Apostolado




Siempre surgen oportunidades de hablar de Dios entre los que nos rodean, y debemos aprovecharlas, pero la experiencia de los años, me ha llevado a acercarme cada vez más a la prudencia y al respeto.

A veces tenemos prisa, y buscamos resultados que sólo pueden atribuirse a Dios. Nos olvidamos que Él se toma su tiempo para cada alma, y pretendemos que nuestras palabras aclaren en una conversación todas las dudas que nos plantean. El Señor necesita modelar, eso supone muchos movimientos y días. Nuestro papel debe ser, el de ayudar a poner la mano en la puerta, no el  poner la nuestra y empujar para que entre. Una vez  que el alma penetra, el Señor la va acomodando, y eso lo hace con mucho amor y cuidado. El tiempo que necesitará para que esté lista, solo El lo sabe. ¡Es su obra!

Nuestro apostolado debe ser iniciado con el convencimiento de que somos simples sembradores que el Creador quiere usar. En este campo no se nos pide ver el fruto .

En uno de sus mensajes , la Reina de la Paz , nos dice :”No impongáis vuestra fe a los no creyentes. Mostradla con vuestro ejemplo y orad por ellos”

Podéis ver en el siguiente vídeo de forma humorística lo que no se debe y lo que se debe hacer en nuestro apostolado. Subtitulado por Traductor Católico

5 comentarios:

  1. Que cierto es! Y las madres solemos ponernos muy pesadas....la " inmediatez de la salvacion" y el querer ver a nuestros hijos en el camino del Señor cuanto antes nos hace ser contraproducentes con estas actitudes: Madre plasta= hijo a la fuga!.
    No, la fe no se puede imponer, entre otras cosas porque nos es dada, es un regalo del Señor. Soy fan n°1 de Santa Mónica y de ella he aprendido que la mejor via para llevar a los nuestros a los brazos del Señor es la oracion y el ejemplo...y toneladas de paciencia!!!
    El video genial y muy real aunque estè comico.
    Un besote Angel!

    ResponderEliminar
  2. Estás sembrado Angel! Has estado acertadisimo en esta entrada, nuestra misión es echar la semilla que germinará o no según como esté la tierra.
    Los frutos no nos corresponden a nosotros verlos o recogerlos.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno el video Angelo.

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado, que buenos ejemplos. Somos sembradores, es así y no esperamos ver esos frutos, pero tuve la oportunidad o mejor dicho el regalo de Dios de ver los frutos de la semilla sembrada... en mí y así lo plasmé en mi blog.
    Muy divertido el video, excelente material de formación. gracias Angelo: Un abrazo.

    ResponderEliminar