Espacio interior


Hoy una película mexicana del año 2012, : "Espacio Interior" . Lázaro, arquitecto mexicano, es secuestrado y trasladado en coche desde la capital azteca hasta una desconocida localidad situada a varios kilómetros. Será encerrado, desnudo, en un zulo de mínimas dimensiones, y continuamente custodiado por tres captores encapuchados, que se alternarán por turnos. Su libertad depende de que su familia pague el rescate. Pero los días y las semanas van pasando y la esperanza de salir de allí con vida va desapareciendo.


Basado en hechos reales acaecidos en 1990-1991, Espacio interior narra la espeluznante experiencia de Bosco Gutiérrez, un ejemplo extraordinario del coraje, superación y libertad interior del espíritu humano. Con una puesta en escena muy realista, sin ninguna parafernalia somos testigos del encierro de Lázaro (nombre del personaje en la película) en su cubil, sin apenas esperanza humana, durante la friolera de 257 días. Se dice pronto. En ese periodo hubo lógicamente diferentes fases, comenzando por la desesperación inicial y la posterior aniquilación de las ganas de vivir hasta la definitiva puesta en marcha de un sólido propósito: mantenerse con salud mental y física por el amor a sus seres queridos. Para ello llevó a cabo una rutina de quehaceres que no dejaban un momento a la pereza, al abandono o a las lamentaciones inútiles: gimnasia, oración, lectura, aseo y limpieza, rosarios, etc.


La fuerza con que el protagonista afrontó su suerte es explicable únicamente por su fe en Dios y por la convicción de que su dignidad nunca podría se arrebatada si no era él quien la rendía. Sus secuestradores nunca accederían a su corazón, a su mundo interior, que él reservó para Dios, aceptando su voluntad y dedicándole cada minuto de su encierro involuntario.


El director debutante Kai Parlange Tessmann ofrece este enfoque de modo verosímil, huyendo de empalagos y fantasías, sin restar un ápice al sufrimiento y el heroísmo que suponía esta entrega. Logra además algo nada fácil: recrear eficazmente el paso del tiempo, la monotonía de las semanas, de los meses, y esto sin alargar artificialmente el metraje. Casi toda la película está filmada dentro del habitáculo de 3 metros de largo por 1,5 de ancho, de modo que hay profusión de primeros planos y luz artificial, con pocos elementos de distracción. Para no ahogar al espectador se ofrecen, eso sí, ensoñaciones y recuerdos del protagonista que muestran su vida en el exterior: momentos de la infancia con sus padres, el amor por su esposa María, por sus hijos. La composición del actor Kuno Becker es muy convincente. (Fuente: decine21.com)


Año: 2012
Países: España, México
Duración: 86 m.
Dirección: Kai Parlange Tessmann
Intérpretes: Kuno Becker,Gerardo Taracena,Ana Serradilla,Rocío Verdejo, Marco Antonio Aguirre, Guión: Kai Parlange Tessmann,Pierre Favreau Alcázar,Vicente Leñero
Música: Javier Umpiérrez
Fotografía: Juan José Saravia

5 comentarios:

  1. Muy interesante y a pesar de la violencia que veo hay, y es algo que no me agrada, trataré de ver esta peli si la veo por aquí.Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me impactó el testimonio de Bosco, es edificante!!
    Me apeteceria muchisimo ver la pelicula.... ¿La estrenan?

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Esta tarde voy a ver la película, si me gusta, publico una entrada en mi blog. El testimonio del arquitecto Bosco, que fue secuestrado, en el que se basa la historia de la película, en este vídeo de youtube: http://www.youtube.com/watch?v=TzNvZRExQdc

    ResponderEliminar
  4. Esta vida la conocia, vi videos de este hombre contando su experiencia...impresionante...a ver si tengo la suerte de ver la peli....
    Es curioso como aparece la Gracia en este vida....llena de detalles de la Misericordia divina eh?

    ResponderEliminar
  5. Gracias por esta buena reseña, soy mexicana y hasta ahora sé de esta película que me parece muy interesante.
    Buscaré verla.
    Dios te bendiga.

    ResponderEliminar