Me detengo un momento para pensar...


Vivir es vibrar a cada instante, ante la emoción de percibir la maravilla de la creación que nos rodea.

Es entender que cada minuto que transcurre no volverá.

Es atraparlo intensamente, porque forma parte del tiempo, que sabemos ha quedado en el ayer.

Vivir es saber dar lo mejor de nosotros, vibrar en la bondad y llevar a su máxima expresión nuestra capacidad de ser.

Es gozar los momentos bellos y desafiarse a sí mismo ante las adversidades.

Vivir es aprender más cada día, es evolucionar y cambiar para hacer de nosotros un ser mejor que ayer, un ser que justifica su existir.

Es amar intensamente a través de una caricia, es escuchar en silencio la palabra del ser amado.

Vivir es, perdonar sin réplica una ofensa, aspirar la presencia del otro,  besar con pasión a quien nos ama.

Es contemplar apaciblemente la alegría de un niño, escuchar al adolescente aceptando sus inquietudes sin protestar, acompañar con gratitud la ancianidad en su soledad.

Vivir es comprender al amigo ante la adversidad , aunque se tenga mil argumentos para contradecirlo o justificarlo,finalmente sólo escucharlo, es tener la capacidad de regocijarme ante sus triunfos y su realización.

Es sentir que nuestro existir no fue en vano y en la medida en que nos atrevamos a dar lo mejor de nosotros
en cada momento, logremos manifestar la grandeza de nuestra alma para amar.

Vivir es permanecer en paz ante la presencia de Dios, contemplando en silencio la inmensidad de su Ser.

Es vibrar y sentir, amar y gozar, observar y superar,  dar y aceptar,  ser y permanecer, es comprender que nuestro tiempo es lo único que poseemos para realizar plenamente nuestro ser.

11 comentarios:

  1. Esta mañana he ido a ver la película "El cielo es real".
    Me atrevo a decir que es una película interesante, muy, muy americana.
    Se deja ver a pesar de ser un poco lenta.
    Transcribo una de las frases "La fe te hace percibir las cosas de forma diferente".
    La familia es metodista y aunque en el libro el niño habla de la Virgen en la película no dice nada.
    Ya me diréis vuestra opinión.

    ResponderEliminar
  2. Pero Angelo que bonito!!!!

    Un cariñoso saludo emocionada. :)

    ResponderEliminar
  3. que bonito!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Lo que mas me cuesta es ante el desagradecimiento.....ver la miseria del corazón .....y ahí tambien me tengo que ver.....
    El Espiritu Santo lo anhelo Angelo!!! un abrazo...como siempre es un gozo visitarte....

    ResponderEliminar
  5. Lo que escribes, además de ser bonito, es muy importante tenerlo bien grabado porque la vida es corta.
    Gracias a una madre agradecida, parece que han adaptado el argumento al gusto americano. Así que es imprescindible leer el libro.

    ResponderEliminar
  6. Una entrada `para hacernos pensar y recapacitar en la forma en que estamos viviendo........Saludos

    ResponderEliminar
  7. Así es Angel, y todo puede resumirse en que vivir es actuar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Vivir en la verdad de la propia vida es mucho más que ser coherente. Es también ser humilde desde el propio conocimiento que somos y tenemos. Es vivir la conversión continua.

    ResponderEliminar
  9. Precioso.

    Gracias, Angelo.

    ResponderEliminar
  10. Sólo el Espíritu Santo puede abrirnos a la fe y permitirnos vivirla cada día en plenitud , FELIZ DÍA.

    ResponderEliminar
  11. Vivir, vivir.... Qué gran regalo vivir disfrutando cada momento de vida, compartiendo con otros, dando lo mejor de nosotros mismos, amando hasta el final, aún sabiendo que ese final pueda tener fecha de caducidad aquí en la tierra...pero la eternidad en el cielo.

    Un gran abrazo Angel! Gracias por estos pensamientos, ayudan mucho.

    ResponderEliminar