Domingo cine - Fuerza mayor


Una familia de cuatro miembros –el matrimonio formado por Tomas y Ebba y sus hijos pequeños Harry y Vera– se disponen  pasar cinco días de vacaciones en una estación de esquí en Los Alpes franceses. Tomas trabaja demasiado y esos días podrán ser la oportunidad de verse más, de convivir más estrechamente. El tiempo es espléndido, el sol brilla y la nieve es perfecta. Pero mientras comen un día en la terraza del hotel, una avalancha de nieve se cierne sobre ellos. Cuando todo ha pasado y se comprueba que no ha habido daños, Ebba constata sorprendida que su marido ha salido corriendo y en décimas de segundo ha abandonado a sus hijos y a ella a su suerte.


Original película nórdica centrada en una potente crisis matrimonial que explota inesperadamente desencadenada por un hecho singular: la avalancha que les da un susto de muerte a los protagonistas. Desde luego, este elemento sirve al interés del director para mostrar al espectador la puntita del enorme iceberg de problemas que ya inundaba la relación entre Tomas y Ebba . Pero, sobre todo, la avalancha y sus consecuencias se revela como una lograda metáfora de las reacciones humanas, a veces tan imprevisibles y quizá irracionales, que a la postre pueden determinar nuestro futuro.


Los seres humanos, viene a decir el sueco Ruben Östlund, somos poca cosa, tremendamente vulnerables al instinto –esa “fuerza mayor” del título–, presas muchas veces de reacciones puramente animales o planas que pueden arrastrarnos casi inconscientemente. La postura sensata sería entonces aceptar esa limitada realidad de nuestras vidas y, por tanto, dirigir una mirada humilde y comprensiva hacia las miserias de los demás, a las que todos estamos expuestos.


Se habla por tanto de la necesidad de comprender, pero también de aceptarse, de perdonar. Y en el film que nos ocupa adoptar o no ese enfoque puede suponer la reconciliación o el divorcio, a la vez que el punto de vista de los hijos se revela clave para conseguir la ansiada unidad familiar. Östlund ofrece en este sentido un precioso y sutil desenlace.


Fuerza mayor es a veces una película desconcertante debido al tono que adopta. Por momentos hay una enorme tensión y parece cernirse una tragedia tremenda sobre la historia, muy del estilo nórdico, para luego ofrecer escenas tragicómicas, bien resueltas –como la vivida por el amigo barbudo y su pareja– o detenerse en pasajes de gran contenido dramático, como el patético ataque de ansiedad en el hotel. Y dentro de una gran sobriedad formal, el director dota a la película de una inmejorable atmósfera, por momentos muy inquietante, reforzada por una bellísima y nublada fotografía nival de las montañas alpinas, un elegante uso de la cámara y unos pasajes musicales de Vivaldi de enorme expresividad, perfectamente escogidos. (Fuente: decine21)



Año: 2014
Título original : Turist
Países: Dinamarca, Francia, Noruega, Suecia
Duración : 118m.
Dirección: Ruben Östlund
Intérpretes: Johannes Kuhnke,Lisa Loven Kongsli,Kristofer Hivju,Clara Wettergren,Vincent Wettergren,Fanni Metelius,Karin Myrenberg,Brady Corbet,Johannes Moustos
Música: Ola Fløttum
Fotografía: Fredrik Wenzel

2 comentarios: