Domingo de Cine - El maestro


El viernes 4 de septiembre se estrenó en España una película que es todo un homenaje a la profesión docente. Se trata de El maestro, que narra la emotiva historia de Alberto Manzi, un profesor que logró llenar de esperanza la vida de un grupo de jóvenes delincuentes desahuciados por la sociedad.
Es el propio Alberto Manzi quien recuerda sus inicios en la enseñanza, cuando en 1946, acabada la guerra en Italia, encuentra un difícil empleo de maestro en un férreo reformatorio de jóvenes en Roma. Manzi luchará con denuedo para que sus alumnos –rateros, ladrones, asesinos– aprendan a leer y a escribir. Les dará confianza, creerá en ellos y poco a poco los chicos empezarán a sentirse queridos e iniciarán el camino de la transformación. 

Como otras películas inspiradoras de grandes maestros como El Club de los poetas muertos, Profesor Holland, Profesor Lazhar, Diarios de la calle,La profesora de historia, etc., el film muestra la importancia del ejemplo y del convencimiento de que se puede y se debe creer en las personas. Es encomiable en este sentido la tozudez con la que el protagonista Alberto Manzi (magnífico personaje creado por los guionistas Claudio Fava y Monica Zapelli) lucha una y otra vez ante los elementos para lograr aportar un futuro de esperanza a unos alumnos prácticamente desahuciados por la sociedad. Precisamente, ese no tirar la toalla es de lo que habla el título original: “nunca es demasiado tarde” para dar a los jóvenes una guía, un norte para su futuro, para sentirse queridos y creer así en ellos mismos, de modo que la sociedad cuente con la esperanza de un mundo mejor. 

Inspirado en hechos reales, el film bebe mucho de la tradición neorrealista italiana, tanto por su puesta en escena (convincente la recreación de la época) como por el material de fondo con el que trabaja. Hay en los años cuarenta del siglo XX en Italia unas tremendas dificultades para salir adelante, la Segunda Guerra Mundial ha hecho estragos no sólo en lo material sino en el optimismo del corazón humano. Pero, siguiendo la tradición de Roberto Rossellini y demás, Campiotti ofrece un retrato de personajes entrañables, seres sufrientes pero de corazón grande y de admirable fortaleza. En este sentido cobran mucha importancia la mujer del protagonista (Nicole Grimaudo), así como el director del reformatorio (Giorgio Colangeli), un hombre sufridor, cuyo duro caparazón no podrá impedir que su nobleza enterrada por el pesimismo gane finalmente la partida. 

Al final queda una enseñanza universal, centro argumental de la película: si tratamos a las personas como seres humanos, sea cual sea su situación, su historia y sus tragedias, daremos el primer paso para que su dignidad tome las riendas y su libertad encuentre responsablemente el camino para que lleguen a encontrarse a sí mismos y convertirse en buenas personas.

 
El maestro 
Título original: Non è mai troppo tardi 
Duración: 100m.
Dirección: Giacomo Campiotti
Guión: Giacomo Campiotti, Claudio Fava, Monica Zapelli
Intérpretes: Claudio Santamaria, Nicole Grimaudo, Giogio Colangeli, Gennaro Mirto, Lorenzo Guidi Música: Stefano Lentini Fotografía: Fabricio Lucci 
Estreno: 4 de septiembre de 2015

Fuente: magisnet.com

No hay comentarios:

Anímate a dejar tu comentario