La mamá


Oteando en mi pasado, me hubiese costado percibir por entonces, que palabras como : el honor, la coherencia, la lealtad, el compromiso, el respeto, la conciencia, lo racional, la nobleza, el deber, la responsabilidad y tantas palabras primas hermanas de éstas , se desinflarían , se vendrían abajo de forma latente, entre aquellos que un día juraron ante Dios, o ante su conciencia que iban a dedicarse por completo al bien de los demás. Esos que hoy suelen llamar  “la casta política”.

Hay otras que han ocupado su lugar: el cargo, la incongruencia, la deslealtad, la inconsciencia, los títulos, los honores, ¡la corrupción!...  y una lista cada vez más larga que crece a velocidad vertiginosa.

Y ante ello, a mí me invade la frustración, el desencanto, la impotencia, la tristeza, el llanto y unos cuantos sentimientos más ante la deshumanización de quienes nos gobiernan. 

Gracias a Dios la repulsión de los pro-vida en las redes sociales y en numerosas páginas webs, ante la retirada de la ley del aborto que el PP llevaba en su programa,  ha sido fantástica, por eso no voy a entrar más en el tema. 

No creo en “el mal menor” porque como es sabido, sigue siendo “un mal”; como aquello de “ es una mentira piadosa”, ”una mentirijilla”… pues no señor. No existen las mentiras piadosas. La mentira es siempre mentira en toda su pureza y crudeza, con todas las consecuencias hacia el mal.

Que cada uno actúe en consecuencia. Lo que tengo claro es que "yo" decido no votarlos, porque han puesto la defensa del no nacido, en una balanza, donde ha pesado más el rédito político que la salvación de una muerte atroz de muchos inocentes. ¿Cuánto vale la vida de uno de ellos? ... Con la ley que tenían prevista sacar adelante , no se conseguía la victoria sobre el aborto, pero se lograba el nacimiento de muchos y hubiese ayudado a recibir un redoblado aliento, en esta lucha por cada vida concebida.

Como al final de la película "La lista de Schindler" a  más de un político, puede presentársele un día la misma reflexión que Oskar Schindler se hizo, cuando percibió el valor de un ser humano : "Podría haber salvado a una persona más y no lo hice"

Me cuesta entender que no haya habido más dimisiones en el partido que prometió la reforma de ley sobre el aborto. Primero porque han mentido y segundo por dejar que la cultura de la muerte siga entre nosotros. Muchos de los distinguidos diputados se declaran católicos practicantes.  ¡Señores!... que hay que ser coherentes con lo que se manifiesta. Que el cargo , los honores,  el coche oficial, el sillón parlamentario, no puede anteponerse a la verdad. Que hay muchos cristianos perseguidos y asesinados a causa de su credo, que no dudan en dar su vida por defenderlo. ¡Que es muy fácil tranquilizar la conciencia, pensando que a mí no me toca!

Y ¿qué hay que hacer? Pues seguir combatiendo, porque cada vez somos más los que nos atrevemos a defender la vida desde su concepción, hasta su muerte natural. Y hay que batallar con todas las fuerzas que a diario se nos ofrecen, para dar testimonio acorde a lo que creemos, así que desde este pequeño blog, una vez más uso la que se me ha concedido este año, que está teniendo un poder descomunal. Los que seguís esta página, ya conocéis la historia, para los que no, os aconsejo entrar en ella. Podéis hacerlo con los dos post anteriores que escribí sobre los protagonistas, -Reinas de la vida (clic aquí) y Pepito (clic aquí) -.

Algunos no pueden acceder a los comentarios, o no suelen leerlos, así que estoy seguro que muchos se perdieron la confesión de vida que la  heroína de la historia compartió. Una verdadera bofetada a toda “esa casta” de  achantados, que ni siquiera se atreven a utilizar la mayoría parlamentaria, que les ha sido otorgada para imponerse.

