

    ResponderEliminar