Domingo de cine - Loreak


Una película galardonada en los premios familia , se trata de la vasca "Loreak".

La vida de Ane da un giro cuando comienza a recibir flores  de forma anónima. Por su parte, las vidas de Lourdes y Tere también se ven afectadas por unas misteriosas flores: un desconocido deposita semanalmente un ramo en memoria de alguien que fue importante en sus vidas. Así, las vidas de las tres mujeres se ven alteradas por unas misteriosas flores.


Jon Garaño y Jose Mari Goenaga imprimen a la cinta una indudable calidad cinematográfica que acierta al hablar con las imágenes, que sabe escuchar a los personajes y que deja el tiempo suficiente al espectador para remansar los sentimientos. La historia es sugerente y mantiene el tono intimista en cada plano, para jugar con ese imaginario en el que todos nos refugiamos cuando las cosas no van del todo bien. En ese mundo personal, hay sutileza al adentrarse en unas almas que pasan por difíciles momentos y también delicadeza extrema para conmoverse con sus anhelos sin invadir, por ello, su intimidad ni mostrarla con descaro. 


La sensibilidad para recoger sentimientos hondos salta a la vista y las situaciones se resuelven con gran elegancia, mientras que el pulso entre ese trío de mujeres dolidas por la vida discurre entre la tensión y la curiosidad, por ejemplo en la conversación de Lourdes y Ane en el coche, ya al final de la película; en ese mismo sentido, también llama la atención la percepción subjetiva de un@s y otr@s para descubrir o suponer intenciones ocultas en un simple ramo de flores. De esta manera, las historias se construyen y se desmontan en la imaginación de unos seres necesitados de cariño, pero que a la vez no saben decir lo que sienten, y de ahí que prefieran escuchar la televisión, vivir de un amor fantasma o sufrir una infidelidad ficticia, o incluso amargarse con unos celos infundados o tener que esperar a perder el rencor a la vez que la memoria. Cada cual sufre por algo y esos sentimientos los percibe el espectador sin necesidad que los diálogos lo expliciten, además de percatarse de la diferente manera de vivir la realidad de hombres y mujeres.


Nada hay de malo en dar o recibir un ramo de flores… o quizá sí, pero en cualquier caso no es algo que se pueda o se deba investigar y perseguir. El bueno de Beñat es interpretado por todos según su necesidad y conveniencia, y las tres mujeres de su vida hacen más de la cuenta por convertirse en investigadoras de una verdad escondida. Las extraordinarias interpretaciones de todo el reparto, sobre todo de Nagore Aramburu (Ane) e Itziar Aizpuru (Tere), hacen que la historia discurra con aparente sencillez y asombrosa naturalidad. Sus rostros hablan sin desvelar el dolor y misterio que se encierra en su corazón, mientras que los directores saben ir de la realidad de unos gestos equívocos a un universo de ensoñación, para regresar después a la vida real en un convincente cierre de esta historia coral. En definitiva, una inteligente, sensible y profunda propuesta de cine, trabajada desde lo más interior y con la delicadeza de quien sabe que una flor es hermosa pero que puede llegar con espinas.
(Fuente: Cinemanet)


Título Original: Loreak
Dirección: José María Goenaga y Jon Garaño
País: España
Año: 2014
Duración: 99 min.
Género: melodrama
Interpretación: Nagore Aranburu, Ane Gabarain, Josean Bengoetxea, Gotzon Sanchez e Itziar Aizpuru.
Música: Pascal Gaigne
Fotografía: Javier Agirre
Estreno en España: 31 de octubre de 2014

3 comentarios:

  1. Como te podras imaginar ya la he viisto. :)
    Totalmente recomendable Angelo,gracias por compartir.

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Vi esta película y no me gustó nada.Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me gustó muchísimo esta película. Excelente interpretación de sus tres protagonistas femeninas, no en vano obtuvieron, conjuntamente, el Premio de Interpretación en el Festival de Tokio. Maravillosas su fotografía y música. Delicia de obra que no solo nos dice que nadie muere mientras le recordemos, sino que ese mismo recuerdo nos puede dar la paz y el sitio que en su día no encontramos.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar