Que no te pille el toro


En este tiempo que muchos jóvenes están a punto de terminar el curso escolar,que andan nerviosos por los exámenes y las notas, algunos descubren que el toro les ha pillado buscando un resultado que se aleje de la sensación del "dolce far niente"que ha dominado durante el curso.

Soy consciente de que hay muchos que han optado por la sensatez y el esfuerzo, que siempre tiene su recompensa, y esos... ¡la tendrán! A todos les dedico con cariño, una reflexión que encontré por la red. A mi me ha servido para constatar que el que la escribió acertó; estoy seguro que también para él, fue el resultado de su propia experiencia, así que mucho ánimo.


1. La vida no es justa. Acostúmbrate. El adolescente normal pasa el día diciendo y quejándose: "No es justo".

2. El mundo no se preocupará tanto por tu autoestima como lo hace tu escuela.

3. Lo lamento. No ganarás medio millón de euros al año tan pronto salgas de la escuela, y no serás vicepresidente de la compañía, puede que hasta tengas que usar un uniforme de obrero.

4. Si piensas que tus maestros son duros, espera a tener un jefe.

5. Cocinar, preparar hamburguesas por ejemplo, no está por debajo de tu dignidad. Tus abuelos tenían una palabra diferente para preparar hamburguesas. Lo llamaban "Oportunidad".

6. No es culpa de tus padres si te equivocas. Tú eres responsable. Recuerda que dijiste: "Es mi vida" y "Tú no me mandas".

7. Antes de que nacieras tus padres no eran aburridos. Se volvieron más serios al solventar sus responsabilidades, como por ejemplo pagar recibos y al escucharte a ti.

8. La vida no está dividida en semestres. Y no tendrás vacaciones en el verano. Ni siquiera un descanso en la primavera. En el trabajo, esperarán que te presentes ocho horas cada día… Durante años.

9. El fumar no hace que te veas súper. Mira a un niño de 11 años con un cigarrillo en la boca. Así te ves tú para cualquier persona mayor de 30 años.

10. Tu escuela puede estar "basada en resultados visibles", pero la vida no lo está. En algunas escuelas te dan tantas oportunidades como necesites para poner la respuesta y para presentar exámenes. Los estándares están fijados bastante bajos para que casi todos puedan cumplirlos. Esto, por supuesto no se parece para nada a la verdadera vida, como pronto lo descubrirás.

Buena suerte. La vas a necesitar. Cuanto más trabajes más afortunado serás.

"Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa" (Gandhi)

6 comentarios:

  1. Guauuuuuu es perfecto este post!!!
    Real como la vida misma, vaya tela la cantera que tenemos ahora en las escuelas, para preocuparse de verdad. Sé de lo que hablo.

    Ojalá me equivoque.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Paula. Gracias por tu fiel comentario en cada post. Menos mal que hay buenos profesionales que saben ayudar. Un abrazo fuerte

      Eliminar
  2. La «cantera» es el resultado de lo que nosotros padres hemos creado al delegar tanto en el resto lo que solo a nosotros nos compete.
    Por otro lado, lo triste de hoy es que eso que nuestros abuelos llamaban «oportunidad» hoy se ha convertido en esclavitud encubierta, jornadas de ocho horas por 200 € al mes cuando no sin ver ni un euro con la promesa de que tras meses asi a lo mejor te quedas en la empresa...
    Hay mucho ni-ni pero tambien hay muchisima juventud engañada por una sociedad que les ha vendido un mundo que hoy en dia no es viable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias anónimo por expresar tu opinión. Estoy totalmente de acuerdo . Por propia experiencia, afirmo que jamás se debe dejar a otros todo lo relacionado con la educación de los hijos, por mucha confianza que nos ofrezca el lugar o las personas. Los que sabemos lo que es el esfuerzo debemos inculcarlo personalmente. Luego vendrá el refuerzo de los educadores en las escuelas, que también es muy importante y necesario. En cuanto al mundo laboral para los jóvenes de hoy, es cierto que es injusto y engañoso, por eso es importante que estén formados también en valores humanos, para que sepan afrontar con perseverancia todo aquello que pueda venir en su contra. Gracias de nuevo. Un saludo afectuoso

      Eliminar
  3. Me ha gustado muchísimo esta reflexión, ójala y la lean muchos jóvenes.Saludos

    ResponderEliminar
  4. Querido Ángelo ¿por qué no encontraría yo estas recomendaciones hace mucho años, cuando tenía a los diez en casa? Es genial. Se lo voy a enseñar a mi nieto ,Ángel, que es el ahora me queda en casa, ya preparando oposiciones, para que no se desanime.
    Ya acabó el 16, estuvimos de viaje a Madrid desde S.Juan, pero me he acordado de ti todo el día y de quien nos hermanó.
    Qué grande es Dios que lo propició.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar