Actitudes


Cuantas veces queremos acercarnos a los demás con actitudes fraternales,y aunque aparentemente somos aceptados;ignoramos que nuestros receptores,no se sienten con la confianza de estrechar ese lazo...por esa forma a veces de arrogancia,que creen visualizar,por esas palabras reflexivas que reclaman nuestra presencia y que son tomadas con imposiciones...

Porque la sensibilidad que nos entregan,es tan frágil, que si no la cuidamos involuntariamente, la hacemos añicos,dispersando escépticamente,lo que pudo ser un diálogo interesante

Cuantas veces, herimos inconscientemente,por no tener disponibilidad de paciencia,para analizar el entorno...sin percibir que está latente esa indiferencia gélida que nos duele.

Cuantas veces dialogamos con el silencio,por el desconsuelo de la soledad,pero somos tan exigentes,
que solo pensamos en nuestros pesares...sin comprender el dolor de los demás,a quienes castigamos con esas actitudes de incomprensión...

Porque no entendemos ese lamento por la lejanía, y no hemos valorado ese amor que nos brindan...
cuantas veces seguiremos así, sumergidos en ninguna parte,apesadumbrados por la soledad,y el vacío asfixiante que nos lastima tanto...


7 comentarios:

  1. Como siempre,muy buena reflexión.

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Genial!! así es.... Gracias!!
    En comunión!!

    ResponderEliminar
  3. genial

    me siento identificada..c

    ResponderEliminar
  4. CUANTAS VECES............Saludos

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, muchas veces.... En ocasiones yo, en ocasiones el otro, miedo a ser vulnerable o miedo a complicarte.... Sea lo que sea, la razón que queramos encontrar, lo cierto que esas actitudes las presentamos todos y si no "el que esté libre de pecado....."

    Muchas gracias. Un abrazo Angelo!

    ResponderEliminar