¡ La abrazan !


Ya sabéis los que seguís este blog que soy el hombre de las frases impactantes. Siempre que me topo con una que sacude todo mi interior la releo una y otra vez,  intentando penetrar cada vez más en toda la carga y mensaje que ella me trae. Esta vez ha llegado a través de un joven  estudiante de periodismo de 22 años recién llegado del Líbano, preocupado por la persecución religiosa que se vive en esa zona. Al igual que las  terribles imágenes que nos muestran los estragos de la hambruna, en diversas partes del planeta, me invade la sensación de que nos hemos  inmunizado ante el dolor ajeno. Sentimos rechazo a lo que los medios de comunicación nos presentan, llegamos incluso a soltar un quejido de repudio, pero lo cierto es que media hora más tarde hemos olvidado lo visto y nuestra conciencia vuelve a seguir su ritmo de serenidad.

Y he aquí que el testimonio de un joven, vuelve a darme esperanzas de que este mundo puede cambiar. Confieso que me siento avergonzado cada vez que palpo la fe en aquellos que solo les queda su confianza ciega en que Dios está con ellos. 

Jaume Vives que así se llama el protagonista testimonial, nos cuenta que pensó que le iría bien conocer  las declaraciones  de valor, amor y fe de estos perseguidos por el nombre de Jesús. Y suelta la frase que me interpeló esta vez: “No arrastran su cruz, la abrazan”. Madre mía que bien ha definido la forma en que muchos de nosotros cogemos la cruz: ¡Arrastrándola!

No quiero que perdáis el tiempo con mi reflexión, porque vale la pena leer toda la entrevista que Inas Benguría le hizo y que se encuentra en el blog Res pública (clic aquí para leerla). Os dejo con un párrafo para dejaros con las ganas de seguir leyendo.

“...Y es gente que tiene todos los motivos para rebelarse contra la principal causa de su sufrimiento y de su persecución, Dios, pero que lejos de coger ese camino deciden abrazarlo. No arrastran su cruz, la abrazan. Al fin y al cabo eso es la fe, confianza, y aquí la gente confía en Dios, aun cuando todo parece ir en su contra y Dios parece haberles abandonado. Aquí en Occidente es rara esta confianza en Dios, porque muchas veces pretendemos con nuestra limitada inteligencia entenderlo todo, y lo que no logramos comprender lo rechazamos. Allí lo que no logran comprender lo aceptan, lo abrazan”.

6 comentarios:

  1. Me queda mucho que aprender. Gracias por el enlace es impactante.

    ResponderEliminar
  2. Buena entrevista y buen trabajo el de este chico,gracias por compartirlo.

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar
  3. Cada día se aprende algo nuevo, gracias.

    ResponderEliminar
  4. Es que arrastro la cruz en vez de abrazarla, y este domingo tuve otro
    testimonio de unas misioneras que también me hicieron sentir avergonzada.
    Y es que entre más pobre es la persona, más grande es de espíritu,
    su fe es inquebrantable y todo lo esperan de Dios.

    Gracias Ángel, que Dios te siga iluminando y que con estos testimonios toques muchos corazones vacío, gracias por tu apostolado.

    Bendiciones, Martha V.

    ResponderEliminar
  5. Un gran testimonio de fe de estos cristianos perseguidos y la frase lo dice todo de ellos........podríamos seguir este ejemplo en Occidente.Saludos

    ResponderEliminar