El Regalo


Una de las películas que he visto esta semana ha sido "The Gift" (El regalo) y la verdad es que me he llevado una sorpresa, no había leído crítica sobre ella . Son de esas pelis, que ves el cartel y no sabes porqué te decides a visionarla, sabiendo que la mayoría de veces te defraudará, pero esta vez, no ha sido así, otra ha sido mi valoración. 

Joel Edgerton logra, contra pronóstico, adentrarse en selva virgen y sorprender. La cosa arranca con un matrimonio de aspecto encantador y triunfador, ellos son Simon y Robyn, que acaban de mudarse a una casa preciosa en una urbanización a las afuera de Chicago, cerca de donde pasó él la infancia. Lo que propicia el encuentro casual de Simon con un antiguo compañero de colegio, Gordo, al que no reconoce inmediatamente, y que pronto empieza a convertirse en una presencia habitual en la vida de la pareja, lo que empieza a resultar extraño y cargante. Y sus continuos regalos-sorpresa parecen estar fuera de lugar.

Edgerton utiliza el clásico esquema de intruso con pinta de psicópata que empieza a resultar tremendamente perturbador. Pero lo hace con originalidad, jugando la carta de la ambigüedad que permite diversas lecturas a varios niveles, y manejando un puñado de elementos que combinan la intriga con un dibujo interesante de la naturaleza humana, donde nada es lo que parece: el trauma de Robyn, que perdió al bebé que estaba esperando; la actitud avasalladora de Simon en su trabajo y en el hogar; la prepotencia y desconsideración en las reuniones con los amigos; y, por supuesto, el pasado escolar compartido de Simon y Gordo, muy representativo de algunos lamentables episodios que pueden ocurrir en los centros educativos, y que acaban pasando factura en la edad adulta a los estudiantes. Se retuerce además el concepto "regalo" de un modo efectivo, lo que suele entenderse como gesto de aprecio puede convertirse en otra cosa.

Así las cosas, el ritmo logrado es excelente, y el trío de personajes principales está muy bien dibujado. Edgerton se reserva al estrafalario Gordo, mientras que Jason Bateman es el tipo avasallador, y Rebecca Hall la esposa encantadora y sufriente. La fotografía se debe a un español, el barcelonés Eduard Grau, que se está labrando una sólida carrera internacional, pues el mismo año ha fotografiado Sufragistas. (Fuente : Decine21.com)


4 comentarios:

  1. Uyyyyy que intrigante! Tiene buena pinta sí, qué raro que se me haya pasado de la cartelera de cine, lo mismo no la estrenaron por aquí.

    Gracias por la información!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tobías, me ha encantado!!.
      Ayer pude ir a verla y me pareció una película entretenida, intrigante, interesante, un buen guión, con un buen ritmo, nada aburrida y hasta sorprendente.
      Mereció la pena verla.

      Gracias por la recomendación. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Pues si Paula, intriga y un par de sustillos de esos que luego te hacen reír por el bote que pegas. Creo que la estrenaron en todos los cines y tal vez todavía esté. Un abrazo y gracias por pasarte y dejar tu comentario.

      Eliminar
  2. Gracias,El regalo perfecto no es un objeto que alguien pueda entregarte. Es un presente que sólo tú puedes obsequiarte. Un gran saludo.

    ResponderEliminar