Llenemos la red de testimonios osados, avergoncemos a los que solo buscan réditos electorales y a los que optan por una vía fácil. Me callo. Os dejo con una valiente de verdad:

“Lo importante es que esa personita que llevo dentro es luz, vida y esperanza, Sí, una persona desde el momento de la concepción pese a que muchos se nieguen a verlo, para mi perfectito solo con sentirlo y mucho antes de llegar a sentirlo.

Los médicos, te plantean, ¿para que llevar un bebe que va a vivir unos minutos y morirá....? Pues muy fácil, primero es mi hijo, ¿quién no lucha por un hijo hasta el final cuando no quedan fuerzas casi ni esperanzas? Segundo , no es mi vida, no tengo derecho a decidir si merece o no vivir, Dios me lo da, Dios se lo lleva cuando quiera, y tercero, hay muchos testimonios que dicen: ” vivió unas horas, unos días o incluso minutos”, pero la verdad no es así.

Pepito lleva 33 semanas de vida, da igual que viva de mí, o que se valga por si solo al nacerm unos instantes, su corazón late en todo momento más fuerte que un roble, y me da miles y miles de patadas, es muy cañero, siento una conexión especial, pongo la mano en el vientre y me responde, le pongo música y reacciona, tiene hipo y puedo ver y prever que al final se cansa del hipo incómodo y se termina retorciendo. 

Observo y contemplo lo que una persona tan pequeña es capaz de mover....oraciones, eucaristías, testimonios, lagrimas, alegrías, uniones que se fortalecen, rencores que se alejan, personas que se vuelcan por un desconocido, o que me preguntan por él directamente, grupos de oración que nos encomiendan sin conocernos.....y así puedo seguir.....Pepito mueve montañas más que muchas personas, y así nos lo demuestra cada día y momento que compartimos con él, sus padres y yo estamos muy orgullosos de todo lo que lucha por vivir, y pregunto yo: ¿Todavía hay alguien que duda que Pepito no es vida ???"...

16 comentarios:

  1. Olee ole oleee !! Que buenisimas reflexiones Ángel, totalmente deacuerdo, el aborto es el genocidio del siglo XXI, y como bien dices que facil es llevarse por el interes de cada uno, por una silla, un sueldo, cuando eso esta en juego parece que no importa lo principal, los valores y principios de la persona, se olvidan que son personas católicas que defienden la vida, LO MAS IMPORTANTE, y entonces ellos y todas aquellas personas que parece que "no les toca" o "para que concentrarse para defender algo si no va a servir de nada" se convierten en cómplices de toda esta deshumanización, y estoy segura que muchos, políticos y no políticos un dia valorarán la vida humana y como bien dices, se preguntaran "Podría haber salvado a una persona más y no lo hice"

    Un fuerte abrazo
    I love Pepito!

    ResponderEliminar
  2. Siempre fui provida, jamás dudé en defender al no nacido desde el momento de su concepción. Pero después de esta experiencia dolorosa y difícil que estamos viviendo pero llena de vida, esperanza y de muchísimos momentos gozosos, me he radicalizado. Ahora ya no paso ni una y aprovecho la menor oportunidad para hablar del amor de Dios y del amor a la vida sea quien sea.
    Es una verdadera tragedia lo que está sucediendo en España con este tema tan serio y tan brutal. Es un tremendo genocidio el que se está consintiendo impunemente. Y no pasa nada!
    Entre los que defienden esta ley y los que se ponen de perfil porque prefieren no mojarse.... Así nos va, de mal en peor.

    Ayer mismo alguien cercano me comentó que estaba esperando que diera el bajón, que no era normal que lo estuviéramos viviendo con tanta fortaleza... Está claro que los criterios del mundo no son los criterios de Dios. Hago mías las palabras de Jesús en el evangelio de San Juan "La Paz que el mundo no te puede dar, que no se turbe vuestro corazón, ni se acobarde"

    Mi fe se está poniendo a prueba comprobando claramente que mi fortaleza viene del Señor... "Todo lo puedo en Aquel que me conforta" En esa confianza seguimos caminando!

