¿Amigos light en las redes?


Los lectores habituales de este blog, habréis leído en más de una ocasión mi defensa de internet y las redes sociales, convencido de que quien bien lo utiliza, mucho provecho saca. Lo que hubiesen dado nuestros antepasados por poseer una herramienta como esta. Todo el mundo del arte, la ciencia, las letras, etc… Tener la noticia al momento y conocer a cualquier persona desde el lugar más cercano hasta las antípodas. 

Sé que se critica a menudo la fragilidad de las amistades de las redes sociales, que en ocasiones puede incluso corresponder a una soledad inconfesable, que llegada la hora de la verdad, se esfuma rápidamente ante  cualquier nexo con la realidad. Soy consciente de que puede ser un sucedáneo muy light de la noción de amistad que tenemos, aun así sigo apostando por ello. En mi vida siempre buscaré todo lo bueno y positivo que pueda acaparar para que después revierta en mi prójimo.

Una de las cosas buenas que siempre recibo, son los testimonios de muchos de esos que forman parte de mis amigos en las redes sociales. Sus anécdotas, sus vivencias, su compartir, nunca me dejan indiferente. Pero es que además alguno de ellos ha logrado interpelarme de tal forma en mi manera de afrontar la vida, que no puedo más que alabar las bondades que podemos encontrar en la red, si como decía al principio, hacemos un buen uso y estamos atentos a lo que se comparte. Crecer como seres humanos que buscan el bien, que buscan amar.

Y escribo todo esto porque hay una persona que forma parte de mis amigos de Facebook, que no conozco personalmente, pero que llevamos tiempo compartiendo “nuestras cosas” en nuestros respectivos muros y donde el “me gusta” te atrae como un imán para clicarlo ; donde comentar se convierte en una obligación, como forma de gratitud ante lo que se recibe. 

Hablo de este amigo como alguien que disfruta de lo bueno de la vida, que sabe ver en cada acontecimiento de su existencia la mano de Dios, alguien que se alegra por todo, alguien que ve lo bueno de las personas y de las cosas en cada jornada, alguien que retiene como lo más valioso de lo que posee a su familia y a sus amigos, y que sabe reflejarlo en cada imagen que comparte, en cada texto que escribe, en cada pensamiento que manifiesta. Soy fan de su muro y él ni siquiera lo sabe. Espero sus publicaciones, me hacen bien, me levanta el ánimo, me demanda que salga de mi yo para fijarme en como él saca brillo de lo más insignificante.

Me encantaría presentároslo, se llama Carlos, ni siquiera es consciente que soy uno de los beneficiados de esa alegría tan contagiosa que derrocha cada vez que aparece en el muro de Facebook.  Todas sus fotografías poseen un denominador común: Una enorme sonrisa de oreja a oreja. Y a mí todo el conjunto me sacude fuertemente, viendo como un joven de hoy ha entendido el mensaje evangélico, como basta el simple gesto de la sonrisa y el agradecimiento de las cosas, para catequizar como el mayor de los oradores. Desde luego conmigo está haciendo un trabajo interior brutal y yo doy gracias a Dios por haberlo puesto en mi camino.

Os dejo con algunas de esas cositas que deja en su muro y que consiguen levantarme del sofá en las que muchas veces me instalo.

“Cuánta vida por contar y cuánto cariño por agradecer... Una vez más, el amor incondicional -que siempre me espera-, compensa todo mi desastre. Alegría, ¡no me abandones nunca!”

“Atardecer así es la manera más especial que tiene este mundo de decirme lo bonita que es la vida. ¡Gracias por tanto!”

“Jóvenes, creyentes y felices. Del altar de la alegría, al altar de la vida. Más de 12 años acompañándolos... Y aunque los encuentros más bonitos ya han sido planeados por las almas antes de que los cuerpos se hayan visto cara a cara, siempre celebrando, siempre agradeciendo. La vida es apasionante... ¡Gracias por hacerme canción con vuestros acordes de cariño y esperanza!”

“Los verdaderos hermanos y amigos son capaces de tocar tu corazón desde el otro lado del mundo. Desde Polonia o desde Colombia. Porque no hay barreras cuando el amor es el aliento que nos une y la sangre que nos queda.”

“Acariciar la belleza en la sonrisa de un niño que nace, que canta, que mira a su madre y que abraza a su catequista tras besar su Primera Comunión... Cuantas gracias por dar, ¡y cuánta vida por vivir!”

 “Sonreír es la mejor mirada que mejor conjuga el verbo vivir; aunque duela, aunque cueste, aunque, en ocasiones, suponga rebuscar entre las ruinas de nuestras sombras. Pero es posible, hermano.”

“No necesito días especiales para encontrar razones al cariño. Tú eres la razón de mi mirada. Gracias por la vida, madre. ¡Gracias por tu vida!”

