Tiempo para todos


Llega el tiempo de reducir mi dedicación a la blogosfera y a las redes sociales. Es importante consagrar a la familia, todos los momentos posibles, en este período vacacional,  que muchos comienzan en esta semana . En septiembre si D.q. con el nuevo curso, intentaremos retomarlo de nuevo, con el ritmo habitual.


Hablando de tiempo. Me parecen oportunísimas las palabras del papa, en una de sus homilías en Santa Marta (qué menudo regalazo tenemos, con una ayudita diaria del Santo Padre, alimentando nuestra fe) para aplicarlas a los que creen que en vacaciones se descansa de todo.

No se puede ser cristiano en pedazos, a tiempo parcial. ¡El cristiano a tiempo parcial, no va! "cristianos a horas" o "cristianos a media jornada", un cristiano tiene que ser "en su totalidad, todo el día".

Una de las cosas que no se pueden comprar, ni con todo el oro, ni dinero ni otro medio, aunque sea la persona más rica, la más sabia, o la más poderosa... es el tiempo. 

Tiempo para vivir un segundo o cien años más, o tiempo para asegurarnos no irnos antes de lo que nuestras efímeras vidas planifican.

Si este tipo de tiempo nos es tan valioso, hay otro tiempo que  aún  lo es más :
• el tiempo que nos dan o que damos,
• el que empleamos para hablar y escuchar,
• el usado para llorar y consolar,
• el tiempo para rogar y aconsejar,
• el consumido para pedir y dar, dar y recibir,
• el utilizado para reír y compartir,
y quizá, con más precisas palabras, el tiempo para enriquecer almas... la propia o las ajenas.

Este tiempo, que igual no se vende ni se compra, tiene una virtud única: es el único tiempo que tenemos, que es nuestra posesión... al darlo o recibirlo.

Os deseo a todos un tiempo más cerca de Dios y de los que encontraréis  en cada jornada, aplicando el consejo que nos dejó  el papa Benedicto : "Sin amor, aún las actividades más importantes pierden valor y no dan alegría. Sin un significado profundo, todo nuestro afán se reduce a mero activismo estéril y desordenado".

20 comentarios:

  1. Feliz verano a los Siete. :)

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Belén. Que lo pases muy bien también tú con los tuyos. Otro cariñoso saludo para ti.

      Eliminar
  2. Feliz verano,gracias por compartir palabras y música que dan vida y que alegra el alma.Un placer leer y medicar con Ud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Unknown. Es reconfortante recibir un comentario como el tuyo. A veces los blogers no tienen conciencia del alcance de lo que comparten, por eso cuando llega una palabra de aliento se valora muchísimo. Gracias de nuevo. Un abrazo

      Eliminar
  3. Leyendo este post me vino a la memoria una oración de Michel Quoist, de su libro "Oraciones para rezar por la calle", que me interpeló largo tiempo por la realidad que refleja. Francamente me sentí muy identificada en esta oración de la cual comparto un fragmento.

    "Todos los hombres se quejan de que no tienen tiempo para nada. Miran su vida con ojos tremendamente humanos. Jamás podrá faltarnos tiempo para hacer lo que Dios nos encargue. Pero a condición de estar bien «presentes» en todos y cada uno de los instantes que Él nos brinde.
    "Vivid con conciencia clara de cómo vivís, no como necios, sino como sabios, aprovechando bien el tiempo... Por eso, no seáis insensatos, sino conocedores de cual es la voluntad del Señor" (Ef. 5, 15-17).

    "Señor, he salido a la puerta y fuera había hombres: iban, venían, marchaban, corrían. Las bicis corrían, los coches corrían, los camiones corrían, la calle corría, la ciudad corría.
    Corrían para no perder tiempo, corrían en persecución del tiempo, para atrapar el tiempo, para ganar tiempo.

    Hasta luego, Señor, excúsame, no tengo tiempo.
    Volveré a pasar, no puedo esperar, no tengo tiempo.
    Termino esta carta porque no tengo tiempo.
    Me hubiera gustado ayudaros pero no tenía tiempo.
    Imposible aceptar, me falta tiempo.
    No puedo reflexionar, no puedo leer, me veo desbordado, no tengo tiempo.
    Me gustaría rezar, pero no tengo tiempo.

    Tu comprendes, Señor, no tienen tiempo.
    De niños tienen que jugar y no les sobra tiempo; luego ... más tarde.
    De chiquillos tienen que hacer sus deberes, no tienen tiempo; luego.
    En el bachillerato tienen sus clases y tanto trabajo, no tienen tiempo ... más tarde.
    De jóvenes hacen deporte, no tienen tiempo; más tarde.
    Recién casados tienen su casa, tienen que arreglarla, no tienen tiempo ... más tarde. Ya padres de familia tienen sus críos, no tienen tiempo ... más tarde.
    De mayores enferman y tienen que cuidarse, no tienen tiempo ... más tarde.
    Ya están agonizando. No tienen.... ¡Demasiado tarde! ¡Ya nunca tendrán tiempo!
    (...)

    Señor, sí, tengo tiempo
    Tengo todo el tiempo mío,
    todo el que Tú me das.
    Los años de mi vida,
    los días de mis años,
    las horas de mis días todas enteras y mías
    (...)

    Por eso está noche, Señor,
    no te pido el tiempo de hacer esto o aquello y lo de más allá,
    te pido solamente la gracia de hacer bien a conciencia lo que Tú quieres que haga en el tiempo que Tú me das"

    ASÍ SEA!

    Un fuerte abrazo y FELIZ VERANO!

    ResponderEliminar
  4. Oh Paula. Me encanta que hayas compartido a Michel Quoist. Me encantan todos sus escritos. El que has traído es fantástico. Feliz verano también a ti. Que sea de un gran enriquecimiento interior. Un fuertísimo abrazo

    ResponderEliminar
  5. Te deseo un feliz verano familiar. Hasta la vuelta te envío un saludo veraniego

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Charo por pasarte y dejarme tu saludo veraniego. Que sea también un tiempo de paz interior. Un abrazo

      Eliminar
  6. FELIZ VERANO...NO DEJES DE ENTRAR PARA SEGUIR REGALÁNDOME TANTA PAZ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero poder hacerlo querida mariana. Gracias por tu aliento. Un abrazo

      Eliminar
  7. Nos encontraremosy volveré a leerte.
    Disfruta y te deseo feliz verano!!!!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Toñi. Disfruta tú también y que todos vengamos con más fuerza interior para el próximo curso. Un abrazo

      Eliminar
  8. Felices vacaciones, Ángel para ti y tu familia.

    Hasta la vuelta.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juan Ignacio por el detalle de plasmar tus deseos estivales para nosotros. Que la paz, el sosiego, la esperanza y las ilusiones perdidas vuelvan a renovarse en este ambiente de "calma". Un abrazo fuerte

      Eliminar
  9. Feliz Verano Angelo!!!! y que sigamos todos en Comunion!! no me olvido de ninguno de mis blogueros..un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Gosspi. ¡Eres una buena bloguera! Siempre llevas alegría en todas tus palabras. Este mundo la necesita como el agua que bebemos. Gracias por ello. Un abrazo y felices vacaciones también para tí y los tuyos

      Eliminar
  10. ¡Feliz verano para ti y tu familia!
    Gracias, Ángel.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa,espero con ilusión renovada otro año más de blog si Dios lo permite y contar con tu presencia. Feliz Verano también a tí. Un abrazo

      Eliminar
  11. Feliz verano! Preciosa cita de amor. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡ Monty!!! cuanto tiempo...Me alegra mucho verte por aquí de nuevo. Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Te espero en el próximo curso. Un abrazo

      Eliminar