Reposar conmigo


Jesús exclamó: «Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es blando y mi carga ligera».

Ven a mí, tú que a veces te agobias, te fatigas, te desesperas.

Ven,que yo prepararé para ti una mesa, cada día, si quieres.

Para que te alimente un festín de vida.

Disfruta del amor sencillo, concreto, cotidiano.

Ven, y yo te aliviaré, con palabras de esperanza, de justicia y de paz.

Aparca, por un momento, las inquietudes, siéntate en la vereda de tu camino, para reposar, conmigo.

Ven, y encontrarás, en mi compañía, otros muchos caminantes mecidos por mi abrazo.

Ven y aprende de mí, que a todos acojo, porque todos merecen una oportunidad, una palabra de calma y una mano sobre el hombro que les recuerde que no andan solos.

Ya verás cómo algunos problemas pesan menos, y te das cuenta de que el evangelio se lleva con facilidad, porque lo llevas escrito en tu entraña.

Estoy aquí, en la mesa, en la calle, en el silencio, en el prójimo, en tu interior, en cada gesto de amor… 

Anda, ven, pues quiero compartir contigo todo lo que soy.
 José Mª Rodríguez Olaizola, sj

6 comentarios:

  1. Sólo en Dios descansa mi alma, gracias, hermoso compartir.

    ResponderEliminar
  2. reposar contigo...
    gracias por la paz de lo que compartes

    ResponderEliminar
  3. Ohhh me encanta!! Este texto de evangelio es total, lo busco, lo vivo y lo experimento muchas, muchas, muchas veces.... Necesito reposar en el Señor, el único que me reconforta, me consuela y me fortalece.
    En El encuentro mi descanso y sin duda la carga resulta más ligera.

    Y las reflexiones de Olaizola son únicas para tocar el corazón.

    Miles de gracias por compartirlo.
    Besos Angelo

    ResponderEliminar
  4. S mi Jesús me dice ven ¿cómo no acudir a Él? yo al menos no me resisto y acudo. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Ernesto José08 agosto, 2015

    Muy bien la oración.Lo de Jesus haciendo de maletero no me gusta mucho, se ve raro...

    ResponderEliminar