Juan Pablo II escribía que la mirada, explica lo que hay en el corazón, es una manifestación de la vida interior. Ojalá te topes con la de Carlos, mi amigo de Facebook; no te dejará impasible. Busca lo bueno de todo en todo.

15 comentarios:

  1. Que maravilla de amigo! Enhorabuena!
    Ya lo dice la Biblia "de la abundancia del corazón, habla la boca", Carlos debe ser un alma llena de Dios.
    Gracias! Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Basta indagar un poco entre mis amigos y lo descubres,jeje. Ya he dado pistas. Un abrazo

      Eliminar
  2. ¡Me alegro de verte, Ángel!
    Y sí, estoy completamente de acuerdo con lo que dices.
    Lo he vivido y no creía en nada de esto. He encontrado personas fundamentales en mi vida. Todo es un regalo de Dios. Me habéis dejado, entre otras cosas muy importantes, pero la más importante: el Rosario. ¡Cómo para no creer!
    Y felicidades por ese amigo tuyo.

    Un abrazo y mi agradecimiento, siempre. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Rosa!!! Bienvenida de nuevo. Si nos espeñamos en busca lo mejor y lo bueno, lo peor y lo malo siempre quedarán sepultados. ¡¡¡Hay mucho bueno!!!. Gracias por entrar. Un beso

      Eliminar
  3. Amigos así nos gustaría tenerlos a todos, te felicito por haberlo conseguido, yo también me siento afortunda en este sentido.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Charo, estoy convencida de que también estás bendecida por este tipo de personas. Tu presencia en la red lo dice todo. Un beso

      Eliminar
  4. "Hay almas a las que
    uno tiene ganas de asomarse,
    como a una ventana llena de sol"

    F.G. Lorca.

    Un fuerte abrazo, estimado Ángel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Toñi porque no podía estar mejor definido y resumido lo explicado en el post. Un abrazo

      Eliminar
  5. Hola Angel, que lindo tener amigos así!!!! mi experiencia última en facebook no es buena lamentablemente, son muchas las publicaciones que me hacen mal, veo mucha hipocresía, vanidad y chusmerío..., y sé que me estoy perdiendo de muchas cosas buenas, pero en mi caso creo q es mas sano haber decidido hace ya varios meses no participar mas de la red social.
    Te mando un fuerte abrazo y espero que vos y toda la familia esten muy bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que alegría verte de nuevo por aquí querida Flor. Yo pienso en San Pedro y en San Pablo si hubiesen tenido esta herramienta, seguro que la exprimían al máximo. Las redes tienen la ventaja de ir suprimiendo y bloqueando aquello que nos disgusta, pero es una lástima que se desperdicie el bien que se puede dar y recibir. Recuerda que al final de la vida se nos juzgará además del bien hecho por el bien que dejamos de hacer. Siempre lo digo, nuestra labor es sembrar y sembrar y tú sabes que se recibe mucho. No privemos a los demás de los dones que se nos han concedido para compartir. Lo malo... ¡a la basura! Un fuerte abrazo a ti y a toda esa gran familia.

      Eliminar
  6. Que suerte haber encontrado n amigo como éste, es una joya y muy necesario para estos momentos algo grises.
    Lo que nos has dejado de él levanta el ánimo y mueve a imitarle.
    Gracias Ángelo.
    ¿Cómo buscarlo?
    Un beso con mi cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú has dicho las palabras correctas querida Militos. "levanta el ánimo y mueve a imitarle" pues es eso lo que experimento cada vez que lo veo aparecer en su muro. En cuanto a buscarlo ya he dejado pistas... Se llama Carlos y está entre mis amigos...Le pedí permiso para publicar el post y aceptó con su simpatía habitual. Un abrazo

      Eliminar
  7. Ahora creo que va a salir un libro suyo: La llaga de Dios, novela sobre la vida de Fray Junípero. Seguro que está al mismo nivel que sus comentarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pepe: ¡Bienvenido a esta casa! Gracias por dejar constancia de que lo expresado en mi entrada no se sale de lugar. Efectivamente, está a punto de salir su novela y si Dq. también daremos noticia de ella en esta página. Un saludo afectuoso

      Eliminar
  8. Querido Ángelo:

    No soy digno de una sola de tus palabras, pero has conseguido emocionarme y que mi corazón tirite de alegría en cada una de tus cariñosas palabras. Es de las cosas más bonitas que me han dedicado en mi vida. Lo acojo y lo guardo con cariño en la alcoba de mi alma. Prometido.

    Gracias. De corazón. Por caminar conmigo, por ser ese abrazo que sabe a refugio y por cuidar el reflejo de cada una de mis huellas.

    A ti, y a todos los que por aquí dejáis constancia de vuestra bondad. Sigamos siendo notas de esperanza y alegría… merece la pena.

    ¡Un abrazote grande!

    ResponderEliminar