    Mil gracias una vez más, querido amigo, por apoyarnos y darnos la posibilidad de dar testimonio de fe y vida.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojo! Mi defensa a la vida y mi opisicion firme y rotunda frente al aborto (luego se rasgan las vestiduras ante los Nazis) es absolutamente independiente de mi fe...

      Defiendo la vida como primer y más esencial derecho de todo ser humano, sea de la condicion que sea.
      Si se le niiega este derecho al niño que está por nacer, se le niegan todos los demás y nosotros no somos NADIE para decidir qué vida es o no valida.
      Somos responsables de nuestros actos, de los buenos y de los malos, todos traen sus consecuencias

      Eliminar
    2. no le llaméis aborto llamarle PENA DE MUERTE PARA EL NO NACIDO, queremos jugar a ser Dios y decidir a nuestro antojo que es la bueno y lo malo quien vive y quien muere tanto en los no nacidos como en los mayores es una verguenza

      Eliminar
  3. Yo no les voto. Debemos ejercer la cultura democrática y castigarlos votando a otras opciones políticas que sí defienden la dignidad de la vida humana (Vox, Impulso Social...)

    ResponderEliminar
  4. Hoy solo te mando un cariñoso saludo,porque si digo lo que realmente pienso.....no me lo publicas.

    ResponderEliminar
  5. Las ideologías engendran gigantes con los pies de barro. Caerán,porque somos del demonio. Mientras tanto que no decaiga nuestra esperanza.

    ResponderEliminar
  6. Sigue toda esta admirable y querida familia en mis oraciones diarias. Sé que el Señor les dará el ciento por uno.
    He llamado a la sede del PP para decirles que ya no les votaré porque no son dignos de mi confianza y porque ya no me representan después de no haber tenido el valor de cumplir su programa electoral en cuanto a la ley del aborto.
    I ❤️ Pepito...Dios piensa en él desde la eternidad.

    ResponderEliminar
  7. Es necesario testimoniar de manera concreta que el respeto a la vida es la primera justicia que se debe aplicar , Gracias, hermoso compartir.

    ResponderEliminar
  8. Completamente de acuerdo en todo.
    Preciosos testimonios.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. La falta de coherencia descalifica a las personas y cuanto más poder e influencia tenga es peor todavía........y me río de esa dimisión cuando a continuación le dan un trabajo de consejero con un sueldazo de más de 80.000 euros al año.Saludos

    ResponderEliminar
  10. Angel, coincido contigo plenamente. La lucha es larga, una carrera de fondo. Lo malo es los que se quedan en el camino mientras las cosas no cambian. Son vidas humanas. personas a las que Dios ha creado para ser amadas. Mientras tanto, actuemos en conciencia. Me da una gran alegría pensar en gente joven, como tus hijos, que sí han recibido una gran formación y podrán deshacer los entuertos que ahora no somos capaces de eliminar. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  11. Respuestas
    1. Muchísimas gracias Belén. Un abrazo

      Eliminar

  12. El testimonio de Emma nos debe mover a todos a luchar con más fortaleza en la defensa de la vida de los inocentes que los políticos han sentenciado sin entender que representan a sus votantes a los que no pueden traicionar.
    Qué bien has expresado, puesto en negro sobre blanco, el sentimiento de repulsa ante la deshumanización de quienes nos gobiernan.

    ResponderEliminar
  13. No sabes como reconforta leer estos testimonios cuando vemos tantas vidas de niños en peligro de muerte. Comprendo su amor al fruto de sus entrañas tan lleno de vida. Yo sigo pidiendo un milagro para Pepito a diario y toda la fuerza del mundo para la mamá y familia. Siempre estaremos con ellos, son el mejor ejemplo de vida. Gracias , mil gracias, Emma y gracias Ángel.

    ResponderEliminar