Amar, escuchar, perdonar, ver, tropezar.. .¡Aprender!


Mañana empiezan las vacaciones escolares, así que me permito también, un descanso en el blog. Os dejo con un texto que me ha hecho bien encontrar, leer e interiorizar. Deseo que también sea de provecho para vosotros.

Estoy aprendiendo... Estoy aprendiendo a aceptar las personas, aunque cuando ellas me decepcionan,cuando huyen del ideal que tengo para ellas,cuando me hieren con palabras ásperas o acciones impensadas.

Es difícil aceptar las personas como ellas son, sin que sean como deseamos que ellas sean, es difícil, muy difícil , pero estoy aprendiendo.

Estoy aprendiendo a amar. Estoy aprendiendo a escuchar, escuchar con los ojos y oídos, a escuchar con el alma y con todos los sentidos.

Escuchar lo que dice el corazón, lo que dicen los hombros caídos, los ojos, las manos inquietas. Escuchar el mensaje que se esconde por entre las palabras vanas, superficiales;

Descubrir la angustia disfrazada, la inseguridad mascarada, la soledad encubierta. Penetrar la sonrisa fingida, la alegría simulada, la vanagloria exagerada. Descubrir el dolor de cada corazón.

Poco a poco, estoy aprendiendo a amar. Estoy aprendiendo a perdonar, pues el amor perdona, quita los rencores, y cura las heridas que la incomprensión e insensibilidad lo lastimaron.

El amor no alimenta resentimientos con pensamientos dolorosos. No cultiva ofensas con lástimas y auto conmiseración. El amor perdona, olvida, extingue todos los resquicios de dolor en el corazón.

Poco a poco, estoy aprendiendo a perdonar, estoy aprendiendo a descubrir el valor que se encuentra dentro de cada vida, de todas las vidas, valor soterrado por el rechazo, por la falta de comprensión, cariño y aceptación, por las experiencias desagradables vividas a lo largo de los años.

Estoy aprendiendo a ver en las personas su alma y las posibilidades que Dios les dio. Estoy aprendiendo,¡Pero como es lento el aprendizaje!,¡Como es difícil amar, amar como Cristo amó!

Todavía, tropezando, errando, estoy aprendiendo... Aprendiendo a no ver solamente ...mis propios dolores, mis intereses, mi ambición, mi orgullo, cuando estos impiden el bienestar.

Y la felicidad de alguien.¡Como es difícil amar, pero estoy aprendiendo!!.

13 comentarios:

  1. Felices vacaciones. Quería darte las gracias por mostrarme a Juan Pablo II, de ti aprendí a amarle y admirarle. Preparo una pequeña charla sobre la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, tus entradas haciendo referencia a él me han ayudado mucho. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Lo siento Angel, aqui ya me has dado, bien dado. Me siento realmente tocada com esta reflexión!
    La voy a colocar en mi nevera para leerla y releerla nada más levantarme... Lo necesito!!

    Magnífico texto! Magnifca reflexión!
    Un buen final de trimestre antes de unas merecidas vacaciones.

    Fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emma, ayer estuve charlando un gran rato con tus maravillosos padres. Fue muy agradable.

      Eliminar
    2. Me alegro muchísimo! Vete sacando un rato para vernos el día 1 de mayo, vale? Dime hora y ya me organizo
      Un beso bien grande!

      Eliminar
  3. Precioso texto Angelo.
    Os deseo un feliz descanso a los siete y no nos tengas mucho tiempo abandonados ;)

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar
  4. Que bueno ese querer aprender siempre, es fundamental seguir aprendiendo, seguir caminando y caminando, hasta que llegue el último momento.
    Te deseo y deseo a todos una SANTA Semana. Creo que si miramos a Jesús, el aprendizaje nos será más sencillo. Desde el corazón de la Virgen-Madre, sigamos Sus huellas.
    Un abrazo en Cristo.

    ResponderEliminar
  5. Te deseo un feliz descanso de SS yo también lo haré en el hospital atendiendo a mi marido.Saludos

    ResponderEliminar
  6. ¿Adonde te escondiste, Amado? Siempre hay que empezar la oración y el día así. Gracias por reflejar mi día a día en el seminario. Que importante saber llegar hasta Dios y hasta el otro. Saber amar a Dios y al prójimo con un mismo amor.
    Un saludo Ángel
    Vuestro seminarista
    Manuel

    ResponderEliminar
  7. ¡Como Cristo amó! esa es la clave. Si no, ¿cómo seríamos capaces de amar hasta a nuestros enemigos?
    Nos dejas una meditación esencial y preciosa. Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Cuando estamos salidos de nosotros mismos, y contemplamos al otro, a nuestro prójimo ,como nuestro hermano/a. Cuando sabemos con certeza que esa persona, Dios la ha puesto en mi vida para mi santificación...es fácil AMAR...decir...SI PADRE
    TODO ESTÁ BIEN...todo es muy fácil, lo hacemos desde Dios, con alegría, con compresión...¡Gracias Ángel! Felices días junto
    a tu familia, y junto a Cristo en su pasión muerte y resurrección, por AMOR.

    ResponderEliminar
  9. Como dice nuestro querido
    Papa Francisco
    "Donde pongo el corazon".

    Que tengas feliz Pascua en compania de tu familia y la familia
    bloguera.

    Un abrazo lleno de paz.

    Martha V.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Ángelo, también estoy aprendiendo...

    Feliz y santa Semana en compañía de tu familia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar